Archives

Vizcarra de Rafaella León

Rafaella León: “Martín Vizcarra se hizo político pescando ... Rafaella León es una periodista, reportera y escritora peruana (Lima 1977), licenciada en Periodismo y Comunicación. Dicta también talleres de escritura en el rubro del periodismo. Cuando el Presidente Pedro Pablo Kuczynsky (PPK) ganó las elecciones de 2016 la periodista quiso escribir sobre el gran desconocido político que era en aquel entonces uno de los dos vicepresidentes (junto con Mercedes Aráoz). El libro narra la asunción de Vizcarra a la presidencia del Perú en un ámbito de gran desorden político y social.

Vizcarra. Retrato de un poder en construcción (2019)  es su primer libro. Es un libro que me han regalado, por las mismas razones que en su día me regalaron (otra persona) Largo pétalo de mar de Isabel Allende comentado en este blog en agosto 2019. Esto es un acertijo para curiosos.

Es la curiosidad que me impulsó a leer un libro que tenía en mi posesión. Ojo, no conozco nada en política peruana, no puedo juzgar, no conozco muchos nombres. Pero me puedo informar: esta es la historia de un ciudadano que llegó a ser Presidente del Perú en unas circunstancias especiales.

Poco aprendí sobre la personalidad de Martín Vizcarra, me parece una persona bastante normal, franca, inteligente (con, además, inteligencia « emocional » que es otro rubro), discreto, no es complicado, aunque por momentos podía ser un enigma. Parecía siempre con un aire de parsimonia, pero en verdad era vehemente, obstinado, impaciente. Su personalidad de ingeniero lo hacía parecer previsible y frío. Siempre elegía la seguridad de lo que era blanco y lo que era negro (página 179). Es un ingeniero civil de provincias que se hizo conocer como Gobernador de la Región Moquegua ( a 1100 Km al sur de Lima)  por su buena y sana gestión, especialmente en educación y lejos de les esferas agitadas de la gran capital. Con una vida familiar sin historias, casado con una profesora con los pies bien aterrizados y las ideas claras; le gusta jugar a la paleta de frontón. Martín Vizcarra aplica el método y la lógica que le enseñaron en su Escuela de Ingenieros, él hace « ingeniería política » según sus propios términos : si hay un problema, busca el origen, no la consecuencia. Si hay un escollo en el camino, lo pone de lado hasta encontrar la respuesta. Se hizo político en provincia, donde fue adquiriendo las habilidades que se consiguen gobernando con más cercanía a la gente (página 135).

Llegó a la Presidencia de la República con la destitución por sospecha de corrupción del Presidente electo PPK, en ese momento Vizcarra cumplía funciones diplomáticas en Ottawa, Canadá; se le opusieron mil vallas para que no tomara el cargo que le correspondía constitucionalmente po y ser vicepresidente, pero no se dejó intimidar. Y lo primero que hizo  fue desenmascarar la corrupción en la clase política.  También ha tratado de dar sus letras de nobleza a las provincias, frente a un centralismo clasista limeño.

Un Presidente así,  sin partido politico en que apoyarse, ni amigotes o « compadres », tuvo que organizar una guardia pretoriana que lo informara de manera fidedigna y lo protegiera de toda la contaminación y malevosía del ámbito (era de los que pensaba que en los antiguos amigos y en quienes no lo vieran como presidente estaba su cable a tierra, página 43). Martín Vizcarra tenía más bien la franca oposición del partido fujimorista. Todo lo que tiene el presidente es la opinión pública, dice la periodista R. León en una entrevista para el diario La República. Según la periodista, Martín Vizcarra se hizo político pescando oportunidades y mostrándose como alguien que veía la crisis peruana desde lejos (desde su puesto diplomático en Canadá), esperando su momento en silencio, volviendo a su país para asumir un cargo que le correspondía, mostrándose inicialmente dócil ante el fujimorismo para luego voltearse y colocarse a la orilla opuesta y del lado de una ciudadanía hastiada y para darle un sentido a su presidencia como abanderado anti corrupción tras la aparición de audios de jueces y blindaje de políticos, usando con efecto político las cuestiones de confianza y dejando que la oposición mostrara su torpeza en todo su esplendor.

