Archives de tags | novela

El juguete rabioso de Roberto Arlt

Résultat de recherche d'images pour "roberto arlt"Roberto Arlt fue un novelista, cuentista, dramaturgo, periodista e inventor argentino (Buenos Aires 1900-1942). Es el componente más destacado del grupo de escritores de Boedo.

La producción literaria argentina de los años 1920-30 estaba dividida en dos grupos llamados Florida y Boedo, nombre de las calles en que se situaban sus revistas respectivamente: el grupo Florida (Revista Martín Fierro) planteaba lo literario a partir de la estética, de lo formal y alrededor de las avanzadas de las vanguardias europeas. El grupo Boedo (Revista Claridad) pensaba lo literario desde lo social, enaltecía el contenido antes que la forma y creía en la revolución proletaria.

El juguete rabioso, publicado en 1926 fue la primera novela de Roberto Arlt, pero tenía otro título: La vida puerca, un título que su amigo Güiraldes (del grupo Florida) le aconsejó cambiar por El juguete rabioso, pensando que La vida puerca tenía una connotación demasiado violenta para los eventuales lectores. Se dice que este libro sería la más autobiográfica de las obras de Arlt, situada en los barrios pobres de inmigrantes de Buenos Aires, especialmente el barrio Flores, de donde provenía la familia de Arlt.

Curiosamente, la publicación de El juguete rabioso fue rechazada por Castelnuovo, el máximo representante del grupo Boedo, pero fue aceptada por el grupo Florida.

Es una novela importante, una novela de aprendizaje que marca el comienzo de la novela moderna en Argentina. Es una novela  donde los personajes están menos descritos que los lugares y los entornos de los lugares. Es una novela llena de diálogos coloquiales ricos en lunfardo (=jerga porteña del hampa) y en cocoliche (=jerga mezcla de español y de diversos dialectos italianos). Yo tenía cierta aprensión con la posible dificultad de lectura, pero muy al contrario, la novela se lee muy bien, es interesante y no ha envejecido ni un ápice.

El libro fue adaptado dos veces al cine : en 1984 por José María Paolantonio y Aníbal di Salvo y en 1998 por Javier Torre (aquí abajo el afiche de la película de 1984).Image associée

LA NOVELA :  Roberto Arlt, en 4 capítulos nos cuenta la vida de un adolescente que lucha por escapar a la miseria y a la ignorancia a la cuales está irremediablemente destinado por su origen social. El adolescente-narrador es un antihéroe, es Silvio Astier y su fracaso permanente por surgir de su condición. A los 16 años, su madre le significa que debe trabajar para ayudar a la manutención de la familia, a pesar de la sed de conocimientos, la inteligencia de Silvio y su aptitud innata para los estudios. La literatura es para Silvio el camino del aprendizaje, la supervivencia en el mundo del hampa.

Hay 4 capítulos  independientes en la obra:

  1.   Los ladrones: Silvio y dos amigos fundan el Club de los Caballeros de la Media Noche que se dedica al robo  en el barrio hasta que se les pilla en plena fechoría y deciden abandonar la experiencia. El ultimo robo planeado por el trío (robo de libros a una biblioteca) tiene alto valor simbólico porque es el acceso por la fuerza y la deshonestidad, al mundo de la  cultura al cual Silvio no tiene acceso por sus apremios económicos y familiares. Otro valor simbólico en la obra es la permanente alusión al bandido folletinesco Rocambole, el personaje de Ponson de Terrail, un criminal  que empezó sus fechorías muy temprano y que buscó la redención como justiciero social.
  2.  Los trabajos y los días : Silvio se ubica en una librería de viejo como factótum, donde sufre humillaciones y vejaciones, a tal punto que trata de prender fuego al cuchitril donde vive y trabaja, pero fracasa.
  3.   El juguete rabioso: Silvio se presenta como candidato en mecánica a la Escuela de Aviación, es enrolado porque les parece un joven muy despierto, pero será finalmente despedido sin ningún miramiento y con la frase lapidaria « no se necesitan mecánicos inteligentes, sino brutos para el trabajo ».  Silvio Astier tratará de enrolarse en un barco  que lo lleve a Europa y también va a fracasar. Enseguida vivirá una situación extraña con un travesti en un hotel de mala muerte. Desesperado, tratará de suicidarse, pero fracasará. Tanto fracaso y desesperanza harán de Silvio Astier un ente vil, maleado por la vida.
  4.  Judas Iscariote : Silvio trabaja como vendedor de papel, pero no es feliz, trabaja como bruto y gana poco. Conoce a El Rengo, un marginal cuidador de carros en la feria de Flores (barrio natal de Arlt) quien le propone un robo a gran escala, pero Silvio lo va a traicionar transformándose en un Judas Iscariote, un traidor. Con el éxito del delito, Silvio pudo alcanzar su sueño y salir de su miserable caos existencial, pero prefiere traicionar a un amigo, a su clase social y traicionarse a si mismo. El único momento  en que Silvio no fracasa es cuando delata al Rengo y comete un acto socialmente bueno, pero individualmente malo.

Los personajes de Arlt se acercan algo a la novela picaresca donde el pícaro (Silvio Astier) ocupa el centro del relato en condiciones que los amos y señores están relegados a planos secundarios.

La última frase del libro esclarece la situación moral de Silvio Astier con la frase final: « tropecé con una silla…y salí » queriendo decir que se equivocó, juzgó mal, traicionó y que su caso no tiene remedio.

EL JUGUETE RABIOSO, DEBOLSILLO (2019), (RA 1926),  ISBN 978-987-725-331-3

Dándole pena a la tristeza de Alfredo Bryce Echenique

Résultat de recherche d'images pour "alfredo bryce echenique dandole pena a la tristeza"

Alfredo Bryce Echenique es un escritor peruano (Lima 1939), muy conocido por su novela Un Mundo para Julius.

Le leí Un mundo para Julius (1970) y me reí con las peripecias del personaje pensando que el pasado de Julius pudo suceder en cualquier parte del mundo acaudalado de esa época y que el libro tiene poco sabor a Lima; el libro refleja una gran añoranza hacia un pasado glorioso y pintoresco. Reo de nocturnidad (1997), un título bonito para una historia original : la de un profesor de literatura comparada que llega a la ciudad francesa de Montpellier destrozado por una historia de amor sin arreglo que lo vuelve insomne, luego medio loco, alejándolo de una cierta realidad que necesita su ingreso en una clínica psiquiátrica; el relato es jocoso, pero se alarga demasiado. Dos Señoras conversan (1990) son tres relatos diferentes en el tono ya conocido entre divertido-satírico del autor. La amigdalitis de Tarzán (1999), con ese título risueño y original tenemos un libro que se quiere divertido , pero que resulta triste y desesperado con los amores platónicos y epistolares entre un cantautor peruano y una salvadoreña trotamundos e infeliz que viven sus amores por cartas mientras pasan los años y la vida. El huerto de mi amada (2002) obtuvo el Premio Planeta del mismo año , libro que encontré sin interés: la historia de un muchacho de 17 años que se inicia a la sensualidad con una mujer de 33, el relato puede resultar jocoso por momentos y la historia recuerda aquella de la película El graduado + un toque limeño high society. La vida exagerada de Martín Romaña (1981) es un mamotreto de 600 páginas por momentos francamente jocoso y otros, francamente delirante que narra las aventuras en París de un muchacho de buena familia confrontado a compatriotas revolucionarios y a mayo 68. No me esperen en abril (1995) es un mamotreto de 600 páginas lleno de emoción y articulado alrededor de un amor de toda la vida en la Lima de 1953-1980; me gustó más que Un mundo para Julius.

