Archives

Les Cygnes de la Cinquième Avenue de Melanie Benjamin

Résultat de recherche d'images pour "melanie hauser the swans of 5th avenue" Melanie Benjamin est le nom de plume de l’écrivain nord-américaine Melanie Hauser née Miller, auteur de nouvelles et de fictions historiques. Elle a dû changer son nom de plume après ses deux premiers romans en raison d’une homonymie avec la journaliste sportive Melanie Hauser devenant alors Melanie Lynne Hauser puis Melanie Benjamin à partir de 2010. Elle fait partie de la Maison d’édition Random House.

Les Cygnes de la Cinquième Avenue 2017 (The Swans of Fifth Avenue, 2016) est son cinquième roman historique. Il retrace surtout la vie de l’écrivain Truman Capote entre les années 55-68 autour de la vie d’une poignée de belles femmes riches et amies qu’il nomma « ses cygnes ».

C’est un livre que j’ai lu avec intérêt car il est très bien documenté sur le sujet: ces femmes de la post guerre qui furent des icônes incontestés de la mode et de bonnes manières, tout spécialement l’héroïne de ce roman, la très belle et inégalée Babe Paley née Barbara Cushing.

Babe Cushing faisait partie des trois fabuleuses soeurs Cushing qui avaient été formatées par leur mère pour devenir les épouses parfaites d’hommes riches, de véritables faire-valoir de maris riches et puissants enviés de tous, car possédant des épouses de rêve dévouées à leur ego.

Babe Cushing, après un premier divorce épousa William S. Paley, un magnat des médias, propriétaire de CBS, très bien introduit dans les milieux politiques huppés et dans les milieux artistiques et financiers malgré des origines juives. Elle lui donna deux enfants mais elle ne s’en est jamais occupée.

C’est le sémillant Truman Capote qui nomma ce groupe de femmes amies « les cygnes », car elles étaient toutes élancées et ultra minces, vêtues avec une élégance parfaite, ayant des codes vestimentaires stricts et des habitudes immuables comme par exemple de s’habiller pour se retrouver à déjeuner à La Côte Basque, un restaurant huppé de la 5è Avenue. Ces femmes menaient une vie sociale trépidante chaque jour de la semaine mais en réalité se morfondaient dans une solitude et un vide existentiels inimaginables.

Truman Capote fit la connaissance du groupe vers 1955, il avait alors un peu plus de 30 ans et il était assez séduisant : un blondinet de petite taille aux traits fins, soigné de sa personne, assez « intello » et possédant la langue la plus acérée et mortifère de tout Manhattan.

Babe Paley sera séduite par ce compagnon amusant qu’elle croisera dans des évènements mondains; elle l’introduira au sein de son groupe d’amies et très vite Truman Capote deviendra le compagnon inséparable de ces dames oisives, leur bouffon, leur amuseur, leur « rémora » aussi car il se fera inviter par tous. Son homosexualité affichée rassurera les maris. Truman Capote et Babe Paley deviendront des amoureux platoniques très proches, dépositaires chacun des secrets les plus intimes et inavoués de l’autre. Babe est complètement délaissée par son mari qui l’utilise comme faire valoir et Truman souffre d’un complexe qui lui vient de l’abandon affectif de la part de sa mère.

Truman Capote connut la gloire après la publication en 1965 de son roman phare De  sang froid, mais après ce succès immense, il connut la panne d’inspiration et il entama la lente dégringolade vers l’alcool et les drogues. C’est au cours de cette période qu’il va publier des chapitres de son prochain livre dans l’élitiste magazine Esquire et qu’il se servira de toutes les confidences que ses amies, les cygnes, avaient déposé au fil du temps et notamment celles de sa chère Babe Paley.

La trahison fut de taille. La chute de Capote fut retentissante et à la hauteur.

Voici un livre écrit avec beaucoup de grâce et d’élégance que j’ai eu plaisir à lire. Il mêle une bonne dose de faits historiques à une fiction si bien menée que le lecteur est embarqué dans une autre époque, aujourd’hui révolue, celle de l’élégance innée, celle d’une certaine insouciance, celle de l’Amérique du Nord comme parangon du confort matériel.

J’ai dans mes tablettes les oeuvres complètes de Truman Capote, lues il y a longtemps (1990 ?) publiées par Gallimard-Biblos. J’avais trouvé à l’époque que l’oeuvre de Capote était inégale et que notamment les nouvelles qui décrivaient La Louisiane, son État d’origine, étaient admirables et riches en couleur locale. Capote fut un ami intime d’enfance de Harper Lee dans leur patelin de Monroeville et il existe une légende comme quoi Capote est impliqué dans l’écriture du roman phare de Harper Lee Ne tirez pas sur l’Oiseau moqueur où il apparaît d’ailleurs sous les traits de Dill; aujourd’hui ce roman est un classique aux USA.

LES CYGNES, Albin Michel 2017,  ISBN 978-2-226-39213-8

Publicités

La hija de Cayetana de Carmen Posadas

Résultat de recherche d'images pour "carmen posadas la hija de cayetana"

Carmen Posadas Mañé es una escritora uruguayo-española (Montevideo 1953) cuya bibliografía empieza a ser impresionante; reside en España desde 1965 y se nacionalizó española en 1985.

