Archives de tags | Novela coral

Desaparecida de Mario Escobar

Résultat de recherche d'images pour "mario escobar"Mario Escobar es un escritor e historiador español (Madrid 1971), especializado en Historia Moderna; tiene desde ya una importante bibliografía. Casi todas sus novelas han sido publicadas para Kindle, pero esta vez está inaugurando una editorial-papel con Amazon Publishing.

Desaparecida es un thriller y una novela coral con varios personajes que van aportando datos nuevos en la trama. El autor tiene un especial talento para manipular constantemente al lector y llevarlo por nuevos derroteros y perderlo (con delicias) en conjeturas.

Es la historia de un drama en una familia norteamericana de la mejor casta. La pareja de Mary y Charles emana de las primeras familias que hicieron raíces en el nuevo continente y que se dedican a la política a alto nivel. Son ciudadanos de marca, ricos y conocidos. Mary y Charles han perdido a un hijo en un accidente de esquí en Gstaad en condiciones algo turbias. El matrimonio decide aislarse en Antalya, Turquía en un lujoso condominio playero para reconstruirse, están con una hijita pequeña, Michelle. Y Michelle desaparece una noche en que los padres han salido a cenar a un restaurante.

A partir de este momento empezamos a tener luces inesperadas sobre este matrimonio tan perfecto y exitoso en apariencia; todo se torna confuso y sospechoso. Y el lector a medida que avanza la trama y conoce nuevos datos va dudando, elucubrando y sabiendo a ciencia cierta que aún falta información y nuevas pistas. Y que todos son potencialmente culpables porque casi todos tienen algo que esconder, porque no todo lo que parece es verdad…

¿ Con quién confiar ? Con la familia? los allegados? los amigos? la policía?

Hay temas de actualidad en la novela : el rol de Turquía en el flujo de migrantes y los diversos tráficos que emanan de estos flujos humanos desordenados :tráfico de órganos, pedofilia, trata de blancas, corrupción de las autoridades; se evoca también  el machismo imperante en un país como Turquía y las relaciones difíciles y tensas entre los EEUU y el ex-imperio ottomano,  etc.

Yo partí con un serio handicap con la lectura de esta novela: no me gustan las historias que involucran a los niños, especialmente si hay sufrimiento, no las soporto. Pero aquí  he sido enganchada desde el principio , a pesar de que he encontrado algunos puntos flojos en la trama y algunas situaciones poco verosímiles. El resultado está ahí : un buen thriller.

DESAPARECIDA, Amazon Publishing 2016,  ISBN 978-1503940185

Publicités

Primavera con una esquina rota de Mario Benedetti

Afficher l'image d'origine Mario Benedetti Farrugia (Uruguay 1920-2009) fue un gran poeta, escritor y dramaturgo uruguayo perteneciente a la generación del 45 (con Juan Carlos Onetti, entre otros). Dejó una obra muy prolífica y la poesía fue el género que más desarrolló y que lo consagró como escritor; también es muy conocido por sus preciosos aforismos.

Mario Benedetti fundó en 1971 un movimiento de izquierdas junto a miembros de los Tupamaros (movimiento de ultra izquierda uruguayo que preconizó la guerrilla urbana en los años 60-70). Tras el Golpe de Estado en Uruguay en 1973 el escritor se exilió en Argentina, luego en Perú, Cuba y España. Fueron 10 años de exilio y de separación con su esposa.

He leído otros libros de Benedetti : La tregua (1960) una novela excelente, muy negra sobre la infelicidad de un oficinista que mide su vida en las horas y días que lo separan de la jubilación. Todo en su vida es triste y desesperanzado : su trabajo, su viudez, la relación con sus tres hijos, con los amigos y allegados y con el país en general. Cabe destacar que en Uruguay « el oficinista » o el funcionario en general es una clase social sobrerepresentada en la sociedad, por lo que esta novela tiene una acepción muy grande para los uruguayos. El libro fue llevado al cine en 1974 por Sergio Renán y la excelente película fue nominada a los Oscar en la categoría de mejor película extranjera. También leí Cuentos completos (1994) : son más de 600 páginas de cuentos más bien cortos, algunos muy buenos, psicológicos, jocosos, otros un poco latosos especialmente aquellos con una connotación política. Y El amor, las mujeres y la vida :  una selección de poemas en torno al amor pero que encontré poco sensuales y eróticos, más bien cerebrales, pedestres y desangelados.