En este blog publiqué un billete sobre Cuentos y relatos en enero 2019 : una impresión de lectura más bien mediocre, donde nada descolla.

Dándole pena a la tristeza (2012) tiene un título precioso y nostálgico que no está explicado en el texto y que debe emanar del humor del autor. Es la saga a través de 3 generaciones de una familia de potentados peruanos, los de Ontañeta, un clan fundado por el antepasado Tadeo y continuado por Fermín Antonio y que se termina con Ramón. Al cabo de las tres generaciones quedan 7 sobrinos, como los 7 vicios y que cierran el pasado decoroso de la familia. La fortuna del clan proviene de la explotación de la minería andina.

Como en toda gran familia, los personajes son de toda calaña, viles o magníficos y con esa prepotencia que da el apellido, una estirpe que debe perdurar cueste lo que cueste, aunque sea un asesinato.

Y como a menudo en las grandes familias, ésta se va debilitando, envileciendo, degenerando y conociendo los avatares de la vida con el alcoholismo, la locura, la depresión, los malos instintos, la deshonestidad.

Otra vez Bryce Echenique escoge la alta sociedad limeña para narrar sus desperfectos y su inevitable « fin de race » con personajes esperpénticos y un aburrido y repetitivo cuadro costumbrista de cierta oligarquía limeño-europea.

DÁNDOLE PENA, Peisa 2012,  ISBN 978-612-305-024-5

Oppiano Licario de José Lezama Lima

Résultat de recherche d'images pour "josé lezama lima"

José Lezama Lima es un poeta, novelista, cuentista y ensayista cubano (La Habana 1910-1976); conocido por su obra maestra Paradiso (1966), un libro en un estilo  neobarroco-americano de gran lirismo y con el uso intensivo de metáforas, alusiones y alegorías; un proceso que le tomó 17 años de gestación y que trató que fuera la síntesis y la culminación de su sistema poético. Paradiso es una obra compleja, de carácter iniciático y se dice que parcialmente autobiográfica.

Paradiso tuvo una secuela en 1977, Oppiano Licario, una obra inconclusa de 10 capítulos (sobre 14) que retoma algunos personajes de Paradiso. Es una novela de iniciación a la poesía, un bildungsroman habanero. El libro fue publicado un año después de la muerte de José Lezama Lima.

Yo no leí Paradiso. ¿Y por qué empecé por la secuela? Pues bien, simplemente porque me regalaron el libro. Y francamente, creo que me metí en botas de siete leguas.

Esta lectura (empezada con gran entusiasmo) conlleva una doble pena : pena de lectura porque no entendí gran cosa y pena de escritura de este billete donde me tengo que justificar. La lectura fue ardua, no había hilo conductor, no ubicaba bien a los personajes y el interés que llevaban en la narración, y narración de qué? No se, es una constante verborrea, una disquisición permanente con referencias culturales que surgen como fuegos artificiales, y con citaciones en varios idiomas (con faltas de ortografía) pero sin finalidad para mi, aunque muy probablemente un propósito muy deliberado por parte del magno autor. Por momentos me sumía en una lectura embrujadora por la riqueza lexical y el uso de neologismos que hacen sonreír, pero sin  mensaje claro y me volvía a extraviar. Creo que el Sr Lezama Lima se indignaba cuando le decían que su texto era muy bonito, que ése no era el propósito, etc).

De manera que al terminar la lectura partí a la búsqueda de alguna información que me clarificara algunas ideas porque no me quedó nada en el cacumen, absolutamente nada.

Saïd Benabdelouaheb cf Escritura y representación de la identidad en la obra novelada de José Lezama Lima: études sur Paradiso y Oppiano Licario (1994), escribe que Lezama Lima trata de crear en la narración una estética barroca y una representación cultural y nacional del cubano. (¿A la manera de un Carlos Fuentes que trató de explicar la mexicanidad en La región más transparente, 1958? por ahí surgen algunas luces…). La visión de la cubanidad la da el personaje principal, la estructura y el narrador que introduce en el texto elementos históricos, religiosos, folklóricos y lingüisticos. Bien.

