Archives

El ojo del alma (7) de Ramón Díaz Eterovic

Ramón Díaz Eterovic

Ramon Díaz Eterovic es un escritor chileno (Punta Arenas 1956), creador del personaje del detective privado Heredia, protagonista de más de 20 títulos de novelas negras.

Una parte de la obra del autor fue adaptada para la TV chilena en 2005 bajo el título de Heredia & Asociados; se puede ver en Youtube aunque es una adaptación libre de los libros. Se ve con interés por el ambiente tan chileno-capitalino aunque va demasiado rápido, prefiero los libros.

Díaz Eterovic ha sido galardonado con numerosos premios y hasta tres veces con el Premio Municipal de Santiago género novela (1996, 2002 y 2007) y con el Premio del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1995, 2008 y 2011).

El escritor utiliza la novela policial para hablar de temas sensibles en la sociedad chilena, como los detenidos desaparecidos, el narcotráfico, el tráfico de armas, la carencia de una real democracia, las traiciones de todo tipo, la ecología. Díaz Eterovic quiere escribir una comedia humana chilena con temas e historias que reflejen diferentes aspectos de la sociedad.

El autor ha sido objeto de estudios y publicaciones por el catedrático chileno Guillermo García-Corales, quien escribió « las novelas de Díaz Eterovic son novelas de consciencia y estética urbana y representan la mejor expresión del relato detectivesco en el Chile de la nueva narrativa de los años 90″. (cf « Poder y crimen en la narrativa chilena contemporánea: las novelas de Heredia » y « Ramón Díaz Eterovic, reflexiones sobre la narrativa chilena de los años 90″).

Publiqué en avril 2019 un billete sobre La ciudad está triste (1987) el primer tomo de la serie al cual le encontré « gusto a poco », pero como una promesa por venir. El segundo tomo, Solo en la oscuridad (1992) me gustó muchísimo más porque se perfila mejor la personalidad de Heredia y la del mundo en el que se mueve. Nadie sabe más que los muertos (1993) es el tercer opus de la serie y me gustó medianamente porque lo encontré bastante enrevesado con plétora de personajes y algo tirado por los pelos. Ángeles y solitarios (1995) es el quinto de la saga y fue premiado; me gustó  porque hay buena acción, pero me equivoqué con la cronología, publicándolo en realidad bajo el N°4 y dándome cuenta tras la lectura de Nunca enamores a un forastero (1994) que éste es anterior puesto que Díaz Eterovic menciona al tira Solís, amigo de juventud de Heredia en condiciones que Solís desaparece en Ángeles y solitariosLos 7 hijos de Simenon (6) es el sexto de la serie, lo encontré estupendo, ágil, entretenido y con una trama más renovada puesto que habla del medio ambiente y de la corrupción que se genera entre políticos y solicitantes con la obtención de mercados. Lo han destacado con el Premio Las Dos Orillas 2000 (Gijón).

El ojo del alma es el séptimo de la serie y tiene un título precioso, explicado en la contratapa por el autor : …Heredia piensa que las pistas hay que seguirlas con el ojo del alma, es decir, con los sentimientos más arraigados en su consciencia.

En este tomo tenemos a un Heredia nuevamente instalado en Santiago, más solitario que nunca, fumando como bombero y bebiendo alcohol a lo largo del día. Su única compañía es el gato Simenon que le sirve como de fuero interno, como voz interior para clarificar las cosas, sobre todo que el pobre Heredia está casi siempre bajo el dominio del alcohol, cansado y perdido. La música y la lectura (con gustos muy eclécticos en cada rubro), hacen parte de su diario vivir. También recuerda a su amigo Solís el tira y compañero de andanzas y a Griseta, su joven amor que lo abandonó para seguir rumbo propio, pero que le escribe de vez en cuando, y al quiosquero Anselmo, su ex factotum, hoy en día casado con una pitonisa que se lo llevó a vivir a Viña del Mar donde se aburre a morir.

Esta vez, su amigo periodista Campbell solicita su ayuda para encontrar a un desaparecido, un tal Traverso que Heredia conoció allá por los atribulados años 1974 cuando retomó por un tiempo sus estudios en la Facultad de Leyes. De aquella época va a encontrar una foto donde casi todos los retratados están muertos, y Heredia hace parte de los vivos por lo que se siente inmediatamente involucrado. La persona que costea la pesquisa es otro compañero de Leyes, un tal Osorio que desempeñó otrora un rol de traidor o eso parece.