Este libro fue publicado en julio 2019 (mes de la Fiesta Nacional de los peruanos) y el Presidente cerró el Congreso en septiembre porque el pueblo lo pedía y porque a lo único que se dedicaba el Congreso era a torpillarle las acciones y a desprestigiarlo a como fuese. Con esto cortó a la base un fujimorismo apolillado y comprometido que pasó de 78 a 14 congresistas después de nuevas elecciones (y los apristas de 4 a cero).

Un libro interesante que demuestra lo difícil que es gobernar. El nivel de las luchas internas, el tráfico de influencias, la falsa información, el ansia de los políticos por conservar el poder, etc, etc. Rafaella León ya ha dicho que le gustaría escribir otro libro sobre Martín Vizcarra cuando deje el poder; esperemos que el poder no lo corrompa.

Al Presidente Vizcarra le gusta jugar a la paleta de frontón, dice que es un deporte que le marcó el carácter. Nadie tendría que decirle cómo dominar el juego y la política se parece al frontón: no se gana siempre, pero se pueden devolver con potencia los ataques.

VIZCARRA, Debate 2019, ISBN 978-612-4272-48-6

Marie Laurencin, la féerie d’Isaure de Saint Pierre

Afficher l’image source Isaure de Grosourdy de Saint Pierre est une écrivaine et journaliste française (Paris 1944), auteure de plus de 60 romans…

Marie Laurencin, la féerie (2019) est le premier ouvrage que je lui lis, attirée par cette nouvelle biographie d’une artiste que j’apprécie.

J’avais déjà lu l’intéressante et intimiste biographie écrite par sa filleule, Benoîte Groult, intitulée simplement Marie Laurencin (1987) enrichie de nombreuses illustrations. Puis je possède aussi la biographie de Bertrand Meyer-Stabley , intitulée aussi Marie Laurencin (2011), illustrée de nombreuses photos de l’artiste et fourmillant de détails sur sa vie:

(https://pasiondelalectura.wordpress.com/2014/06/29/marie-laurencin-de-bertrand-meyer-stabley/).

L’ouvrage de Madame de Saint Pierre se lit avec plaisir car elle retrace sans parti pris ce que fut la vie mouvementée de cette artiste si originale et caractéristique. J’aime ses évocations de femmes évanescentes, aux yeux de biche, éthérées et toujours élégantes, attifées de perles et/ou de fleurs et ce « rose laurencin » si évocateur, si pastel. Souvent dans ses tableaux et lithographies, figure la petite guitare offerte par Guillaume Apollinaire, son compagnon durant 5 ans, qu’elle n’oublia jamais malgré leurs fréquentes et violentes disputes.

Marie Laurencin (1883-1956) était une fille naturelle dont le père, un notable, lui fit donner une bonne éducation. Sa mère était une femme plutôt distinguée, couturière et brodeuse reconnue. Depuis son jeune âge, Marie va se dédier à la peinture et subir une solide formation auprès d’artistes connus. Assez vite elle va trouver son chemin artistique au milieu d’une époque très riche en talents.

Elle se mariera une seule fois, en juin 1914, avec un peintre allemand, le baron Otto von Wätjen et deviendra automatiquement allemande, ce qui lui vaudra des ennuis sérieux lors de la Première Guerre Mondiale. Le couple devra se réfugier en Espagne afin de faire oublier le fait d’être allemands; Marie Laurencin voudra très vite divorcer pour cause d’incompatibilité de caractères, mais la formalité sera très longue et ne sera effective qu’en 1921.

Elle redeviendra la Parisienne en vogue et va s’entourer d’écrivains tels que André Gide, Max Jacob, Marcel Jouhandeau, Jean Paulhan, Lewis Carroll, Henri-Pierre Roché, Jean Cocteau et d’autres. La vie de Marie Laurencin fut riche et tumultueuse, elle connut le succès de son vivant, mais son style est devenu démodé après la DGM.

Pendant la DGM elle aura une attitude ambivalente se montrant égoïste et futile pour elle même, ne cachant pas son admiration pour l’occupant allemand mais ruant dans les brancards lorsqu’on touchait à ses amis juifs. Néanmoins, malgré ses contacts haut placés, son appartement fut réquisitionné et elle sera logée par des amis; vingt-huit de ses tableaux auraient pu être volés par Göring si elle n’avait pas été alertée à temps. Elle sera détenue par l’armée française de libération, parquée à Drancy puis libérée 11 jours plus tard.