Otra referencia en el análisis de la obra de Lezama Lima es Remedios Mataix cf Paradiso y Oppiano Licario, una guía de Lezama (2000). A Lezama Lima le gustaba decir que Paradiso y Oppiano Licario formaban una súmula o recuento donde el personaje principal, (cuyo nombre da el título al libro), Oppiano Licario, representa el camino que debe superar para alcanzar una meta (de ahí la idea de novela de aprendizaje, OK…) : el ingreso a la Poesía con una prosa en un estilo barroco fervoroso con componentes como la poesía, la metafísica, la historia, la utopía.

Mataix señala que en la escritura de Lezama las palabras ostentan su sonoridad, su textura, nos invitan a que las saboreemos, a que las acariciemos antes de asignarles un sentido. En el barroco de Lezama la frase se hace lenta, sinuosa, proliferante y el texto superabundante, voluptuoso.

Lezama es una consciencia central en la novela, un personaje que no está en ninguna parte, pero está en todos los demás y desde ahí domina el mundo que narra.

La lectura se hace laberíntica porque exige del lector un esfuerzo de comprensión que es también un camino que está siempre más allá y que es la utilidad de lo difícil. El mundo lezamiano es una escritura iniciática que va ofreciendo sus propios códigos de interpretación.

Julio Cortázar defendió el texto (que causó gran revuelo en 1977) diciendo que no es un libro para leer como se leen los libros, es un centro de vibración (suena lindo, eh?).

Unos ejemplos de la prosa…1) la casa se rodeó de luces de farol. Los mugidos y los relinchos fundamentaron la luz. Clara, de pronto, vio delante de sí a un mestizo, cruce de viruelas con lo peor de la emigración asiática, anchuroso, abotagado, con los ojos cruzados de fibrinas sanguinosas. A su lado, un blanconazo inconcluso, indeciso, remache de enano con ausencia dentaria, camisa de mangas cortas, insultante y colorinesca, con un reloj pulsera del tamaño de una cebolleta…2) …Licario no se había alejado del cenobio, ejercicio y humildad, trabajaba en la vía iluminativa y en la purgativa, no sabía si también en la unitiva, pero persiguiendo un desarrollo goethiano se hacía pasar por un sarabita girófago…3)…tengo que vivir al lado de una posesa para despertar y ennoblecer de nuevo a la poesía. El más poderoso recurso que el hombre tiene ha ido perdiendo significación profunda, de conocimiento, de magia, de salud, para convertirse en una grosería de lo inmediato…

Gracias a Don Benabdelouaheb y a la Sra Mataix por haber aportado algunas luces en esta lectura críptica.

OPPIANO LICARIO, Biblioteca Era 1977, sin ISBN

La Reina del Sur de Arturo Pérez-Reverte

Résultat de recherche d'images pour "la reina del sur arturo perez reverte"

Arturo Pérez-Reverte (Murcia 1951), es un valor  de las letras hispánicas, es el autor español de más tirada actualmente. Es un escritor, periodista y reporter de guerra. Hace parte de la RAE desde 2003.

Su estupenda novela El maestro de esgrima (1988), la comenté en este blog en diciembre 2012 y El francotirador paciente (2013) en enero 2014, una novela que no me sedujo porque la encontré underground, decadente. Por supuesto que le he leído otros libros, pero como en aquella época no hacía fichas de lectura, no me siento autorizada para argumentarlos.

Estoy siguiendo con interés su serie con Falcó (2016): el primer tomo de una serie  y me gustó mucho : el intento ficticio por parte del espía Falcó de liberar de la prisión a Primo de Rivera. Eva es la segunda entrega (2017), me ha gustado algo menos y me aburrí por momentos : sucede en Tánger y el cínico Falcó quiere recuperar un cargamento de oro de España que los republicanos quieren enviar a Rusia para ponerlo a salvo (vaya idea). El tercer tomo, Sabotaje (2018) ya fue publicado, pero aún no lo leo.