Primavera con una esquina rota (1982) recibió el Premio Llama de Oro de Amnistía Internacional y ha sido el objeto de varias adaptaciones teatrales desde 1984. Es una novela compleja y preciosa sobre el exilio; es una novela coral y realista, en parte autobiográfica y muy profunda que se sitúa hacia el final de los años de exilio de Benedetti (10 años !) en el contexto histórico del Golpe de Estado y hasta el referendo de 1980 que obtuvo un 57% de NO para la perpetuación del régimen.  La novela fue escrita en Palma de Mallorca entre octubre del 80 y octubre del 81.

El libro es precioso porque como dijera un día Mario Benedetti :…desde el comienzo la novela quiere parecerse a la vida, quiere ser la vida por sus cuatro costados…

El título de la novela es importante. La madre del protagonista amaba la primavera, un eterno comienzo. Para los protagonistas del exilio la primavera es emblemática de un recomienzo, pero con una esquina rota, es decir, con una visión fragmentada por el exilio lo que exige del lector una labor de reconstrucción en la lectura, similar a la que llevan a cabo los personajes para el intento de reconstruir su propia identidad.  : « la primavera es como un espejo pero el mío tiene una esquina rota/ era inevitable no iba a conservarse enterito después de este quinquenio más bien nutrido/ pero aun con una esquina rota el espejo sirve, la primavera sirve ».

El libro tiene 45 capítulos de los cuales los 9 denominados « Exilios » son autobiográficos (recuerdos de Benedetti y de otros exiliados) y los otros son ficcionales. La estructura es repetitiva con capítulos en que el autor da voz a diferentes personajes de una familia separada por el exilio y el encarcelamiento en Montevideo de Santiago, el protagonista, hijo de Don Rafael, marido de Graciela, padre de Beatriz y amigo político de Rolando Asuero.

Santiago es un preso político en la cárcel de mayor seguridad de Uruguay y su familia (padre, esposa e hija de 9 años) están exiliados en Buenos Aires. Los capítulos escritos por Santiago son de género epistolar, él escribe a su padre y a su mujer haciéndoles presente su sufrimiento y nostalgia. pero los años pasan y su padre y su mujer viven el exilio con el desarraigo y en un esfuerzo de adaptación a una nueva vida. Su mujer se enamora de Rolando un ex camarada político, pero es una mujer bella y joven que tiene que vivir…El padre, Don Rafael, representa la necesidad de adaptarse del exiliado, él expresa muy bien el conflicto que se establece entre el deseo de olvidar y la necesidad de recordar. Esta novela comienza con la frase siguiente de parte de Don Rafael…lo esencial es adaptarse…El libro termina con la liberación de Santiago y su irrupción en un panorama que ha cambiado, que tiene una esquina rota.

Las técnicas narrativas de la novela son variadas. Una forma epistolar para Santiago con capítulos titulados « Intramuros » cuando está en prisión y « Extramuros »cuando está fuera de ella con una digresión a modo de monólogo interior que marca su excitación; Don Rafael narra a la primera persona; Graciela relata a la tercera persona; la pequeña Beatriz recurre al monólogo interior y aporta a la novela mucha ternura y jocosidad porque la pequeña descubre el mundo de los adultos con su léxico depurado por la inocencia.

Esta novela apoya la necesidad simultánea de recordar el pasado y olvidarlo al mismo tiempo para poder seguir viviendo e invertir en el futuro. Un excelente trabajo académico en torno a esta obra fue redactado por  Natalia Navarro Albaladejo.

