Archives de tags | novela

Contigo en la distancia de Carla Guelfenbein

Résultat de recherche d'images pour "carla guelfenbein"Carla Guelfenbein es una escritora chilena (Santiago 1959) de origen ruso-israelita. Se exilió con sus padres en 1976 à Londres a raíz del golpe de estado de 1973 regresando a Chile en 1987. Lleva una crónica dominical en la sección Mujeres del diario La Tercera, intitulada « Tan lejos, tan cerca« , escrita con un estilo jocoso, pero bien documentado que recuerda el estilo de Isabel Allende en la Revista Paula ( por el lado  jocoso).

Comenté en este blog en octubre 2014 su novela Nadar desnudas que me gustó.

Contigo en la distancia es su quinta novela, detentora del Premio Alfaguara de Novela 2015.  El título emana de un bolero del cubano Cesar  Portillo de la Luz, pero prefiero la version de Caetano Veloso que me suena más sensual, más melodiosa:

 

Poco a poco el ámbito de las novelas de esta autora se internacionaliza, lo que les da más alcance. El mundo de los personajes de Carla Guelfenbein es complicado y los personajes son bastante enrevesados, incluso torturados por sentimientos indefinidos, inexplicados al lector, como si llevaran una corona de espinas; hay un dejo de leve masoquismo . La memoria tiene también gran protagonismo en sus escritos.

Esta novela narra varias historias que se imbrican, es el estilo de Carla Guelfenbein. La historia de la pareja formada por Daniel y Gracia Estévez que se desmoronará ante nuestros ojos. La de Horacio Infante y Vera Sigall, él reconocido poeta y ella escritora tardía, una pareja bastante secreta y complicada y que el lector conocerá al filo del relato. La de Emilia Husson, una joven de 24 años que llega a Chile desde Francia para estudiar la obra de Vera Sigall y que poco a poco se irá involucrando en la historia chilena hasta llegar a ser un personaje principal, la joven Emilia conlleva un trauma psicológico bastante grande. Tenemos también las historias personales de Horacio  y de Vera, esta última tiene una vida muy secreta  y un verdadero talento de escritora.  Hay muchos secretos entorno a los personajes, esto es también materia recurrente en los libros de Guelfenbein.

La mayoría de la acción sucede dentro de la larga y angosta faja de tierra que es Chile, donde todos se conocen y se espían (por estratos). Página 87 Guelfenbein lo recuerda y escribe…al parecer, la cordillera de los Andes, con todo su esplendor y su magnificencia, actuaba de límite entre sus vidas y el mundo. (Así es, muchas veces los chilenos no se dan cuenta del mundo confinado en que viven y se aman). Página 85, otro ejemplo (habla Horacio)...fue mi primer atisbo de una de las características de la sociedad chilena que había dejado en mi adolescencia : la de ilustrar el mundo a través de infinitas anécdotas que atañen a otras personas y a quienes tu interlocutor, si se considera de alguna valía, debe por fuerza conocer (el atavismo chileno de chismosos, o « copuchentos » en lenguaje chileno).

El personaje de Horacio Infante no se porqué me hizo pensar repetidas veces en el personaje del gran escritor Jorge Edwards y el personaje del vecino simpático  de   Emilia: Juan, siempre en compañía de Francisco (uno es abogado y el otro pintor), me hizo pensar en el escritor chileno Pablo Simonetti. Y cual no sería mi sorpresa cuando al final del libro leo en Agradecimientos una dedicatoria a Sebastian Edwards y a Pablo Simonetti…(vaya, vaya, o sea, que alguna alquimia soterrada había en el contexto…)

Es una novela metaliteraria con alusiones hacia una autora brasileña que nunca he leído y que parece ser muy buena, Clarice Lispector (1920-1977); ella sería la musa inspiradora del personaje de Vera Sigall en esta novela. Habrá que leerla.