Le he leído varios libros: Pequeñas infamias que le valió el Planeta 1998, un libro que se lee bien, pero sin más y que inauguró en aquella época el pasaje obligado de los escritores por el género policial; El amante nubio (1997) que hace parte del conjunto « Nada es lo que parece« : un cuento moderno sobre el fogonazo irracional de la pasión, escrito en un tono sensato y bastante justo;  Un veneno llamado amor  (1999) que son digresiones sobre el amor y la pasión, escritas con chispa y amenidad (una citación: »amar es gozar mucho, y luego llorar mucho más« ); El buen sirviente  (2005), un libro que resultó desprovisto de todo interés; Literatura, adulterio y una visa platino  (2007) que es una compilación de 19 cuentos, todos bastante buenos, a veces con humor feroz y otras veces, relatos escalofriantes; Juego de niños  (1996) con 3 historias involucradas con una puesta en abismo de las tres historias lo que hace que el relato sea bastante enrevesado y que me recordó en algún momento el estilo de la prosa de Alicia Giménez Bartlett ; Hoy caviar, mañana sardinas  (2008), Premio Sent Soví, que encontré fantástico, muy divertido y con clase:  un libro escrito a dos manos  con su hermano Gervasio Posadas  que relata la agitada vida errante de la familia Posadas con un papá Embajador en Madrid, Moscú y Londres, un libro lleno de anécdotas familiares divertidísimas y  que contiene hasta  recetas de cocina de la familia; La cinta roja (2010) un libro interesante sobre la española Teresa Cabarrùs quien tuvo gran protagonismo en el Paris de los años del Terror (1794) con un billete en este blog en noviembre 2013 y El testigo invisible (2013) otra novela histórica interesante sobre el fin de la dinastía de los zares Romanov con un billete en marzo 2017.

Estoy impresionada con la capacidad de documentación de Carmen Posadas si se considera que con sus tres últimos libros ha enfocado temas tan diferentes, vastos e importantes como el Paris revolucionario, la Rusia del último zar y ahora la España de Carlos IV.

La hija de Cayetana es un libro de más de 500 páginas que me costó terminar, no sé por qué ya que el tema es interesante y está magníficamente investigado y la historia está bien armada.

Es la historia de dos mujeres. Una muy real y muy famosa : Doña María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, decimotercera Duquesa de Alba y Grande de España, una mujer que lo tuvo todo (títulos, riquezas, un buen marido, desfachatez, belleza) pero que no pudo tener familia. Le trajeron de regalo una niña mulata de tierna edad que la Duquesa adoptó legalmente ( la « prohijó » como se decía) causando (y no es para menos) un revuelo en Madrid y el la Corte del cual a penas una se puede imaginar, empezando por su santo marido quien acabó aceptando el hecho porque Doña Cayetana no le dejó ninguna alternativa. La adopción ocurrió en los años 1788 y el libro transcurre entre 1788 y 1796. Resalta claramente de este libro que la Duquesa de Alba fue una mujer de gran corazón.

La parte novelada del libro la constituye el origen de la niña adoptada que la Duquesa hizo llamar María Luz y que resultó ser una preciosidad de piel oscura, pero de ojos verdes esmeralda, producto del mestizaje. Carmen Posadas inventa una historia probablemente muy verosímil para esta niñita, haciéndola nacer durante el viaje de su madre desde Cuba, una bella esclava llamada Trinidad preñada por su amo que viajaba al Viejo Continente con su esposa. La madre habría sido vendida como esclava rápidamente y separada de su cría sin ningún miramiento.

La novela informa sobre lo que era ser esclavo en aquella época y lo que fue en España la esclavitud sin que se sepa mucho sobre el tema tampoco. Al parecer ya Cervantes relevó que 10% de la población de Sevilla en el siglo XVII era oscura. Entre 1450 y 1750 unos 800 000 esclavos negros fueron traídos a la Península más unos 300 000 moros, berberiscos, turcos y otros.

La trama dramática de la novela relata los años de formación de María Luz muy cerca de la Duquesa que la quería como una hija y la llevaba a todas partes, dándole una educación esmerada y, por otra parte, la búsqueda por parte de la madre genética de su cría que le fue arrancada con violencia. Desde una temprana edad a María Luz le entró la necesidad absoluta de buscar sus orígenes lo que constituyó una preocupación para la intrépida y aventurera Duquesa de Alba.

La historia real no dice lo que fue de esta niña tras el temprano (40 años) y extraño fallecimiento de la Duquesa. Lo que se sabe es que Cayetana la dejó provista de muchas riquezas, pero sin poder dejarle ningún título. Por falta de descendiente directo por parte de la Duquesa, el título pasó a la rama de los Fitz-James Stuart, rama de la cual desciende la decimo-octava Duquesa, otra Cayetana, fallecida en 2014.