Afficher l'image d'originePRIMAVERA…, Punto de lectura 2010 (1982),  ISBN 978-84-663-2104-4

La buena reputación de Ignacio Martínez de Pisón

El escritor Ignacio Martínez de Pisón en una foto de archivo. EfeIgnacio Martínez de Pisón es un escritor y guionista español, nacido en Zaragoza en 1960, residente en Barcelona desde 1982; un autor traducido en varios idiomas; es el gran especialista del período llamado la « transición democrática española », o sea, los años 1974-1982. La familia es la columna vertebral en la obra del escritor, así como la infancia y el final del franquismo; sus libros muestran un gran realismo social y político, dándonos un cuadro coherente de la vida sentimental y política de la España de la segunda mitad del siglo XX.

Es un autor que me gusta mucho porque su escritura es diáfana, llana y sabe contar sus historias de una manera que siempre logra interesarme. He comentado en este blog nada menos que siete de sus libros, siendo éste el octavo y nunca he quedado defraudada;  tampoco sabría escoger cual de los ocho libros prefiero, todos me han gustado por igual, lo que es raro.

La buena reputación (2014) es una novela coral estupenda que le ha valido el Premio Nacional de Narrativa 2015, una novela donde encontraremos los temas faros del autor : la familia, la infancia, el franquismo y su período posterior, es una novela realista. Es la onceava novela del escritor.

El título merece ser aclarado desde el principio porque se puede interpretar de muchas maneras para el que no  ha leído el libro: se trata de « la buena reputación » del protagonista de la novela, Samuel Caro, un hombre de origen judío que se casará con una mujer católica (una gentil),  hija de militar en puesto en Melilla como una manera de alcanzar cierto ascenso social, pero también como una manera de demostrar que él es un hombre abierto y respetuoso de la religión predominante en Melilla; Samuel dará una educación católica a sus dos hijas aunque las llamará con nombres bíblicos : Sara y Miriam; pero no hay que hacerse ilusiones porque esta conducta demasiado liberal será mal vista por la pequeña comunidad judía de Melilla. Y al final de la novela, Samuel tratará de congraciarse con su judaïsmo, llevando una acción de ayuda hacia su comunidad amenazada con represalias con la soberanía de Marruecos. Esta acción costará a Samuel su salud mental. Son los últimos años del Protectorado español en Marruecos y pronto Melilla y Ceuta pasarán a ser los últimos enclaves españoles en tierra africana.Página 219 se lee…Los presentes celebraron con risas su ocurrencia. Eso era lo que había cambiado. Desde que había recuperado la buena reputación, las risas eran de verdad risas, y no simples evasivas dictadas por el cálculo y la desconfianza. Ahora que todos le sabían un buen judío, sus sarcasmos se interpretaban como un rasgo de prudencia y sensibilidad. ¿Qué mejor que seguir jugando al judío mundano y asimilado para proteger el secreto de su misión en Marruecos?

Luis García Montero, un crítico literario español escribió que la buena reputación no depende de la opinión de los demás, sino del mundo interior de los personajes, su forma de afrontar la herencia, la culpa, la ilusión, el secreto, la soledad, el amor y los pactos con la vida cotidiana.

El libro narra la historia de una familia mixta, compuesta de varios miembros y 3 generaciones, abarcando los años 1950-1986: es la historia de gente corriente afectada por la Historia española. Hay muchos otros personajes secundarios con un excelente estudio de caracteres. También la novela describe el crecimiento de España con el desarrollo de la Costa del Sol, los primeros divorcios en la península, la telefonía, los coches, la moda y la música vigentes en esa época, y en general, el desarrollo económico de la clase media en España.

El libro tiene una estructura original en capítulos llamados « novelas de » y narrados por 4 diferentes componentes de la familia de Samuel Caro, lo que da una visión más compleja e interesante a la saga familiar : tenemos a un narrador omnisciente quien después del prólogo que nos presenta a la abuela, la matriarca Doña Mercedes Campillo de Caro, ya viuda y a sus dos nietos varones Daniel y Elías; conoceremos también a la inefable criada Felisa, el personaje que más me gustó. Desde un comienzo notaremos la influencia de la abuela que con su testamento tratará de influir sobre las vidas de sus nietos más allá de su muerte para obligarlos a volver al terruño.