El desaparecido Traverso está dedicado exclusivamente a la política y por ahí empezará la pesquisa, por los derroteros de la sucia política.

Este tomo me resultó algo pesado a la lectura : mucha verborrea, mucha explicación y muy poca acción. El amigo Heredia se está poniendo pesado con sus raciocinios, sus frases todas hechas.

Pero la escritura es muy buena, especialmente en las descripciones del centro de Santiago. Hay una parte del relato que se vuelve guía turística con la enumeración de bares y lugares para libar, me imagino que no son nombres inventados, pero no tengo como comprobar. Y por momentos la prosa de Díaz Eterovic se vuelve sencillamente poético-urbana.

En este tomo tenemos una confidencia de Heredia sobre la mujer que fue su primer amor: una mujer española y mucho mayor llamada Eva, que lo dejó cuando obtuvo el divorcio para volver a su España natal, con una escueta nota de « Adiós, Heredia » y desde entonces vive sabiendo de antemano que llegará siempre a la misma soledad.

EL OJO DEL ALMA, LOM 2001 (RDE 1987),  ISBN 978-956-00-1008-7

Sur un mauvais adieu de Michael Connelly

Résultat de recherche d'images pour "the wrong side of goodbye michael connelly"

Michael Connelly est un très grand auteur de polars nord-américain (Philadelphie 1956) ; c’est le « père »  du  détective du LAPD Hyeronimus Bosch, alias Harry Bosch, que j’affectionne particulièrement parce que sa personnalité taciturne me plait. Connelly est un écrivain très prolifique avec une publication par an et parfois jusqu’à deux !  Je crois qu’à la date d’aujourd’hui il arrive à plus de 40 publications depuis 1992.

C’est le neuvième livre de Connelly commenté dans ce blog après : La lune était noire (2000) en juillet 2013, Le cinquième témoin (2011) en février 2015, Mariachi Plaza (2014) en août 2017, Le dernier Coyote (1995) en juillet 2018, Deuil Interdit (2005) en septembre 2018, Wonderland Avenue (2002) en novembre 2018, A genoux (2006) en janvier 2019, Les neuf dragons (2009) en février 2019 et Jusqu’à l’impensable en avril 2019. D’autres suivront, c’est sûr, car pour certains ce sont des relectures et c’est un plaisir renouvelé où je m’attarde sur des détails concernant la vie de Bosch plus que sur les cas policiers. (Je recommande vivement de les lire dans un ordre chronologique pour suivre la vie privée et professionnelle du détective qui est aussi mouvementée et intéressante que les cas policiers).

La série pour la TV Bosch (5 saisons) a été aussi une agréable découverte sur Amazon Prime avec des visages à mettre sur des personnages récurrents et un Harry Bosch plus vrai que nature dans la personne du comédien Titus Welliver que je ne connaissais pas et que maintenant je ne peux plus dissocier de mon imaginaire.

Sur un mauvais adieu (The Wrong side of Goodbye, 2016) je trouve que le titre est un peu ambigu pour un bon Connelly, 22èmè de la série !. Il a été classé meilleur polar/thriller 2016 par le Washington Post. C’est un opus avec son demi-frère, l’avocat de la défense Mickey Haller. C’est curieux de constater que les deux frères s’entendent bien (uniquement dans le cadre du travail car ils ne se fréquentent pas en dehors), alors qu’ils sont des deux côtés de la barrière: l’un est flic et l’autre est avocat de la défense; prêt à défendre n’importe quelle cause même contre la police.

Côté intrigue celle-ci est double.

Harry Bosch a été « mis à la retraite forcée » de LAPD suite au dernier cas évoqué dans Jusqu’à l’impensable. Il faut rappeler que Harry doit lutter chaque fois contre sa hiérarchie, il est souvent la tête-de-turc de quelqu’un, en général d’un supérieur. parce qu’il agit presque toujours en électron libre, en suivant ses intuitions et sans compter ni son temps ni sa peau. Il s’attire souvent la malveillance des collègues.

Dans ce tome, nous le retrouvons travaillant ad honorem pour San FernandoPD, une banlieue de la tentaculaire Los Angeles où il s’adonne, quelques jours par semaine, aux cas non résolus, ceci lui permet de récupérer la plaque de policier et de s’en servir dans son travail. De plus, et pour remplir sa marmite (et payer l’université de sa fille Maddy) il travaille comme détective privé.