Elle n’a pas eu de descendance mais a adopté Suzanne Moreau, sa dame de compagnie et a legué son oeuvre à la Fondation des orphelins d’Auteuil. A sa mort son ami Marcel Jouhandeau écrit « elle est morte, quelle féerie s’achève », ce qui a dû inspirer le titre du livre?  Elle a réalisé durant sa vie quelques 1 800 peintures, aquarelles, décors de théâtre et illustrations de livres.Résultat de recherche d'images pour "marie laurencin"

MARIE LAURENCIN, Albin Michel 2019,  ISBN 978-2-226-44096-9

La hermana menor(Un retrato de Silvina Ocampo) de Mariana Enríquez

Résultat de recherche d'images pour "mariana enriquez"

Mariana Enríquez es una periodista y escritora argentina (Buenos Aires 1973) que forma parte del grupo « nueva narrativa argentina » ( de los cuales he leído por el momento a Pedro Mairal, Samanta Schweblin, Oliveiro Coelho…)

El estilo de Enríquez es una mezcla de gótico, de terror, de ciencia ficción, de fantasy y de lo ultra siniestro en lo cotidiano. Es una buena escritora, bastante eficiente en la medida que sus relatos son impecables, bien construidos, sin ninguna falla ni en el léxico ni en los temas, ni en la caída final.

Le leí y publiqué un billete en julio 2017 sobre  Los peligros de fumar en la cama : 12 cuentos variopintos y muy bien escritos que no me produjeron tanto terror como asco porque nadan en lo morboso, en lo malsano, en lo under-ground.

A Silvina Ocampo le leí Los días de la noche (1970) que reseñé en marzo 2015, son 29 cuentos en el puro estilo extraño y ambiguo de la escritora. También leí Cuentos difíciles reseñado en febrero 2017, son otros 10 cuentos donde cinco de ellos están incluídos en el libro Los días difíciles.

La hermana menor (Un retrato de Silvina Ocampo), 2018, es un libro que me ha encantado, muy interesante y sobre un personaje realmente fascinante, la menor de las Ocampo, la numero seis o « el etcétera de la familia », como lo decía ella misma.

Encontré que fue una persona muy libre, muy original, muy osada, una mujer avanzada, excéntrica, con un potencial intelectual descollante que poseyó una maestría de la lengua; ella fue un personaje que no se pareció a nadie y que se escondió con juegos y máscaras para no revelar su fuero interno ni su alma. No le gustaba la sociabilidad. Había cierta perversidad en su juego. Se dice que cuando decía algo, ella pensaba lo contrario; se dice que lo horrible la fascinaba porque tenía la valentía y el placer de lo horrible.

Vivió intensamente aunque algunos digan que sufrió mucho.

Nada predestinaba a la mayor y a la menor de las Ocampo a ocupar un lugar tan preponderante en el ámbito intelectual/literario de Argentina. Victoria la mayor y Silvina la menor. Unas chicas que lo tenían todo, el apellido, la fortuna, la belleza, los dones intelectuales. Tenía Silvina una voz especial, temblorosa y quebrada, con ecos.

Se casó con Adolfo Bioy Casares once años menor, otro gran nombre de la literatura argentina. Ambos fueron íntimos amigos de Jorge Luis Borges que veían a diario y compartían sobre la literatura. Falleció en 1993 y vivió sus últimos 10 años en el olvido del Alzheimer.

La literatura de Silvina Ocampo es especial, la prosa es soberbia, pero el contenido es « rarito » y los relatos retorcidos. Gran parte de su literatura se basa en la infancia, en el lado oscuro de la infancia donde los niños son crueles, asesinos o asesinados, suicidas, abusados, niños pirómanos, niños perversos, niños que no quieren crecer, niños que nacen viejos, niñas brujas, niñas videntes (página 14). Hay una continuidad de temas y obsesiones en su literatura : por ejemplo los monstruos como héroes.

Una de las constantes en la narrativa de Silvina Ocampo es la guerra entre adultos y niños, las casas -hay una verdadera obsesión por las casas en su obra, la casa como último refugio y también como el lugar que, cuando se vuelve enemigo, es el más peligroso de todos-; el gusto por el detalle y esa crueldad que solían señalarle con ensañada insistencia y que a ella le llamaba la atención, quizá porque no le parecía « crueldad », quizá porque le parecía juego, exageración.(página 54).

Un libro interesante que da luces para leer a la autora.

Résultat de recherche d'images pour "silvina ocampo"

La Gran Silvina Ocampo.

