Archives de tags | novela

Historia de una mujer que caminó por la vida con zapatos de diseñador de Margo Glantz

Margo Glantz, la gran intelectual mexicana, conversó con EL TIEMPO ... Margo Glantz es una escritora, ensayista, crítica literaria y académica mexicana (México DF 1930). Su obra refleja una implicación con temas como el erotismo, la sexualidad, la migración y la memoria. Ha recibido innumerables premios.

Historia de una mujer que caminó por la vida con zapatos de diseñador (2005), vaya título embaucador, es un libro que me interesó mucho al comienzo por la calidad de la escritura y la importancia de los conocimientos (yo diría la probable obsesión de ella por los zapatos). Francamente, leyendo el primer capítulo me dije que el contenido era inteligente y además bien escrito por lo que debía leerme más obras de esta conspicua escritora. Pero a partir del segundo capítulo cambia el rumbo del libro y ahonda sobre los perros, sobre sus numerosos perros. Hay mucho humor y anécdotas francamente simpáticas, otra truculentas. Luego viene un capítulo sobre sus andanzas europeas con sus experiencias de viajes y sus amistades. Aunque el estilo es jocoso y bastante desenfadado, por momentos demasiado íntimo, el interés y la curiosidad literaria comenzaron a bajar.

Cerrando el libro, quedé un poco sorprendida y perpleja. Lectura simpática sin trascendencia, pero con un buen fondo de erudición (lo que es lógico con una académica de esta envergadura).

HISTORIA DE UNA MUJER, Anagrama 2005,  ISBN 84-339-6876-9

El leve aliento de la verdad (14) de Ramón Díaz Eterovic

Ramón Díaz Eterovic - Home | Facebook

Ramon Díaz Eterovic es un escritor chileno (Punta Arenas 1956) perteneciente a la generación del 80. Díaz Eterovic se ha hecho santiaguino desde 1974, es el creador del detective privado Heredia, un personaje protagonista de más de 20 títulos de novelas negras ambientadas en un Santiago urbano y céntrico; ha sido traducido en más de 20 países. Dice el escritor de su héroe…es un antihéroe descreído, un ser marginal con ética y valor para mirar la realidad sin concesiones…Heredia es el testigo de la Historia chilena de los últimos 25-30 años post-golpe de Estado.

Una parte de la obra del autor fue adaptada para la TV chilena en 2005 bajo el título de Heredia & Asociados; se pueden ver algunos capítulos en Youtube, pero es una adaptación libre de los libros. Se mira con interés por el ambiente tan chileno-capitalino aunque va demasiado rápido, prefiero los libros.

Díaz Eterovic ha sido galardonado con numerosos premios y hasta tres veces con el Premio Municipal de Santiago género novela (1996, 2002 y 2007) y con el Premio del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1995, 2008 y 2011).

El escritor utiliza la novela policial para hablar de temas sensibles en la sociedad chilena, como los detenidos desaparecidos, el narcotráfico, el tráfico de armas, la carencia de una real democracia, las traiciones de todo tipo, la ecología, las desigualdades sociales, etc. Díaz Eterovic quiere escribir una comedia humana y chilena con temas e historias que reflejen diferentes aspectos actuales de la sociedad. Se dice que Díaz Eterovic es un habitué del bar La Piojera de la calle Aillavillú, cerca de la estación Mapocho donde se sitúa el antro del detective Heredia en pleno barrio « bravo » de Santiago que fue otrora el alero de la bohemia literaria de los años 20-30.

El autor ha sido objeto de estudios y publicaciones por el catedrático chileno Guillermo García-Corales, quien escribió « las novelas de Díaz Eterovic son novelas de consciencia y estética urbana y representan la mejor expresión del relato detectivesco en el Chile de la nueva narrativa de los años 90″. (cf « Poder y crimen en la narrativa chilena contemporánea: las novelas de Heredia » y « Ramón Díaz Eterovic, reflexiones sobre la narrativa chilena de los años 90″).

Estoy leyendo estas aventuras en orden de publicación porque me encanta el entorno de estos policiales, aunque el personaje de Heredia me da lástima por su inmensa soledad compensada con un sobre consumo de alcohol, aunque al mismo tiempo me causa admiración  su afición a la literatura y a la música. Vive quejándose y  el soliloquio con su gato Simenon  le sirve de válvula de escape; a veces no tiene ni dinero para comer, pero no siempre cobra por sus servicios…es un hombre paradójico.

Empecé a publicar los billetes en avril 2019 con  La ciudad está triste (1987), el primer tomo de la serie al cual le encontré « gusto a poco », pero como una promesa por venir. El segundo tomo, Solo en la oscuridad (1992) me gustó muchísimo más porque se perfila mejor la personalidad de Heredia y la del mundo en el que se mueve. Nadie sabe más que los muertos (1993) es el tercer opus de la serie y me gustó medianamente porque lo encontré enrevesado con plétora de personajes y algo tirado por los pelos. Ángeles y solitarios (1995) es el quinto de la saga y fue premiado; me gustó, porque hay buena acción (pero me equivoqué con la cronología, publicándolo en realidad bajo el N°4) y dándome cuenta tras la lectura de Nunca enamores a un forastero (1999) que éste es anterior porque Díaz Eterovic menciona al tira Solís, amigo de juventud de Heredia en condiciones que Solís desaparece en Ángeles y solitariosLos 7 hijos de Simenon (2000) es el sexto de la serie, lo encontré estupendo, ágil, entretenido y con una trama más renovada ya que habla del medio ambiente y de la corrupción que se genera entre políticos y solicitantes con la obtención de mercados. Lo han destacado con el Premio Las Dos Orillas 2000 (Gijón). El ojo del alma (2001) es el séptimo de la serie, ganador del Premio Municipal de Santiago 2002, un tomo que conlleva una buena descripción de bares santiaguinos y del Santiago céntrico,  lo encontré algo verborreico, cansador. El hombre que pregunta (2002) me gustó porque trata de literatura y de literatos. El color de la piel (2003) me gustó aunque lo encontré triste con un Heredia más solo qué nunca, avejentado, sin dinero y que vive trasnochando, libando y soliloquiando con el gato Simenon, que ya me resulta antipático con sus reflexiones pseudo-gatunas. A la sombra del dinero (2005) es otro opus tristón con un Heredia de 48 años, más solo que nunca, casi sin trabajo y sobreviviendo. El segundo deseo (2006) ha sido galardonado con el Premio Municipal de Literatura de Santiago 2007, el Premio Critiques Libres 2016 du Roman Policier y el Premio Manuel Montt 2008; es un opus bastante nostálgico al mismo tiempo que terriblemente importante para la psiquis del detective. La muerte juega a ganador (2010) recibió el Premio de la mejor obra literaria 2011 por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, es un tomo importante porque investiga la muerte del hijo de Anselmo, su fiel amigo, pero no me interesó en la medida que transcurre en el medio hípico que es una fuente de ingresos de vez en cuando para el pobretón Heredia.