Luego el primer capítulo está narrado por Samuel Caro, un miembro importante del Consejo Comunal de Melilla y conoceremos a su círculo de amistades y su historia familiar que hacía parte de los cientos de hebreos marroquíes que huyeron de sus compatriotas  musulmanes y buscaron refugio en Melilla.

El segundo capítulo es la historia contada por Doña Mercedes que es de familia zaragozana y que toma los acontecimientos en el momento que Samuel los dejó, o sea, que no hay retorno hacia atrás con los capítulos sino siempre una progresión con el relato. Pero no se trata de centrar la historia exclusivamente en Mercedes sino que toda la parentela surge poco a poco así como muchos otros personajes, todos muy bien descriptos e interesantes. A la edad de 53 años Doña Mercedes decide regresar a Zaragoza (la ciudad de donde Martínez de Pisón es oriundo) y lo hace, cuando las hijas ya no están con ella y solo le queda su vieja y fiel sirvienta Felisa.

El tercer capítulo lo cuenta Miriam la hija mayor de Samuel y Mercedes, una hija ejemplar y sumisa que tiene mucho que decir, con su vida en parte sacrificada. El cuarto capítulo se lo debemos a un nieto de Samuel y Mercedes, segundo hijo  de Miriam, un chico con un leve defecto físico, lo que lo salvará de la mili. El capítulo siguiente y el último, está dedicado a Daniel, el otro hijo de Miriam quien regresará a Melilla y contrariamente a lo que se esperaba de este personaje demasiado desenfadado, tomará las riendas del negocio familiar y volverá a Melilla, cerrando la saga familiar con un retorno a los orígenes. Doña Mercedes hará todo lo posible por volver a su tierra de Zaragoza y su hija Miriam hará todo lo posible por volver a Melilla que la vio nacer. Pero la historia de la familia Caro-Campillo pasa también por Tetuán, Málaga, Barcelona y Zaragoza.

La única que no tiene capítulo es Sara, la hija descarriada y alejada de su familia por las vicisitudes y opciones de su vida.

Es interesante seguir esta saga a través las generaciones porque todas las situaciones y conflictos que una familia puede encontrar al cabo de una vida, surgen magníficamente descriptas en esta novela. Es imposible que  alguien no se sienta involucrado en algún momento con la linda y triste historia de esta familia que atraviesa la Historia de España porque es otra familia conflictiva como todas. La ciudad de Melilla es el origen y el cierre del relato que incluye una operación del Mossad que contó con el beneplácito de Franco para sacar judíos de Marruecos y llevarlos a Israel. Tenemos una reflexión sobre la herencia del pasado, sobre el arraigo y la necesidad de encontrar nuestro lugar en el mundo.

N.B. Melilla es un territorio autónomo español anclado en Marruecos al noroeste del continente africano, son unos 12,5 km2 con unos 80 000 habitantes.

LA BUENA REPUTACIÓN, Colección Booket 2649 (Planeta 2014),  ISBN 978-84-322-2503-1

Dispara a la luna de Reyes Calderón

Afficher l'image d'origineReyes Calderón es una autora española (Valladolid 1961) con estudios de Derecho y Filosofía; actualmente es la decana de la Universidad de Navarra, departamento de Economía.

Se la conoce principalmente por sus novelas policiales con la juez pelirroja Lola MacHor la primera juez fémina de la sala del Tribunal Supremo en Madrid, un cargo vitalicio.

Dispara a la luna es la sexta entrega con Lola MacHor y le ha valido a Reyes Calderón el Premio Azorín 2016. El título quiere traducir en español la expresión en inglés « shoot for the moon » o « apunta a lo alto« . Es una novela coral con varios personajes muy bien definidos y es una novela con un rompecabezas dinámico, casi cinematográfico, con capítulos que pueden ser cortísimos y una narración original que parte de la resolución del caso para volver hacia atrás en el tiempo,  lo que se llama « in extremis« en narratología cuando el relato comienza por el desenlace.