Una frase al final de la novela  da la colorature  de la escritora ( lo que más me gustó en la novela es el ambiente santiaguino y tan chileno…) : Entonces pensé que la felicidad y el dolor iban juntos, y que no podíamos saber de antemano cuándo una u otro se saldría con la suya…

CONTIGO EN LA DISTANCIA, Alfaguara 2015,  ISBN 978-84-204-1043-2

Cinco Esquinas de Mario Vargas Llosa

 

Afficher l'image d'origineMario Vargas Llosa, Marqués de Vargas Llosa desde 2011, es un escritor peruano (Arequipa 1936) con la doble nacionalidad española desde 1993. El escritor cumula todos los premios en lengua castellana y obtuvo el Nobel en 2010. Es un representante/fundador del Boom latinoamericano.

Comenté en este blog en septiembre 2013 su simpática novela El héroe discreto, muy fácil de leer, entretenida y que me gustó  porque el escritor retoma ciertos personajes de otras novelas y da así a su obra un carácter más monumental y acabado.

Cinco Esquinas (2016) es su libro número 18 y el título proviene del nombre de un barrio limeño, ubicado en Barrios Altos que fue el eje de la Lima colonial y que decayó con el declive de lo que se llama el Centro Histórico;  tuvo cierto resurgimiento a principios del siglo XX cuando se convirtió en un centro del « criollismo » con las peñas (=círculos de recreo). Hoy en día es un barrio « bravo » con narcotráfico, prostitución y alta criminalidad. (Y en Chile, al contrario, barrio alto es un barrio burgués como lo pueden comprobar en la novela de Elizabeth Subercaseaux Compro lago Caburga, objeto de un billete reciente en este blog).

La lectura de esta novela me ha dejado bastante perpleja por no decir otra cosa. ¿Cómo este escritor ha podido entregar una novela de contenido tan pedestre? Es evidente que quiere arreglar cuentas con la prensa escandalosa, él, que debe haber sufrido  con la bajeza que se practica en ese rubro.

La novela plantea la utilización de esta bazofia que es la  prensa amarilla con fines políticos. En el caso de la novela, es un relato al límite de lo pornográfico entre dos polos: la clase alta limeña (que no es necesariamente una gente con clase) y los políticos más desvergonzados y amorales, dispuestos a todo para conservar el poder y ensuciar y comprometer a los adversarios.

Vargas Llosa sitúa el relato en el Perú de los años 90 del « fujimorato » cuando el poder utilizaba la prensa amarilla como un medio coercitivo para desacreditar a los adversarios con historias escandalosas reales o inventadas. En aquellos años Vladimiro Montesinos era el segundo de Alberto Fujimori, el asesor del Servicio de Inteligencia. Eran los años cruentos del Sendero Luminoso, del toque de queda que creaba inseguridad y que obligaba a mucha gente a practicar cierta promiscuidad. Sendero Luminoso asesinó a 70 000 personas(sobre los 25 millones de habitantes del Perú de entonces) y Montesinos llegó a ser la eminencia gris del poder que grababa las comunicaciones a todos, incluso a Fujimori, con el propósito de presionar y amenazar posteriormente.

En un ambiente tan inseguro y amenazado, sobre todo en algunos estratos de la sociedad, surge el sexo como catarsis a una privación de la libertad. Y don Mario Vargas Llosa ha puesto sexo en su novela desde el principio hasta el final, pero con saña.

La trama de la novela relata como la prensa amarilla se ataca a un poderoso publicando fotos de él en una orgía que fue planificada con el solo propósito de comprometerlo , pero sin « pedir permiso » al mandamás del gobierno,  que en el libro se denomina El Doctor. El que organiza el chantaje es un mequetrefe del periodismo , vendido al poder, secundado por una mujer atroz que solo sabe verter inmundicias sobre cualquier persona.Se la conoce como La Retaquita porque es contrahecha y casi enana, pero su periodismo es de una audacia y de una osadía sin igual.

A este periodismo de bajos fondos, Mario Vargas Llosa opone una clase media alta limeña con una moral erótica bastante perversa, dejando ver entre líneas una hipocresía social descomunal y que se aviene bastante  con el título del periódico amarillo Destapes.

Cinco Esquinas es un barrio emblemático en la novela puesto que dos actores de la trama viven allí : La Retaquita y Juan Peineta, el recitador.