El leve aliento de la verdad (2012) fue finalista del Premio Altazor 2013, un libro que me gustó medianamente. Por un lado tiene una trama ágil y humanamente trascendente sobre un fondo de miseria urbana bastante terrible. El amigo periodista que siempre ayuda a Heredia en sus pesquisas, Marcos Campbell, lo solicitará para buscar a otro periodista que solía publicar en la revista de Campbell y que ha desaparecido sin dejar huellas. Heredia no tiene ganas de investigar el caso porque se siente cansado, poco motivado y porque anda triste desde que Griseta le anunció que no volvía a Chile tras su postgrado en Psicología en Madrid. Pero por el amigo Campbell, Heredia se siente comprometido moralmente y comienza una pesquisa. Me pareció muy enrevesada la trama por momentos con todos esos periodistas implicados y los policías corruptos y « protegidos ». El medio de la droga y de la prostitución capitalinas están ampliamente descritos y es un horror (es un horror urbi y orbi de todas maneras).

Por otro lado, la vida personal del detective es un desastre. su condición física ha desmejorado mucho lo que lo castigará en su pesquisa. Lleva una vida dura y monótona, gana lo justo para vivir y se refugia en su cuchitril entre sus libros, la música y el gato Simenon que hace comentarios casi socráticos con respuesta a todo. En la parte sentimental, la inspectora Fabra tiene nuevamente una relación con él que ella quisiera más estable, pero Heredia se hace el sordo y no logra decidirse.

La poesía urbana del autor aflora desde el comienzo del libro, pero es una poesía negativa, la de una ciudad desagradable, frenética, sucia, con gente estresada que corre en permanencia (en pos de una felicidad imposible?) y en un mundo donde prima el más pedestre materialismo.  Un ejemplo de la poesía urbana de Díaz Eterovic…las casas y edificios morían a mi alrededor, cambiaban sus formas, se convertían en sombras, manchas, evocaciones apenas iluminadas por las luces mortecinas de un bar para borrachos sin huellas…la lluvia cayó con entusiasmo hasta el anochecer. Desde la ventana de mi oficina contemplé la alfombra de hojas mojadas que cubría las veredas y a los peatones que caminaban esquivando los charcos que espejeaban en la calle, como ojos desorbitados de un animal que intentaba forzar las cadenas que lo mantenían atado a las profundidades… había dejado de llover. El cielo estaba parcialmente despejado y la luz del sol parecía renovar los viejos colores de las casas y árboles del vecindario. A lo lejos, la Cordillera de los Andes daba la impresión de haber aumentado de volumen. Sus cumbres estaban cargadas de nieve y bastaba fijarse en cualquiera de ellas para pensar que el blanco era el color del infinito y de la soledad…                                             

El autor también arregla cuentas con aquellos chilenos que se exiliaron con el golpe y volvieron al país sin encontrar fácilmente un trabajo porque nadie tenía interés en contratar los servicios de alguien que no parecía dispuesto a traicionar sus convicciones por las consabidas 30 monedas de Judas, como habían hecho otros que, después de vivir del pan que le daban cubanos, rusos o alemanes, volvieron dispuestos a escribir o decir cualquier cosa que fuera de la simpatía de los cómplices de la dictadura que antes los había exiliado o puesto precio a sus cabezas.(pg 57).

Heredia está cansado, tiene 50 años y está indeciso sobre el rumbo que podría tomar su vida. Hete aquí como se auto-define sin concesiones : un rostro moreno, definitivo, surcado por la vida. Ojos negros, con el brillo añejo de las lágrimas de la infancia, cansados de ver vidas ajenas y el inevitable morir de la ciudad. Ojos hechos para paisajes otoñales y la estrecha luz de bares turbios. Labios dispuestos para el gesto tímido de una sonrisa, besos apasionados o un cigarrillo. Dientes firmes, pero habitualmente ocultos por la falta de entusiasmo. Un mentón que conserva entre sus recuerdos más golpes que caricias. Ese soy yo.

EL LEVE ALIENTO DE LA VERDAD, LOM Editores 2017 (RDE 2012),  ISBN 978-956-00-0370-6

Las mutaciones de Jorge Comensal

 

Amazon.fr - Las mutaciones - Comensal, Jorge - Livres

Jorge Comensal es un escritor mexicano (México DF 1987); cursó estudios de Letras Hispánicas, Linguistica y Filosofía de la ciencia. Con tales estudios se entiende que esté fascinado por la neurobiología; tiene a su haber investigaciones en neuro-linguistica. Su estilo (por lo menos en este libro) se inspira en el de su compatriota y tocayo Jorge Ibargüengoitia con esa visión tan sardónica del mundo y esa manera de abordar un tema con su consiguiente demistificación.

Las mutaciones (2016) es su primer libro y es un acierto. Hace tiempo que no leía algo tan simpático e inteligente por el contenido, pero sobre todo por la manera de tratarlo y de apoyarlo con conocimientos científicos que necesitaron un par de años de documentación. Es una novela realista llena de humor irónico y de precisiones científicas con un buen análisis societal. Es también una lograda tragicomedia sobre temas tabúes como el cancer, los dramas familiares, el costo de la salud, la profesión de abogado y la práctica de la Medicina, al mismo tiempo que nos transmite información sobre las mutaciones genéticas.

La novela se arma entorno de Ramón Martínez, un exitoso abogado mexicano casado con Carmela, también abogado, pero que no necesita ejercer. Tienen dos hijos, dos adolescentes insoportables de autismo existencial, egoistas y encerrados en sus propios demonios (la bulimia para la hija y el onanismo para el hijo). Una empleada, Elodia, que es parte integrante de la familia y  adora a su patrón desde que éste la ayudó económicamente con la enfermedad de su madre. Tenemos también el personaje del hermano menor de Ramón, un perfecto desgraciado que se comportará como el rufián que es, un magnífico canalla. Otro personaje entrañable es Teresa, la psicoanalista que se ocupará del disminuido Ramón y que emplea métodos poco ortodoxos con sus pacientes (hoy en día es una realidad en algunos países con fines terapéuticos…)

Los personajes y las situaciones están estupendamente descritos. Es un puro deleite progresar en la lectura. Y por tanto…el tema es siniestro…pero está tan inteligentemente abordado que se lee con fruición, sin patos y con una sonrisa. ¿Es posible? Yes.