LA HERMANA MENOR, Anagrama 2018 (ME 2014),  ISBN 978-84-339-0806-3

Mi pecado de Javier Moro

Résultat de recherche d'images pour "javier moro mi pecado"

Javier Moro es un escritor español (Madrid 1955)  de madre francesa (Lapierre);  es un sobrino carnal del conocidísimo Dominique Lapierre. Cursó estudios de Historia y de Antropología en Paris entre 1973-78.

Le he leído varios libros, por lo general son biografías de personajes increíbles, vidas fuera de lo común y en un estilo muy ameno, muy documentado. La perfecta unión de lo interesante con lo entretenido.

Pasión india (2005) es la historia novelada de la española Anita Delgado Briones que se casó a los 16 años con el Rajah de Kapurthala tras haberla visto en una fotografía en un periódico; la española vivió 20 años en un cuento de hadas hasta que el Rajah la dejó por otra. Y publiqué en abril 2012 una reseña sobre El Imperio eres tú, Premio Planeta 2011, otro libro interesante que nos narra el exilio de la familia real portuguesa en Brasil en 1807, huyendo de las guerras napoleónicas. En septiembre 2016 reseñé A flor de piel (2015), la narración de una aventura española increíble : el aporte de la vacuna contra la variola por dos médicos y una enfermera a los confines del imperio español.

Mi pecado (2018) es un libro muy ameno sobre la vida de la actriz de cine española Concepción Andrés Picado cuyo nombre de artista fue Conchita Montenegro. Mi pecado, título del libro, no tiene nada que ver con  lo pecaminoso, sino que era el nombre del perfume de Lanvin que usaba Conchita en los años 30, un perfume lanzado en 1924 y que dejó de existir (en serie) en 1980.

Conchita Montenegro llegó a Hollywood en los años 30 y logró triunfar en este período de transición del final del cine mudo y la emergencia de un cine mucho más dúctil que requería buena prestancia y buen sonido. Llegó a la Meca del cine con su hermana mayor que le servía de chaperona. Aunque Conchita nunca la escuchaba porque era vivaracha y pizpireta, extraordinariamente frívola.

Tuvo amores y sinsabores. El más rimbombante de sus amores con el británico Leslie Howard que estaba casado y con hijos. Tenía al mismo tiempo un vasto grupo de amigos españoles con los cuales se veía a menudo para recordar la patria lejana. Cuando estalló el macarthysmo la mayoría del grupo tuvo que salir de EEUU porque la mayoría eran republicanos y considerados unos rojos.

Conchita Montenegro volvió a España en 1940 y jugó un rol importante acercando a Leslie Howard del Caudillo; Leslie Howard fue utilizado por Churchill como emisario para expresar el deseo de los ingleses de que España se declarara neutra hacia fines de la segunda guerra mundial porque ya se veía venir el descalabro de los alemanes. La persona que hizo el contacto final entre el Caudillo y los ingleses fue el prometido de Conchita, Ricardo Giménez-Arnau, un joven diplomático que Conchita terminará desposando y con el cual tendrá 27 años de felicidad ininterrumpida.

MI PECADO, Espasa 2018,  ISBN 978-84-670-5171-1

Pamela de Stéphanie des Horts

Résultat de recherche d'images pour "stéphanie des horts pamela"

Stéphanie des Horts est une romancière française, journaliste et critique littéraire (Tours 1965) auteure de quelques 8 livres et  elle serait spécialisée en littérature anglo-saxonne (Shakespeare, Jane Austen).

Pamela (2017) est une biographie romancée de Pamela Digby, fille du onzième baron Digby, une lignée de hobereaux désargentés du comté de Hampshire, au sud de l’Angleterre, une jeune fille de bonne famille devenue une courtisane de haut vol et qui a mené une vie trépidante et aventureuse à la « recherche du grand amour » si possible riche et glamoureux (pour employer un anglicisme). C’était une belle rousse intelligente avec un grain de peau magnifique et de bonnes manières, ayant le don des relations.

Pamela Digby se maria en premières noces avec le fils unique de Winston Churchill, Randolph Churchill, et ce fut un échec rapide et retentissant. De ce mariage très court naquit son seul enfant: Winston Jr. Randolph Churchill était alcoolique et joueur invétéré. En revanche, le beau père de Pamela, Winston Churchill, « dear papa« , l’appréciait beaucoup et recherchait sa compagnie. Cet homme politique a contribué à sa formation et ils sont restés en contact bien au delà du divorce.