Circulan en el libro personajes muy conocidos e importantes de la historia de España, entre otros muchos, el de Francisco de Goya alias Fancho en el libro, un amante real o platónico de la Duquesa y que la pintó varias veces así como a María Luz. Otros personajes relevantes son el rey Carlos IV « el simple » con su esposa María Luisa « la parmesana » la eterna rival de la Duquesa de Alba, y el futuro Fernando VII, un personaje mediocre  en una actitud de pasmo y alevosía permanentes.

El libro está lleno de detalles pintorescos como por ejemplo :  1) la moda de la época de tener cortejo, es decir, un amante platónico o no, al que se recibía en ropa de cama pero con mucha afectación para tomar el desayuno y platicar sobre los chismes de la Corte. Porque los matrimonios en la gente de alcurnia eran « arreglados » y una vez que el linaje o las alianzas estaban hechas, cada cónyuge vivía su vida de la mejor manera; 2) otra costumbre de la época era la utilización de palabras en francés en medio de las conversaciones, porque en esta época había dos tendencias : la de los « afrancesados » y la de los « agitanados » con los majos y las majas;  3) el origen de la palabra « sandwich », el emparedado que debe su nombre al crápula del conde Sandwich que los inventó para poder comer sin levantarse de la mesa de juego en la que dilapidaba la fortuna de la familia;  4) o la costumbre en el Madrid de esta época de tirar las aguas usadas a la calle por las ventanas gritando en el momento de la ducha maloliente : »Agua va ».

Un guiño con un libro anterior : la protagonista de La cinta roja, Teresa Cabarrùs, es mencionada página 213 lo que es natural puesto que este libro transcurre durante la Revolución francesa.

Image associée

Aquí tenemos a la Duquesa de Alba pintada por su amigo « Fancho » Goya en tenida de viuda a los 34 años.

 

LA HIJA DE CAYETANA, Espasa Narrativa 2016,  ISBN 978-84-670-4773-8

Las últimas palabras de Carme Riera

Image associée  Carme Riera es una escritora española (Palma de Mallorca 1948) que escribe en catalán y en castellano. Es la octava mujer que ocupa desde 2012 un sillón de la RAE. Ha sido galardonada con numerosos premios.

Lei su libro cuatro veces premiado En el último azul (1994) que narra la expulsión de los judíos de Mallorca durante la Inquisición, pero no pude leer más de la mitad porque el tema no me interesó a pesar de ser un libro docto y bien escrito.

Las últimas palabras (2017) es una novela corta, interesante, que relata la vida secreta del archiduque Luis Salvador de Habsburgo-Lorena que llegó a Palma de Mallorca en 1867, a la edad de 20 años y quedó tan embelesado con el lugar, que decidió radicarse en la isla.

Luis Salvador de Austria nació en Florencia en 1847 y murió en Bohemia en 1915. Era el undécimo hijo de Leopoldo II, archiduque de Austria y Gran Duque de Toscana y de María Antonieta de Borbón Dos Sicilias (segunda esposa). Luis Salvador era primo de Elizabeth de Austria alias Sissi, esposa de Francisco José I.

El archiduque fue una persona muy excéntrica que quiso vivir libre, a su manera, pero fue también un gran erudito (botánico, zoólogo, geógrafo, antropólogo, explorador, entomólogo), además de políglota (14 idiomas !) y un mecenas. Lo apodaban « el sabio de la casa », era feo y padecía de una enfermedad rara llamada elefantiasis.

La escritora Riera se interesó siempre en el personaje porque siendo nativa de Mallorca, muchas veces cruzó su nombre; además, en 2015 Carme Riera fue nombrada comisaria de una exposición en Palma de Mallorca con motivo del centenario de la muerte del archiduque.

El personaje llegó de incógnito a Mallorca bajo un falso nombre : conde de Neudorf en 1867 y se quedó, comprando con el tiempo varias fincas y desarrollando la agricultura y el turismo.

El libro de Carme Riera parte con un recurso literario muy cervantino , aquel del manuscrito encontrado que nos revela secretos. También, la escritora juega con el lector, haciéndole un guiño cómplice al revelar que ha debido contraer un préstamo bancario para poder pagar y recuperar los papeles del archiduque y que espera tener buenas ventas con el libro para reembolsar sin problemas el dicho préstamo.

El archiduque en su lecho de muerte dicta sus memorias a un amanuense de confianza. Esas memorias conllevan secretos que desea divulgar al cabo de cierto tiempo.

El primer secreto es su rol de espía europeo, bogando por Europa en su buque « el Nixe »  y proporcionando información al Emperador Francisco José. También revela el asesinato camuflado en suicidio de los amantes de Mayerling, que fueron asesinados para evitar el desmembramiento del imperio austro-húngaro.

El segundo secreto concierne su vida sexual. Fue bisexual y tuvo amantes de ambos sexos. Se enamoró de una simple campesina mallorquina, Catalina Homar, a quien pulió hasta que pudo introducirla ante la corte de los Habsburgo. Sus amores con su secretario Wladislaw Vyborny, su relación con su factotum Antonio Vives y sobre todo con la esposa de éste Luisa Vives. Una vida extraña y un destino extraño.

Luis Salvador de Austria-Toscana.jpg

 

 

 

Luis Salvador de Habsburgo-Lorena.