A Ramón le van a descubrir un cancer raro, producto de una mutación genética cuyo tratamiento es bastante radical y extremo, ya que lo privará definitivamente del instrumento de su trabajo. Es interesante asistir al comportamiento de cada uno de los miembros de esta familia, hasta la idea genial de Elodia de traer a casa a un loro maltrecho, de una especie en vías de extinción, pero  es el loro más mal hablado y lenguaraz del reino animal. Ramón lo llamará Benito (por Benito Juárez).

Fuera del ámbito de esta familia de clase media alta, tenemos una crítica socarrona y justificada de la medicina donde los egos son más grandes que el Titanic y ciertos ególatras están dispuestos a todo con tal de publicar algo que los propulse al cenit, al estrellato inclusive si las noticias son falsas o no aún científicamente comprobadas. El joven escritor Comensal nos brinda  reflexiones interesantes, como por ejemplo sobre el impacto en nuestras vidas de los avances científicos. El mundo de la Oncología está muy bien ahondado y muy justamente el escritor dijo un día que los oncólogos son seres que deben esconder el alma.

Un par de citaciones del libro que me parecen acertadísimas:

Por más que hayan nacido tiernos, suaves y jocosos, los oncólogos siempre acaban dominados por la melancolía. Ningún otro especialista, ni siquiera el médico forense, sostiene relación tan familiar con la desgracia. El alma del oncólogo se ausenta para no pudrirse. Cuando un paciente incurable le suplica un mendrugo de esperanza, el médico no puede darle a comer mentira, no le toca ser piadoso sino profesional.”

Jorge Comensal ¿Qué clase de vocación, la Oncología, qué tipo de revancha o recompensa comporta esa especialidad? ¿Qué caminos llevan a carrera tan sombría, vocera de la desgracia, administradora de curas atroces y fármacos letales? Al mirar el rostro de un oncólogo es preciso recordar que adentro existe un móvil, una causa, un trauma del inconsciente, un heroísmo masoquista, una macabra curiosidad; acaso el deseo de emular al padre, de matarlo o complacerlo, o de obtener la residencia en un hospital para ricos. El consultorio del oncólogo es la escena de un crimen psicológico; detrás de los diplomas que adornan sus paredes hay motivos que huyen de la luz.

Una estupenda novela, muy realista. Habrá que seguir de cerca a este prometedor y joven escritor…

LAS MUTACIONES, Seix Barral 2019 (J.C. 2016),  ISBN 978-84-322-3544-3

Cicatriz de Sara Mesa

Cicatriz - Sara Mesa. Opinión de Francisco Vélez Nieto | Sur de ... Sara Mesa es escritora, poeta y periodista española (Madrid 1976) con estudios de filología hispánica. La escritora se dio a conocer en 2012 cuando su novela Cuatro por cuatro resultó finalista del Premio Herralde de Novela (libro no leído).

Cicatriz (2015) fue considerada el año de su publicación como una de las mejores novelas por varios periódicos españoles,  premiada con el Premio Ojo Crítico de Narrativa 2015 y el Premio Literario Arzobispo Juan de San Clemente 2017 (O temps, O mores, premiando una obra donde el robo y la mentira dominan así como las conductas sexuales desviadas…).

Cicatriz es sin duda una novela posmoderna con personajes de identidad mal definida y de poca monta; se ambienta en los años previos (años 90) a esta comunicación tan epidérmica e inmediata de las redes sociales pues estamos en los años del intercambio de verdaderos correos electrónicos bien redactados. Por ese lado es también, en parte, una novela epistolar.

Cicatriz narra la relación virtual que establece una chica, Sonia, aburrida en su triste vida con un personaje que conocerá  en un foro literario. Sonia es un personaje mejor definido en el libro, con un nombre y un pasado. Él se hace llamar Knut Hamsun y reside en Cárdenas, una ciudad que la escritora ya utilizó en su novela Cuatro por cuatro.  Todo es ambigüedad, pero es Knut quien lleva las riendas en esta estúpida y aberrante relación. Todo comienza con la exigencia de una foto de ella y luego es el afán de intercambiar opiniones sobre libros. Para eso,  Knut empezará a robarlos para ella, quien carece de medios económicos, y se los mandará a domicilio aunque exige la devolución del dinero del importe de correos (?). Knut es un ser bastante secreto, algo erudito (ha dejado los estudios, pero lee mucho), fetichista y sado-masoquista light, tiene opiniones interesantes/reflexivas por momentos, pero él es definitivamente un personaje « rarito », transgresor, exigente y dominante. Ella es una perfecta idiota que se embarca en una relación virtual de una gran dependencia con mucha manipulación, acoso, chantaje, provocación y corrupción por dinero.

Sonia no sabe transar en esta relación de ambiente asfixiante y que va a durar años cubriéndola de culpabilidad por tanta impostura. ¿Qué la motivó al principio? Pues sentirse halagada, obsequiada, deseada en una relación sin compromisos, sorprendente, sin intercambio de sexualidad porque Knut tiene una idea  especial de la sexualidad : el acto no se debe disfrutar desde el principio, sino que se debe fantasear. Y para fantasear a sus anchas, Knut pasa de los libros a los perfumes, a la lencería y a la ropa de marca exigiendo de vez en cuando alguna foto. Y Sonia accede y se empantana cada vez más en una relación aberrante que la llena de culpa. Es una relación como un juego peligroso  con ventajas y desventajas y el vértigo de lo desconocido. Sonia siente atracción, pero luego repulsión por Knut que le resulta tan exhaustivo y exigente además que físicamente poco atractivo.

El lado positivo de esta relación aberrante es el hecho que Knut insista para que Sonia se dedique a la escritura porque le ha leído algo y lo encuentra bueno. Le propone un mecenazgo con tal de que ella escriba aunque sea una literatura comercial (ella que ni siquiera ha leído los libros que Knut le ha mandado…). La paradoja humana en todo su esplendor.