Y página 230, el escritor hace una revelación increíble : en 1990 cuando el ingeniero Fujimori ganó las elecciones, la Marina peruana habría descubierto que Fujimori no era peruano sino japonés. Había llegado al Perú con su familia de inmigrantes y ésta, para asegurar su futuro, como hacían muchas familias de asiáticos a fin de dar seguridad a sus descendientes, le había falsificado (o comprado) una partida de nacimiento, atribuyendo su natalicio al día de la Fiesta Nacional, el 28 de julio. Le habian urdido también un bautismo que en apariencia acreditaba su nacionalidad peruana. Cuando comenzó a correr en la prensa, entre las dos elecciones, que la Marina de Guerre haría pronto público su descubrimiento, Fujimori se aterrorizó. Ser japonés anulaba automáticamente su candidatura, la Constitución era inequívoca a ese respecto. En ese momento surgió, al parecer, el contacto entre El Doctor de marras y el acorralado candidato. En pocos días, desaparecieron todos los indicios de la falsificación y los jefes de la Marina que la descubrieron fueron sobornados o intimidados para que callaran y destruyeran aquellas pruebas. Estas nunca salieron a la luz. La partida de bautismo fue arrancada misteriosamente del libro de registros de la parroquia y desapareció para siempre jamás…Esto me parece increíble, vergonzoso, ¿cómo los peruanos pueden aceptar un hecho tan anti patriótico, es que no tienen conciencia de lo nacional?

Mario Vargas Llosa decía en una entrevista que ésta, su decimoctava novela es su novela más improvisada. Si, y yo agregaría que es su novela más arrabalera. Vargas Llosa podría estar de acuerdo con el escritor chileno Alberto Fuguet que dice…me gustan los libros que son fruto de un ajuste de cuentas, de la rabia y de una eclosión…¿De eso se trata, no?

CINCO ESQUINAS, Alfaguara 2016,  ISBN 978-958-8948-15-7

Nuevo plano de la ciudad secreta de Ignacio Martínez de Pisón

Afficher l'image d'origineEscritor y guionista español, nacido en Zaragoza en 1960 y residente en Barcelona desde 1982. Autor traducido en varios idiomas y cuya escritura me encanta porque es diáfana, pulcra y el escritor sabe contar. Nuevo plano de la ciudad secreta obtuvo el Premio Gonzalo Ballester 1992; es el sexto libro que reseño de este autor y nunca su lectura me ha defraudado ; esta es una novela de aprendizaje en todo su esplendor donde seguiremos los pasos de Martin Salazar desde su adolescencia hasta la madurez,  enamorado toda su vida de su venenosa prima Alicia que lo manipulará durante años.

Existe una frase  que dice  « todo se paga en la vida » y algo de cierto tiene porque en esta novela después de tantos tumbos en la vida de Martin, tendremos un estoque final magistral. Sale a relucir en esta novela el papel importante que juegan los primos y allegados en la educación sentimental y hasta sexual de los adolescentes en general.

La primera parte funciona como un libro de relatos con capítulos autónomos, capítulos que serán luego subordinados al conjunto. Martínez de Pisón permite que se explore situaciones y vivencias relativas al paso de los umbrales infancia /adolescencia/ madurez y su prosa de 1992 conlleva innovación y modernidad, intensidad psicológica, ambigüedad, perversión mental.

El narrador, Martin Salazar, llega a la ciudad a buscar un nuevo territorio para asumirse fuera del círculo familiar; el personaje se nos muestra encerrado en si mismo, inquisitivo y casi masoquista. Siempre enamorado de la prima Alicia que sólo explota su belleza para avanzar en la vida, pero que terminará en víctima de sus propios devaneos (justicia inmanente?). Porque tras su belleza sólo existe convencionalismo, apariencias, mentiras, falso individualismo, falsa libertad, falsa rebeldía. Alicia provoca amor/ desamor en Martin y esto es el hilo argumental de la novela. Martin alcanzará la madurez y una identidad cuando descubrirá y será consciente que ha sido manipulado por Alicia.

Los personajes secundarios de la novela son interesantes. Están sobrecargados en sus rasgos, son casi todos anómalos como Javier Salazar, el hermano paralítico de Martin, las perversas gemelas Cerón, el mago Petroff, el tío Luis, etc.