Este libro me ha hecho conocer la juez MacHor que es la estrella del libro, una mujer muy respetada en su ámbito. Casada con un médico famoso y madre de varios hijos. Una mujer con ascendencia irlandesa lo que explica su espectacular cabellera. No me cuadró muy bien la dicotomía entre la estupenda y reconocida profesional y la mujer; encontré que la autora la pone en situación de anti-héroe por el lado femenino en permanencia. El lado femenino de la juez me pareció demasiado « rebajado », demasiado anodino, lo encontré poco creíble; y esa manía de la juez para que la llamen Lola, de buenas a primeras.

Todo el libro se basa en la búsqueda de Juan Iturri Goicoechea, un policía de Interpol, basado en Lyon, Francia, que ella conoce y estima mucho. El pobre hombre será secuestrado de manera atroz, pero alcanzará a enviar un mensaje a la juez porque intuye que la única que no le fallará es ella. Muy enrevesado resultará  saber qué lazos tan fuertes los unen como para que la juez deje Tribunal Supremo y marido para salir en pos de Iturri. Toda la novela transcurre en seis días de búsqueda a contrarreloj e involucra la Guardia Civil española y la Gendarmería francesa y hasta el MI6 británico puesto que la trama evoca las relaciones entre las unidades antiterroristas de Francia, España y Reino Unido; hay un buen trabajo de documentación.

Por momentos encontré que el relato se alargaba demasiado. También encontré que la escena del rapto del inspector Iturri era surrealista porque el hombre era terriblemente precavido y discreto como para dejarse atrapar por unos maleantes bastante torpes, además que intuyó su rapto en el mismo momento y me pareció que casi se dejaba atrapar. La novela torna alrededor del tema de la venganza y en contrapunto tenemos el tema de la amistad indefectible que une a la juez con Iturri. En la novela, la relación de la juez con Iturri es catalogada como « anclaje emocional » y los seguidores del caso le aplican el principio de la navaja de Ockham, es decir, que probablemente las razones que los unen son desconocidas de todos pero son las más simples y parsimoniosas. También hay en la novela mucho material para describir a la clase política, de manera acertada y bastante ácida ( y tan justa !) : la juez es convocada al Palacio de la Moncloa y la recibe un joven que debe ser uno de los tantos « asistentes » y enchufados del poder…un jovenzuelo con aspiraciones intentando ofrecer una conversación marcadamente inteligente, lo que es peor que un día de campo en una zona de mosquitos, peor que una depilación de axilas, peor que un pleito entre parientes...(página 385)

Un error garrafal página 582 con el francés (¿no hay correctores?); en la frase Excusez-moi, madame, n’êtes-vous pas oublié quelque chose? (n’avez-vous pas oublié?! auxiliar avoir y no être)

Lectura entretenida con un personaje diferente dentro de lo que se conoce en literatura policial.

DISPARA A LA LUNA, Planeta 2016,  ISBN 978-84-08-1542-1

Distintas formas de mirar el agua de Julio Llamazares

Conferencia de Julio Llamazares este jueves en el Ayto. de San Sebastián: “Distintas formas de mirar el agua”  Julio Llamazares es un escritor y periodista español (Vegamián 1955) , licenciado en Derecho. Actualmente reside en Madrid. Su literatura se caracteriza par un intimismo y el uso de un lenguaje preciso con una manera de escribir muy pegada a la tierra, de ahí le cayó el sambenito de « escritor rural ». Llamazares nació en Vegamián, un pueblo leonés donde su padre era maestro y que fue inundado por el embalse del Porma en 1968. Julio Llamazares tenía 2 años cuando sus padres  abandonaron el pueblo de Vegamián.

Julio Llamazares escribe para consolarse de la vida porque la literatura es un consuelo, dice. Leerla y escribirla. Y cita a Lobo Antunes con la frase la imaginación no es más que la memoria fermentada. Para Llamazares la literatura es un fin en si mismo, por eso se le puede tildar también de « escritor romántico ». Y recalca que escribir es un acto solitario y un vicio solitario.

Distintas formas de mirar el agua es un libro precioso y es la novela que más rápido ha escrito; una novela coral donde 15 personajes de la familia de Domingo cuentan, cada uno a su manera, la historia del patriarca Domingo quien decidió traer sus cenizas de vuelta al embalse que anegó al pueblo donde están sus raíces. Esta novela polifónica utiliza la narración de cada miembro de la familia como un todo para el cual la superficie del pantano sirve de espejo.