El libro está escrito con una cronología desordenada que me molestó por momentos porque no se sabe muy bien en qué temporalidad estamos…Un punto fuerte de la escritora es una escritura pulcra y muy elíptica que obliga al lector a completar los vacíos; suena muy moderno y me recordó la escritura de la argentina Samanta Schweblin y de la mexicana Guadalupe Nettel, por cierto, excelentes escritoras con ambientes asfixiantes a la Dostoyevski, miradas turbias perturbadoras y fronteras confusas.

¿Y la cicatriz del título? La única vez que Sonia y Knut se encontrarán será en la ciudad de Cárdenas donde él reside, y solo se besarán aunque Knut la obliga a desnudarse un poco descubriendo la cicatriz de Sonia, resultado de una cesárea. Porque los años han pasado y Sonia se ha casado y tenido un hijo : marido e hijo no cuentan en el relato. Y en el libro se lee el párrafo siguiente sobre la metáfora que puede ser una cicatriz…en la vida no se puede perder la cuenta de las operaciones realizadas porque están ahí como una cicatriz, la marca de lo que fue y sigue siendo. La prueba de lo ganado y lo perdido.

Una muy buena citación en el libro sobre la mentira : la mentira es esencial porque la verdad es incomunicable.

Un libro que no me ha gustado ni por su contenido (decadente) ni por su estilo aunque reconozco que conlleva mucha modernidad.

CICATRIZ, Anagrama 2015, ISBN 978-84-339-9792-0

Alegría de Manuel Vilas

Día del Libro 2020. Manuel Vila presenta su novela "Alegría" - YouTube

Manuel Vilas es un escritor y poeta español (Huesca 1962).

Ordesa (2018) vendría siendo su sexta novela y ha sido un fenómeno literario en España desde su publicación en enero 2018, va por la 14-ava edición y más de 100 000 ejemplares vendidos ! Ha sido catalogado como libro del año por varios periódicos; recibió en Francia el Premio Femina Étranger 2018 y una  nominación para el Premio Médicis Étranger. Publiqué una reseña sobre Ordesa en julio 2019, un libro que logró conmoverme por la universalidad del tema, aunque me pareció que conllevaba demasiado patos.

Alegría (2019) finalista del Premio Planeta 2019 es casi una secuela de Ordesa, es decir que el autor expone nuevamente una verdadera obsesión en torno a la muerte de sus padres y no logra salir del discurso tan desnudo de Ordesa que nos había conmovido con la cruda exposición de sus sentimientos en un vapuleado ego. Esta vez tenemos el mismo discurso, quizás menos desesperado y queriendo exponer a como venga un « sentimiento de alegría » que desgraciadamente suena con demasiado morbo. El autor-narrador está obseso con comunicar cada día con sus queridos padres fallecidos,  donde él esté. Su vida está regida por ese memento mori que lo persigue por doquier y resulta engorroso para el lector. Está bien que Ordesa le haya servido para terminar el difícil trabajo de duelo, pero debiera dejar en paz la memoria de esos queridos padres. Estamos cayendo en  cierto exhibicionismo.

Otro elemento que me pareció delirante es la total falta de autoestima del autor que dice no merecer nada en este valle de lágrimas. Cómo puede decir eso cuando se le  ha visto triunfar y llegar al corazón de tanta gente…Tampoco tiene en alta estima a sus connacionales, página 158 se lee…no son exactamente los estadounidenses quienes te miran con pena o desprecio cuando ven que no sabes hablar inglés, sino los españoles que saben hablarlo. Por eso España es un país cruel, porque produce ese tipo de gente incompasiva y fanática. Cuando un español que habla inglés ve a otro que no lo habla, enseguida lo desprecia, porque el desprecio es nuestra identidad histórica.

Una lectura que no me aportó mucho después de leer Ordesa.

ALEGRÍA,  Planeta (AE&I) 2019,  ISBN 978-84-08-21785-5

Casa de niebla de María Luisa Bombal

Maria Luisa Bombal (auteur de La femme au linceul) - Babelio

María Luisa Bombal es una escritora chilena de primera plana (Viña del Mar 1910-Santiago 1980) injustamente poco conocida y que nos dejó una obra reducida aunque intensa, precursora en todo el ámbito hispanoamericano. Su vida privada fue trepidante, difícil y esto le valió no sólo el exilio de Chile (Argentina y EEUU), sino que una franca reticencia a concederle el Premio Nacional de Literatura que se merecía con creces porque sus libros descollan  de lo que se practicaba en literatura en aquellos años.

María Luisa Bombal tuvo una excelente preparación, cursó estudios secundarios en Paris, en excelentes colegios para luego ingresar a La Sorbona y seguir estudios universitarios que culminaron con una tesis sobre la obra de Prosper Merimée. Se codeó  en el Paris de aquel entonces con los surrealistas,  un movimiento en búsqueda de la consciencia, que bucea el inconsciente en permanencia. El método de los surrealistas practicaba  la escritura automática que utiliza los estados entre vigilia y sueño, algo que resalta de manera patente en la escritura de ML Bombal.

En su larga estadía fuera de Chile (30 años entre Buenos Aires y EEUU) frecuentó a intelectuales de primera plana: Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Victoria y Silvina Ocampo, Federico García Lorca, Luigi Pirandello, Alfonsina Storni, José Ortega y Gasset, Norah Lange y tantos otros.

En literatura hispano-americana fue una gran innovadora, una precursora del realismo fantástico, una de las primeras exponentes de la novela contemporánea latinoamericana, con una técnica que ha sido comparada con la de la inglesa Virginia Woolf y con la del estadounidense William Faulkner. Además, su segunda novela La amortajada de 1938 ha sido señalada como un antecedente de Pedro Páramo, la novela faro de Juan Rulfo.

Los recursos estilísticos de la escritora son de una gran riqueza; abundan las figuras de retórica tales que epíforas, anáforas, sinédocques, oximorones y polisíndetones. Este dominio de la lengua demuestra su regia preparación y es de notar que ningún « chilenismo » aparece en sus escritos.

Los estudios de género reconocen en esta escritora una primera expresión de problemáticas como las relaciones entre el hombre y la mujer y los papeles asignados a la mujer dentro de la sociedad; la temática de María Luisa Bombal fue muy adelantada a su tiempo y se la puede conectar con la novela de vanguardia (el monólogo interior, el contrapunto temporal y espacial, el perspectivismo, la estructura abierta y la configuración de una realidad poética y ambigua).

