Archives

Lejos de Kakania de Carlos Pardo

Amazon.fr - Lejos De Kakania - Pardo, Carlos - Livres

Carlos Pardo es un poeta y novelista español (Madrid 1975); Lejos de Kakania es su tercera novela autobiográfica que necesitó varios años de escritura.

Lejos de Kakania (2019) un bonito e intrigante título citado del libro de Robert Musil El hombre sin atributos (1943) donde Kakania es el nombre sarcástico con el que Musil nombra al Imperio austro-húngaro en su libro. Es el apócope de Kaiserlich u. Königlich (imperial y real), el meollo mismo de Europa Central que los dos protagonistas del libro van a recorrer para sublimar su amistad, su acercamiento y su vocación.

Es una lectura que no me ha resultado interesante aunque el libro es bastante metaliterario y está bien escrito. Pero son los personajes que me han dejado anonadada de tedio al mismo tiempo que de espanto porque la droga de todo tipo corre por sus líneas así como el alcohol. Los poetas siempre han sido los « malditos » de cada generación, rara vez comprendidos, rara vez ensalzados. He de advertir que el largo poema central (129 páginas) me lo he saltado de pé a pá porque la poesía no me atrae y ya tenía más que suficiente con las vidas poco ejemplares de los poetas del libro.

El libro narra sin tapujos la vida de jóvenes españoles que se dicen poetas y viven en camarillas que solo sirven para la introspección permanente. Hay que tener agallas para contar una experiencia así, tan marginal por donde se la mire. Del grupo de jóvenes destacan particularmente Carlos Pardo (que se cita con pelos y señales) y su amigo Virgilio. La amistad de ellos tiene sus altos y bajos, sus acercamientos y desencuentros,  sus períodos de franca envidia mutua también. Los egos están en permanente ebullición. La precariedad del grupo resulta algo chocante, carecen de la estabilidad más básica, pero sin embargo siempre hay dinero para drogas y para libar. El autor tilda en el libro a su generación poética de inexistente, y al libro de cuidadoso y muy franco. El libro tiene bastante humor por momentos lo que lo hace más legible.

Un punto positivo para mi fue encontrar la referencia de un maestro literario que no había cruzado en mi camino de lectora y que tengo que leer porque me parece muy conspicuo. Se trata del austríaco Robert Walser.

Página 422 Carlos Pardo atribuye a su amigo Virgilio un párrafo que me gustó y que leí un par de veces…el corazón es quien comprende la profunda afinidad entre las sutilezas de la conciencia y los niveles de existencia. El corazón entendido como facultad de la imaginación y de la humanidad. No un pensamiento que separa, sino uno que proporciona las imágenes con las que comprenderemos el mundo. El corazón une el mundo y, sobre todo, proporciona las imágenes del alma del mundo.El mundo existe antes que el pensamiento y, por supuesto, también es anterior a la palabra. La lengua es sólo un instrumento con el que se habla. Y quien es mudo, lo es de corazón, no de palabra.

LEJOS DE KAKANIA, Editorial Periférica 2019,  ISBN 978-84-16291-93-9

Educar a los topos de Guillermo Fadanelli

Guillermo Fadanelli - Inicio | Facebook Guillermo Fadanelli es un escritor mexicano (Mexico DF 1960) con una obra en buena parte autobiográfica y en un estilo que han calificado de satírico-belicoso. Es autor de aforismos, cuentos, novelas y ensayos. En su obra, los temas recurrentes son el pesimismo, la ciudad, la ironía y el escepticismo.

Educar a los topos (2006) es una novela de aprendizaje donde el autor narra la traumatizante experiencia de haber sido inmatriculado a los 11 años en una escuela militarizada donde primaba la bestialidad más primitiva. Su padre tomó esta decisión de manera arbitraria con un niño que no presentaba ningún tipo de dificultad en su desarrollo. Y Guillermo Fadanelli saca la conclusión de que en vez de corregirse (de qué?), se hizo más cínico (el precio que se paga por la sobrevivencia ?). ¿Y la inocencia mancillada de esos niños? Hete aquí lo que piensa el escritor…los niños conocen tan bien o mejor que sus padres el negocio de humillar a los otros: la inocencia infantil es un cuento de hadas que los adultos se cuentan a sí mismos para tranquilizarse, un eufemismo.