Llamazares se inspira del pueblo de Ferreras cuyos campesinos fueron realojados en Tierra de Campos en Palencia donde se construyó un « pueblo de colonización » cuando se completó la desecación de la laguna de la Nava. Y destaca el hecho que cuando la gente pasa de la montaña a la llanura tienen que aprender a mirar porque están perdidos sin puntos de referencia.

El título del libro emana de las palabras de Agustín, el hijo menor de Domingo que vivió siempre a la sombra del padre. Y aunque es un personaje al límite de débil mental, es el más feliz porque está lleno de la sabiduría que supo inculcarle el padre. Dice Agustín…hay distintas formas de mirar el agua, depende de cada uno y de lo que busque. Él lo sabía todo del agua, y del aire, y de la tierra…La forma de mirar el agua me la enseñó él también. Él me lo enseñaba todo.

Domingo y su mujer eran originarios del mismo pueblo y vivieron juntos setenta años hasta que Domingo no pudo trabajar más la tierra y tuvo que internarse junto con su mujer en una residencia para ancianos . Al poco tiempo perdió la cabeza y al cabo de también poco tiempo falleció, previo pedido a su mujer para que trajera sus cenizas al embalse. En esta ocasión se junta toda la familia, los hijos y los nietos, cada cual con sus recuerdos  sobre el desarraigo vivido por la familia, pero todos rinden homenaje al patriarca que fue un hombre rudo, derecho y trabajador infatigable. La abuela dice que cuando su esposo pidió que lo incineraran y que trajeran sus restos al pantano, esto debió costarle mucho con su mentalidad, pero lo pidió, lo hizo. Y aquí está lo que queda de él : un montoncito  de polvo gris, poco más que la ceniza de una hoguera o que la estela de una estrelle fugitiva, dispuesto a integrarse a la tierra de la que surgió. Como en las fincas de la laguna que trabajaba o en las de su pueblo antes, sus cenizas son ahora las semillas que germinarán un día cuando el pantano sea desecado.

Dice la nieta Raquel …esto es lo que hay, esto es una familia o lo que queda de una familia de campesinos arrojada de su territorio y transplantada a un lugar lejano, a una llanura en medio de la meseta, del ancho páramo que estas montañas les había ocultado hasta aquel momento.

Alex, uno de los nietos contempla el paisaje del embalse y piensa…definitivamente no me gusta nada esto. Mientras más contemplo este sitio, más fantasmal me parece, por mucho que a primera vista sea un lugar hermosísimo: el espejo del pantano, en el que se refleja el cielo, el verde puro de sus orillas, el gris de las altas peñas que rodean todo el valle no logran alejar de mí la impresión de estar ante un cementerio inmenso, una gran fosa común hecha con agua en lugar de tierra.

La nostalgia del pasado invade a los hijos, incluso cuarenta y un años después, la hija Virginia piensa…a lo largo de todos estos años, durante los cuarenta y uno que hace que me fui de casa he procurado seguir la lección que me dejó el padre para no sucumbir a esa otra niebla que es la melancolía, que siempre me ha acechado desde entonces. Ni siquiera el nacimiento de mis hijos me hizo olvidar a mis padres y aquel poblado creado desde la nada por ellos y otras personas como ellos en medio del desolado páramo palentino.

Es una novela sobre el destierro, la memoria y la nostalgia de lo perdido, es una novela dolorosa sobre el desarraigo, sobre la querencia a los orígenes. Es una novela triste aunque preciosa. Las dieciseis personas de la familia que componen esta polifonía constituyen un coro al estilo de las tragedias griegas recalcando el lado trágico de la historia familiar.

Aquí abajo una foto del embalse de Vegamián vaciado en 1986 por motivos estructurales de la presa y desecado, donde se ve lo que fue la aldea inundada donde muchas casas conservan todavía el tejado :

 

DISTINTAS FORMAS, Alfaguara 2015,  ISBN 978-84-204-1917-6

Los convidados de piedra de Jorge Edwards

Jorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) que estudió leyes, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Actualmente reside en Madrid.