Las heroínas románticas de ML Bombal se internan en la espesura de la vegetación. En el marco de la naturaleza encuentran la libertad que les niegan los fríos caserones que albergan una vida llena de hastío, incomprensión y soledad y las condena a vivir sin amor, razón última de su existencia. A su renovación técnica y estilística, que contribuyó a desterrar el criollismo en Chile, se suma la expresión de una problemática típicamente femenina. En el período comprendido entre 1930-1950 que destaca dentro de la literatura chilena y que se concreta en la obra de ML Bombal con las frustraciones de la existencia femenina, en una sociedad que limita el desarrollo de su personalidad. Los temas claves que presentan sus novelas se concentran en la búsqueda solitaria del amor, la fusión con el mundo natural y la muerte.

Nos dejó una obra literaria escasa, pero intensa con dos novelas La última niebla (1934) y La amortajada (1938);  y varios cuentos :  El árbol, La historia de Maria Griselda, Las islas nuevas, Lo secreto, Trenza (inspirado en otra viñamarina trágica:  Blanca Errázuriz) y unas crónicas poéticas « Mar,cielo y tierra », Washington, ciudad de las ardillas » y « La maja y el ruiseñor ».

Pertenece a la llamada generación Neorrealista  de 1942 ( o de 1938), primera generación chilena anti-naturalista que surgía contra la narrativa criollista anterior. La obra da María Luisa Bombal está marcada por la intensidad, el arrebato y la pasión. Los motivos centrales en su obra son el abandono, la ruina de los afectos y el amor esquivo.( Las claves de esto están en la vida privada de la escritora, en su primum movens consciente o inconsciente, en sus vivencias más íntimas, en su desequilibrio emocional).

Se le concedieron de por vida premios menores si se considera el impacto literario de la obra que nos dejó: Premio Municipal de novela por La última niebla en 1942, Premio Academia por el buen uso del castellano en 1976, Libro de Oro por La Historia de María Griselda y el Premio Joaquín Edwards Bello 1978 otorgado a los valores literarios de la V región chilena, su región (Valparaíso).

María Luisa Bombal se radicó en los EEUU en 1942 trabajando como guionista y traductora para la industria del cine; una editorial norteamericana quiso publicar La última niebla a condición que la re-escribiera y que el libro comportara por lo menos 200 páginas. La autora lo escribió directamente en inglés bajo el título  House of Mist en 1947, fue una imposición editorial adaptada al mercado estadounidense, una obra con marcada influencia cinematográfica. La Paramount Pictures compró los derechos por la coqueta suma de 125 000 dólares de la época y una película estaba prevista con John Huston como director, pero nunca se realizó. Esta novela no se publicó en español hasta 65 años después, en marzo del 2012, en condiciones que había sido traducida al portugués en en 1948 bajo el título de Entre vida e o sonho y al francés en 1955 con el título de La maison du brouillard.

Entonces Casa de Niebla es la re-escritura de La última niebla (1934), cinco veces más extensa (de 45 páginas pasa a 245), pero con notables modificaciones argumentales, a tal punto que no haré un análisis comparativo porque encuentro que los dos libros no tienen nada que ver, ni en el contenido ni en las sensaciones que provoca la lectura. La prosa sigue siendo muy lírica, muy implicada con la naturaleza y una niebla omnipresente, pero la historia es mucho más pedestre, más edulcorada, más banal y trivial. Toda esa magia intuitiva de La última niebla ha desaparecido.

El estado de ánimo de la escritora no debe haber sido el mismo, once años habían transcurrido fuera de Chile, además que ya se alejaba de su período surrealista parisino y estaba inmersa en el materialismo norteamericano, y ese toque tan etéreo que tienen sus dos cortas novelas ya no figura en esta obra de pedido. Aunque como lo señala la catedrática Lucía Guerra-Cunningham, una característica de la narrativa de Bombal es la presencia de un elemento fantástico que se desarrolla paralelamente a la realidad tangible : y este elemento sí que lo tenemos en Casa de Niebla. Los personajes de la autora están unidos a lo telúrico y representan el arquetipo de la Madre Tierra. Hay mucho simbolismo en los escritos de MLB, como por ejemplo la cabellera femenina, atributo importante de la feminidad, está siempre fuertemente atada como un símbolo de la represión de lo femenino. Lo erótico en la narrativa de MLB es un contacto sensual y trascendental con la naturaleza (ampliamente presente en Casa de Niebla).

ARGUMENTO DE LA NOVELA

Helga es una chica sin gran belleza acogida por su familia desde que es huérfana además que bastarda; Helga vive sumida en los sueños de sus cuentos de hadas, es su único escape afectivo. Ella crece cerca de su prima Teresa que es un canon absoluto de belleza y de perfección. Un vecino,  Daniel, es su único amigo, pero Daniel está enamorado de Teresa y se sirve de Helga para merodearla; Helga está enamorada de Daniel que pedirá Teresa en matrimonio en condiciones que Teresa no lo ama, ella ama otro hombre y aceptará este matrimonio porque sus padres están en serios apuros económicos y Daniel representa mantener el rango y la holgura. Al poco tiempo de casados, Teresa se ahoga en un estanque y Daniel, destrozado, al poco tiempo pide en matrimonio a Helga que aceptará.

Comienza el calvario y la absoluta soledad de Helga porque no solamente Daniel no la ama, sino que la compara en permanencia a Teresa y la  humilla constantemente. Helga cada día se sume más en el tedio y la introspección, hasta que un día la frívola hermana de Daniel los invita a un baile donde Helga causa sensación y vive momentos de satisfacción personal que la alejan de su ensimismamiento. Pero el baile va traer consecuencias nefastas porque no se sabe a ciencia cierta si Helga sucumbió o no a un adulterio con un apuesto y cínico galán. ¿Fue o no fue, el desliz de Helga ? Este es el punto crucial de la novela con índices a favor e índices contrarios, con una mezcla (algo burda) entre realidad y ficción , de manera  menos sutil que en La última niebla. El final de esta novela es un típico happy end para no traumatizar al público femenino estadounidense.

En todo caso, la atribulada Helga comienza a vislumbrar alguna felicidad con su estado mental entre ficción y realidad  « el recuerdo de esa noche inolvidable me invadía de una misteriosa sensación de bienestar, muy semejante a la felicidad »  o  « la voz de la tentación me hablaba con la mayor persuasión.No podía evitar escucharla y seguirla en sus alocadas elucubraciones mientras caminaba encerrada en mi misma, aislada y protegida por la niebla que ahora ya no era mi enemiga, sino mi silenciosa cómplice ».