 

LAS ÚLTIMAS PALABRAS, Alfaguara 2017,   ISBN 978-84-204-3027-0

La Patria de cristal de Elizabeth Subercaseaux

Résultat de recherche d'images pour "elizabeth subercaseaux"

Elizabeth Subercaseaux es una escritora, periodista y columnista chilena (Santiago 1945); es bisnieta del compositor alemán romántico Robert Schumann y de Clara Wieck-Schumann. Actualmente vive en EEUU (Pennsylvania) con su segundo marido. Ha sido traducida a varios idiomas y su mayor éxito de ventas es en Alemania.

Elizabeth Subercaseaux dedicó un libro a su ilustre tatarabuela Clara Schumann La música para Clara (2014).

Le he leído varios libros y me gusta su estilo que encuentro divertido-chic y tan chileno. La trilogía llamada Barrio Alto comprende Vendo casa en el barrio alto (2009), un libro muy divertido sobre un corredor de propiedades de la mejor alcurnia, que realiza compra y venta de casas porque el hombre está al tanto de absolutamente todo lo que sucede en la clase alta. Hay una descripción de una franja de la sociedad chilena completamente « momia »(=ultraderecha), pero en plena mutación. Compro lago Caburga (2011) narra la especulación inmobiliaria alrededor de este lago Caburga armada por el amigo corredor de propiedades y un chino con las mil peripecias para adquirir los terrenos y la entrada en política del amigo. El tercer tomo aún no lo he leído, se trata de Clínica Jardín del Este (2013) y creo que es una sátira contra las Isapres (instituciones de salud previsional).

La Patria de cristal (2017) es una novela histórica que abarca un siglo más o menos de la Historia de Chile y que no me ha gustado porque trata de la Historia chilena como si fuese una telenovela, un culebrón sentimental con el protagonismo de los próceres de la Patria y de sus allegados. El estilo de la escritora Subercaseaux es muy ameno y fluido, dejándose leer, pero esta vez no adherí con el tema. Este libro se sitúa entre las mejores ventas de abril 2017 en Chile.

Además, desfilan nombres no necesariamente bien conocidos por la lectora nada perita en historia que soy. El libro se hace por momentos demasiado alargado y conlleva algunos errores cuando, por ejemplo, aparece en el texto el anuncio del nacimiento de Elvira y nadie sabe quién es Elvira la cual volverá al texto posteriormente aclarando, por fin al lector.

La patria de cristal hace alusión a la fragilidad de la nueva república y la verdad es que vista de esta manera, la Historia de la joven nación que es Chile está llena de furor, de traiciones, de brutalidad, de injusticias, de codicia…O sea, que con la politiquería moderna no tenemos nada nuevo sino una diseminación generalizada del estado de corrupción.

El período va desde la Independencia hasta fines del siglo XIX.

Pero el libro es también la saga de una familia, la de Beatriz de Toro y Zambrano Infante casada con Florencio Larraín en primeras nupcias y con Cornelio Infante, un primo, en segundas nupcias. En aquellos años las familias patricias estaban casi todas emparentadas.

A Don Bernardo O’Higgins Riquelme se le trata mayormente como el « huacho » de la historia chilena y su historia personal que tiene cierto relieve, se la deja trunca desde que se exila en Lima.

No pienso que esta novela sea la mejor manera de abordar la historia de Chile « par le petit bout de la lorgnette » o  el extremo equivocado del telescopio porque la Historia es corta y molesta que se transforme en algo tan pedestre.

LA PATRIA DE CRISTAL, Catalonia 2017,  ISBN 978-956-324-495-3

Una pasión rusa de Reyes Monforte

Résultat de recherche d'images pour "reyes monforte " Reyes Monforte es una periodista y escritora española (Madrid 1975), autora de varios libros; muy conocida por su trabajo en la radio, un medio que abandonó en 2007.

El libro Una pasión rusa ha sido galardonado con el decimocuarto Premio Alfonso X El Sabio 2015 de novela histórica. El libro relata de manera novelada la vida de la cantante española Carolina (Lina) Codina con el compositor ruso Serguéi Prokofiév. Lina Prokofiév es más conocida en el exterior que en su propio país.

Ha surgido cierta polémica porque la Fundación Serguéi Prokofiév (fundada en 1983 por Lina Prokofiév), via un nieto del compositor (quien lleva el mismo nombre), acusa a la escritora de plagio aduciendo que Monforte reproduce fragmentos de otro libro escrito por una escritora rusa radicada en España y que fue amiga personal de Lina Prokofiév:  Valentina Chemberdjí autora del libro Lina Prokofiév. Una española en el gulag (2009). Chemberdjí habría obtenido el beneplácito de la Fundación antes de la publicación de su libro, lo que no fue el caso de la autora española que no consultó a los descendientes ni se rindió a los archivos de Moscú.