Par la suite elle cumulera les amants aux noms prestigieux : Charles Fulke Greville, Ali Khan, Ed Murrow (son premier amant « pauvre »), Gianni Agnelli, Frank Sinatra, Maurice Druon, Stávros Niárchos, Porfirio Rubirosa, Élie de Rothschild, Leland Hayward qui l’a épousée, Averell Harriman (son dernier mari)…Elle a su garder le contact avec presque tous les hommes qu’elle a aimé car chaque fois elle croyait qu’elle tenait un vrai amour et se donnait entièrement avec chaque relation.

D’après le roman, l’homme qu’elle aurait le plus aimé ce serait Gianni Agnelli qui n’a pas voulu l’épouser.

A la fin de sa vie elle a réussi à se faire épouser par Averell Harriman et, devenue veuve à Washington, elle s’est montrée sans égal pour orchestrer des diners afin de récolter des fonds pour le parti démocrate. Elle a contribué ainsi à l’élection de Bill Clinton qui l’a nommée Ambassadeur des EEUU à Paris, en remerciement des services rendus.

Et c’est à Paris qu’elle est morte d’un AVC, dans la piscine du Ritz où elle se rendait chaque matin pour y faire ses longueurs…

Quel tempérament cette femme ! Quelle vie elle a mené ! Quelle ambition démesurée !

Le roman est dans un style assez télégraphique avec des phrases courtes et percutantes, c’est efficace pour raconter le personnage de Pamela Harriman, son dernier patronyme. Et l’on retrouve presque les mêmes personnages que dans le livre de Melanie Benjamin, Les cygnes de la Cinquième Avenue (2016).

PAMELA, Livre de Poche N° 35295, (SdH 2017),  ISBN 978-2-253-23799-0

Des Éclairs de Jean Echenoz

Résultat de recherche d'images pour "des eclairs jean echenoz"

Jean Echenoz est un écrivain français (Orange 1947) qui a fait des études de Sociologie et de Génie civil. On vient de lui décerner le huitième Prix BnF (2016) pour l’ensemble de son oeuvre. Sa technique d’écriture est particulière car il alterne les figures de style, les jeux de mots, l’ambiguïté et use d’un symbolisme autour des noms propres de personnages. On dit aussi qu’il écrit des romans géographiques car on voyage beaucoup en le lisant. Il a su décaler son univers romanesque vers la sotie ou vers les récits excentriques à la façon d’un Sterne ou d’un Diderot, d’un Perec ou d’un Queneau. C’est un romancier inventif, un champion de la toponymie, un « nouveau romancier » mais pas  un romancier nouveau.

C’est le sixième livre d’Echenoz dans ce blog, la lecture a été toujours un plaisir renouvelé, car ses sujets varient beaucoup.

Je commence à lui trouver une petite ressemblance avec Jean-Paul Dubois, tous les deux très éclectiques et pince-sans-rire, avec une petite nuance il me semble : Dubois approfondit un peu plus la psychologie de ses personnages. Je les apprécie énormément tous les deux.

Des Éclairs (2010) est le dernier volet du cycle romanesque de 3 vies : une biographie basée sur la vie de l’ingénieur serbo-croate Nikola Tesla et le troisième après Ravel (2006) et Courir (2008) (sur le coureur tchèque Emil Zátopek). Je n’ai pas lu ni le premier ni le deuxième mais le troisième m’a intéressé à cause du nom Tesla porté par la voiture Tesla Model 3 que j’ai eu la chance d’essayer aux USA. Étonnante voiture. Et ce nom, qui a été invoqué par le propriétaire de la voiture a piqué ma curiosité, je ne savais rien sur lui.

Mais attention, le lecteur est prévenu par le romancier, il s’agit d’une « fiction sans scrupules biographiques » ! Et pour commencer, Jean Echenoz l’a prénommé Gregor tout court à la place de Nikola.

Nikola Tesla est né au sein de l’empire austro-hongrois, en terre croate bien que de famille serbe en 1856  et il est mort en 1943 à New York. Il a été très tôt brillant et a initié des études d’ingénieur, jamais achevées pour des raisons d’argent. Il n’empêche qu’il a été très tôt repéré et a pu partir aux USA directement dans le laboratoire de Thomas A Edison, patron de la General Electric qui l’a mal utilisé. Ensuite, il a atterri chez Georges Westinghouse, patron de la Western Union, éternel rival d’Edison et richissime homme d’affaires qui va le prendre sous son aile pour aussi l’exploiter et, notamment devenir encore plus riche grâce aux retombées de l’application du courant alternatif développé par Tesla. Les épisodes où Edison essaie de se venger de Tesla sont d’un comique supérieur notamment la supposée invention de la chaise électrique par un coup de marketing publicitaire absolument génial.