La novela coral El convidado de piedra fue iniciada en 1968-69 y publicada en 1978 con profundas modificaciones; es el noveno libro de J. Edwards que reseño en este blog y confieso que es el que menos me ha gustado porque encontré que el estilo es un tanto caótico entre el presente (algunos días después del golpe de estado de septiembre 1973) y un pasado lejano que remonta hasta 1890, la época del presidente Balmaceda. Hay una digresión constante entre pasado y presente que me resultó engorrosa. También la existencia de tanto personaje, a veces solo definido por su nombre o su mote y mal definido por su función en el relato.

Es un relato muy condensado, con grandes parrafadas interminables a la manera prustiana, solo que aquí En busca de un tiempo perdido es meramente criolla y nada de selecta. Es un ambiente muy « requete » chileno, entre señorones de una misma casta ( no todos, pero casi todos) que se juntan para comer y libar y « pelar »(=hacer pelambres) y rememorar más y más a medida que sube el grado alcohólico. De esta manera el escritor nos pasea entre el funesto presente con el toque de queda y un pasado que tampoco fue mejor.

Sebastián Agüero reúne a sus amigos a pocos días del golpe militar a un gran almuerzo en su casa para festejar su cumpleaños y la celebración se convierte en un patético análisis de los errores del pasado, un pasado que al ser rememorado deja de brillar con la luz ingenua de la adolescencia y se tiñe de oscuros y grotescos matices indeseables; es decir, en palabras del autor,  « el burlador resulta burlado por el convidado de piedra », es decir por el fantasma de su culpa, que se ha levantado de la tumba y le ha hecho pagar sus crímenes.

El léxico me resultó muy entretenido por el altísimo grado de chilenidad, con profusión de modismos y hasta de garabatos(=malas palabras); es un lado que puede irritar al que no está acostumbrado al vocabulario tan atávico y distorsionado de los chilenos. Resalta la manía de poner motes a las personas, en general con respecto a la apariencia física o a los defectos físicos.

El personaje principal es Francisco (¿alter-ego del escritor?), el invitado-narrador que fue el adolescente rebelde de la primera novela de J. Edwards  El peso de la noche (1965); ahora Francisco es un hombre maduro que anota en un cuaderno los principales sucesos consignando testimonios y anécdotas. Francisco es el Cid Hamete de esta novela de epígrafe cervantino : « un almuerzo de características triunfales y festivas » que se alarga por el hecho de estar bajo el toque de queda militar. Los otros personajes tienen recuerdos que permitirán al narrador de remontar hasta diferentes momentos del pasado y el pasado resurge de la interminable conversación de los personajes que cuentan de si mismos, sobre todo de los ausentes, de los « convidados de piedra » ( que son los muertos, los desaparecidos, los exiliados). Francisco tiene ciertas atribuciones que le permiten separarse del grupo en algunas cuestiones fundamentales, como, por ejemplo, la ideología.

La excelente introducción a este libro por Eva Valcárcel explica que el título hace referencia a esa estructura polifónica en donde unos ausentes, los fantasmas, afectan a la consciencia de los celebrantes y protagonizan su discurso agónico. Su léxico explicativo y la evocación de una parte de la Historia chilena es indispensable para entender esta novela de lectura fácil, pero de fondo enrevesado.

LOS CONVIDADOS, Cátedra, Letras Hispánicas 501,  ISBN 84-376-1892-4

El día de mañana de Ignacio Martínez de Pisón

Escritor y guionista español, nacido en Zaragoza en 1960 y residente en Barcelona desde 1982 (aragonés de nacimiento y barcelonés de adopción), con estudios de Filología hispánica y de Filología italiana . Es un autor traducido en varios idiomas que se ha especializado en lo que llaman  la Transición española, aquel período que abarca el final del franquismo hasta la instauración de la nueva Constitución (años 75-82).

Ignacio Martínez de Pisón me gusta mucho como escritor, sabe armar sus novelas y contar historias. Este es el quinto libro que comento de él en este blog y tengo muchas ganas de leer su novela de 2014  La buena reputación que ya obtuvo dos premios.