La literatura de Martínez de Pisón es una literatura de imágenes que muestra al escritor como un mirón que ve, observa y cuenta. La mirada es el elemento mayor en la narrativa de este autor, él sabe la importancia de la mirada en el proceso de comunicación humana por su intensidad y penetración en lo más hondo de la realidad. El autor nos habla de lo atraídos que nos sentimos por lo inalcanzable y el valor que le damos a ésto.

Y hay mucho humor, sobre todo al final, para quitar solemnidad a lo narrado.

Un gran autor español.

NUEVO PLANO, Anagrama 1992,  ISBN 84-339-0936-3

La isla del padre de Fernando Marías

Afficher l'image d'origineFernando Marías es un escritor y guionista de cine español (Bilbao 1958), licenciado en Ciencias de la Información. Es el fundador del colectivo artístico de Mary Shelley, una agrupación que imita la mítica noche del 16 de junio de 1816 en la que, en Suiza, un grupo de amigos se contaron historias de miedo. (Allí se le ocurrió a Mary Shelley la idea de escribir Frankenstein). Traté de leer el libro que le valió el Premio Nadal 2001, El niño de los coroneles, pero tuve que abandonar la lectura por ardua, pesada, un tanto hermética.

La isla del padre se inscribe en la corriente literaria llamada literatura del « yo », en la que un autor hace de su vida su material literario y se desnuda ante los lectores. Es la misma onda que el libro de Marcos Giralt Torrente Tiempo de vida que comenté en este blog en diciembre 2012. Es un ejemplo de la literatura utilizada como un instrumento de redención del pasado. Al parecer Fernando Marías  pudo escribir esta novela gracias al psicoanálisis , otro ejercicio de introspección. Es un libro sobre la fascinación que en los niños provoca la vida imaginada o imaginaria de los mayores.

La isla del padre es el mejor regalo póstumo que un padre pueda recibir de un hijo:  un canto de amor filial para paliar una ausencia. Un ejemplo hasta dónde puede llegar la buena metaliteratura (opinión de José Luis Muñoz). En la portada del libro tenemos una fotografía del padre y del hijo Fernando, aún pequeño que pueden apreciar más abajo.

La isla del padre recibió el Premio Biblioteca Breve 2015 y el título viene del hecho que con un padre navegante, éste dio el nombre de cada uno de sus tres hijos a unas islas frente a la costa mexicana. Así, Fernando tuvo « su » isla, la isla del padre.

El escritor escribe sobre  su padre, un mecánico de buques de la marina mercante, un padre que pasó la vida surcando  mares y marcando una ausencia lo que no permitió ver crecer a sus hijos, Fernando siendo el mayor de los tres. La columna vertebral del libro es el miedo mutuo que se profesan padre e hijo porque no se conocen y sin conocerse, se temen.

El libro es también un homenaje al cine, una vieja pasión de Fernando Marías, quien es un cinéfilo experimentado.

El hijo se sentirá autorizado para escribir su historia y en paralelo la historia de su padre, cuando éste morirá de un cancer al estómago. Escribirá la historia en el seno mismo de la casa familiar que los acogió a todos desde que sus abuelos se instalaron en el piso en 1912. Fernando Marías será el último morador de esta casa antes de que los nuevos propietarios tomen posesión de ella.

Es un libro que baña en un ansia de reencontrar al padre, de entenderlo, de proyectarse en cierto modo con él, de rencontrarse consigo mismo y con los recuerdos. Es un libro por el que navegan barcos y atraviesan trenes. Los barcos de la vida navegable del padre y los trenes de Fernando Marías que recorren la línea Bilbao-Madrid.

Para terminar, una citación de José Camilo Cela, de su libro Oficio de tinieblas 5 :ésto no es una novela, sino la purga de un corazón.Afficher l'image d'origine

LA ISLA DEL PADRE, Seix Barral 2015,  ISBN978-84-322-2465-2

Versiones de Teresa de Andrés Barba

Afficher l'image d'origineAndrés Barba es un escritor español (Madrid 1975), licenciado en Filología hispánica, con estudios de Filosofía; es también historiador, ensayista, guionista y fotógrafo. Barba ha sido señalado  entre los 22 mejores escritores de su generación por la revista británica Granta (2010) y por el  periódico español El Cultural. Se le conoce como « el chico de los berenjenales » aludiendo al hecho que como escritor se mete en temas difíciles y los ventila en novelas peliagudas.