Es un libro espeso de casi 600 páginas que me resultó pesado de lectura por momentos, aunque muy interesante porque está magníficamente ambientado en cada época. Interesante también porque abarca toda la Historia europea de la primera mitad del siglo XX con personajes reales cercanos a los protagonistas del libro. También interesante porque dando a conocer un personaje femenino tan relevante como Carolina Codina, una española que logró conquistar al genio Prokofiév. Y también interesante por la tremenda historia de amor protagonizada entre el ruso y la española : aquí tenemos un claro ejemplo de como la realidad puede sobrepasar a la más desbocada imaginación.

El libro está dividido en 5 capítulos bien delimitados geográficamente : Nueva York, Paris, Rusia y el gulag.

La protagonista es Carolina Codina (Madrid 1897-Londres 1989), hija del tenor barcelonés Juan Codina y Llubera y de Olga   Nemiskaia, cantante de ópera franco-polonesa.  Lina quiso ser cantante lírica y estudió música. Desgraciadamente padecía de pánico escénico, al igual que su padre. Conoció a Serguéi Prokofiév en Nueva York en 1918, a la edad de 21 años, cuando el compositor dio su concierto inaugural en el Carnegie Hall.

Lina era una mujercita perfecta : educada, culta, políglota, bella, elegante, con personalidad y una sonrisa avasalladora. Prokofiév era un genio, es decir, un ser raro, introvertido, poco social y nada de seductor, pero un genio musical y un artista total que solo vivía para componer música.

El músico Prokofiév es un artista inmenso : pianista, compositor y director de orquesta, considerado en su época como un verdadero artista de avant garde y su libertad en materia de creación musical hizo de él un ente solitario.

La pareja se enamoró y Lina convenció a sus padres que debía viajar a Paris para estudiar mejor la música y desarrollar su voz. Esto surgió a raíz del deseo de Prokofiév de radicarse en el Paris fabuloso de los años 20-30, en aquel entonces « Paris era una fiesta » y la pareja pudo codearse con lo mejor del ámbito artístico. Se casaron en 1923, muy discretamente pero ya eran de todas las fiestas. Se codearon con Coco Chanel, Hemingway, Cocteau, Radiguet, Diaghilev, Pablo Picasso, Stravinski, Ravel, Rubinstein, Rachmáninov etc.  En Paris vivieron en el 5 de la calle Valentin Haüy, cerca del Hospital Necker, en Paris XV en una tranquila calle  burguesa con el típico edificio en piedra tallada de tipo hausmaniano.

Visitaron Moscú en 1927, invitados por el Partido y fueron atendidos como verdaderos jerarcas, creyendo en Staline. Luego hubo varios viajes cortos por parte del compositor y cada vez su nostalgia de lo ruso se hacía más fuerte.  Volviendo a Paris Serguéi Prokofiév estaba obsesionado con radicarse en la madre patria y componer música en su tierra y para los rusos. En 1936 volvieron a Moscú con sus dos hijos varones, donde se les concedió una casa moderna y espaciosa (un privilegio) en la calle Chkalov, solo para ellos afin de que Prokofiév se dedicara de lleno a su arte. Llevaron una intensa vida social, con amigos artistas de primer orden y otros más bien políticos. Lina era muy extrovertida y amistosa porque era políglota y podía expresarse en cinco idiomas. Poco a poco fueron cayendo en una encerrona de la parte del NKVD, especialmente Lina que tenía amigos en todas la embajadas.

Página 254 se nos da el tempo del Moscú de los años 30…a veces Lina tenía la impresión de que su vida sonaba diferente a como lo hacía la de los demás. Llegó a pensar que el corazón de Serguéi latía en Re Mayor, como su Concierto para violín n° 1 y era así como sonaba su mundo, sus sueños, sus secretos. Toda su vida susurrada en Re Mayor. No se equivocaba demasiado….Prokofiév era un experto en ignorar el ruido exterior. Esa sordera discrecional quizá evitó que escuchara el eco de las primeras notas de una melodía de terror que había empezado a sonar en la Unión Soviética y que hablaba de purgas, detenciones injustificadas, deportaciones forzadas y acusaciones falsas…Stalin consideraba que los artistas, en especial los escritores y los músicos, eran los ingenieros del alma del pueblo, y si lograba manejarlos, conseguiría también regenerar a la población. Emprendió una guerra contra lo que se denominó el estamento, los intelectuales y todo aquel artista que no comulgara, no con los ideales revolucionarios, sino con su proyecto de dictadura personal.

También el matrimonio se fue gastando y aunque Lina se sentía siempre muy enamorada de su marido y le consagraba toda su atención y ayuda para su carrera, éste se enamoró de una estudiante de literatura y poetisa rusa, Mira Mendelson, cuyo padre era un importante jerarca del PC. Esta mujer 24 años más joven que el compositor, lo convenció para que abandonara a su mujer y sus dos hijos. Cuesta creer que Prokofiév haya abandonado a su musa por esta mujer desaliñada, desagradable, sin cultura musical y feúcha. Pero los hechos están ahí, inapelables : probablemente que Mira Mendelson algo debió tener que sedujo al cincuentón y « volado » compositor. Por otra parte, es posible que el Partido haya tendido una encerrona al compositor porque no les gustaba la idea que esta gloria nacional estuviese casado con una extranjera quien además no tenía pelos en la lengua para decir alto y fuerte todo lo que pensaba. Es posible también que Prokofiév haya tomado consciencia de la gravedad política de su caso y se haya dejado intimidar.