C’est en tant que privé que nous avons la première énigme. Un milliardaire fait appel à lui pour rechercher d’éventuels héritiers et lui demande d’être d’une totale discrétion. Cette enquête va raviver les souvenirs vécus par Harry Bosch au Viet Nam où il était expert dans les tunnels; c’est très intéressant (par exemple quand il explique que pour pouvoir circuler dans ces tunnels, il était astreint de manger de la nourriture vietnamienne pour ne pas se faire repérer par l’odeur dégagée car il fallait sentir comme eux).

En même temps il se verra impliqué dans une enquête visant à retrouver un violeur en série qui s’attaque à un profil bien précis de femmes à San Fernando.

Le lecteur aura une démonstration pas-à-pas du savoir faire en matière d’enquête par ce cher Harry Bosch. Sa constance, son souci du détail, sa recherche permanente du point de vue, sa patience et sa détermination. On assiste au déroulement détaillé d’une enquête policière avec les moyens modernes.

Il y a une belle confrontation entre le modus operandi des deux frères: le droit et incorruptible Harry Bosch et l’avocat retors, roué et prêt à tout pour gagner ses pépettes. Ils ont chacun besoin de l’autre mais sans pour autant abandonner leurs positions. Cela fait plaisir de voir qu’ils peuvent travailler ensemble pour le bien de la Société et se compléter à la perfection.

Côté vie privée de Bosch dans cet opus il y a très peu de chose. Harry Bosch s’occupe de temps en temps de sa fille et tremble pour elle chaque fois qu’il est immiscé dans une affaire. Cette fois il n’a pas tort car les forces du mal ont bien saisi qu’il a une fille. Sa fille Maddy étudie la Psychologie à Chapman University et elle n’est plus colocataire avec la fille de Mickey Haller; les deux filles n’ont pas tissé de liens solides ainsi que leurs pères l’avaient souhaité. Harry Bosch s’arrange pour voir sa fille chaque fois qu’il le peut et en général autour du campus.

Les deux enquêtes sont passionnantes dans ce livre, pleines de rebondissements avec des fins surprenantes. Et de la reconnaissance à la fin pour Harry Bosch.

SUR UN MAUVAIS ADIEU, Calmann- Lévy Noir 2018 (MC 2016),  ISBN 978-2-7021-5652-0

Los siete hijos de Simenon (6) de Ramón Díaz Eterovic

Résultat de recherche d'images pour "ramon diaz eterovic los 7 hijos de simenon"

Ramon Díaz Eterovic es un escritor chileno (Punta Arenas 1956), creador del personaje del detective privado Heredia, protagonista de más de 20 títulos de novelas negras.

Una parte de la obra del autor fue adaptada para la TV chilena en 2005 bajo el título de Heredia & Asociados; se puede ver en Youtube aunque es una adaptación libre de los libros. Se ve con interés por el ambiente tan chileno-capitalino aunque va demasiado rápido, prefiero los libros.

Díaz Eterovic ha sido galardonado con numerosos premios y hasta tres veces con el Premio Municipal de Santiago género novela (1996, 2002 y 2007) y con el Premio del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1995, 2008 y 2011).

El escritor utiliza la novela policial para hablar de temas sensibles en la sociedad chilena, como los detenidos desaparecidos, el narcotráfico, el tráfico de armas, la carencia de una real democracia, las traiciones de todo tipo, la ecología. Díaz Eterovic quiere escribir una comedia humana chilena con temas e historias que reflejan diferentes aspectos de la sociedad.

El autor ha sido objeto de estudios y publicaciones por el catedrático chileno Guillermo García-Corales, quien escribió « las novelas de Díaz Eterovic son novelas de consciencia y estética urbana y representan la mejor expresión del relato detectivesco en el Chile de la nueva narrativa de los años 90″. (cf « Poder y crimen en la narrativa chilena contemporánea: las novelas de Heredia » y « Ramón Díaz Eterovic, reflexiones sobre la narrativa chilena de los años 90″).

Publiqué en avril 2019 un billete sobre La ciudad está triste (1987) el primer tomo de la serie al cual le encontré « gusto a poco », pero como una promesa por venir. El segundo tomo, Solo en la oscuridad (1992) me gustó muchísimo más porque se perfila mejor la personalidad de Heredia y la del mundo en el que se mueve. Nadie sabe más que los muertos (1993) es el tercer opus de la serie y me gustó medianamente porque lo encontré bastante enrevesado con plétora de personajes y algo tirado por los pelos. Ángeles y solitarios (1995) es el quinto de la saga y fue premiado; me gustó  porque hay buena acción, pero me equivoqué con la cronología, publicándolo en realidad bajo el N°4 y dándome cuenta tras la lectura de Nunca enamores a un forastero (1994) que éste es anterior puesto que Díaz Eterovic menciona al tira Solís, amigo de juventud de Heredia en condiciones que Solís desaparece en Ángeles y solitarios !