La Reina del Sur (2002) es una narconovela y una novela de aventuras de casi 600 páginas que deja estupefacta. Pérez-Reverte se habría inspirado de un personaje real, la sinaloense Sandra Ávila Beltrán, una narco conocida como la Reina del Pacífico, una de las primeras mujeres narcotraficantes a nivel de capo del cartel de droga mexicano.

El libro de Pérez-Reverte fue adaptado para la TV española en una serie de 12 capítulos que salió al aire en 2011 con Kate del Castillo en el rol estelar, una serie que fue muy mal catalogada por el autor. Y en 2015 USA Network filmó otra serie de 63 episodios (!) bajo el título de The Queen of South con Alice Braga en el papel principal; anoche visioné dos capitulos de la serie norteamericana y ello bastará para no seguirla. En sólo dos capítulos han cambiado tantas cosas que me alejan del libro; además, para una serie norteamericana (saben filmar las series en general) la encontré mala si la comparo con El Chapo o Narcos. Me falta echar un vistazo sobre la serie española…

Esta lectura la integro con la de Don Winslow y su libro Cartel (2015) que abarca el período 2004-2014 cuando los carteles mexicanos de la droga están al máximo de su virulencia con un relato escalofriante. Visioné sur Netflix la excelente serie El Chapo (2017), un personaje inspirado por el traficante Joaquín Guzmán de Sinaloa, con 21 episodios. Y la serie Narcos, también en Netflix, basada en la vida de Pablo Escobar con 30 episodios en torno al cartel de Medellín. Esto da una idea precisa y espantosa de lo que son los carteles de la droga.

Tuve dificultades al comienzo de este libro porque el autor escribe con la jerga sinaloense del medio de los narcos, el estilo me resultó pesado aunque la historia era increíblemente aventurera y terrorífica. Es una novela mitad periodística narrada a la primera persona y mitad relato novelado narrado a la tercera persona. El narrador-investigador emplea un tono periodístico. Se nota que hubo un enorme trabajo de búsqueda, que debió ser peligrosa además.

El libro está dividido en capítulos inspirados en los « corridos », los corridos son canciones populares mexicanas que narran la gesta de los narcotraficantes. Se dice que Arturo Pérez-Reverte tuvo la idea del libro escuchando el narcocorrido de Camelia la Tejana en una cantina de Sinaloa.

Teresa Mendoza es la amante del Güero Dávila (en México llaman güero/a  a toda persona rubia), es un  piloto de Cessna que trabaja para el cartel de Sinaloa con el transporte de droga hacia los EEUU. Teresa es una muchacha joven, pobre, casi analfabeta, pero con un cerebro para las cifras. El Güero la ha iniciado al manejo de las armas y le ha dicho que si algún día lo matan, ella tendrá que huir lo más lejos posible y pedir ayuda a don Epifanio Vargas, el padrino de ambos, llevándole un cuaderno de tapa negra que Teresa no debe leer bajo ningún pretexto.

Cuando a Teresa le toca huir, parte hacia España y de ahí a Melilla donde se hará cargo de un bar y rápidamente sus dones con las cifras la harán subir en grado. Conocerá a un marino gallego que será su amante y la iniciará en el transporte de droga por el Mediterráneo, en el manejo y la reparación de lanchas. En un operativo de transporte de droga Teresa será apresada y cumplirá condena en una cárcel española. En la cárcel tendrá la protección de su co-detenida, Pati, una mujer de mundo, con estudios y educación y que la refina y educa.