En todo caso abandonó a su familia en condiciones bastante dramáticas, lo que demuestra una falta de carácter y del sentido de las responsabilidades bastante grave. Además se casó con la rusa en 1948 sin divorciarse de su legítima esposa lo que demuestra el total apoyo solapado del Partido.

A los 20 días Lina Prokofiév fue detenida y torturada durante 9 meses en la Lubianka bajo la acusación de espionaje. Querían que firmara su reconocimiento como espía en la Unión Soviética a lo que ella siempre se negó hasta el día en que le hicieron comprender que sus hijos serían apresados y torturados como ella. Para salvarlos, Lina firmó su acusación y fue condenada a 20 años de gulag.

El capítulo sobre su detención en varios gulags es escalofriante acerca del grado de vejaciones al que se sometía a todos estos apresados políticos. Por ejemplo en el gulag de Sevvostlag donde para construir un camino decidieron mezclar los huesos, las vísceras y los restos de los muertos (miles de presos que sucumbían al frío y que eran remplazados rápidamente por otras hornadas) con la masa de hormigón para la pavimentación del camino (inventaron los primeros caminos « ecológicos » estos asesinos!).

En todo caso esta frágil mujer logró sobrevivir a las peores vejaciones que se puede imaginar. De los 20 años cumplió 8 y logró salir de la Unión Soviética en 1974 para juntarse con sus hijos y sobrevivir aun 15 años.

En las notas de Monforte al final del libro (sin citar las fuentes) se lee con estupefacción que el gulag ruso recluyó a 29 millones de personas en unos 500 gulags a lo largo de 7 décadas ! El número exacto de muertos se desconoce, pero se calcula entre 15 y 20 millones de los cuales entre 8 y 10 millones bajo la égida de Stalin ! Y pensar que Stalin fue nominado a un Premio Nobel de la Paz en 1945 y 1948 por sus esfuerzos para poner fin a la SGM !

Una lectura interesante aunque por momentos demasiado copiosa, me demoré una semana en terminarlo y digerirlo. En cuanto al aura de plagio , la escritora cita hechos muy específicos sin dar sus fuentes, pero es sabido que la historia no se escribe dos veces y que los hechos no se pueden cambiar. Después viene la manera de exponerlos y ella escribió un buen libro.

La foto que sigue es la del matrimonio Prokofiév en sus años felices :

UNA PASIÓN RUSA, Espasa 2015,  ISBN 978-84-670-4517-8

Mary Barton d’Elizabeth Gaskell

Résultat de recherche d'images pour "elizabeth gaskell"   Elizabeth Gaskell, née Elizabeth Cleghorn- Stevenson, fut une grande romancière britannique de l’époque victorienne (Londres 1810-Hampshire 1865). Vous pouvez apprécier ci-contre un portrait de l’écrivain à l’âge de 22 ans par le miniaturiste écossais William John Thomson qui était le frère de la deuxième épouse de son père.

Lorsque sa mère meurt, elle part vivre à Knutsford (où elle sera ensevelie), ville qu’elle immortalisera sous le nom de Cranford dans un roman éponyme et dans un autre roman intitulé Épouses et Filles où elle l’appellera Hollingford. Elizabeth Gaskell commencera à écrire pour combattre une dépression  suite au décès de son fils, William, mort à 9 mois de la scarlatine.

Elle fut l’amie de Charles Dickens et de Charlotte Brontë. Charles Dickens publia ses oeuvres dans son journal Household Words. On peut rapprocher cette  écrivaine de Jane Austen et de George Eliot.

Mary Barton est son premier roman (A Tale of Manchester Life, 1848). Pour un premier roman c’est un véritable coup de maitre. Car le livre est intéressant à plusieurs titres:

  1.  C’est un véritable bildungsroman victorien ou roman d’initiation , ou roman d’apprentissage car nous allons suivre la vie de Mary Barton sur plusieurs années.
  2. Mais c’est aussi un roman historique qui nous narre cette période terrible de 1839-41 lorsque la ville ouvrière de Manchester connut une crise économique sans précédent touchant les ouvriers du textile; les gens mouraient d’inanition ou de maladies infectieuses (typhus, tuberculose) liées aux conditions d’hygiène inexistantes. Au XIXè siècle on appelait Manchester ‘cottonopolis » en raison des nombreuses usines qui filaient le coton et vers 1835 elle était la ville la plus industrialisée du monde. La Révolution industrielle a fait la richesse mais aussi la misère de cette ville.
  3. Et aussi, probablement par influence de son ami Dickens, c’est un roman que l’on appelle en Angleterre un « roman à la cuillère d’argent » (Silver Fork Novel) c’est à dire un roman où le descriptif est finement détaillé, assez critique de l’ élégance clinquante et pleine de frivolités de la bourgeoisie; ceci contrastait avec le dénuement total de la classe ouvrière et paysanne.

