Archives

Ordesa de Manuel Vilas

Résultat de recherche d'images pour "ordesa manuel vilas"

Manuel Vilas es un escritor y poeta español (Huesca 1962).

Ordesa (2018) vendría siendo su sexta novela y ha sido un fenómeno literario en España desde su publicación en enero 2018, va por la 14-ava edición y más de 100 000 ejemplares vendidos ! Ha sido catalogado como libro del año por varios periódicos.

Ordesa es el nombre de un hermoso valle pirenaico, frontera natural entre Francia y España, de belleza sobrecogedora y  que Manuel Vilas solía visitar con su padre en coche en los años 60-70 porque su padre amaba este lugar.

¿Cómo explicar un tal éxito?  Primero que nada es un relato autobiográfico, una muy moderna autobiografía donde el autor  escogió la total sinceridad, sin tapujos ni interpretaciones para hablar de su familia y de si mismo. Y resulta que poniendo sus verdades al alcance de todos, detiene la universalidad de un tema que nos incumbe por algún lado : el amor que se profesa la gente al interior de la célula familiar. Lejos de esto los cánones de conducta, cada familia tiene sus códigos y secretos.

Otro punto que ha impactado en España es el relato conmovedor de esta familia española de clase media-baja que podría simbolizar el naufragio de toda una clase media española en las dos últimas décadas.

Estos dos puntos hacen que sea una obra más que autobiográfica, una obra de memoria casi colectiva.

Manuel Vilas hizo de este libro una oda de amor hacia sus padres. Aunque es una obra que viene tarde porque ellos ya no están y se fueron sin saber que su hijo Manuel los quería tanto. Las cosas antes se decían menos, las cosas se especulaban.

Y a los 50 años, cuando el autor se encontrará solo y desamparado tras el fallecimiento de su madre en 2014, a la vez que divorciado, con un trabajo flaqueando, un problema de alcohol y con los hijos crecidos, cada vez más ausentes y poco efusivos, entonces todo se le viene abajo y decide escribir este libro sobre su niñez (feliz) con lo poco que sabe de su familia y allegados. Es una verdadera catarsis.

Esta familia era bastante original, se hablaban poco, cada uno en su esfera personal con sus fobias y polaridades. Un poco cada uno por su lado. Lo que si recuerda Vilas era lo feliz que se sentía de tener dos padres tan guapos y lo feliz y protegido que se sentía cuando estaba con ellos. Resulta curioso constatar cómo las situaciones se repiten en las familias, así por ejemplo, en esta familia la situación de Manuel Vilas con sus padres está reproduciéndose con sus hijos.

Me llamó la atención en el libro la excesiva presencia de la muerte, invocada demasiado a menudo, macabra. Pero el estado de ánimo del autor debía estar muy deteriorado y sumergido en la depresión para pensar tanto en este trámite que por lo demás es muy fugaz.

Es un libro bonito, hecho de sinceridad, de verdad, de emoción,  con un retrato de España en los años 60-70 y de la ciudad de Zaragoza.

« Somos lo que recordamos » dice en un momento Manuel Vilas (pero también lo que olvidamos, agrego yo).

Tiene el autor el gusto exquisito de citar la bella canción de Violeta Parra que pueden escuchar al final de esta reseña porque le va como un guante.

Violeta Parra – Gracias a la Vida (Thanks to life)En directPlaylist (0)Mix (50+)

ORDESA, Alfaguara 2018,  ISBN 978-84-204-3169-7

Adiós, poeta…de Jorge Edwards

Résultat de recherche d'images pour "adios poeta jorge edwards"Jorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) con estudios de leyes y de Filosofía en Princeton, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Hace parte de la Generación del 50 chilena, aunque él se considera algo marginal a este movimiento. Actualmente reside en Madrid

He comentado en este blog gran parte de su bibliografía (14 libros, quince con éste) porque es un escritor que me gusta como escribe y cómo enfoca los temas, con esa ironía siempre presente y fina aunque bastante socarrona. Otra cosa que me gusta de este escritor-lector son las pasarelas que da hacia otros autores porque ha leído  mucho. Gracias a él descubrí un autor brasileño que me ha deslumbrado por su modernidad : Joaquim Machado de Assis.

Adiós, Poeta… (1990) es un libro de memorias muy interesante en dos sentidos : tenemos una biografía de primerísima mano,   personal e íntima del gran vate chileno Pablo Neruda en su cotidianidad quien fue amigo de Jorge Edwards por más de 20 años ! (años 52-72) y tenemos entre líneas la autobiografía de Don Jorge Edwards, sin tapujos ni concesiones como es su costumbre en un estilo  muy ameno. Jorge Edwards es un cronista de primera.

Adiós, Poeta…le valió el III Premio Comillas, un premio creado en Madrid en 1987 para destacar autores que escriben sobre temas o personajes de interés histórico, político o cultural.