No es una lectura que me gustó porque el contenido no logró despertar mi interés. El libro está muy bien escrito en un español lejos de todo coloquialismo mexicano. Estoy de acuerdo que tomar una decisión así con un crío es casi criminal, ya se han visto otras atrocidades y/o aberraciones cometidas con los niños en este valle de lágrimas.

A los 11 años Guillermo Fadanelli ingresa a una escuela militarizada donde sufrirá humillaciones y vejaciones diarias que hacen parte « de la normalidad » en un mundo de brutos ignorantes a lo que le llaman « educación a la dura »  y que, in fine, produce una distorsión del alma.

El libro está escrito con una originalidad temporal que consiste en narrar la triste aventura del joven Fadanelli y súbitamente pasar al entierro de su madre (el padre ya ha muerto). Él es el hijo mayor lo que conlleva cierta responsabilidad en el acto, pero el lector siente ese resquemor, ese velado resentimiento hacia la actitud de los padres, que por lo demás (y por suerte), no duró más de 2 años en razón de un grave incidente acaecido en la insigne academia…

¿Y los topos del título ? La palabra topos aparece varias veces en el relato cuando los padres salen definitivamente de la casa de la abuela paterna que los había hospedado durante años, para instalarse en una casa construida con mucho esfuerzo en un barrio nuevo, todavía rural (Cuemanco, al sur de la capital)  donde los campos colindantes estaban asolados por manadas de topos y donde los dichos topos asomaban la cara para mirar al niño mientras leía y otras veces, cuando los padres tenían violentas disputas, los hijos se hubiesen guarecido dentro de los agujeros que los topos cavaban en el jardín, hendiduras enormes que el padre no había logrado hacer desaparecer. La última frase del libro conlleva un pensamiento hacia su madre, qué algo luchó para defenderlo y sacarlo de la escuela militar y que le había pedido un favor que él no cumplió…siento angustiosos deseos de volver a poner las cosas en su lugar, pero es demasiado tarde porque sé que no lo haré, que las horas que han pasado después de cubrir el catafalco de tierra son ya intransitables, puentes caídos, túneles de topos sin salida.

EDUCAR A LOS TOPOS, Anagrama 2006,  ISBN 968-867-311-0

A river runs through it (and other stories) by Norman Maclean

Writer's Block . . . Norman Maclean - WSJNorman Maclean was an american writer and scholar (Iowa 1902-Chicago 1990), well known for his book A river runs through it (1976) a semi-autobiographical novella. In 1992, the book was adapted into a motion picture directed by Robert Redford and starring a young Brad Pitt as Paul Maclean. The novella occurs in Missoula, Montana, on the Big Blackfoot River, but the movie was filmed in Livingston and Bozeman, Montana and mainly on the Gallatin River. The book’s title in French is La Rivière du Sixième jour and the film’s is Et au milieu coule une rivière; as often titles from books and films change a lot when translated, and sometimes readers can get mixed up.

The book contains 3 stories : the longest one bears the book’s  title and is the most known. The second one is Logging and Pimping & « your pal, Jim » and the third one is USFS 1919.

The author lived in Missoula, Montana since moving there in 1909. He worked for the US Forest Service for 3 years and spent some time in logging camps. Norman Maclean said he wrote this book as a love poem to his family.

 

A RIVER RUNS THROUGH IT

Here we have a very powerful novella revolving around a family story set in the 1920’s in western Montana. We meet with a father who is a Presbyterian minister, a loving mother and their two boys : the elder is Norman, and the second is Paul, 3 years younger. When they were young, the brothers would go fly fishing with their father, which allowed them to become remarkably proficient in the practice, especially Paul who became a master fly-fisherman. As adults the two of them continue to go fishing,  while being very competitive (here is perhaps a defining personality trait of US citizens, whose competitiveness seems to encompass everything they endeavor). On these adventures, the two brothers don’t need to discuss or talk because they feel things intensely. They are in fact quite different, with Paul developing  a real addiction on alcohol and gambling.