J’ai eu du mal avec ce roman. Il faut lire environ 300 pages très descriptives sur les conditions de vie et la vie quotidienne de ces pauvres ouvriers pour situer l’action du roman, puis cette action va s’accélérer de façon notable avec un certain  suspense ce qui fait que le lecteur, sur la fin, ne pourra pas lâcher le roman.

Pour situer la cadre du sujet romanesque, page 135…pendant les trois dernières années, le commerce avait langui de plus en plus tandis que le prix des matières premières augmentait sans cesse. La disparité entre ce que gagnaient les classes laborieuses et le prix de leur nourriture entraînait plus souvent qu’on ne l’imagine la maladie et la mort. Des familles entières étaient réduites à la portion congrue, puis à la famine. Même les philanthropes qui avaient étudié la question furent obligés de reconnaître qu’ils ne savaient trop quelles étaient les causes réelles de cette misère. Toute l’affaire était d’une nature si complexe qu’il devint pratiquement impossible d’en comprendre les tenants et les aboutissants. On ne sera donc pas surpris d’apprendre qu’une hostilité considérable se développa entre les travailleurs et les classes supérieures pendant ces temps de privations. L’indigence et les souffrances des ouvriers éveillèrent dans l’esprit de beaucoup d’entre eux de tels soupçons qu’ils se mirent à considérer leurs législateurs, leurs magistrats, leurs employeurs et même les ministres de leur religion comme leurs oppresseurs et leurs ennemis en général, ligués pour les réduire à la prostration et à l’asservissement. Le mal le plus grave, le plus durable aussi, qui se déclara pendant cette période de dépression économique est le sentiment d’aliénation entre les différentes classes de la société…

Mary Barton est une très jolie jeune fille qui a perdu sa mère très tôt et qui vit avec son père, ouvrier textile et syndicaliste. Dès son adolescence elle sera placée comme cousette ce qui lui permettra d’apporter quelque argent au foyer qui s’appauvrit de jour en jour. Sa beauté exceptionnelle fera son malheur car le riche fils d’un potentat local va la harceler de ses assiduités alors qu’il n’est intéressé qu’à la séduire et la perdre comme ce fut le lot de tant d’autres jeunes femmes de l’époque. Mais Mary Barton a un amoureux de longue date, le fils des meilleurs amis de ses parents qu’elle snobe car elle rêve d’une fulgurante ascension sociale et d’épousailles avec le séducteur. Cela est impensable pour l’époque. Mais in extremis, Mary Barton va comprendre sa méprise et réaliser l’amour qu’elle porte à ce garçon d’humble extraction qu’elle connait depuis son enfance.

Les choses ne seront pas du tout faciles pour Mary Barton, elle aura à souffrir et à payer pour avoir un jour, cru qu’elle pourrait échapper à sa condition.

Elisabeth Gaskell était fille de pasteur et femme de pasteur. Il y a dans le livre une constante invocation à la religion et aux bons sentiments. Cela peut surprendre.

Ce roman diffère terriblement de Cranford, qui a été lu et apprécié pour son côté pittoresque et bon enfant ; je ne m’attendais pas à lire un roman aussi dur, à la limite du soutenable. Nous sommes très loin des marivaudages des personnages de Cranford, mais il y a un point commun entre les deux livres qui m’a frappé : c’est l’entraide réelle et efficace parmi les gens, même totalement démunis; ils sont capables de se déposséder de ce qu’ils n’ont pas pour venir en aide de plus malheureux. Vraiment touchant. Un autre détail qui m’a interpellé, est en rapport avec la consommation d’opium que les gens « chiquaient » ou donnaient aux enfants afin de ne plus les entendre pleurer de faim. Cet opium leur apportait un moment d’oubli. Pour se procurer l’opium ils étaient prêts à tout, y compris à mettre au clou les dernières et miséreuses possessions matérielles dont ils disposaient.

Un livre terrible qui rappelle des choses ignominieuses.

MARY BARTON, Grands Romans Points P4289 (EG 1847), ISBN 978-2-7578-5884-4

Los Señores de Luis Alberto Sánchez

Résultat de recherche d'images pour "luis alberto sanchez"

Luis Alberto Sánchez fue un gran personaje peruano multifacético ( Lima 1900-1994 ), conocido como  » el Patricio de la cultura nacional » : escritor, abogado, historiador, maestro,  periodista, crítico literario, tres veces Rector de la Universidad de San Marcos, político : Presidente del Senado, Vicepresidente de la República y Primer Ministro. Y lo que  lo hace más entrañable a mis ojos : gran lector. Su obra más destacada fue sobre Manuel González Prada, un ensayista, (pensador anarquista y poeta peruano ).

Don Luis Alberto Sánchez posee una vastísima bibliografía.

Comenté en este blog en marzo 2012 su interesante libro sobre Guatemala y su cultura La Tierra del Quetzal, un libro que me recomendaron en Guatemala.

Los Señores es el primer tomo de una trilogía con Los Burgueses y Los Redentores.

Don Luis Alberto tiene especiales dones de escritura : fuera de presentar hechos históricos verídicos, tiene una escritura muy amena y  divertida por momentos. Destaco especialmente lo bien que describe físicamente  sus personajes : no falta ni un detalle. Es también un excelente crítico social.