El día de mañana que lleva 5 premios, es una novela coral, polifónica, contada a 12 voces para narrar la vida de Justo Gil Tello alias el Rata, un impostor al cual su impostura permanente lo llevará a odiar la sociedad que lo rodea. La novela se desarrolla en los estertores del régimen franquista y los comienzos de la Transición española. Martínez de Pisón quiso escribir sobre hechos poco conocidos de la Historia española: la actividad de la Brigada Social o la policía política del franquismo que disponía de una vasta red de chivatos que llamaban eufemísticamente « colaboradores » (también confidentes o membrillos) que informaban la policía de todo lo que sucedía en universidades, fábricas y administraciones y que la Brigada Social pagaba con sueldo fijo.

Las doce voces que arman el relato son gente que lo conoció de cerca: Martín Tello, un pariente que lo acogió en Barcelona cuando llegó con su madre enferma, Carme Román una socia que él quiso y estafó, Pascual Ortega que lo conoció cuando Justo cortejaba a la tartamuda y guapetona Juju ( el Rata tuvo mucho éxito con las mujeres), a Pere Riera que conoció cuando vendía máquinas de escribir, María Antonia Mir que lo conoció cuando llevó a su madre enferma terminal a ver una curandera, Elvira Solé que lo conoció cuando quiso estafar al empresario Nebot y seducir al mismo tiempo a su hija, Mateo Moreno el policía que lo hizo trabajar y que fue casi su único amigo, Toni Coll que supo de Justo por su abuelo, Eliseu Ruiz un camarada antifranquista, Marc Jordana un joven que conoció a Justo en un meeting de protesta, Hilario Lazcano el tonto de la tortuga, Noel León el chico con un nombre palindrómico que lo ayudó en la construcción de su « casa »(más bien una choza).

De toda esta gente, Carme Román y Mateo Moreno son los más importantes porque muy cerca del Rata. Al mismo tiempo que estas doce personas narran su relación con el chivato, sabremos cosas sobre sus vidas en este lapso de tiempo tan cambiante en la atribulada España del post franquismo y aunque son vidas de gente sencillas, el relato es muy interesante.

Las versiones difieren según el ángulo del que cuenta la historia. El personaje del Rata se puede decir que fue siniestro, cínico y un pobre diablo, pero por haberle seguido la pista tan de cerca, el lector puede encontrarle alguna virtud, por ejemplo el amor/ devoción que demostró con su madre o el afán de protección que sintió por Carme Román, la primera mujer por él estafada. El hombre tuvo una vida ruin, sin amor, sin amigos, sin ninguna trascendencia.

Me perdí un poco entre los personajes, pero sobretodo con las fechas porque los relatos no son estrictamente lineales en el tiempo.

El libro narra muy bien todo este período, menos conocido del postfranquismo, como vivía la gente de clase media, como se las apañaba con las dificultades del diario vivir. Aborda también tópicos interesantes e inusuales como la inmigración aragonesa en Cataluña, la Asociación de adeptos a los palíndromos, la formación de grupos ultras paramilitares, el principio de una red de corrupción con el auge económico, etc.

Hay en el libro sobreabundancia de palíndromos, todos estupendos, comenzando por el lema de la Asociación « Sé verla al revés ». Los cito a continuación  porque me parecen interesantes: « Óigole ese elogio », « Amo la pacífica paloma », « Yo dono rosas, oro no doy », « Adán no cede con Eva, y Yavé no cede con nada », « La moral, claro, mal », « Son robos, no sólo son sobornos », « Sometamos, o matemos », « Yo social y laico soy »,  « Salta Lenin el Atlas », « Oído, ETA, ya te odio ». Excelentísimos todos, no sabría escoger el mejor de ellos.

El estilo del escritor es muy ameno porque escribió la novela tal como la gente habla, de manera sencilla, chapucera y a veces con bastante humor. Otro buen libro de Martínez de Pisón.

EL DIA DE MAÑANA , Seix Barral 2011,  ISBN 978-84-322-1404-2