Comenté en octubre 2015 su novela Las manos pequeñas,con el tema de la infancia: una inmersión en el mundo ambivalente, cruel y complejo de la infancia donde ronda la presencia de la muerte.

Versiones de Teresa obtuvo el XVI-avo Premio de Narrativa Torrente Ballester, es la cuarta novela de Barba. La portada del libro es muy adecuada (ver más abajo) con la reproducción de un cuadro de 1938 del pintor Balthus  cuya modelo  se llamaba también Teresa. Balthus dijo algo relevante : veo las adolescentes como un símbolo. Yo no podría pintar a una mujer. La belleza de una adolescente es más interesante. La adolescente encarna el futuro, el ser antes de la transformación en belleza perfecta. Una mujer ya encontró su lugar en el mundo, una adolescente, no. El cuerpo de una mujer ya es una completitud. El misterio ya desapareció.

Versiones de Teresa es una novela que no me gustó leer, pero que leí hasta la última frase; es una novela donde también ronda la presencia de la muerte. Tuve la sensación permanente de cometer una transgresión con esta lectura: leer sobre amor físico entre un adulto y una menor minusválida. Y aunque la prosa  trata con elegancia  este tema peliagudo, se trata de una situación extrema y escabrosa. La prosa es bastante elusiva al servicio de una historia que es también muy elusiva.Es notable destacar la madurez del escritor para tratar un tema de esta índole : un triángulo amoroso entre Teresa de 14 años, deficiente mental (¿síndrome de Down?),  un hombre de 30 y la hermana mayor de Teresa, Verónica. Lo menos que se puede decir es que tenemos una novela desasosegante.

La historia de Versiones de Teresa está armada en 14 partes como el Requiem de Mozart y cada una de las partes está centrada alternativamente en los personajes de Manuel o de Verónica. Teresa no lleva ningún capítulo, es un personaje pasivo visto e interpretado por los otros dos.

El tema del amor y de sus facetas existe en la novela aunque el autor no se adentra sino que aflora e indaga a qué responde el proceso de enamoramiento entre dos personas. Manuel conoce a Teresa en un campamento de verano y caerá « fulminado » por un amor a primera vista. ¿Qué siente Manuel por Teresa? A todas luces es inexplicable. ¿Pero es que acaso esas cosas se pueden explicar? También la novela trata el tema del deseo, un deseo metaforizado.

Analizando el personaje de Manuel, me parece que es el más desvalido de los tres: es inmaduro, inexperimentado, vacilante entre la atracción física, la solidaridad afectiva y sus escrúpulos, incapaz de expresarse con claridad; el lector entrevé las deficiencias afectivas de su educación sentimental. Manuel vivió la agonía de su padre de manera cruda (hay una descripción clínica de la agonía del padre que resulta espeluznante).

La temporalidad de los  narradores es diferente. Así, el relato de Manuel va del presente al pasado y el relato de Verónica recorre la otra mitad del tiempo hasta llegar al presente. También tenemos el relato entre Verónica y Manuel que conociéndose, entablarán una relación.

Verónica es una chica extraña que está en crisis. No conoce muy bien su entidad física, se encuentra fea y menosprecia su cuerpo largo y flaco. Está en crisis con sus estudios universitarios que acaba de comenzar y en crisis con la amistad demasiado exclusiva que la une a Ana, su amiga íntima que terminará rechazándola. No sabe nada del amor y es cruel con Teresa, al límite de la malevolencia, por ejemplo cuando se las arregla para « perder » en el barrio a un cachorro que Teresa adora.

El mundo de Teresa es limitado, silencioso, hermético. Su sexualidad existe y se abre como una flor, y su sexualidad es más inocente, pura y evidente que la de su hermana mayor. Teresa provocará una pasión amorosa a primera vista en Manuel, el cual se volcará en una introspección  : la insatisfacción con su trabajo, sus 30 años cumplidos, la monotonía de su vida. La dualidad que vive Teresa entre el debate de su inocencia constitutiva y los imperativos de su cuerpo está genialmente anotado en las páginas 115-116.