Los 7 hijos de Simenon (6) es el sexto de la serie, lo encontré estupendo, ágil, entretenido y con una trama más renovada puesto que habla del medio ambiente y de la corrupción que se genera entre políticos y solicitantes con la obtención de mercados. Lo han destacado con el Premio Las Dos Orillas 2000 (Gijón).

En este tomo se aprende un dato biográfico significativo y triste: Heredia se crió en un orfanato y vio a su padre por última vez cuando tenía 5 años. Esto podría explicar en parte su carácter melancólico, tan desganado (…hace años que la justicia dejó de ser una vara de medida. Existe en los libros, se habla de ella en los discursos, pero nada más. Frases huecas. El circo prende sus luces, pero los payasos siguen siendo pobres. Este país no tiene arreglo porque cambió las utopías por la fanfarria, la verdad por los acomodos, la lucha por el consenso. Nos vendimos o nos vendieron).

Heredia se ha retirado 6 meses al balneario Las Cruces en el litoral central chileno, a unos 15 Km al norte de San Antonio. El amigo Heredia se ha retirado de Santiago con su joven pareja, Griseta y en Las Cruces se ha dedicado a pintar a la brocha gorda unas cabañas para ganar unos pesos; pero al cabo de 6 meses vuelve a la gran urbe sin trabajo, sin Griseta, más solitario y desencantado que nunca, sin domicilio fijo ni coche.

Será Anselmo el quiosquero de su calle  y un verdadero factótum que lo sacará del paso volviendo a recuperar el departamento donde vivía y trabajaba; en los meses fuera de Santiago, la ciudad ha cambiado, las cosas han cambiado de lugar, lo que descoloca al detective.

Una vez más la ciudad de Santiago cobra protagonismo y está magníficamente descrita, especialmente el barrio de Heredia alrededor de la Estación Mapocho. Por momentos la prosa se vuelve lírica, hermosa y representativa: el mundo cambiaba de prisa y yo me resistía a cambiar con él, aferrado a una ciudad tranquila, con bares cuyas mesas fueran de madera, vehículos antiguos y trenes que llegaban siempre atrasados. Un nuevo siglo se acercaba y me preguntaba por mi lugar en una ciudad dividida entre barrios custodiados y luminosos, y otros arrabaleros, de cuyos rincones salía cada mañana una caravana de seres resignados.Era un extraño en mis propias calles y recorrerlas era un ejercicio cada vez más exigente para la memoria. MI barrio cambiaba; crecían edificios nuevos, antenas y avisos de neón que ocultaban el azul del cielo...

Justamente, como no tiene domicilio fijo volviendo de Las Cruces y no mucho dinero, se aloja en un hotelucho de mala muerte donde habrá un asesinato. Lo raro es que el finado no tiene nada que ver con el ambiente del lugar ya que se trata de un abogado fiscalizador y su presencia no calza en el hotel. De aquí parte la investigación de Heredia.

Poco a poco la trama nos lleva al tema álgido del medio ambiente, de la preservación del medio ambiente porque el abogado fiscalizador se negaba a adjudicar la construcción de un gasoducto chileno-argentino a la empresa Gaschil. Este gasoducto pasaba por tierras habitadas y la empresa es conocida por utilizar materiales defectuosos. El lenguaje es clarividente y acertado…es necesario colocar los problemas ecológicos en el centro de las preocupaciones de los gobiernos, desenmascarar a los que comercian con la naturaleza y la fauna. Es necesario poner fin a la producción y consumo indiscriminado, a los lujos innecesarios

Es el gato de Heredia que lleva la vedette del libro. Un gato blanco (¿por qué habrán ilustrado el libro con un gato casi negro? De qué vale hacer hincapié en el color del gato de Heredia, tantas veces mencionado, e ilustrarlo de cualquier manera?). La presencia del gato le sirve a Heredia de flujo de consciencia, conversa con él, pero en realidad conversa consigo mismo. En este tomo tenemos monólogos interiores entre el gato y Heredia y también con su amigo Solís cuando lo va a visitar al cementerio. El amigo Solís fue el padrino de « Muñeco » Bernales, hoy en día todo un tira en Investigaciones;  Heredia se dará cuenta del abismo que existe entre este joven policía y su mentor y padrino, lo que va a agudizar la soledad del detective. El estudio psicológico es bastante interesante.