La trayectoria de Helga corresponde a una historia sentimental en un ámbito cercado por la niebla. La niebla que tiene un simbolismo de silencio para MLB, de soledad existencial, de extrañamiento también, de alienación. La figura fantasmal de Teresa que se aparece todas las noches en el estanque, es un elemento real maravilloso que para el lector estadounidense debió constituir la experiencia de « lo exótico ».

Aunque para mi gusto esta novela no alcanza las cimas de sus dos cortas novelas, constituye una obra fácilmente asimilable a la obra que nos dejó María Luisa Bombal. Una obra que lleva soterrada una fuerte connotación psicoanalítica con pinceladas de histeria femenina.

Una autora fascinante.

CASA DE NIEBLA, Ediciones UC 2012,  ISBN 978-956-14-1248-4

La música para Clara de Elizabeth Subercaseaux

La música para Clara de Elizabeth Subercaseaux - YouTube

Elizabeth Subercaseaux es una escritora, periodista y columnista chilena (Santiago 1945); es bisnieta del compositor alemán romántico Robert Schumann y de Clara Wieck-Schumann. Actualmente vive en EEUU (Pennsylvania) con su segundo marido. Ha sido traducida a varios idiomas y su mayor éxito de ventas es en Alemania.

Le he leído varios libros porque me gusta su estilo divertido-chic y tan chileno. Por ejemplo la hilarante trilogía llamada Barrio Alto que comprende: 1) Vendo casa en el barrio alto (2009), un libro muy jocoso sobre un corredor de propiedades de la mejor alcurnia, que realiza compra-venta de casas porque el hombre está al tanto de absolutamente todo lo que sucede en la clase alta.  2) Compro lago Caburga (2011) narra la especulación inmobiliaria alrededor del lago Caburga armada por el mismo corredor de propiedades, con un amigo especulador y un chino, con las mil peripecias para adquirir los terrenos y también la entrada en política del amigo. El tercer tomo es Clínica Jardín del Este (2013) una sátira sobre la especulación en torno a la salud.  Otra obra leída es La Patria de cristal (2017), una novela histórica que abarca un siglo más o menos de la Historia de Chile y que no me gustó porque hace de la Historia de Chile una especie de culebrón con los próceres de la Patria; este libro tiene una secuela, La Patria estremecida (2019) que retrata la Historia de Chile del siglo XX. La última noche que soñé con Julia (2012) es una novela estupenda, entretenida, con algo de thriller y que describe muy bien la sociedad chilena de la clase media-alta. Una semana de octubre (1999) es otra novela buena, triste y lúcida, sobre la súbita llegada de la enfermedad a los 46 años, en plena posesión de la feminidad. Las 10 cosas que un hombre en Chile debe hacer de todas maneras es un libro del 2003, muy divertido, muy « directo al grano » con 10 capítulos dedicados a las « mañas » del homo sapiens chilensis. La rebelión de las nanas (2000) es también un libro entretenido y muy pertinente. Las « nanas » son para los chilenos las empleadas domésticas o las asistentas (en España) y son las personas gracias a las cuales una casa o un departamento de la clase alta funciona.

Me he llevado una  decepción con La música para Clara (2013), un libro cuyo contenido me inspiraba mucho porque quería saber más sobre la pianista virtuosa que fue Clara Wieck. Y no ha sido el contenido del libro que me decepcionó, sino la manera tan caótica de tratar el tema : los capítulos son cortos (lo que es agradable) y  pasan de Clara a Robert (su marido) , se avanza y retrocede en el tiempo con la aparición de personajes que el lector no sabe situar; es la armazón del libro que me desagradó y es el primer libro de la escritora Subercaseaux que me interpela. Imagino la inmensa ambición de la escritora Subercaseaux para plasmar esta historia de antepasados que fueron verdaderas lumbreras musicales en toda Europa. Elizabeth Subercaseaux es la tataranieta de la ilustre pareja (la madre de Elizabeth Subercaseaux era nieta de Elise Schumann casada con un Sr Sommerhoff de EEUU, hija de Clara).

Queda claro que la vida de Clara Wieck fue difícil. Fue un largo camino sembrado de espinas.

Su padre la educó como pianista desde muy temprano y fue muy severo con su formación. A los doce años , dando un recital en Paris acompañada de su padre, les tocó vivir en 1832 una epidemia de cólera de una rara violencia con pánico en la población que buscaba huir de Paris a como fuera. Los Wieck no quedaron muy impresionados con el público parisino que tildaron de vano e ignorante. Conoció a Robert Schumann muy temprano y se enamoró definitivamente del compositor pero con la total oposición paterna. Tuvo que luchar e ir hasta los tribunales para lograr casarse con Schumann que fue un gran compositor y músico, pero que tenía los nervios frágiles y una  personalidad muy introvertida, además que su música no fue bien comprendida. Durante el largo y penoso noviazgo Robert Schumann compuso esa maravilla que es el Romance en Fa sostenido mayor o « el llanto  de su corazón por ella » (aquí va un enlace):

La pareja se casó a pesar de todas las trabas y llevó una vida bastante errante. Ocho hijos nacieron, varios murieron. Clara Wieck-Schumann siguió practicando su piano por toda Europa, enseñando y dando recitales, dejando la casa en manos de los criados y de algunos amigos. Los Schumann conocieron también apremios económicos y cruzaron en su camino musical a los más grandes músicos europeos : Mendelssohn, Chopin, Brahms, Bellini, Berlioz, Liszt, Hiller, la diva Pauline Viardot; etc.

Cuando la salud mental del gran compositor se deterioró alrededor de la cuarentena, hubo que internarlo en un asilo para enfermos mentales y ya no pudo volver a la normalidad y a su familia. Clara Schumann se encontró viuda, con varios hijos a cargo y si no hubiese sido por la ayuda de Johannes Brahms, la gran pianista no hubiese podido salir adelante. Más que nunca Clara Schumann interpretó música por toda Europa para ganar el sustento de la familia a cargo. Con el paso del tiempo conoció muchos sufrimientos con los decesos de hijos por mala salud o abuso de morfina.

La interpretación pianística de Clara Schumann es reconocida como la de una verdadera virtuosa, excepcional. Y fue una mujer muy moderna porque no quiso renunciar a su carrera de intérprete, carrera artística que puso por sobre su vida familiar y su vida de esposa.

