Archives

Dans le grand cercle du monde de Joseph Boyden

 Joseph Boyden est un écrivain canadien (Toronto 1966), de langue anglaise et qui vit à La Nouvelle Orleans; il possède des origines crees, un des peuples autochtones de l’Amérique du Nord; ses ouvrages sont consacrés au destin des Premières Nations du Nord de l’Ontario.

Dans le grand cercle du monde (The Orenda 2013) est un livre qui possède un énorme souffle épique: il raconte les guerres fratricides entre les indiens de l’Ontario et les colons européens du  XVII siècle, notamment des Français qui ont bâti La Nouvelle-France sur les berges du Saint Laurent où il existait un commerce prospère entre les Indiens et les colons Français, Hollandais et Anglais, essentiellement autour des peaux de bêtes. C’est aussi un roman historique sur ces Primitive Nations et la christianisation par les pères jésuites de cette partie de l’Amérique du Nord. De plus, on ressent dans ce livre l’attachement viscéral de l’auteur Boyden envers cette nature démesurée, grandiose mais très rude et cruelle; ce roman, l’écrivain « l’a porté » dans son coeur pendant plus de 20 ans….

Nous avons trois voix narratives : celle du père jésuite français Christophe, celle d’Oiseau, un chef Huron dont la femme et les deux filles ont été tuées par des Iroquois, puis la voix narrative d’une jeune iroquoise adoptée par Oiseau, qui est animée  et habitée par un désir farouche de vengeance.

Le personnage du père Christophe serait inspiré par Jean Brébeuf, un missionnaire originaire de Normandie, capturé par les Iroquois et brûlé vif en 1649; le père jésuite est allé prêcher le christianisme afin de sauver l’âme de ces peuples primitifs.

Le titre en anglais du livre, The Orenda, fait allusion à ce que ces peuplades assimilent l’âme des chrétiens à l’orenda, une espèce de force vitale. Mais ces peuplades croient que non seulement les êtres humains, mais aussi les animaux, les arbres, les étendues d’eau et jusqu’aux pierres possèdent une orenda. Pour eux, la moindre chose dans leur monde contient son propre esprit, sa propre force vitale.

C’est un livre d’une grande cruauté par moments, car ces nations se font la guerre pour les territoires, sans merci et en permanence; les captifs sont tués à tout petit feu, avec une rare minutie, sachant parfaitement comment les faire souffrir dans la durée. Les guerriers capturés se doivent de mourir en guerriers en chantant un chant rituel de la mort, sans demander de grâce. Certaines scènes sont à la limite du soutenable; souvent les femmes et les enfants sont gardés pour être adoptés et assimilés par la tribu des vainqueurs.

Le père Christophe du livre s’est tenu à écrire une sorte de journal où il y a un récit au jour le jour avec ses réflexions; on y trouve le recensement de ces tribus et de leurs coutumes, plus un dictionnaire de leur langue; puis, il y a ses dernières volontés et son testament. Le vécu de ces quelques missionnaires dépasse tout ce que l’on peut imaginer en souffrance physique; ces pères ont trouvé la rédemption des péchés de tout le continent avec leur bravoure et leur endurance. Il fallait qu’ils soient particulièrement sains de corps et d’esprit pour s’atteler à une telle tache dans des conditions pareilles.

Pour ces peuplades, fières et très robustes, adaptées aux conditions climatiques extrêmes, la parole du Christ est arrivée avec d’autres fléaux : les virus importés d’Europe et l’alcoolisme. Ces deux derniers ont été à l’origine de la quasi disparition des habitants de cette région.

Le chef de tribu Oiseau est un sage, un homme qui a souffert et qui vit en accord avec la nature, et ses coutumes ancestrales. Il va adopter une petite fille dont il aura trucidé la famille. Au fil des années, cette créature n’aura de cesse de se venger et de fuir, mais la sagesse et la protection d’Oiseau vaincront ses réticences.

Un très grand roman, raconté avec un luxe de détails ethnographiques qui rendent sa lecture très intéressante. Une belle découverte grâce aux amis P. qui m’en ont parlé.