El gato Simenon tendrá que hacerse cargo de 7 gatitos que le ha dejado una gata del barrio con la cual tuvo amores. Esos son los 7 hijos de Simenon. La oficina/morada de Heredia se va a transformar en jardin de párvulos !

En este tomo tenemos un Heredia más melancólico y solo que nunca. Añora a Griseta con la cual se ve de cuando en cuando para tener sexo, pero ella lo ha sacado definitivamente de su vida. La vida del detective se desenvuelve entre bar y bar, con consumo fuerte de alcohol y de cigarrillos. Su imagen de anti héroe contrasta con su afición a los buenos libros, a la música y a las frases hechas (…en cuanto a mujeres mi vida es como una peluquería. Las mujeres entran, afilan sus uñas y se van…).

Me costó leer este tomo alargado y encuadernado tan apretado que hay que hacer el esfuerzo físico de separar las páginas para poder leer hasta el final de los párrafos ! Caramba !

LOS 7 HIJOS DE SIMENON, LOM Narrativa (2000),  ISBN 956-282-242-7

Nunca enamores a un forastero(4) de Ramón Díaz Eterovic

Résultat de recherche d'images pour "nunca enamores a un forastero ramon diaz eterovic"

Ramon Díaz Eterovic es un escritor chileno (Punta Arenas 1956), creador del personaje del detective privado Heredia, protagonista de más de 20 títulos de novelas negras.

Díaz Eterovic ha sido galardonado con numerosos premios y hasta tres veces con el Premio Municipal de Santiago género novela (1996, 2002 y 2007) y con el Premio del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1995, 2008 y 2011).

Una parte de la obra del autor fue adaptada para la TV chilena en 2005 bajo el título de Heredia & Asociados; se puede ver en Youtube aunque es una adaptación libre de los libros. Se ve con interés por el ambiente tan chileno-capitalino aunque va demasiado rápido, prefiero los libros.

El escritor utiliza la novela policial para hablar de temas sensibles en la sociedad chilena, como los detenidos desaparecidos, el narcotráfico, el tráfico de armas, la carencia de una real democracia, las traiciones de todo tipo. Díaz Eterovic quiere escribir una comedia humana chilena con temas e historias que reflejan diferentes aspectos de la sociedad.

El autor ha sido objeto de estudios y publicaciones por el catedrático chileno Guillermo García-Corales, quien escribió « las novelas de Díaz Eterovic son novelas de consciencia y estética urbana y representan la mejor expresión del relato detectivesco en el Chile de la nueva narrativa de los años 90″. (cf « Poder y crimen en la narrativa chilena contemporánea: las novelas de Heredia » y « Ramón Díaz Eterovic, reflexiones sobre la narrativa chilena de los años 90″).

Publiqué en avril 2019 un billete sobre La ciudad está triste (1987) el primer tomo de la serie al cual le encontré « gusto a poco », pero como una promesa por venir. El segundo tomo, Solo en la oscuridad (1992) me gustó muchísimo más porque se perfila mejor la personalidad de Heredia y la del mundo en el que se mueve. Nadie sabe más que los muertos (1993) es el tercer opus de la serie y me gustó medianamente porque lo encontré bastante enrevesado con plétora de personajes y algo tirado por los pelos. Ángeles y solitarios (1995) es el quinto de la saga y fue premiado; me gustó algo más porque hay buena acción, pero me equivoqué con la cronología, publicándolo en realidad bajo el N°4 y dándome cuenta tras la lectura de Nunca enamores a un forastero (1994) que éste es anterior puesto que Díaz Eterovic menciona al tira Solís, amigo de juventud de Heredia en condiciones que Solís desaparece en Ángeles y solitarios !

Nunca enamores a un forastero (2003 en esta edición) es el cuarto de la saga y sucede en Punta Arenas, la ciudad natal de Díaz Eterovic. El detective Heredia llega a la ciudad austral tras la solicitación de su amigo  Severino Caicheo, compañero de Universidad en Leyes. Caicheo defiende gente comunista y se siente en peligro. A poco de llegar a Punta Arenas comienzan los atropellos, las violencias y los asesinatos por lo que el lector no se aburre. Muy buena la descripción de la ciudad con su ambiente y sus gentes y el clima, oh ! el clima-inclemente que forja un estilo de vida bastante cerrado.