A pesar de sus ausencias y viajes incesantes en pos del dinero necesario, Clara Wieck supo crear un ambiente cariñoso para sus hijos y nietos. Murió de un derrame cerebral a los 76 años.

 

More about Clara Schumann A Timeline for Clara and Robert Schumann Photos Historiques, Musique Classique, Compositeurs, Visage, Musiciens, Xixe Siècle, Histoire, Compositeurs De Musique Classique, Piano Man

Clara Wieck-Schumann y Robert Schumann

MÚSICA PARA CLARA, Sudamericana 2013,  ISBN 978-956-262-415-2

Los asaltantes del cielo de Gonzalo Contreras

Escritor Gonzalo Contreras: “Cada uno trata de estar lo mejor ... Gonzalo Contreras es un escritor chileno (Santiago 1958) perteneciente a la Generación de la nueva narrativa chilena de los 90; el autor anima un taller literario.

A G. Contreras le leí La ciudad anterior (1991), libro que le valió el Premio de Novela de El Mercurio; un libro que no me gustó y que leí dos veces. Un libro extraño, como fuera del tiempo, ingrávido y sin rumbo, desconcertante, con un tema que no cuaja alrededor de un personaje principal vendedor de armas en una ciudad fantomática donde cada personaje es aún más extraño. También le leí El nadador (1995) novela que encontré excelente; la historia de un cuarentón, físico cuántico casado con una mujer bipolar encerrada en su mundo. El cuarentón tiene una relación clandestina con la hermana menor de su mujer y el hombre es gran nadador, lo que le permite, en parte, evacuar sus problemas existenciales, hasta que su mujer desaparece y el relato toma un vuelco totalmente inesperado.

Los asaltantes del cielo (2019) es una secuela de El nadador ya que toma los mismos personajes años después. Es una novela de corte bastante femenino, hecha de mucha sensibilidad donde el autor logra adentrarse en la psicología femenina, sin desvelar el fondo de los pensamientos, pero brindando toda la inquietud de los personajes. No hay mucha acción en esta novela sino cavilaciones y actitudes frente a problemas existenciales (podría resultar una buena pieza de teatro). Por momentos esta lectura me recordó  el estilo de la escritora chilena Carla Guelfenbein.

Los asaltantes del cielo,  en un comienzo tuvo el título de Los herederos, cambiado al actual y refiriéndose a las nuevas generaciones que quisieran asaltar el cielo y lo más rápidamente posible, pero también los menos jóvenes.  En la novela hay dos parejas : la de los padres (Max y Virginia) y la nueva pareja compuesta por la hija de Max (Cristina) y su nuevo compañero de ruta (Gastón).

Después de El Nadador han pasado 20 años y el protagonista, Max Borda es un físico cuántico casado en segundas nupcias, dos años después de su viudez , con su ex cuñada,  hermana menor de la esposa fallecida tras una larga y penosa enfermedad. Esta ex cuñada,  hoy en día flamante esposa, tuvo gran importancia durante toda la niñez y juventud de la hija única de Max Borda, Cristina Borda, porque fue una verdadera madre y un apoyo insoslayable. La relación padre-hija fue siempre difícil porque Max Borda es un ente dominante y apabullante, y un padre « fregado » y prepotente, especialmente con lo que atañe a su hija. A tal punto que Cristina Borda se casará casi por llevar la contra al padre, con un asistente universitario al cual Max Borda le ve solo defectos como marido para su hija.

El matrimonio será un fracaso porque la joven pareja seguirá estudios superiores en Stanford donde el marido se dedicará completamente a sus estudios haciendo total abstracción de la joven e incauta esposa. Cuando el matrimonio está deshecho, Cristina Borda conocerá a Gastón Solar un joven chileno hermoso, bohemio, sin diploma y que sueña con montar una ópera en Santiago partiendo del poema The Waste Land de TS Eliot (La tierra baldía). La relación con Gastón producirá un cambio profundo en la actitud de Cristina con respecto a su imagen física y a su comportamiento sexual. Y será ella quien defienda y apuntale económicamente a Gastón para que siga con su disparatado y oneroso proyecto.

En estas dos parejas existen traiciones y secretos de familia. Max y Virginia tienen necesidad de hacerse perdonar por Cristina : el padre se preocupa esencialmente del futuro material de su hija, la madrastra quisiera suavizar el dominio del padre sobre Cristina al mismo tiempo que hacerse perdonar una traición. Cristina quiere seguir viviendo la relación con Gastón que la sacó del ensimismamiento en que estaba y la hizo descubrir un mundo de sensualidad insospechado. Gastón quiere montar su ópera para llegar al Parnaso y al éxito, y el camino está sembrado de insidias.

El final de la novela es abierto porque Gastón llegará a estrenar su obra, con un éxito aparente. Después de una lucha tan fuerte y tan desigual, el lector se pregunta qué futuro tiene este tejido de embrollos.

Personalmente, soy pesimista con la duración de la pareja Cristina-Gastón. Primero, ella está más enamorada que él, pero como es una mujer inteligente, ya empieza a cuestionar ciertas actitudes y respuestas del bello mancebo.

La novela es interesante porque plantea la relación padre-hija con un padre aún joven y una hija adulta con una experiencia negativa. Hay un notable flujo psicológico con la exploración del otro, con la incertidumbre de saber lo que realmente es el otro. Todos los personajes dudan y se cuestionan. Y prima ante todo la compleja subjetividad femenina.

Gonzalo Contreras decía en una entrevista que  para él la novela la ve como un arte de representación donde las acciones son escasas y lo que le interesa es el poder de un personaje sobre otro con las estrategias éticas y estéticas para sobrevivir. Interesante.

LOS ASALTANTES DEL CIELO, Seix Barral Biblioteca Breve 2019,  ISBN 978-956-994-957-9

La rebelión de las nanas de Elizabeth Subercaseaux

Fotos de Elizabeth Subercaseaux - Babelio.com

Elizabeth Subercaseaux es una escritora, periodista y columnista chilena (Santiago 1945); es bisnieta del compositor alemán romántico Robert Schumann y de Clara Wieck-Schumann. Actualmente vive en EEUU (Pennsylvania) con su segundo marido. Ha sido traducida a varios idiomas y su mayor éxito de ventas es en Alemania.