Mais ce Tesla était un homme hors du commun, au physique comme au mental. Au plan physique, il mesurait 2 mètres et il était très bel homme. Au mental, c’était une intelligence supérieure, polyglotte, ayant le don de l’éloquence voire du baratin, inventeur-né mais un peu fou en plus d’antipathique, maniaque, mauvais caractère, asexué et dépensier. Aujourd’hui on le qualifierait de sociopathe (mais c’est le sort inéluctable de tout vrai génie, non?).

Il fût un inventeur incroyable, un concepteur du courant alternatif, un précurseur du tout électrique mais un piètre homme d’affaires. Il a déposé quelques 300 brevets, mais mal défendus et il se les a fait voler. On l’a traité de génie mais aussi d’imposteur car il excellait à parader et montait des numéros pour l’épate, dignes d’un cirque et loin de la science pure.

Il était bourré de manies et de phobies comme l’aversion aux microbes. Mais il était fasciné par les oiseaux et notamment par les pigeons qu’il nourrissait, chérissait, soignait.

Le livre fourmille d’anecdotes, de nature scientifique ou tout à fait pédestres. Celle qui m’a fait le plus fait rire mais en même temps presque pleurer de compassion, c’était lorsqu’il tombe amoureux d’une pigeonne, assez racée mais pigeonne quand même. Cela jouxte le pathétique.

C’est un petit livre (175 p.) qui se lit très bien mais qui ne va pas en profondeur du personnage singulier que fut cet homme. En revanche c’est d’une grande drôlerie voire d’une cruauté certaine par moments. Un petit bijou.

Résultat de recherche d'images pour "tesla biographie"

Le beau et ténébreux Nikola Tesla. Quel regard.

DES ÉCLAIRS, L’Éditions de Minuit 2010,  ISBN 978-2-7073-2126-8

La Bella Otero de Carmen Posadas

Résultat de recherche d'images pour "la bella otero"

Carmen Posadas Mañé es una escritora uruguayo-española (Montevideo 1953) cuya bibliografía empieza a ser impresionante; reside en España desde 1965 y se nacionalizó española en 1985.

Le he leído varios libros: Pequeñas infamias que le valió el Planeta 1998; El amante nubio (1997) que hace parte del conjunto « Nada es lo que parece« ; Un veneno llamado amor  (1999) que son digresiones sobre el amor y la pasión; El buen sirviente  (2005), un libro que resultó desprovisto de todo interés; Literatura, adulterio y una visa platino (2007) que es una compilación de 19 cuentos; Juego de niños (1996) con 3 historias involucradas con una puesta en abismo de las tres historias; Hoy caviar, mañana sardinas (2008), Premio Sent Soví, que encontré fantástico, muy divertido, un libro escrito a dos manos  con su hermano Gervasio Posadas; La cinta roja (2010) un libro interesante sobre la española Teresa Cabarrùs; El testigo invisible (2013) otra novela histórica interesante sobre el fin de la dinastía de los zares Romanov; La hija de Cayetana (2016) o la historia de la décimotercera Duquesa de Alba.

Estoy impresionada con la capacidad de documentación de Carmen Posadas si se considera que con cuatro libros ha enfocado temas tan diferentes, vastos e importantes como el Paris revolucionario, la Rusia del último zar, la España de Carlos IV y el Paris de la Belle Epoque.

La Bella Otero (2001) me gustó medianamente y explicaré por qué. La Bella Otero es el apodo de Agustina Otero Iglesias, alias Carolina Otero, nacida en 1868 en la inopia más grande  en Valga, localidad de Pontevedra (Galicia) para llegar a ser la cortesana más deseada por los hombres en el período del buen vivir que fue la Belle Epoque en Francia, es decir, los años entre 1870 y el comienzo de la PGM. Circulan muchas fabulaciones  con la historia de esta mujer y pocos datos « nuevos » aporta la biografía novelada de Posadas, quien una vez más, provoca la admiración por los dos años de investigación que necesitó para el libro.