Heredia no le teme a nadie, es muy temerario y recibe cada paliza…Sigue bebiendo y visitando tugurios. Por el lado de los amoríos, esta vez se mete con la hija del dueño de la pensión, Yasna, con quien vive una corta pero tórrida pasión. Este romance destinado a durar poco da la pauta de lo difícil que debe ser para una mujer en edad de casarse, de buscar pareja en esas latitudes. De ahí viene el título Nunca enamores a un forastero porque por definición los forasteros están generalmente de paso…Allá son pocos los nativos de Punta Arenas, todos los otros son calificados de « nortinos »a pesar de que la larga y ancha faja de tierra que es Chile abarca unos 4 000 Km de largo…

Y desde la página 7 Heredia anunciaba…pocas cosas me desagradan tanto como arrastrar maletas y posar mis asentaderas en sitios extraños. Odio salir de Santiago. Me gusta su gente dándose codazos en las calles, los gritos de los vendedores, el esmog, los rostros desconocidos y, sobre todo, la posibilidad de beber a solas, sin que nadie contabilice los tragos que consumo. Me gusta observar el ajetreo de la ciudad desde el ventanal de mi oficina, ubicada en la calle Aillavilú, cerca de la Estación Mapocho.

Un Heredia definido como un detective solitario, cuarentón, aficionado a los tragos, al bolero, a las carreras de caballos y a las novelas de Onetti y Hemingway. Y the last but not the least, a las mujeres !(por el momento consume una, a veces dos por tomo).

El tema de las novelas negras de Díaz Eterovic es recurrente. Siempre involucra a matones o ex militares relacionados con el período de la dictadura como si los delincuentes de delito común se hubiesen esfumado del país. Se puede decir entonces que sus novelas reflejan un « parti pris« , son políticamente tendenciosas.

NUNCA ENAMORES, LOM (2003),  ISBN 978-956-00-0330-0

Ángeles y solitarios (5) de Ramón Díaz Eterovic

Résultat de recherche d'images pour "angeles y solitarios ramon diaz eterovic"

Ramon Díaz Eterovic es un escritor chileno (Punta Arenas 1956), creador del personaje del detective privado Heredia, protagonista de más de 20 títulos de novelas negras.

Díaz Eterovic ha sido galardonado con numerosos premios y hasta tres veces con el Premio Municipal de Santiago género novela (1996, 2002 y 2007) y con el Premio del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1995, 2008 y 2011).

Una parte de la obra del autor fue adaptada para la TV chilena en 2005 bajo el título de Heredia & Asociados; se puede ver en Youtube aunque es una adaptación libre de los libros. Se ve con interés por el ambiente tan chileno-capitalino aunque va demasiado rápido, prefiero los libros.

El escritor utiliza la novela policial para hablar de temas sensibles en la sociedad chilena, como los detenidos desaparecidos, el narcotráfico, el tráfico de armas, la carencia de una real democracia, las traiciones de todo tipo. Díaz Eterovic quiere escribir una comedia humana chilena con temas e historias que reflejan diferentes aspectos de la sociedad.

El autor ha sido objeto de estudios y publicaciones por el catedrático chileno Guillermo García-Corales, quien escribió « las novelas de Díaz Eterovic son novelas de consciencia y estética urbana y representan la mejor expresión del relato detectivesco en el Chile de la nueva narrativa de los años 90″. (cf « Poder y crimen en la narrativa chilena contemporánea: las novelas de Heredia » y « Ramón Díaz Eterovic, reflexiones sobre la narrativa chilena de los años 90″).

Publiqué en avril 2019 un billete sobre La ciudad está triste (1987) el primer tomo de la serie al cual le encontré « gusto a poco », pero como una promesa por venir. El segundo tomo, Solo en la oscuridad (1992) me gustó muchísimo más porque se perfila mejor la personalidad de Heredia y la del mundo en el que se mueve. Nadie sabe más que los muertos (1993) es el tercer opus de la serie y me gustó medianamente porque lo encontré bastante enrevesado con plétora de personajes y algo tirado por los pelos.

Ángeles y solitarios (1995) es el cuarto de la saga y fue premiado;  me gustó algo más porque hay buena acción y porque al pobre Heredia lo tratan algo mejor. Esta vez se trata nada menos que de la venta de armas a nivel estatal ! Con gente implicada a alto nivel. Novela ganadora del Premio Municipal de Literatura de Santiago 1996.