Este tomo pudo llamarse Los Señorones porque describe la Lima política de 1900, hasta poco después de la PGM. En aquella época los políticos eran todos de rancio abolengo, producto de las mejores familias peruanas que se pasaban el mando presidencial unos a otros y se conocían todos. Aún así las intrigas y los golpes de estado reales o fallidos, eran moneda corriente. Dice Don Luis Alberto que la Lima de estos señorones ocupaba un área de 8 Km cuadrados, poco más que un barrio contemporáneo y que la flor y nata de la villa eran unos 10 mil blancos de alto y mediano linaje, que reinaban sin corona, haciendo sentir su peso sobre otros 40 mil blancos más o menos claros, de linaje menos brillante y el resto de diverso color, olor y grosor…

De manera muy resumida, la historia del Perú a principios del siglo XX se conoce como la República Aristocrática u oligárquica (1895-1919) con 2 partidos políticos : el Demócrata o pierolista y el Civil o civilista. Conoceremos en el detalle la vida de los presidentes José Pardo y Augusto Leguía. Este último enfrentó un fallido golpe de Estado, promovido por Carlos de Piérola, hermano del ex presidente Nicolás de Piérola. Esta novela se extiende hasta el segundo gobierno de Leguía autodenominado Patria Nueva.

La parte política es la parte que menos me interesó del relato porque no soy ninguna experta en Historia del Perú, pero lo que si me interesó fue aprender como era la Lima de entonces, como vivía la gente en aquel tiempo, de qué se entretenía, qué se comía a diario en las casas, las horas de visita a la enamorada, las tertulias y  mil detalles cotidianos.

La descripción de un almuerzo en una casa de alcurnia…la mesa tenía capacidad para unas 16 personas. Trajeron una inmensa sopera. La madre de Carmen Rosa, con un enorme cucharón de plata sirvió la sopa color atomatado, con fideos gruesos, oliente a orégano, despidiendo vapor. Llegó la fuente del segundo plato, acompañada por otra de arroz. La primera contenía unos pallares bien cocidos, perfumados y humeantes. Sirvieron el vino.  Habían traído el tercer plato : un enorme asado que olía a comino, orégano y pimienta. Lo acompañaba una ensalada de verdísimas lechugas y unas pocas cebollas cocidas. El postre fue de huevos a la nieve. Al final sirvieron el té.

También hay buenas descripciones  del clima de Lima, donde la palabra plomizo vuelve con regularidad, también la palabra garúa, esa lluvia fina que no empapa pero que es desagradable. Página 9…el cielo era plomizo, la ciudad también. En verano emigraba todo el que podía hacia la costa. En invierno se usaban zapatones de jebe, paletós y a veces paraguas. Las lloviznas eran sin embargo leves. La ciudad tenía el cielo plomizo. El atuendo también. No el alma, leve, fisgona hipocritona e intrigante. Plomo y pluma, bostezo y arrumaco. Las nubes se desleían en el fondo incoloro del cielo. Los pianitos ambulantes amenizaban hasta el anochecer las calles somnolientas. Al anochecer, el aire se poblaba de pregones. Las puertas eran altas, sólidas. Detrás de las rejas las núbiles amantes ofrecían la mano, los labios y lo que se pudiera, a sus galanes empinados en el afán de traspasar las rejillas y vencer los enrejados y las virtudes no muy tercas de sus enamoradas. Laudable ejercicio de voluntad, imaginación y manos. La ciudad estaba bañada por un reflejo plomizo. Plomo, color nacional.(un descriptivo digno de un Balzac)

La Lima de entonces…era domingo. A las 10 de la mañana las calles parecían un bostezo. Las pulperías acababan de abrir perezosamente sus puertas. Repicaban sobre el empedrado los cascos del caballo de la lechera. Una chola gorda con tosco sombrero de Jipijapa, terciado el pañolón negro sobre el insultante pecho, pregonaba su mercancía. A cada lado de la montura pendía un gran porongo del que sacaba la leche con un vaso de latón de medio litro. Las sirvientas salían a la puerta y alcanzaban sus vasijas a la chola, que las llenaba según la medida que señalaba el parroquiano.

En aquella época las elecciones las dirigían los mayores contribuyentes : esto es, los más ricos. Ellos seleccionaban su aparato electoral. Sólo votaban los alfabetos, mayores de 21 años, es decir, menos del 10% de la población apta del Perú. Fuese como fuese, tal era la ley (pg. 51). Pero los que gobernaban, por ejemplo los civilistas, estaba bien porque eran los únicos que sabían gobernar, eran cultos, tenían relaciones y no necesitaban robar (pg 100).Digo yo, ¿acaso han cambiado las cosas? Caramba.

La novela termina con la vuelta del exilio de Leguía (un demagogo formidable, sic) y la proclamación de la Patria Nueva. Eso de la Patria Nueva esta muy bien. Estamos hartos de los señorones, de los cogotudos, de los civilistas.

Una lectura interesante y agradable.

LOS SEÑORES, Mosca Azul Editores 1983