Crímenes que no olvidaré de Alicia Giménez Bartlett

Résultat de recherche d'images pour "crimenes que no olvidaré alicia giménez bartlett"

Alicia Giménez Bartlett (Albacete 1951) estudió Filología Española y se doctoró en Literatura Española en Barcelona; es una escritora   conocida por sus novelas policíacas protagonizadas por la petulante inspectora Petra Delicado: una mujer profesional moderna  que  totaliza protagonismo en 10 libros con su inseparable colega el subinspector Fermín Garzón.

Alicia Giménez Bartlett obtuvo el Premio Nadal 2011 con el libro  Donde nadie te encuentre y el Planeta 2015 con Hombres desnudos. Son los dos premios editoriales más cotizados de España.

 La primera novela de la serie fue publicada en 1996:  Ritos de muerte, serie que   valió a la escritora  el Premio Raymond Chandler 2008. Petra Delicado (interesante la elección de la autora para darle nombre y apellido antinómicos a la inspectora  :Petra y Delicado, lo que refleja estupendamente el lado paradójico del personaje de Petra): una mujer moderna, super calificada, que trabajó un tiempo como abogada, pero se desinteresó de la profesión prefiriendo ingresar a la Academia de Policía. En lo personal, acarrea dos divorcios, tres matrimonios sin hijos, pero lidia con los hijos de sus maridos. Es una mujer independiente, autosuficiente que gusta de la soledad en su casa de Poblenou y puede marcharse sola de vacaciones. Tiene carácter fuerte, a veces contradictorio; detesta las cosas convencionales y las politiquerías. Pero en general la encuentran encantadora, especialmente sus amantes. Su contrapunto es el bonachón subinspector Fermín Garzón, quien detesta la soledad, tiene  sentido común y mucha calma, él da la imagen de un policía tradicional.

Para Alicia Giménez Bartlett la novela negra es un arma para decir cosas; a la autora le interesa la verosimilitud en sus relatos. Yo le celebro muy particularmente sus reflexiones en torno a la pareja, al matrimonio, que me parecen acertadísimas. (Por ejemplo ésta frase página 220 :El hombre pertenece al grupo, mientras que la mujer se pertenece sólo a si misma y a aquellos a los que permite entrar en su estrecho círculo interior).

He leído toda su bibliografía y debo decir que me encanta esta heroína moderna que he visto evolucionar, envejecer, sufrir y amar con el paso de los episodios. Petra Delicado es una profesional casi al borde del burn-out sindrome porque su dura vida de policía es trepidante, peligrosa,  por momentos insoportable, lo que la pone de humor de perros y es capaz de soltar una traca de tacos. Es una mujer moderna,  llena de contradicciones, con polos temperamentales opuestos y fuertes, o sea,  dura y tierna, femenina y brutal, justa e insoportable, adicta al trabajo. Para soportar tanto estrés, la cantidad de alcohol que ingiere esta mujer es abismante, pero nunca bebe sola, siempre en compañía del subinspector o de algún colega. Es una mujer físicamente muy atractiva, pero aquí Alicia Giménez Bartlett tiene que explicar cómo hace la inspectora para guardar su belleza y atractivo después de pasar  parte de su tiempo libando alcoholes.

La autora dijo un día : « quería un personaje que fuera mujer y que tuviera protagonismo. Porque la mujer en la novela negra o es la víctima que aparece muerta en la primera página, o es la ayudante de alguien.

En 1999 se rodó una serie para la televisión de 13 capítulos con el título de Petra Delicado y con Ana Belén en el rol de la inspectora. Que al parecer no tuvo el éxito rotundo de los libros.

Crímenes que no olvidaré ha sido galardonado con el Premio Pepe Carvalho 2015 de Novela Negra. Se trata de una recopilación de 9 relatos bien diferentes e inéditos, escritos entre 1997 y 2014, protagonizados por Petra Delicado y el subinspector Garzón, dos personajes completamente disímiles, pero tan complementarios. Este dueto de policiales funciona con la psicología y con el diálogo /observación de una fauna humana en situaciones límites de miseria moral y/o económica, en una sociedad en crisis grave.

La inspectora Delicado es una feminista-femenina que odia el paternalismo y la chulería masculina. Su contrapunto es el subinspector Garzón que tiene un lema infalible : »Los muertos hablan. El deber del policía es escucharlos ». El parcito funciona echándose pullas e indirectas y reconciliándose a menudo con « una cervecita » u otro alcohol disponible.

Los lugares y los temas centrales de los nueve relatos son de lo más variopintos :un gimnasio, un burdel, un hospital, la calle, un instituto, una pensón de mala muerte, una parroquia, un colegio de curas…Los temas son universales y típicos en el ámbito de la investigación policial : pederastía, celos, despecho, las mafias, la prostitución, el acoso sexual, venganzas. Y con el cochino dinero como primum movens, muchas veces.

Lo que salva este ignominioso catálogo es la ironía constante de los personajes y el estilo de la escritora quien utiliza el humor como un arma destinada a hacernos pasar  el trago amargo de estos hechos delictuales. Lectura entretenida, pero prefiero las novelas largas que permiten profundizar mejor a los personajes.

CRIMENES, Destino 2014,  ISBN978-84-233-4883-1

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s