Una ex amante y periodista le escribe unas líneas para ponerlo al tanto de unos asuntos turbios que está investigando (cinco años que no sabía nada de ella). Heredia se interesará en el caso con su compinche Dagoberto Solís, el tira y amigo del colegio quien se ha reincorporado a la Policía de Investigación desde hace 6 meses (estaba retirado en Quintero, con un bar a cuestas).  Correrán los dos compinches riesgos desmesurados, sobre todo el pobre Solís;  siempre entablan diálogos bastante jocosos así como también con el quiosquero Anselmo, un vivaracho que nunca se queda callado. Los diálogos permiten a Díaz Eterovic sacar a relucir dichos y maneras coloquiales-chilenas (…tristones como apaleo de perros…)

En el plano sentimental Heredia se emparejará con una chica muy joven, aunque bastante madura y con un nombre rarísimo: Griseta… y la pareja le durará por lo menos a lo largo del opus dejando la impresión que la cosa puede seguir.

Pero qué manera de beber la de Heredia ! Se lo pasa de tugurio en tugurio y liba en permanencia, a veces hasta la embriaguez total. Pero al detective no le tiembla la mano cuando hay que apoyar sobre el gatillo…

 Heredia es un ente borracho y peleador, pero saca cada referencia literaria…sorprendente de la parte del personaje. Resulta anacrónico.

El gato Simenon cobra cada vez más relevancia, Heredia le habla como si entendiera, pero en realidad el gato le sirve de vertedero de consciencia. Por ejemplo página 40 le habla al gato y éste le responde:  « Me preocupa mi ración diaria de salmón » y Heredia  contesta « Jurel tipo salmón, querrás decir. En este país todo es tipo algo: aguardiente tipo pisco, cebada tipo café, dictadura tipo democracia ».

Un tomo 4 que denota desde ya un texto más pulido, más complejo y con ese fondo tan relevante de poesía urbana.

ÁNGELES Y SOLITARIOS, LOM Ediciones 2008 (RDE 1995),  ISBN 978-956-00-1006-3

Nadie sabe más que los muertos (3) de Ramón Díaz Eterovic

Résultat de recherche d'images pour "ramon diaz eterovic"

Ramon Díaz Eterovic es un escritor chileno (Punta Arenas 1956), creador del personaje del detective privado Heredia, protagonista de más de 20 títulos de novelas negras.

Una parte de la obra del autor fue adaptada para la TV chilena en 2005 bajo el título de Heredia & Asociados; se puede ver en Youtube aunque es una adaptación libre de los libros. Se ve con interés por el ambiente tan chileno-capitalino aunque va demasiado rápido, prefiero los libros.

Díaz Eterovic ha sido galardonado con numerosos premios y hasta tres veces con el Premio Municipal de Santiago género novela (1996, 2002 y 2007) y con el Premio del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1995, 2008 y 2011).

El escritor utiliza la novela policial para hablar de temas sensibles en la sociedad chilena, como los detenidos desaparecidos, el narcotráfico, la carencia de una real democracia, las traiciones de todo tipo. Díaz Eterovic quisiera escribir una comedia humana chilena con temas e historias que reflejan diferentes aspectos de la sociedad.

El autor ha sido objeto de estudios y publicaciones por el catedrático chileno Guillermo García-Corales, quien escribió « las novelas de Díaz Eterovic son novelas de consciencia y estética urbana y representan la mejor expresión del relato detectivesco en el Chile de la nueva narrativa de los años 90″. (cf « Poder y crimen en la narrativa chilena contemporánea: las novelas de Heredia » y « Ramón Díaz Eterovic, reflexiones sobre la narrativa chilena de los años 90″).

Nadie sabe más que los muertos (1993), es un opus que no me ha gustado mucho porque lo encontré enrevesado con demasiados personajes que a veces no tenían mayor relevancia y un final ya el colmo de lo complicado y tirado por los pelos. Para coronar el todo, la encuadernación de la novela, alargada y estrecha, impedía una lectura fácil.

¿De qué se trata? Heredia es solicitado por un juez para buscar a una pareja de estudiantes universitarios desaparecidos, el matrimonio Cancino. El juez recurre a la vía no oficial que representa Heredia y lo trata de la manera más despectiva que se pueda imaginar. La señora Cancino estaba encinta. Por otro lado, los padres de Cancino también solicitan Heredia para que busque a la criatura que esperaba la nuera porque al parecer en esa atribulada época hubo tráfico de niños con ventas o adopciones…

 Heredia se va a emparejar rápidamente con una morenaza que conoce en un Burger y la lleva a su domicilio donde la mujer se instala. Pero no es todo lo que parece y pronto descubriremos que no hay nada de natural en todo este rollo…Hay otras implicaciones de lo más estrafalarias.