Their benevolent Prebyterian father having a strong penchant for literature, he spent most of his time making the boys reading books and writing essays, and did not allow them to go fishing if that work was not up to his standards. Both sons will choose writing professions : Paul will be a reporter in a local newspaper, and Norman will attend Darmouth University and become a scholar in English Literature. In this novella, descriptions of nature are abundant, and we mosey on through beautiful paragraphs describing magnificent sceneries and fly fishing in Montana. But drama will hit the family when Paul finds himself  in big trouble. Neither his father nor Norman will understand how to speak to him or how to help him. He’ll be killed because of his gambling debts.

The pages about the beauty of nature circa 1920 are incredible. We could have picked countless quotes from our reading notes. I’ll choose an excerpt from the ultimate part of the novella.

Eventually, all things merge into one, and a river runs through it. The river was cut by the world’s great flood and runs over rocks from the basement of time. On some of the rocks are timeless raindrops. Under the rocks are the words, and some of the words are theirs. I am haunted by waters.

And another for the road…my father was very sure about certain matters pertaining to the universe. To him all good things – trout as well as eternal salvation- come by grace and grace comes by art and art does not come easy.

LOGGING AND PIMPING AND « YOUR PAL, JIM » 

It’s a very short story of 20 pages where he writes about an experience he had during a summer job at a logging camp that dealt with really tough and rough lumberjacks. There, he met Jim Grierson who nearly killed him with saw’s work. But in such places there is no mercy (…the world of the woods and the working stiff was pretty much made of three things – working, fighting, and dames. Their work was their world, which included their games and their women, and the women at least had to talk like loggers, especially when they swore). The most important person in a logging camp is the cook, as for lumberjacks, he is « the guy with the golden testicles« . Jim Grierson was Norman’s pal in a very special way.

 

USFS 1919

Its an enthralling story that relates Norman Maclean’s experience working three years for the United States Forest Service from 1919. At that time Maclean was only 17 years old, and the job was physically demanding. He once had words with the cook, and his main ranger sent him up to the mountains for two weeks as to survey the area from fires. This was a back-breaking experience, from which he returned barely alive. And this ranger, the toughest ranger, forced him to play cards although  knowing  he was (Grierson) a tricky man. Norman had to submit to this. After that summer, Norman Maclean decided to go to Darmouth University. Certainly a different world.

I ask myself after reading the book; since Norman Maclean was forced to partake in gambling during this time at the logging camp, how was he not  able to help his brother some years later? (Paul’s death occurred in 1938). Is it inherently harder to communicate within a family? Unfortunately, I will have to answer yes.

All the stories in this book are extremely well-written and powerful, while containing a big amount of humor.  They are simply delightful.

A River Runs Through It de Robert Redford

The film poster (1992)

A RIVER RUNS THROUGH  IT, The University of Chicago Press 1976,  ISBN 978-0-226-47206-5

VHS (unas memorias) de Alberto Fuguet

Alberto Fuguet, escritor: "VHS es acerca de un joven lleno de ...

Alberto Fuguet es un periodista, escritor (novelista,  guionista) y cineasta chileno (Santiago 1964). Su estilo se opone al realismo mágico con una literatura urbana y realista. Es el creador de un grupo literario llamado McOndo con referencias a la cultura pop, rock y de televisión. Se ha destacado desde 1990 como punta de lanza de la llamada Nueva Generación Narrativa Chilena. Su consagración llegó con la novela Mala onda y desde 1999 se le considera entre los 50 mejores escritores del nuevo milenio. Tuvo un blog, Apuntes autistas, que cerró en 2011. Tiene posiciones bien personales  frente el Boom latinoamericano afirmando que se trata de una « mafia » y de un  » club de machos ». Cada vez que yo menciono a chilenos el nombre de este autor, lo primero que dicen es « ay, pero es muy grosero« . Es verdad que es grosero por momentos, pero es un autor que tiene mucho que decir y puede decir cosas muy interesantes.