DANS LE GRAND CERCLE, Livre de Poche 33923 (Éd. Albin Michel 2014),  ISBN 978-2-253-08740-3

Aves sin nido de Clorinda Matto de Turner

Hacía tiempo que tenía curiosidad por leer este libro y por  azar lo encontré en una librería de viejo en San Francisco (USA)  a un precio estupendo.

He notado que las reseñas de literatura indigenista tienen gran éxito  en este blog y libros como Mi tío Atahualpa y La tierra del quetzal son consultados permanentemente  , lo que me lleva a pensar que el tema atrae lectores. A todos ellos les dedico con simpatía  esta reseña.

Doña Clorinda Matto de Turner nació en Perú en 1852 y fue una pionera en la literatura indigenista peruana, además de haber sido una de las primeras feministas latinoamericanas y una mujer con una formación intelectual poco común en las mujeres de su tiempo. Se dedicó toda su vida al periodismo y a la política, lo que le valió el exilio y la excomunión por sus ideas liberales. ¡Un  prototipo  de  mujer moderna ! Ella  hizo tanto por sensibilizar en su época a la sociedad criolla acerca del problema de las comunidades indígenas de los países andinos .

El nombre completo de esta escritora es Grimanesa Martina Matto Usandivaras y nació en Cuzco en 1852. Su madre era de ascendencia argentina, hija de un militar nacido en la provincia de Salta que llegó al Perú con el ejército libertador de José de San Martin y residió en el Cuzco contrayendo nupcias con Doña Manuela Gárate, dama de la sociedad cuzqueña. Su padre, Ramón Matto era hijo del jurista Manuel Torres Matos .

La infancia de la escritora transcurre entre Cuzco y la hacienda paterna, Paullu Chico, próxima al Cuzco. A los 10 años, tras el deceso de su madre, ingresa en el Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes y desarrollará un interés por el periodismo publicando un periódico manuscrito interescolar.

A los 16 años deja el colegio para ocuparse de sus dos hermanos menores Daniel y David, los cuales serán con el tiempo figuras destacadas dentro de la actividad militar y profesional del Perú.

Clorinda quiso aprender el inglés para poder realizar estudios en los EEUU, pero  contrajo una infección ocular que la pondrá en contacto con el doctor inglés José Turner que la pedirá en matrimonio.

Sus primeros años de casada los vive en el pueblo de Tinta en la provincia de Canchis. Este lugar servirá de ambiente, con el nombre de Killac, de Aves sin nido. Alrededor de 1869 había comenzado a colaborar en algunos periódicos nacionales y será en Tinta donde su espíritu creativo encontrará su vocación literaria, a la vez que las direcciones definitivas que se observan en toda su producción: la reivindicación de la mujer en el mundo moderno y el tema indígena de protesta social. A semejanza de la moda francesa, existían en Lima las veladas literarias y en febrero 1877, Clorinda Matto de Turner fue reconocida y homenajeada en el salón  de Juana Manuela Gorriti, argentina radicada en el Perú que tuvo sus años de gloria entre 1876-77.

El doctor Turner fallecerá en 1881, dejando a su esposa en una apremiante situación económica que la obliga a abandonar la ciudad de Cuzco y a instalarse en Tinta para administrar directamente sus negocios. En 1883, arruinada y despojada de los bienes heredados de su esposo, ella marcha a vivir a Arequipa donde conseguirá trabajo como jefe de redacción del diario La Bolsa.

Su obra literaria es interesante porque  balancea entre un romanticismo agonizante y  un realismo naciente. Su bibliografía comprende unos cuentos, publicados bajo el título de Tradiciones ( Ricardo Palma fue su maestro en este género), Hima Sumac que es un drama, y 3 novelas: Aves sin nido (1889), Indole ( 1891) y Herencia (1895).

Será Aves sin nido que la hará conocer porque es la primera obra en que el indio deja de ser un accidente estético para trocarse en una entidad social que denuncia la situación del indígena cercado y expoliado por el poder político, judicial y/o clerical.