Una novela nada fácil de leer porque es excesiva por el nivel de pretensión frente al tema desarrollado : hay cantidad de reflexiones y de opiniones con una sintaxis compleja y una semántica audaz.

Algunas citaciones : cada pareja es un lugar secreto, imposible de juzgar y de interpretar desde fuera, un castillo en el que a veces ni sus propios habitantes saben cómo hacer para vivir. Si el castillo está a veces lleno de crueldad ¿ de quién es la culpa?…hay amores que no suceden por casualidad, que se imponen a cierto tipo de personas por ser como son, pues nadie se enamora por casualidad, como se tropieza, o como se quema la piel por efecto del sol, enamorarse no podía ser por casualidad, enamorarse era una disposición de todas las facultades del cuerpo y del espíritu dirigida a una persona concreta por el hecho de ser concreta, por el hecho de ser  exactamente de esa forma y no de otra…lo que sucedió fue que eran dos seres humanos que habían comenzado a amarse. Uno era fuerte, otro era débil, y como siempre era el débil el que amaba sin medida...

Afficher l'image d'origine

VERSIONES DE TERESA, Anagrama 2006,  ISBN 84-339-7130-1

El niño pez de Lucía Puenzo

Afficher l'image d'origineLucía Puenzo es una escritora, guionista y directora argentina (Buenos Aires 1976). En 2010 la revista británica Granta la seleccionó con otros 22 escritores de habla hispana de menos de 35 años. Es hija del director Luis Puenzo y ya tiene a su activo cinco novelas y varias películas.

Vi su tercera película, Wakolda (2013) adaptada del libro homónimo publicado en 2010 : una película que encontré buena y que se filmó en Bariloche : la relación entre el nazi Josef Mengele,  una niña y su familia. El médico Mengele, bajo otro nombre, sigue experimentando con humanos. Hay bastante suspense en esa película y unos paisajes muy bonitos.

El niño pez es su primera novela, publicada en 2004 (traducida al francés como L’enfant poisson),  adaptada libremente al cine cinco años más tarde con el mismo título y con Lucía Puenzo como directora.

Encontré que esta novela El niño pez es sencillamente detestable. No está especialmente bien escrita, tiene por momentos la prosa algo inconexa (¿ de quién se está hablando?), pero sobre todo encontré que el tema no tiene ningún interés, con personajes transgresores y amorales que no tienen ninguna trascendencia ni relevancia. Aquí es cuestión de drogas, delincuencia, asesinato, prácticas sexuales aberrantes, corrupción, lesbianismo, robo y hasta infanticidio.  No ocurre como en otras novelas en los bajos fondos, sino en las altas esferas donde parece imperar solo el vicio. La única originalidad la constituye el narrador que es un perro que acompaña a la heroína Lala por todas partes y que es el único ser del reino animal con sensatez en el libro. El título « el niño pez » vendría de una leyenda paraguaya con un niño en el fondo de un lago que guía hacia la profundidad a los ahogados. Esta fue una lectura « pérdida de tiempo » y una minusvalía de calidad hacia la revista Granta. Ni pensar en ver la película por muy adaptación libre que sea…

EL NIÑO PEZ, Beatriz Viterbo Editora 2004,  ISBN 950-845-144-0

Borneo de Oliverio Coelho

Afficher l'image d'origineOliverio Coelho es un escritor y crítico argentino (Buenos Aires 1977), señalado por la Revista Granta (UK) en 2010 como uno de los mejores jóvenes escritores  de habla hispana (siete argentinos  sobre los 22 seleccionados !); el escritor ya tiene más de 10 novelas y posee un par de blogs con comentarios cortos, por ejemplo conejillodeindias.blogspot.com. Es la distinción de la revista Granta que indujo mi curiosidad por leerlo y también el hecho que Granta reconoció al chileno Alejandro Zambra  que descubrí por ese medio; otro escritor joven que también aporta algo novedoso con su estilo narrativo .

Borneo (2004)  es la novela central de una trilogía futurista ( el tercer libro de Coelho y el primero a ser traducido al francés), trilogía iniciada con Los invertebrales (2003) y cerrada con Promesas naturales (2006). Borneo es una distopía, es decir, una visión societal enferma, anómala, perversa. Por ese lado no es un tema que me interese, encontrando que la sociedad en que vivimos cada día alcanza por momentos la triste semejanza con un mundo distópico.