Le he leído varios libros y su estilo me ha gustado : un estilo directo y por momentos divertido, muy en fase con la « vida real »; resalta en su obra una cultura cinematográfica prodigiosa. Leí su novela Las películas de mi vida (2003), que encontré muy entretenida y original en su construcción ; cada capítulo lleva el título de una película que lo marcó en su tiempo y  el autor narra su propia vida en torno al período de la película; la escritura es muy chilena, muy santiaguina, con un lenguaje coloquial y una acción centrada en el barrio santiaguino de Providencia. Aeropuertos (2011) es una novela muy actual, cruda y dura, que trata del embarazo de una chica, aún estudiante.  Por favor, rebobinar (1994) fue una relectura  que me llevó a reconsiderar la primera lectura porque encontré que el libro es excelente: trata de varias historias entre jóvenes de la misma generación que se cruzan y se vuelven a cruzar con tópicos en torno a  amores, drogas, familia, cine; mucho cine con fondo de idiosincracia chilena generacional. Brillante. Tinta roja es su segunda novela (1996) y nuevamente tenemos personajes metropolitanos, muy santiaguinos; el libro fue llevado al cine en 2000 con una adaptación del director peruano Francisco José Lombardi en una película peruano-ibérica totalmente traspasada al Perú, visible en vimeo.com/19078762 (1 hora 49); la peli es excelente, pero es una adaptación libre del libro que es mucho más completo, además, en el filme  los personajes hablan un idioma muy lejano al que emplea Fuguet en su texto; la peli no tiene nada que ver con alguna chilenidad, pero el sujeto es  universal y los actores son estupendos, destacando especialmente a Gianfranco Brero en el rol del inefable Faúndez.

VHS (unas memorias), es un libro de 2017,  unas  cortas memorias de los años de transición del colegio a la universidad, vía el cine,  al final de los 70 y comienzos de los 80; asistiremos a la construcción de su identidad sentimental, sexual y cultural en torno a películas, directores y actores. Fue un año en que Fuguet no estudiaba aún periodismo y se dedicaba a experiencias que lo formaron como adulto. De cierta manera este libro es la secuela de Las películas de mi vida que dio tanto que hablar en su tiempo y que dejó frustrado a Fuguet porque no eran precisamente SUS películas. También hay una correlación entre este libro y el libro que lo lanzó, Mala Onda porque ambos libros abarcan más o menos el mismo periodo.

La portada del libro lleva una foto de Jacqueline Bisset, una de las pocas actrices que lo han emocionado, en una sugestiva foto de la película Abismo (The Deep) de Peter Yates de 1977. Y en el capitulo Tracking es la Bisset la primera personalidad cinematográfica que tiene un texto solo para ella. Cito página 245-47 …La vi en sus mejores años. Siempre estuve atento a ella y sus películas. Quizás porque fue la mina que todo zorrón quiso agarrarse. Fue la primera MILF, la cougar que sabía lo que quería devorar. Bisset me embriagaba un poco al mirarla. La deseaba un poco. Me conmovía y me perturbaba. Aún lo hace…

El VHS fue un soporte ideal en aquellos años que daba la posibilidad virtual de « tocar » las imágenes tranquilamente en casa con los botones del rewind, play, pause, fast forward, tracking y eject. Este libro es también una guía de todos aquellos cines de la zona céntrica y de algunos barrios de Santiago que ya no existen (así como Ramón Díaz Eterovic repertoria los bares del centro de Santiago en sus novelas); Alberto Fuguet se sirvió de la pantalla grande como una ventana hacia el mundo buscando cierta fuerza y convicción en su formación como adulto gay.

En una entrevista para la Revista Santiago con Matías Hinojosa en 2017, Alberto Fuguet resume perfectamente su libro como sexo y películas, aprendizaje e imágenes, deseo y ciudad, ansiedad y cultura digital. Lo importante no son las películas sino las sensaciones y acontecimientos que rodearon su vida en ese momento. Porque el análisis de las películas pasa a segundo plano con respecto a sus confesiones más íntimas. Y es la exploración sexual la parte más importante de estos relatos. Su gusto cinematográfico se ve influenciado por las películas que lo conmueven en lo sentimental y en lo erótico como los filmes Willie & Phil, Gigolo americano y La ley de la calle. La cinefilia le funciona como un antídoto contra el ensimismamiento absoluto, como un refugio contra las frustraciones de su joven vida.