Teresa Mendoza se aficionó a la lectura en la cárcel y leía todo el tiempo. Su lectura fetiche era El conde de Montecristo de Alejandro Dumas porque ella encontraba muchas similitudes con su propia vida : un encierro carcelario, el amparo de otra reclusa, un secreto, el descubrimiento de un tesoro, la transformación de un personaje en otro.

Saliendo de la cárcel Teresa Mendoza es otra persona y se lanzará con Pati en el transporte de droga por el Mediterráneo amasando una verdadera fortuna y una fama de capo. Al cabo de 12 años le pedirán que vuelva a Sinaloa a testimoniar contra Epifanio Vargas que desea ocupar alto cargo político. Arriesgará su vida y será capaz de defenderse con armas de fuego de una manera deslumbrante.

Una mujer secreta, con un cerebro reptiliano, capaz de matar fríamente a tiros y capaz de urdir y organizar sus cosas de manera increíblemente brillante. La justicia nunca pudo probar su participación en el transporte de la droga. En la novela no se sabe lo que sucede después del testimonio que acabó con las ambiciones del mafioso Vargas. En la vida real, a la narco Sandra Ávila Beltrán se le caucionaron 14 cuentas bancarias, 6 vehículos de lujo, 225 bienes inmobiliarios y 179 joyas excepcionales…

Esta gente de los carteles de la droga amasa, de triste manera, fortunas colosales, pero tienen una vida de perros con una lucha permanente por la sobrevida, escondiéndose en permanencia, rodeados de guardaespaldas y por lo general, mueren de muerte violenta.

LA REINA DEL SUR, Alfaguara 2002,  ISBN 978-1-61605-323-9

La última noche que soñé con Julia de Elizabeth Subercaseaux

Résultat de recherche d'images pour "la ultima noche elizabeth subercaseaux"

Elizabeth Subercaseaux es una escritora, periodista y columnista chilena (Santiago 1945); es bisnieta del compositor alemán romántico Robert Schumann y de Clara Wieck-Schumann. Actualmente vive en EEUU (Pennsylvania) con su segundo marido. Ha sido traducida a varios idiomas y su mayor éxito de ventas es en Alemania.

Elizabeth Subercaseaux dedicó un libro a su ilustre tatarabuela Clara Schumann La música para Clara (2014) que debo leer.

Le he leído varios libros y me gusta su estilo divertido-chic y tan chileno. La trilogía llamada Barrio Alto que comprende: 1) Vendo casa en el barrio alto (2009), un libro muy divertido sobre un corredor de propiedades de la mejor alcurnia, que realiza compra y venta de casas porque el hombre está al tanto de absolutamente todo lo que sucede en la clase alta. Hay una descripción de una franja de la sociedad chilena completamente « momia »(=ultraderecha)en plena mutación. 2) Compro lago Caburga (2011) narra la especulación inmobiliaria alrededor de este lago Caburga armada por el corredor de propiedades, más un amigo especulador y un chino con las mil peripecias para adquirir los terrenos y la entrada en política del amigo. El tercer tomo es Clínica Jardín del Este (2013) una sátira sobre la especulación en torno a la salud.  Otra obra leída es La Patria de cristal (2017), una novela histórica que abarca un siglo más o menos de la Historia de Chile y que no me gustó porque hace de la Historia de Chile una especie de culebrón con los próceres de la Patria.

La última noche que soñé con Julia (2012) es una novela estupenda que describe muy bien la sociedad chilena de la clase media-alta. En la novela la tasa de divorcios es alta y las situaciones familiares complicadas. Esta vez la novela no tiene nada de divertido sino más bien es dramática pero sin morbo y muy pertinente.

Julia se casa por segunda vez con un abogado de situación holgada y pariente lejano, sin saber que el hermano mayor de su marido tuvo un problema con su madre. La familia del segundo marido de Julia es muy influyente y adinerada y no aprueba esta nueva unión. Una noche en que Julia y su marido reciben a la parentela y a los amigos en su nueva casa, Julia va a desaparecer. Los sospechosos no faltan y Julia no aparece. La novela es mucho más que un policial o una novela de suspenso porque está muy bien hilvanada y ofrece estudios psicológicos interesantes y es el lector que juzgará de un final sorprendente.