Heredia sigue siendo el anti-héroe borrachín que erra de bar en bar y consume alcohol hasta la borrachera. Aún no se repone de la partida de la cabaretera Andrea quien por lo demás se ha casado y tiene un hijo. Sigue siendo solitario y temerario, todos lo tratan mal y despectivamente, pero sigue luchando. A su amigo del colegio, el tira Dagoberto Solís, lo han dado de baja del Servicio de Investigaciones a causa de reiterados entredichos con agentes de la Central de Informaciones del Gobierno (estamos en el período Pinochet) y ha abierto un bar en la región de Quinteros.

En este tomo, las aventuras de Heredia no me han interesado. Lo que si resalta en el texto y con fuerza, es cierta poesía urbana en torno a un Santiago céntrico alrededor de la Estación Mapocho con sus tugurios y locales de mala muerte. Y esa descripción tan certera del centro de Santiago vaciada de sus oficinistas durante los fines de semana es Impresionante de veracidad.

NADIE SABE MÁS, LOM 1993,  ISBN 956-282-479-9

Sabotaje de Arturo Pérez-Reverte

Résultat de recherche d'images pour "sabotaje arturo pérez reverte"

Arturo Pérez-Reverte (Murcia 1951), es un valor  de las letras hispánicas, es el autor español de más tirada actualmente: un escritor, periodista y reporter de guerra. Hace parte de la RAE desde 2003.

Su estupenda novela El maestro de esgrima (1988), la comenté en este blog en diciembre 2012 y El francotirador paciente (2013) en enero 2014, una novela que no me sedujo porque la encontré underground, decadente. La Reina del Sur (2002), libro comentado en enero 2019 es una narconovela y una novela de aventuras de casi 600 páginas que deja estupefacta: la historia novelada de una de las primeras mujeres narcotraficantes a nivel de capo del cartel de droga mexicano.

Falcó (2016) fue el primer tomo con el espía ibérico Lorenzo Falcó, un mercenario ex-traficante de armas que trabaja para los servicios secretos españoles bajo la orden del Almirante, alias El Jabalí (un remedo de James Bond 007 quien trabaja bajo las órdenes de M para el MI6); Falcó no tiene escrúpulos, es un canalla perfecto, amoral y muy macho. El segundo tomo Eva (2017) fue bastante movido con el encuentro de una espía rusa, Eva entre otros apodos, una bella mujer totalmente dogmática de la cual Falcó sigue prendado.

Sabotaje (2018) sería el último de la trilogía, un tomo trepidante desde el primer párrafo cuando el Almirante le pide a Falcó nada menos que sabotear Guernica, el cuadro de Picasso, al mismo tiempo que le pide neutralizar a un comunista gabacho que lleva el nombre de Leo Boyard, bajo el cual resulta fácil imaginar a André Malraux (Vaya ! hubiésemos quedado sin ministro de la Cultura) quien hace pareja con la fotógrafa Lee Miller (Eddie Mayo en el libro).

Falcó llega a Paris en mayo 1937, cuando Paris era una fiesta, según Hemingway, y con unos enormes subsidios de la parte del gobierno español lo que le permite llevar una vida a cuerpo de rey y frecuentar lo más granado de la capital francesa. Sigue sufriendo de cefaleas que combate con cafiaspirinas.

Algunos personajes del relato son fácilmente reconocibles como por ejemplo Hemingway bajo el seudónimo de Gatewood, o Peggy Guggenheim bajo el seudónimo de Nelly Mindelheim, o Malraux como Leo Boyard, o Lee Miller como Eddie Mayo.

El capítulo con Picasso es muy divertido porque retrata al artista como el mayor de los oportunistas que aprovechó el encargo del gobierno francés previo pago de una suma astronómica por parte de la Segunda República. Pérez-Reverte insinúa que Picasso no pintó Guernica por patriotismo, sino por el vil dinero. Hay unos diálogos de lo más sabrosos al respecto.

Página 137 Pérez-Reverte escribe…Francia está al borde del abismo, ¿comprende?…Tenemos un gobierno de izquierda estúpido y demagogo, y una sociedad apática, cobarde, incapaz de reaccionar. Sólo la fortaleza de las ideas nuevas podrá regenerar Europa. Las democracias están podridas. Disciplina y mano dura, cauterizando las partes enfermas: ésa es la receta…En Alemania, en Italia, en España la están aplicando ya (premonitorio?).

Un libro que se lee bien, ágil y entretenido.

SABOTAJE, Alfaguara 2018,  ISBN 978-84-204-3245-8