Alberto Fuguet utiliza el filtro de su homosexualidad para entender ciertas películas y ciertos clímax y utiliza el cine como una manera de experimentar y de confirmarse sexualmente. Este aspecto lo aborda sin ningún tapujo. En la introducción el autor anuncia su posición: …con los años he ido entendiendo que un libro propio no es tanto acerca de lo que está impreso en la página sino de aquello que no te importa mostrar. Todos los autores sostienen que quieren ser leídos; yo durante mucho tiempo no quería que me leyeran y menos de manera atenta. Me sentía manoseado al saber que, por ahí o por allá, me estaban incluso estudiando, disectando (sic). Un libro es lo que puedes soportar que se venga abajo si el experimento no resulta, si la apuesta no paga; debes estar preparado para sufrir si el libro con el que te expones no gusta o, peor, si confunden la publicación contigo. Puedes ser frágil y vulnerable en tu cuarto, en tu escritorio, pero cuando te expones, debes ser fuerte. Tienes que serlo. Cada uno sabe lo que está dispuesto a entregar. A veces eres fuerte en privado pero socialmente no tienes una columna vertebral que te sostenga. Otras veces al revés : exteriormente estás bien pero por dentro no tanto. No quieres que te miren, que te toquen, menos que te lean. Cierro este libro, estos fragmentos de memorias y me digo: puedo tolerar lo que sea, que pase lo que pase. Estoy listo, estoy preparado para VHS.

Un autor que se desnuda y que muestra una cultura cinematográfica prodigiosa, esencialmente estadounidense, cultura que le sirvió para posicionarse como persona adulta.

VHS, Literatura Random House 2017,  ISBN 978-956-9766-47-3

Dix-sept ans d’Éric Fottorino

Résultat de recherche d'images pour "dix-sept ans eric fottorino"

Éric Fottorino est un journaliste, romancier et essayiste français (Nice 1960).

J’ai commenté son roman Chevrotine (2014) en juillet 2019 ,  un roman tragique construit autour d’une mésalliance entre un pêcheur éperdu d’amour, Alcide  Chapireau et une belle manipulatrice, Laura.

Dix-sept ans (2018) est un roman avec un sujet fort autour d’une quête identitaire. J’étais bien avancée dans la lecture en me demandant où l’auteur avait pu trouver un sujet pareil, quand j’ai appris que c’était un roman autobiographique, ce qui a ajouté un peu plus d’émotion. On a ici la preuve que  la fiction est dépassée par la réalité.

Éric est le narrateur. Né d’une mère célibataire d’à peine 17 ans (ces dix-sept ans volcaniques qui donneront le titre au livre). Cette jeune fille, Lina, qui avait une mère rigide et un père qui a délaissé sa famille quand Lina aura 15 ans.

Et à dix-sept ans Lina se retrouve mère célibataire, accouchant à Nice, loin des siens pour estomper la honte familiale, et avec un enfant qu’on lui arrache pour le placer en nourrice. C’est cet enfant qui aura une crise identitaire plus de 50 ans plus tard, le poussant à suivre les pas de cette mère enceinte et abandonnée à Nice pour accoucher de lui.

La vie de Lina aura d’autres surprises qu’elle cachera à Éric et aux deux garçons qu’elle aura plus tard avec son mari. Et à  70 ans elle leur révélera un terrible secret.

Éric ne sait pas s’il aime cette femme, sa mère;  il communique mal avec elle, les contacts physiques lui sont désagréables. Il se rend compte qu’il ne connait pas sa mère.

Le roman est ponctué de phrases courtes qui martèlent le récit et par moments j’avais du mal avec les personnages entre les frères et les fils de Lina; je trouvais que c’était un peu confus.

Et lorsque à la fin du livre il se rend pour la première fois à Nice avec sa mère, j’ai été surprise qu’ils ne contactent pas la personne qui lui avait révélé son lieu de naissance puisqu’elle avait accouché en même temps que Lina. Aussi, après la révélation d’un tel secret de famille, il n’y a aucune réaction de la part des 3 fils…sont-ils anéantis par la teneur de la nouvelle?

Une histoire poignante,  une belle écriture et une catharsis pour l’auteur.

DIX-SEPT ANS, Gallimard 2018,  ISBN 978-2-07-014112-8

Hasta que puedas quererte solo de Pablo Ramos

Résultat de recherche d'images pour "pablo ramos hasta que puedas quererte solo"

Pablo Ramos es un escritor y poeta argentino (Avellaneda 1966), destacado por sus libros que reflejan su historia personal frente a la dependencia al alcohol y a la cocaína desde sus 18 años. El autor dijo en una entrevista que este libro es « una respuesta estética a un problema moral« . La frase me parece muy justa.