La Bella Otero fue salvajemente ultrajada a los 10 años, en su tierra. Probablemente que este descalabro la marcó de por vida, física y psicológicamente con una desconfianza hacia los hombres y al mismo tiempo esa pre-ciencia del enorme ascendiente fisico que tuvo hacia el género masculino.

Empezó su carrera « profesional » como bailarina y cantante española en los EEUU, y al decir de la gente, no era buena para estos menesteres. Lo que si tenía, era una anatomía perfecta, unas proporciones de diosa y un cuerpo ágil con una piel fabulosa. La cima de su gloria la alcanzó en 1898 a los 30 años.

Volvió locos a los hombres que la cortejaron. Hubo hasta 7 suicidios de galanes por tristeza o por despecho. Tuvo a varios reyes a sus pies.

Todos la agasajaron con joyas, dinero, propiedades y hasta un yate. Joyas excepcionales como un collar de la reina Maria Antonieta y otro de Eugenia de Montijo. Sus años de éxito se terminaron con un auto-retiro en el sur de Francia (Niza) en 1914, a los 46 años porque no quiso que la vieran envejecer. Vivió allí en una casa preciosa, regalo de un amante, hasta 1948 cuando su vida se redujo a un cuartucho insalubre en un barrio pobre de Niza donde murió en 1965 a los 97 años. Lo único que atinó hacer con dignidad y para la posteridad, fue la adquisición de una linda tumba frente al mar en el cementerio del Este de Niza donde reposan sus restos.

Resulta increíble que esta mujer haya podido amasar una fortuna tan grande con la venta de su cuerpo y haya terminado tan empobrecida. Pero no debió tener muchas luces y tenía un vicio muy fuerte, el vicio del juego. Jugó fortunas en los casinos, especialmente en el de Montecarlo. Se hizo un cálculo aproximativo de la suma perdida por la Otero con el juego : unos 40 millones de dólares de la época ! En una noche llegó a perder 700 000 francos oro ! Se dice que fue la única pasión de la Bella Otero.

Me gustó mucho leer y aprender en este libro sobre lo que fue el Paris la Belle Epoque. Un período en Francia que quería olvidar la triste derrota de 1870, para lo cual la clase alta se lanzó al hedonismo con furia, un período más que propicio a la eclosión de un estatuto como el de la Otero, el estatuto de cortesana, o como se les decía en aquel entonces « una horizontal », una cocotte. La Belle Epoque se terminará con el comienzo de la guerra del 14 y la Bella Otero no fue la única con tal estatus : sus dos grandes rivales fueron Liane de Pougy y Emilienne d’Alençon. A las tres se les conocía como Las Tres Gracias (en una de las salas del casino de Montecarlo se puede ver un cuadro con las 3 bellas posando desnudas).

Era el ambiente de la Belle Epoque muy frívolo y para el mundo « civilizado » había una sola capital : Paris, que trataba de olvidar la guerra franco-prusiana con una joie de vivre, donde surgían nuevas creencias en lo que respecta a la religión y la moral, que se hace permisiva. La consigna era disfrutar de la vida y pasarlo bien con el lema « haz lo que quieras », pero eran placeres reservados a la pequeña y mediana burguesía excluyendo a la clase obrera. Era la época dorada del azar y el juego formaba parte inexcusable del ocio de la clase alta. También encajaba con la época el talante de los duelos, los suicidios y la romántica costumbre de adorar a las horizontales. En aquella época imperaba la palabra honor ante todo, honor de batirse en duelo, de volarse los sesos, de envenenarse, de ir a la guerra, de mantener una actitud impasible frente a los caprichos del destino.

La moral de la época era una mezcla de pacatería decimonónica y osadía pagana, la Belle Epoque se escandalizaba ante algunas cosas y aceptaba impertérrita actitudes que aún hoy se consideran tabú, como el lesbianismo. El lema de la época « haz lo que quieras » tenía una limitación muy clara : los compartimientos estancos que separaban a las clases sociales. Una persona podía hacer lo que quisiera salvo desclasarse : casarse bajo su condición o divorciar.

Me gustó leer y aprender sobre la Belle Epoque, pero no me gustó la armazón del libro, incluyendo capítulos narrados por la Bella Otero la casi víspera de su muerte e invocando fantasmas y apariciones a la par de su memoria. Los otros capítulos son la aportación de datos bien precisos y hay otros, los menos, donde la escritora se dirige directamente al lector.

LA BELLA OTERO, Planeta 2001,  ISBN 84-08-03877-X