Pero después de la lectura de esta corta novela que es Borneo (141 páginas) debo reconocer que Coelho aporta también algo nuevo en la manera de tratar la construcción narrativa, el idioma, o sea, la escritura, aunque nada nuevo con el tratamiento de sus personajes ni con la trama. El libro se lee bien, pero deja helado porque roda una cierta perversión en todos los estratos, una perversión insidiosa y que escapa a lo racional. Un mundo bastante más hostil que el nuestro.

Durante toda la lectura pensé en la película que acaban de estrenar « The lobster » de Yórgos Lánthimos, un film británico-griego que obtuvo el Premio del Jurado en el último festival de Cannes : una distopía horrorosa donde hay un mundo en que los seres no tienen derecho a estar solos so pena de transformarse en un animal de elección. Hay una gran violencia en esa película hacia el ente humano, con una sátira soterrada hacia el amor y el matrimonio, que la encontré perversa y malsana. Vaya premio ! Así va el mundo.

Volviendo a Borneo (¿por qué la habrá llamado Borneo?), es la historia de Ornello Balestro quien vive en un mundo amenazado por las mutaciones (los gatos tienen alas, los perros tienen una pata central delantera…). Quizás estas mutaciones son provocadas por un Estado perverso e intruso que obliga a los entes a pasar cada diez años un SMO o un Servicio Médico Obligatorio, donde los someten a exámenes extraños que provocan anomalías más que sanaciones. En ese mundo las mujeres son bastante raritas, pueden ser muy peligrosas o son en general travestis que actúan como mujeres;  las verdaderas fámulas que llaman « sinceras », deben esconderse. El SMO sirve para decidir si el ente es o no apto a vivir en sociedad. El SMO de Ornello Ballesto sirve de detonador para aumentar la tensión dramática de la historia. Volverse sospechoso para el Estado era cuestión de traspasar un límite. Es decir, crearlo. Los ideólogos sabían que si el Estado no actuaba en el  momento justo, en cuánto el primer límite había sido infringido, las transgresiones posteriores se exponenciaban, se volvían populares y moralmente redituables, y el hombre, lógicamente, tocaba el descanso de la libertad. De modo que, dedujo Ornello, llegar a la libertad exigía, como condición mínima, ocultar el deseo de libertad…

El párrafo dedicado a las mujeres es muy divertido. Ornello Ballestro busca a una mujer cómplice, a una « sincera ». No es fácil, imagínense. Las mujeres pueden traicionar el amor, pero nunca,  al revés de los espejos, a un hombre. Además carecían de saña y estaban eximidas del SMO, por lo cual podían señalar su afección sin involucrar la propia. Sin embargo en una elección de semejante naturaleza, donde la propuesta sanguinaria quedaba suspendida en favor del argumento sentimental, el daño que la amada propagaba con el tiempo, en especial en casos de abandono, era más extenso, elástico, una suerte de viudez alegórica. En la vida de un hombre cada mujer cicatriz se vuelve incontrolable y retorna, como un zumbido enloquecedor o como un arbitrario dado, en los sitios más ridículos…Súbitamente, entonces, la viudez masculina se transforma en causa, y llega otro amor, otra mujer atraída por el zumbido que resta en uno de la otra. Se trataba, sin duda, de un mecanismo natural que él no había tenido la voluntad de activar. Bastaba una sola mujer para que llegaran luego, a lo largo de su vida, todas las necesarias.

Es un mundo inquietante donde no convenía permanecer en la calle al anochecer. Se habían escuchado historias tenebrosas sobre  negligentes raptados que eran vendidos a traficantes de órganos o mercaderes de la ciencia, y luego eran utilizados en pruebas de laboratorio.

Es un mundo donde la gastronomía es aceite de marmota, lomito de antílope, bolas de rinoceronte, próstata de castor, esfínteres de foca, licorosos tímpanos de elefante con lengüita de avestruz o sopa de alas de gato…Mmmm puras delicias.

Una lectura diferente y sorprendente, bien escrita y que denota una gran imaginación.

BORNEO, El Cuenco de Plata 2004,  ISBN 978-21615-0-X