En 1884 publicará el tomo primero de Tradiciones con un prólogo del « monarca de la letras peruanas », Ricardo Palma, quien escribe en el prólogo:…afortunadamente para mi, en esta ocasión, no tengo que fatigar mi cerebro ni entrar en transacciones con mi conciencia literaria para tributar entusiasta aplauso al libro de la escritora cuzqueña. El aplauso es de justicia y no de obligado compromiso y de dejar a los zoilos de pacotilla y a los envidiosos de aldehuela en su derecho, para amargar con la ponzoña de una crítica intemperante toda la miel que mi alma destila...Sobre el estilo de la escritora manifiesta que « es humanístico, su locución castiza e intencionada y libre de todo resabio de afectación o amaneramiento, tal como cuadra a la índole de sus narraciones. Viveza, fantasía, aticismo de buen gusto, delicadeza en las imágenes, expresión natural a la vez que correcta y conceptuosa ».

Las Tradiciones cuzqueñas siguen bastante cerca el molde de las Tradiciones peruanas de Ricardo Palma. Sin embargo, dos elementos distinguen sobremanera el resultado que logra uno y otro. Por un lado el estilo demasiado serio, solemne de la Sra Matto, se opone al juego satírico e irónico de Palma. En las tradiciones de Clorinda Matto  » son más las verdades que las mentiras, faltando a la discípula e imitadora aquella gracia y socarronería, aquella sal muy criolla y aquel donaire muy andaluz que dan a las tradiciones del maestro ese encanto y sencillez de las leyendas patriarcales ».

En 1887 Clorinda Matto  fija su residencia en Lima e inaugura sus veladas literarias en su domicilio del número 58 de la calle Calonge. Estas veladas se diferencian fundamentalmente de las de su predecesora, Juana Manuela Gorriti. Ello se debe a la situación política por la que atraviesa el país y que va a rematar con la guerra del Pacífico.  Las horas de crisis producen reacciones de orden intelectual y así, en las veladas se aprecia que los escritores respondan a una acentuación del estudio nacional y a un crecimiento vigoroso del realismo.

En 1889 Clorinda Matto publica Aves sin nido simultáneamente en Buenos Aires y Lima. Esta novela apareció como la primera novela latinoamericana de tema indígena de reivindicacián social.

Aves sin nido es una obra de más interés sociológico que artístico, puesto que el costumbrismo, que fija y moraliza, unido a la sociología, que analiza y denuncia, supeditan los valores estéticos de la composición. Carente un tanto de individualidad, los personajes son ideas, son instituciones o actitudes del mecanismo social, los que unidos a una concepcón ética se dividen en dos grandes grupos: los buenos y los malos. Esta concepción maniqueísta llega a ser tan escrupulosa que cuando la autora no puede señalar una imperfección corporal, va a presionar entonces sobre la vestimenta o la ridiculez de algunos gestos en los personajes « malos ».

El realismo de Aves sin nido se sostiene en sincera agresividad y en el riesgo que ella corre al presentar algunas tesis atrevidas para su tiempo como la de proponer el casamiento de los sacerdotes católicos « como una exigencia social ». Otra de las ideas fundamentales de la novela consiste en una urgente necesidad de educar al individuo y por lo tanto la colectividad como una fórmula de « acción civilizadora ».

Los defectos de la novela son los diálogos interminables que alargan innecesariamente las escenas; sobrecargazón de detalles y minuciosidades descriptivas que insisten sobre cuadros costumbristas; estructuración carente de rigor cronológico donde el tiempo narrativo es confuso e ilógico; creación y retratos de personajes que responden más a valores éticos que a verdaderas individualidades; y un desarrollo de acciones generales totalmente marginadas a la historia y a los hechos centrales.

A partir de 1895 Clorinda Matto de Turner  debe exiliarse debido a una expulsión oficial de la parte del gobierno de Piérola. Se embarca rumbo a Buenos Aires via Valparaiso y Santiago de Chile. En Buenos Aires se fusiona a la vida cultural bonaerense trabajando como periodista , como profesora en la Escuela Comercial de Mujeres y en la Escuela Normal de Buenos Aires y como traductora al quechua de textos bíblicos.

En 1908 viaja a Europa entre mayo y diciembre  . Fallecerá en octubre de 1909 de una neumonia. Sus restos serán repatriados  en 1924 al cementerio general de Lima.

LA OBRA: es una novela indianista de 220 páginas y  dos partes: la primera consta de XXVI capítulos y la segunda de XXXII capítulos. Y de un corto proemio de a penas una página donde ella se auto-justifica porque su obra  debe haber sido una verdadera pequeña bomba literaria en los años 1870 , escrita por una mujer, defendiendo posiciones que ponían en causa al establishment de la época. La palabra proemio que significa prólogo ha caído en desuso o indica la preciosidad linguistica y la cultura de nuestra autora.