La visión del Neruda que nos brinda, es rica y compleja porque fue un personaje con matices y mucha presencia. Fue un comunista de tomo y lomo, pero no fue dogmático, lo que denota inteligencia y que Edwards califica de « cardinal ateo de la iglesia suya« . Pablo Neruda tuvo una trayectoria fuera de serie, un ciudadano del mundo que terminó su periplo en París como Embajador. Cuántas cosas le tocó vivir ! En lo personal, en lo poético, en lo político, en sus peregrinaciones en pos de sus queridos « cachureos », en su vida social, en sus amistades, en sus viajes, en su mundo creativo, en sus amores…

En cuanto al estimado escritor y autor de estas memorias, el cita su trayectoria paralela a la del vate y da luces sobre lo que fue también una vida muy rica en acontecimientos de todo tipo. Tenemos hasta datos sobre su vida personal como otro ciudadano del mundo con vueltas incesantes a Chile, pero que son solo permanencias temporales.

Entre los dos hombres hubo primero un gran respeto de parte del escritor allá por los años 52 (21 años tenía solamente Edwards) hacia el hombre ya establecido como poeta. Con el tiempo esta diferencia de edad se fue borrando para llegar a ser una verdadera amistad. Por supuesto que fue una amistad con turbulencias, porque no puede ser de otro modo cuando la política está de por medio.

En una introducción que Jorge Edwards escribió para una edición de bolsillo de este libro, se puede leer algo muy bonito :…en medio del descalabro de la sociedad, de la política, de su propio cuerpo, el poeta se refugiaba en la naturaleza, el primero y el último de sus refugios, su resorte esencial, su punto de partida y de llegada. Y la naturaleza le daba una respuesta muda, enigmática…él que había escrito que prefería una poesía como absorción física del mundo, y después de muchos avatares, circunstancias y fortunas, en el fondo, a pesar de las apariencias, había cambiado muy poco…

ADIÓS, POETA, Tusquets 1990,   ISBN 84-7223-191-7

Comédie française de Fabrice Luchini

See original imageFabrice Luchini est le nom d’emprunt de Robert Luchini, acteur français (Paris 1951), un autodidacte émérite qui a débuté dans la vie comme apprenti-coiffeur dès 13 ans, mais chez pas n’importe quel coiffeur : le très mondain Alexandre. Mais déjà à cette époque le jeune Luchini était amateur de bonne littérature. C’est Philippe Labro qui l’aurait découvert en 1968 à Angoûleme; il suivra par la suite des cours d’art dramatique chez Jean-Laurent Cochet et décrochera un rôle avec le réalisateur Eric Rohmer. Par la suite ses spectacles de one-man-show lui apporteront une gloire incontestée avec des lectures très personnelles d’auteurs qu’il aime bien et qu’il connait à la perfection parce qu’il les a « travaillés » ad libitum; inutile de préciser que Luchini est un perfectionniste. Sa génialité réside à chercher la vérité des mots tout en veillant à s’effacer lui même. La légende raconte qu’il aurait essayé trois fois de rentrer à la Comédie Française, les trois fois l’administrateur en fonction aurait répondu qu’il n’avait pas là sa place. Je pense sincèrement que Luchini est déjà une institution à lui seul. C’est une personnalité trop indépendante, il se suffit à lui même et n’a pas besoin d’une troupe.

Comédie française est censé être autobiographique, un livre autobiographie paru à 65 ans. Il aurait cédé à la sollicitation de l’éditrice Maxime Catroux chez Flammarion. Certes, le livre est autobiographique mais il a eu la pudeur de se cacher derrière le personnage public qu’il s’est forgé. Ainsi, sa discrétion attire le respect à une époque où il est de mauvais (pardon, de bon) ton de tout étaler, de tout dévoiler, de sur-informer (omnia vanitas). Ce livre a reçu le Prix La Coupole 2016.

Evidemment l’écriture est très luchinienne, on croit entendre le spirituel cabotin avec sa diction et son phrasé qui n’appartiennent qu’à lui (Quelle diction pour Rimbaud ? J’ai mis 100 représentations pour trouver le ton juste pour dire passablement Le bateau ivre). Bien sûr que nous sommes sensibles à la musicalité qu’il imprime aux textes qu’il nous sert. On sent dans le livre son amour des lettres françaises, son amour des mots et une interprétation très personnelle des auteurs qui lui sont chers et qu’il connait par coeur. Grâce à Luchini nous revisiterons La Fontaine, Céline, Barthes, Rimbaud, Muray, Nietzche, etc Un voyage garanti féerique et, en ce qui concerne Arthur Rimbaud, tout simplement hallucinatoire..

En quelque sorte ce livre est la prolongation de ses spectacles si spirituels et persifleurs. Fabrice Luchini est un acteur solaire, il irradie sa passion et tant pis si par moments il parait terriblement cabotin. Il donne une très bonne et très juste définition de lui même : un chaos de perplexité.

Fabrice Luchini a la lubie du discours organique où « la langue sort du corps et non pas du cerveau : c’est un produit organique qui fait avancer l’action. Rien n’est descriptif, orné. Tout est immédiatement compréhensible ».

Une lecture agréable et très parisienne, aérienne, spirituelle et qui nous rend meilleurs. Merci Monique F. pour ton prêt.

COMÉDIE FRANÇAISE, Flammarion 2016,  ISBN 978-2-0813-7917-6