Elizabeth Subercaseaux dedicó un libro a su ilustre tatarabuela Clara Schumann, La música para Clara (2014) que espera lectura sobre mis recargados anaqueles.

Le he leído varios libros porque me gusta su estilo divertido-chic y tan chileno. Por ejemplo la hilarante trilogía llamada Barrio Alto que comprende: 1) Vendo casa en el barrio alto (2009), un libro muy jocoso sobre un corredor de propiedades de la mejor alcurnia, que realiza compra-venta de casas porque el hombre está al tanto de absolutamente todo lo que sucede en la clase alta.  2) Compro lago Caburga (2011) narra la especulación inmobiliaria alrededor del lago Caburga armada por el mismo corredor de propiedades, con un amigo especulador y un chino, con las mil peripecias para adquirir los terrenos y la entrada en política del amigo. El tercer tomo es Clínica Jardín del Este (2013) una sátira sobre la especulación en torno a la salud.  Otra obra leída es La Patria de cristal (2017), una novela histórica que abarca un siglo más o menos de la Historia de Chile y que no me gustó porque hace de la Historia de Chile una especie de culebrón con los próceres de la Patria; este libro tiene una secuela, La Patria estremecida (2019) que retrata la Historia de Chile del siglo XX. La última noche que soñé con Julia (2012) es una novela estupenda, entretenida, con algo de thriller y que describe muy bien la sociedad chilena de la clase media-alta. Una semana de octubre (1999) es otra novela buena, triste y lúcida, sobre la súbita llegada de la enfermedad a los 46 años, en plena posesión de la feminidad. Las 10 cosas que un hombre en Chile debe hacer de todas maneras es un libro del 2003, muy divertido, muy « directo al grano » con 10 capítulos dedicados a las « mañas » del homo sapiens chilensis.

La rebelión de las nanas (2000) es también un libro entretenido y muy pertinente. Las « nanas » son para los chilenos las empleadas domésticas o las asistentas (en España) y son las personas gracias a las cuales una casa o un departamento de la clase alta funciona. La mujer chilena está acostumbrada a que la sirvan y muchas veces prefiere aburrirse que meter las manos a la obra. Pero hoy en día es muy difícil obtener una buena nana porque le gente tiene más aspiraciones y mejores posibilidades. De manera que es un sujeto difícil.

Este libro cuenta cómo la nana hace parte del panorama más íntimo de la familia chilena y cómo gestionan la cosa en el seno de las familias o de parte de la dueña de casa. Pero este libro acarrea algo más porque habla del panorama político chileno en el momento de la acción del libro, de manera a visualizar mejor el tema del punto de vista sociológico y cultural; con ese fondo político viene a insertarse la historia de algunas « nanas », verdaderas protagonistas de la novela. De cierta manera es una oda a la nana chilena con sus grandezas y sus miserias.

Una película sobre el mismo tema, pero que no tiene nada que ver con este libro se filmó en 2009 por Sebastián Silva bajo el título de La nana con un gran éxito de taquilla y con Catalina Saavedra en el rol estelar. Yo vi la película y me pareció excelente,  un buen complemento al libro de Subercaseaux.

LA REBELIÓN DE LAS NANAS, Catalonia 2015 (ES 2000),  ISBN 978-956-324-373-4

Necrópolis de Santiago Gamboa

Santiago Gamboa  Santiago Gamboa es un escritor, filólogo, diplomático y periodista colombiano (Bogotá 1965).

Necrópolis (2009) fue recompensado con el V Premio La Otra Orilla 2009 más otras nominaciones. Es un libro bastante impresionante por su estructura y su contenido, la calidad de la escritura es muy buena aunque no me interesaron ciertos tópicos, pero sí, la manera de tratarlos. El vocabulario es también de buen nivel. Un libro que impresiona y que muestra cierta originalidad en la armazón.

Un joven escritor colombiano residente en Roma, convalescente después de una larga enfermedad, es invitado a participar a un Congreso, el CIBM (Congreso Internacional de Biografías y de la Memoria) en la ciudad de Jerusalén, una ciudad aquí más bien metafórica  y en plena guerra (…el valle de Josefat, donde sonarán las Trompetas  del Juicio Final, pues esta ciudad, en el fondo, está hecha para la muerte. de todos por igual. Por eso es la gran necrópolis de Oriente y Occidente, página 369).

Los otros invitados al Congreso son heteróclitos : un anticuario, un bibliófilo Miret Supervielle, una star italiana del porno Sabina Vedovalli, un historiador bibliófilo y un ex pastor evangélico José Maturana, ex drogadicto y ex reo. Cada participante narra su vida, son vidas dispares y puntos de vista diferentes que acaparan la atención del escritor y le dan material para un libro futuro.

La construcción del libro es algo complicada con historias tan dispares y narradas por momentos en un estilo denso que se asemeja al flujo de consciencia, con varios narradores y unos egos sobredimensionados que se afrontarán en un lugar tan mítico y fuera del tiempo como es Jerusalén, la ciudad de todas las historias y de todas la guerras. Es una novela que rebosa de energía y que por momentos me hacía pensar en la obra de David Foster Wallace La infinita Comedia, con temas comunes como la droga, los universos cerrados y decadentes. Un tipo de novela total con una retahila de vidas locas y también una novela tan vasta y densa  que ambas son inclasables entre género policial, ensayo y temáticas específicas como la guerra, la pornografía, el ajedrez (el tennis en la novela del norteamericano), la droga, mucha droga y decadencia.

Es difícil resumir un tal libro (452 páginas) porque da para mucho y el resumen quedaría corto para tanto contenido, baste decir que son historias entrecruzadas y muy detalladas, muy fuertes, muy inhumanas. El capítulo dedicado a la actriz del porno reboza de situaciones escabrosas, pero era ineludible relatarlas porque más allá de su experiencia como actriz, es una mujer que le da cierta dignidad al oficio y tiene muy bien puesta la cabeza sobre los hombros; hasta va a proponer escribir un guión al escritor colombiano para escenificar la vida de su marido.

El personaje que sale menos retratado en el relato es el del escritor, pero probablemente que era necesario usarlo como eje para hilvanar las historias que podrían narrarse como cuentos separados porque no hay nexo entre ellas. Es una obra muy metaliteraria también con una importante citación de libros y autores, desde los clásicos hasta los más modernos y contemporáneos, reflejando la cultura literaria de Santiago Gamboa.

NECRÓPOLIS, La Otra Orilla 2009,  ISBN 978-84-92451-64-7