El tema es bastante primario y prosaico, denota una escritura femenina porque conlleva demasiado romanticismo, por momentos al estilo de una novela de Corín Tellado del siglo decimonónico. Pienso que este aspecto tan pueril de la historia debe exasperar a lectores masculinos. También es muy notable el exagerado maniqueísmo  de esta obra donde los blancos son casi todos corruptos y francamente malos y los indios, seres casi celestiales y explotados. Pienso que la Sra Matto quiso plantear claramente sus postulaciones y para éso necesitaba destacar  polos muy opuestos con el fin de darle más dramatismo a la obra.

¿De qué se trata? En la sierra peruana o  puna, en el pueblo llamado Killac, conviven dos comunidades. La de los notables o blancos, que abarca los tres poderes: eclesiástico, judicial y político y la de los indios. Los dos mundos están claramente delimitados por  la descripción de sus viviendas, de sus quehaceres y de su lenguaje. El mundo de los notables vive, entre otras cosas, de la explotación de los pobres indígenas que se encuentran totalmente indefensos y sin recurso frente a verdaderos abusos . En Killac reside un joven matrimonio forastero al lugar y a las prácticas locales, matrimonio que se verá involucrado en la defensa de una pareja de indiecitos. Y la réplica de los notables será de una violencia desenfrenada . En este mundo despiadado que nos relata la escritora, tenemos dos parejitas de AVES SIN NIDO: la de las hermanas Margarita y Rosalía que son dos indiecitas que quedarán huérfanas después del asesinato de sus padres por una sórdida historia de deuda impagada; ellas serán adoptadas por el joven matrimonio forastero, los Marín. Las dos otras avec sin nido son la  Margarita recién citada y Manuel, que se aman tiernamente, pero no saben que son medios hermanos y el fruto de los amores ilícitos e inmorales del obispo del lugar con dos jóvenes del pueblo, una blanca y la otra indígena. El final de la novela es completamente melodramático porque los jóvenes enamorados sabrán en la última línea que son hermanastros y que  el amor que se profesan está condenado.

Los casos que nos relata la escritora son osados para la época: violación, robo organizado, chantaje, desviación ilegal de la ley, impunidad total, crueldad extrema, asesinato programado. Y ella plantea claramente la posibilidad de romper el celibato eclesiástico para evitar este tipo de abusos y se cuestiona del punto de vista político, contra la desviación de los poderes judiciales en contra del indio. Estamos netamente ante una novela de reivindicación social expresada con exceso de sentimentalismo.

Hay que alabar el rol de pionera de Clorinda Matto de Turner en estos menesteres. Además de dejarnos una novela con planteamientos claros y precisos, utilizó en el siglo XIX la intertextualidad, citando por ejemplo a su maestro Ricardo Palma como lectura durante el viaje en tren de Fernando Marín (pg 202).

El lenguaje utilizado es muy bonito, es un castellano decimonónico muy florido para nosotros, quizás normal para la época (1870):…página 53 leemos:…en la acera izquierda se alza la habitación común del cristiano, el templo, rodeado de cercos de piedra y en el vetusto campanario de adobes, donde el bronce llora por los que mueren y rie por los que nacen, anidan también las tortolillas cenicientas de ojos de rubí, conocidas con el gracioso nombre de cullcu…Página 156: …Margarita en cuya alma se acababa de descorrer el velo de las creaciones infantiles sacudiendo su organismo, clavando en su corazón el dardo del narcotismo de la juventud que, en el sublime sopor de las almas enamoradas, le iba a hacer soñar en ese mundo de poesía, temores y confianzas, risas y lágrimas, luces y sombras, en que vive la castidad de una virgen...Página 157 :…Manuel era el esclavo de una mujer, de una mujer, que sólo es en suma, para un médico, aparato de reproducción. Para un botánico, planta ligera. Para un gordo, buena cocinera. Para el vicio, placer, sensación. Para la virtud, una madre. Para un corazón noble y amante, ¡ alma del alma!…

Estamos ante una obra indigenista, tipo de novela que aparece en el siglo XIX y que centra su atención en presentar las condiciones deplorables en que viven los indígenas. El indigenismo es una reacción al occidentalismo o ideología de la oligarquía en los países andinos que pretende excluír todo lo vernacular del patrimonio cultural del país. Pero estamos también y más precisamente,  frente a una obra indianista porque la imagen del indio aparece romantizada y exótica ( autóctono americano) con sus toques costumbristas y por el concepto romántico del Volkgeist (=espíritu del pueblo).