El libro me fue muy recomendado por una librera, junto con otros, por mi paso por Ushuaia. Le agradezco su consejo porque hasta ahora las opciones han resultado excelentes.

Su via crucis personal está descrito en este libro (2016) que es muy autorreferencial  y tiene un bonito título que encontramos en el prólogo del libro : cito…escribo estas palabras con las manos endurecidas. El cuerpo tiene sed y el alma se siente sola, pero me siento mejor al rememorar las palabras de mi anfitrión (el hombre que lo acogió en 1997 para la primera reunión de Adictos Anónimos), las palabras que me dijo el compañero cincuentón, ese que el azar quiso que yo nunca volviera a ver, ese del cual no recuerdo casi nada, excepto lo que me dijo « pase lo que pase vos vení, que acá te vamos a querer, hasta que puedas quererte solo ».

Son 12 capítulos que él llama « pasos » como los pasos que se deben seguir durante la rehabilitación con los Adictos Anónimos y los Alcohólicos Anónimos en Argentina.

Al principio de cada « paso » van las reflexiones del autor que luego ilustra con un caso real. Cada historia es diferente, conmovedora e hiperrealista. La prosa es perfecta, clara y sin patetismo en los relatos.

El autor dice sentir cierto alivio considerando que el cuadro de la adicción es una enfermedad, como si la medicalización aliviara el sentido de culpa. Pero en realidad, la enfermedad es la consecuencia del abuso de alcohol y drogas que destruyen poco a poco el cuerpo y la mente,  llevando a la gente a la abulia. Tiene suerte el escritor Ramos de haber podido conservar intacto su intelecto y así brindar un testimonio de vida tan bien escrito.

Un párrafo terrible y significativo (página 60): la vergüenza en la cara de los adictos: ese sentimiento metido en la carne, el sentimiento de ser deficientes morales, crea una extraña, una horrible distancia.

Sus invocaciones espirituales son muy personales y probablemente necesarias para hacer frente a tales desmanes físicos y mentales. Ese es un tópico personal al autor y que se debe respetar, pero me pareció el menos convincente aunque muy necesario.

Una obra que obliga al lector a bajar a los infiernos al mismo tiempo que rogar  por una mejoría.

HASTA QUE PUEDAS, Alfaguara 2016,  ISBN 978-987-738-225-9

Ordesa de Manuel Vilas

Résultat de recherche d'images pour "ordesa manuel vilas"

Manuel Vilas es un escritor y poeta español (Huesca 1962).

Ordesa (2018) vendría siendo su sexta novela y ha sido un fenómeno literario en España desde su publicación en enero 2018, va por la 14-ava edición y más de 100 000 ejemplares vendidos ! Ha sido catalogado como libro del año por varios periódicos. Recibió en Francia el Premio Femina Étranger 2018 y fue nominado para el Premio Médicis Étranger.

Ordesa es el nombre de un hermoso valle pirenaico, frontera natural entre Francia y España, de belleza sobrecogedora y  que Manuel Vilas solía visitar con su padre en coche en los años 60-70 porque su padre amaba este lugar.

¿Cómo explicar un tal éxito?  Primero que nada es un relato autobiográfico, una muy moderna autobiografía donde el autor  escogió la total sinceridad, sin tapujos ni interpretaciones para hablar de su familia y de si mismo. Y resulta que poniendo sus verdades al alcance de todos, detiene la universalidad de un tema que nos incumbe por algún lado : el amor que se profesa la gente al interior de la célula familiar. Lejos de esto los cánones de conducta, cada familia tiene sus códigos y secretos.

Otro punto que ha impactado en España es el relato conmovedor de esta familia española de clase media-baja que podría simbolizar el naufragio de toda una clase media española en las dos últimas décadas.

Estos dos puntos hacen que sea una obra más que autobiográfica, una obra de memoria casi colectiva.

Manuel Vilas hizo de este libro una oda de amor hacia sus padres. Aunque es una obra que viene tarde porque ellos ya no están y se fueron sin saber que su hijo Manuel los quería tanto. Las cosas antes se decían menos, las cosas se especulaban.