LA ÚLTIMA NOCHE, SUMA 2012,  ISBN 978-956-347-399-5

El peso de la noche de Jorge Edwards

Résultat de recherche d'images pour "jorge edwards el peso de la noche"

Jorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) con estudios de leyes y de Filosofía en Princeton, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Hace parte de la Generación del 50 chilena, aunque él se considera algo marginal a este movimiento. Actualmente reside en Madrid

He comentado en este blog casi toda su bibliografía (15 libros, dieciséis con éste !) porque es un escritor que me gusta cómo escribe y cómo enfoca los temas, lo encuentro muy literario con esa ironía burlona siempre presente y fina, socarrona. Otra cosa que me gusta de este escritor-lector son las pasarelas que da hacia otros autores porque lee  mucho. Gracias a él descubrí un autor brasileño que me ha deslumbrado por su modernidad : Joaquim Machado de Assis.

El peso de la noche (1964) es una novela interesante en la cual me costó reconocer el estilo de Edwards, la encontré algo diferente de lo hasta aquí leído, pero me gustó.

Es una crónica bastante negra de cierta decadencia de una clase social alta chilena en los años 50. Es una familia matriarcal regentada por Doña Cristina González, muy enferma desde el principio del relato (González…qué raro porque el apellido no suena aristocrático). La matriarca lleva la batuta del dinero (fundos, tierras, transacciones bursátiles, etc) pero también de los familiares y allegados. Viven de manera clánica en un caserón en el centro de Santiago : el hermano de Doña Cristina (Don Ricardo, abogado), Don Eleuterio (otro abogado e hijo) casado con Doña Inés (padres de Francisco), una prima de la familia, Esperanza y su marido « el Pituto » y Joaquín otro hijo de Doña Cristina.

Un excelente estudio filológico de esta obra fue presentado por Carlos Santander, estudio gracias al cual el filólogo trató de encontrar un sentido a la prosa de Edwards.

Doña Cristina es una matriarca que posee todo en exceso : es opresora, vigilante, acusadora, motivadora de remordimientos, severa, moralista, humillante, imperiosa. Nadie le resiste, ella representa la autoridad que se rechaza pero al mismo tiempo es la seguridad que protege y que se anhela.

Tenemos dos narradores : Joaquín el hijo tarambana que vive a cuestas de su madre, no termina su carrera de Derecho, trabaja mal y siempre por recomendación, y es un borrachín empedernido, una oveja negra, un pobre tipo. Es la encarnación de la decadencia de esta familia patricia santiaguina, el prototipo de lo que en francés llaman un « fin de race« . La crisis de Joaquín es caída y decadencia y podría venir, en parte, de su iniciación sexual con la prima Esperanza cinco años mayor, hoy casada con Pituto.

El otro narrador es Francisco, un chico post adolescente que cursa el final de los estudios secundarios en los padres jesuítas y que inicia su educación sexual (en aquella época obligadamente con amores ancilares y/o tarifados). El chico no sabe lo que quiere estudiar más tarde y no quisiera seguir la tradición familiar del Derecho. El chico observa mucho, lee mucho y no sabe lo que quiere. Su narración abunda en raccontos que nos llevan a otras secuencias temporales. El chico está en crisis : el colegio religioso le ha entregado conocimientos importantes lo que lo ha distanciado de lo religioso; también está viviendo su iniciación sexual, otra crisis, pero su crisis es crecimiento y madurez.

Cada narrador tiene una secuencia independiente con 7 capítulos : capítulos I, III, V y VII son de Francisco González y los pares, del tío Joaquín. El espacio temporal abarca desde el amanecer del último día de Doña Cristina hasta el almuerzo posterior a sus funerales del día siguiente.