Citaremos el excelente trabajo, claro y didáctico en materia de definiciones en este tipo de literatura de Marina Herbst, »El concepto de identidad iberoamericana como elemento posibilitador del discurso indigenista », 2003.

AVES SIN NIDO, Colofón S.A. 1998,  ISBN 968-867-084-7

Mi tío Atahualpa de Paulo de Carvalho Neto

Si Gabriela no me hubiese recomendado esta lectura , yo no hubiese tomado este libro, y hubiese perdido esta lectura extraordinariamente interesante y divertida. Se agradece el consejo.

Fué escrito por el Sr Carvalho Neto, nacido en Brasil ( Alto Sertán, 1923) , quien vivió parte de su vida en el extranjero:  Paraguay, Ecuador, Uruguay y Chile. Ejerció labor de antropólogo en la Universidad de Santa Bárbara, California. También ocupó la Cátedra de Etnología de la Cátedra de Filosofía en Asunción , allá por los años 50-51. Falleció en 2003.

Se trata de una novela NEO-INDIGENISTA que habla de los indios de la sierra ecuatoriana de los alrededores de Quito. El neo-indigenismo surgió en los años 70, retomando la temática del indígena, pero aplicando innovaciones técnicas:  incluyendo informes, entrevistas, artículos de prensa, avisos públicos, etc. Y utilizando las técnicas de la escritura post-colonial: la posesión del poder está en correlación con el ejercicio de la violencia. Ciertos segmentos de la sociedad quedan definitivamente excluídos del ejercicio del poder por su condición racial, económica, cultural y lingüistica.

En esta novela el mundo de lo indígena , opuesto al de lo blanco tiene como tela de fondo una Embajada,  el tema está tratado mediante una parodia irónica. Esta parodia va muy lejos, llegando a  ser esperpéntica, escatológica, carnavalizada.

El relato se presenta como una novela de caballería, con un resumen al principio de cada capítulo de corte caballeresco y luego el relato se mezclará con las características de la novela moderna, rasgo típico de la novela neo-indigenista. Donde más se manifiesta esta mezcla es en el lenguaje. Este lenguaje que a veces se hace pesado para leer y necesita un perfecto conocimiento del castellano para entender toda la picardía feroz de la prosa.

La estructura de la novela está dividida en tres partes:

– los relatos del tío Atahualpa sobre su trabajo en la Embajada, dirigidos al Atahualpa-Sobrino

– las desastrosas acciones del Sobrino en la misma Embajada después de la muerte del Tío, basadas  en las expectativas que el Tío había creado con sus relatos jactanciosos

– historia del Sobrino Atahualpa quien se salva de ser  » un indio pendejo » servicial a lo blanco

El principio de la novela me pareció muy divertido , arrancando verdaderas carcajadas en ristra por lo esperpéntico de las situaciones. Hacia el final, el relato se pone más grave, más pesado.

Carvalho Neto va más allá de una mera crítica de la sociedad ecuatoriana por oprimir al indígena pues el narrador rechaza esta posición paternalista.

Para terminar con este tipo de narración, un breve recordatorio de lo que es un relato INDIGENISTA =  el indigenismo es una reacción al occidentalismo, una ideología de la oligarquía en los países andinos que pretendía excluír todo lo vernacular del patrimonio cultural del país.( Ej : « Huasipungo » de José Icaza o  » El mundo es ancho y ajeno  » de Ciro Alegría.

En cambio en la novela INDIANISTA = la imágen del indio aparece romantizada y exótica con sus toques costumbristas y por su concepto romántico del Volkgeist. Ej : «  Aves sin nido » de Clorinda Matto de Turner.

MI TIO ATAHUALPA, Siglo XXI Editores,  ASIN  B005RRDPIA