Y a los 50 años, cuando el autor se encontrará solo y desamparado tras el fallecimiento de su madre en 2014, a la vez que divorciado, con un trabajo flaqueando, un problema de alcohol y con los hijos crecidos, cada vez más ausentes y poco efusivos, entonces todo se le viene abajo y decide escribir este libro sobre su niñez (feliz) con lo poco que sabe de su familia y allegados. Es una verdadera catarsis.

Esta familia era bastante original, se hablaban poco, cada uno en su esfera personal con sus fobias y polaridades. Un poco cada uno por su lado. Lo que si recuerda Vilas era lo feliz que se sentía de tener dos padres tan guapos y lo feliz y protegido que se sentía cuando estaba con ellos. Resulta curioso constatar cómo las situaciones se repiten en las familias, así por ejemplo, en esta familia la situación de Manuel Vilas con sus padres está reproduciéndose con sus hijos.

Me llamó la atención en el libro la excesiva presencia de la muerte, invocada demasiado a menudo, macabra. Pero el estado de ánimo del autor debía estar muy deteriorado y sumergido en la depresión para pensar tanto en este trámite que por lo demás es muy fugaz.

Es un libro bonito, hecho de sinceridad, de verdad, de emoción,  con un retrato de España en los años 60-70 y de la ciudad de Zaragoza.

« Somos lo que recordamos » dice en un momento Manuel Vilas (pero también lo que olvidamos, agrego yo).

Tiene el autor el gusto exquisito de citar la bella canción de Violeta Parra que pueden escuchar al final de esta reseña porque le va como un guante.

Violeta Parra – Gracias a la Vida (Thanks to life)En directPlaylist (0)Mix (50+)

ORDESA, Alfaguara 2018,  ISBN 978-84-204-3169-7

Adiós, poeta…de Jorge Edwards

Résultat de recherche d'images pour "adios poeta jorge edwards"Jorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) con estudios de leyes y de Filosofía en Princeton, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Hace parte de la Generación del 50 chilena, aunque él se considera algo marginal a este movimiento. Actualmente reside en Madrid

He comentado en este blog gran parte de su bibliografía (14 libros, quince con éste) porque es un escritor que me gusta como escribe y cómo enfoca los temas, con esa ironía siempre presente y fina aunque bastante socarrona. Otra cosa que me gusta de este escritor-lector son las pasarelas que da hacia otros autores porque ha leído  mucho. Gracias a él descubrí un autor brasileño que me ha deslumbrado por su modernidad : Joaquim Machado de Assis.

Adiós, Poeta… (1990) es un libro de memorias muy interesante en dos sentidos : tenemos una biografía de primerísima mano,   personal e íntima del gran vate chileno Pablo Neruda en su cotidianidad quien fue amigo de Jorge Edwards por más de 20 años ! (años 52-72) y tenemos entre líneas la autobiografía de Don Jorge Edwards, sin tapujos ni concesiones como es su costumbre en un estilo  muy ameno. Jorge Edwards es un cronista de primera.

Adiós, Poeta…le valió el III Premio Comillas, un premio creado en Madrid en 1987 para destacar autores que escriben sobre temas o personajes de interés histórico, político o cultural.

La visión del Neruda que nos brinda, es rica y compleja porque fue un personaje con matices y mucha presencia. Fue un comunista de tomo y lomo, pero no fue dogmático, lo que denota inteligencia y que Edwards califica de « cardinal ateo de la iglesia suya« . Pablo Neruda tuvo una trayectoria fuera de serie, un ciudadano del mundo que terminó su periplo en París como Embajador. Cuántas cosas le tocó vivir ! En lo personal, en lo poético, en lo político, en sus peregrinaciones en pos de sus queridos « cachureos », en su vida social, en sus amistades, en sus viajes, en su mundo creativo, en sus amores…

En cuanto al estimado escritor y autor de estas memorias, el cita su trayectoria paralela a la del vate y da luces sobre lo que fue también una vida muy rica en acontecimientos de todo tipo. Tenemos hasta datos sobre su vida personal como otro ciudadano del mundo con vueltas incesantes a Chile, pero que son solo permanencias temporales.

Entre los dos hombres hubo primero un gran respeto de parte del escritor allá por los años 52 (21 años tenía solamente Edwards) hacia el hombre ya establecido como poeta. Con el tiempo esta diferencia de edad se fue borrando para llegar a ser una verdadera amistad. Por supuesto que fue una amistad con turbulencias, porque no puede ser de otro modo cuando la política está de por medio.