El peso de la noche es una frase portaliana (Diego Portales) »el orden social en Chile se mantiene por el peso de la noche« , lo que dicho de otra manera y con respecto al libro quiere decir que el autoritarismo en la organización del cuerpo social, la rigidez de los principios, la sanción a toda rebeldía, su vinculación al mundo agrario y comercial y la reducción del pueblo a mera servidumbre. Ahí tenemos el peso de  la noche.

Esta novela me trae recuerdos de la lectura del primer tomo de las Memorias de Jorge Edwards Los círculos morados. Me parece encontrar por momentos el mismo tema con una temporalidad diferente y donde Francisco González conlleva mucho de la escolaridad del propio autor. En cuanto a Joaquín, él conlleva mucho de un tío de Edwards, pero que pertenece a otra época. El peso de la noche debe tener más que algo de auto-ficción…

EL PESO DE LA NOCHE, Editorial Universitaria 2003,  ISBN 956-11-1539-5

El fin de la historia de Luis Sepúlveda

Résultat de recherche d'images pour "el fin de la historia luis sepulveda"

Luis Sepúlveda es un escritor, periodista y cineasta chileno (Ovalle 1949), autor de cuentos y novelas. El hombre fue un verdadero globe- trotter entre los años 1983 y 1988. Desde 1997, el escritor reside en Gijón, España.

Como escritor, saltó a la fama en 1992 con su precioso libro Un viejo que leía novelas de amor, una novela que fue el resultado de la convivencia durante 7 meses con los indios shuar o jíbaros en la selva ecuatoriana. Este libro fue llevado dos veces al cine : por el chileno Miguel Littin en el 2000 y por el australiano Rolf de Heer en el 2001, película que vi y que me gustó, con Richard Dreyfuss en el papel del viejo; el libro se vendió a más de 18 millones de ejemplares y  fue traducido a 14 idiomas.

Le he leído varios libros, aunque suelo encontrarlos algo desiguales en interés; en todo caso  me gusta su escritura sencilla, llena de anécdotas y aferrada a un realismo social y geográfico; la escritura de Sepúlveda  aparece como una evolución del neorrealismo hacia nuevas tendencias.

Comenté en octubre 2016 su compendio de 12 cuentos La Lámpara de Aladino (2008), varios de los cuentos me resultaron muy bonitos y en septiembre 2018 comenté su cuento-fábula Historia del caracol

El fin de la historia (2017) me gustó y no me gustó. Me explico. Me gustó por la manera tan personal que tiene Sepúlveda de escribir, sencilla y ágil, con toques de alta chilenidad y con pinceladas de humor muy al pasar que me hacen sonreír. O sea, una lectura entretenida.

Lo que no me gustó fue la trama de esta novela que encontré enrevesada, sobrecargada de personajes que salían como diablos de una caja, novela llena de rusos y de guerrilleros de todo pelaje. Y tres personajes chilenos que pudieron ser mejor esquizados pero que me resultaban como un cabello en una sopa chilena. Son tres esbirros formados a la dura, asesinos sicarios : Belmonte, Espinoza y Salamendi, con un curriculum vitæ digno de los servicios secretos israelíes y que se darán un gusto en escribir el fin a la historia (página 84). Lástima que sea poco claro el final e incluso la historia misma,  que por lo demás terminará bien terremoteada « a la chilena ».  Hay detalles al por mayor sobre guerras- guerrillas en los cuatro puntos cardinales con toneladas de datos balísticos y otras pesadeces.

Una curiosidad es que uno de los personajes, si no el principal es Juan Belmonte (con nombre de torero) que ya había surgido en la novela de Sepúlveda Nombre de torero (1994).

Una lectura en la cual tenía altas expectativas, pero que me dejó algo perpleja.

EL FIN DE LA HISTORIA, TusQuets-Andanzas 2017,  ISBN 978-84-9066-416-2