En una introducción que Jorge Edwards escribió para una edición de bolsillo de este libro, se puede leer algo muy bonito :…en medio del descalabro de la sociedad, de la política, de su propio cuerpo, el poeta se refugiaba en la naturaleza, el primero y el último de sus refugios, su resorte esencial, su punto de partida y de llegada. Y la naturaleza le daba una respuesta muda, enigmática…él que había escrito que prefería una poesía como absorción física del mundo, y después de muchos avatares, circunstancias y fortunas, en el fondo, a pesar de las apariencias, había cambiado muy poco…

ADIÓS, POETA, Tusquets 1990,   ISBN 84-7223-191-7

Comédie française de Fabrice Luchini

See original imageFabrice Luchini est le nom d’emprunt de Robert Luchini, acteur français (Paris 1951), un autodidacte émérite qui a débuté dans la vie comme apprenti-coiffeur dès 13 ans, mais chez pas n’importe quel coiffeur : le très mondain Alexandre. Mais déjà à cette époque le jeune Luchini était amateur de bonne littérature. C’est Philippe Labro qui l’aurait découvert en 1968 à Angoûleme; il suivra par la suite des cours d’art dramatique chez Jean-Laurent Cochet et décrochera un rôle avec le réalisateur Eric Rohmer. Par la suite ses spectacles de one-man-show lui apporteront une gloire incontestée avec des lectures très personnelles d’auteurs qu’il aime bien et qu’il connait à la perfection parce qu’il les a « travaillés » ad libitum; inutile de préciser que Luchini est un perfectionniste. Sa génialité réside à chercher la vérité des mots tout en veillant à s’effacer lui même. La légende raconte qu’il aurait essayé trois fois de rentrer à la Comédie Française, les trois fois l’administrateur en fonction aurait répondu qu’il n’avait pas là sa place. Je pense sincèrement que Luchini est déjà une institution à lui seul. C’est une personnalité trop indépendante, il se suffit à lui même et n’a pas besoin d’une troupe.

Comédie française est censé être autobiographique, un livre autobiographie paru à 65 ans. Il aurait cédé à la sollicitation de l’éditrice Maxime Catroux chez Flammarion. Certes, le livre est autobiographique mais il a eu la pudeur de se cacher derrière le personnage public qu’il s’est forgé. Ainsi, sa discrétion attire le respect à une époque où il est de mauvais (pardon, de bon) ton de tout étaler, de tout dévoiler, de sur-informer (omnia vanitas). Ce livre a reçu le Prix La Coupole 2016.

Evidemment l’écriture est très luchinienne, on croit entendre le spirituel cabotin avec sa diction et son phrasé qui n’appartiennent qu’à lui (Quelle diction pour Rimbaud ? J’ai mis 100 représentations pour trouver le ton juste pour dire passablement Le bateau ivre). Bien sûr que nous sommes sensibles à la musicalité qu’il imprime aux textes qu’il nous sert. On sent dans le livre son amour des lettres françaises, son amour des mots et une interprétation très personnelle des auteurs qui lui sont chers et qu’il connait par coeur. Grâce à Luchini nous revisiterons La Fontaine, Céline, Barthes, Rimbaud, Muray, Nietzche, etc Un voyage garanti féerique et, en ce qui concerne Arthur Rimbaud, tout simplement hallucinatoire..

En quelque sorte ce livre est la prolongation de ses spectacles si spirituels et persifleurs. Fabrice Luchini est un acteur solaire, il irradie sa passion et tant pis si par moments il parait terriblement cabotin. Il donne une très bonne et très juste définition de lui même : un chaos de perplexité.

Fabrice Luchini a la lubie du discours organique où « la langue sort du corps et non pas du cerveau : c’est un produit organique qui fait avancer l’action. Rien n’est descriptif, orné. Tout est immédiatement compréhensible ».

Une lecture agréable et très parisienne, aérienne, spirituelle et qui nous rend meilleurs. Merci Monique F. pour ton prêt.

COMÉDIE FRANÇAISE, Flammarion 2016,  ISBN 978-2-0813-7917-6