Leonora de Elena Poniatowska

Elena Poniatowska (Paris 1932) es una conocida escritora, activista y periodista mexicana con varios títulos publicados y premios diversos. Este libro le valió el Premio Biblioteca Breve de Novela 2011.

Le había leido un par de libros:  La piel del cielo, Premio Alfaguara de novela 2001 que relata la historia de una familia mexicana con hijos brillantes en Astronomía, pero que tras el telescopio no ven la complejidad del alma humana y De noche vienes, de 1985, serie de 16 relatos, bien escritos, ahondados en lo sicológico, pero de un interés desigual. Tengo muchas ganas de leer el libro que le valió el prestigioso Premio Rómulo Gallegos 2007, El tren pasa primero.

Leonora es una biografía muy inspirada de la pintora surrealista mexicana, de origen inglés, Leonora Carrington Moorhead (1917-2011), hija de un magnate inglés del textil. Leonora se interesó por la pintura de muy joven y debió luchar paso a paso por su independencia y su formación como artista. Para ello dejó a su familia a los 20 años para convivir e instalarse en Paris con Max Ernst, surrealista alemán, 26 años mayor que ella.

El libro nos relata un Paris entre las dos guerras, verdadero hervidero artístico e intelectual, donde Leonora se rodeó de artistas y escritores de primer orden en el movimiento surrealista: fuera de su amante y compañero, Max Ernst ella se codeaba con André Breton, Paul Éluard, Benjamin Péret, Wolfang Paalen, Pablo Picasso, Salvador Dalí,  Peggy Guggenheim ( que era su rival por Max Ernst), Renato Leduc (con quien se casó). Era una vida increíblemente trepidante y excitante en el Paris de aquellos años.

La creación artística se manifestó muy temprano en Leonora y esta creación pasaba por un estado mental al límite de la locura. Desde temprano Leonora se sintió un caballo, específicamente una yegua, ella consideraba que tenía un verdadero don para comunicar con los equinos; también se identificó con la hiena y con la mitología celta (su única religión), que le venía por el lado materno. De pequeña Leonora se sintió diferente y desobedeció a sus padres, escribiendo un manual de desobediencia, ella que fue despedida de varios colegios, por insolente y desobediente.

Leonora y sus obsesiones: los caballos y la hiena.

Su vida de joven rica la pasó viajando, a  Paris  con su madre : montaba a caballo en la mañana, asistía a un partido de polo a medio día y bailaba en la noche. Ser joven, bella y rica era un buen arranque en la vida…También a Venecia donde el Von Aschenbach de Thomas Mann, era una alucinación en la neblina, era una laguna de agua de mar a punto de morir, igual al lago en el que de chica aventaba a su yegua al galope. En el Lido, Leonora no reconoce la playa asoleada en la que Von Aschenbach vio por primera vez el rostro divino de Tadzio, que lo invadió como el agua sucia ahoga Venecia…

Luego cuando decidió aunarse al movimiento de los surrealistas, lo hizo a sabiendas que pocos llegaban a lo « desconocido », porque la mayoría temía perder la cabeza y reventar en el camino.  Baudelaire dijo que debían ir tras el fuego que les quemaba el cerebro y aventarse al fondo del abismo. La Primera Guerra Mundial hizo que los surrealistas, antes dadaístas, adquirieran la capacidad de poner el arte al servicio de su imaginación. En vista del crimen y de la imbecilidad de los ejércitos, los seguidores de Breton y Freud eliminaron la razón y se abrieron al alto mundo del inconsciente. Rescataron del olvido a Lautréamont por sus odas al asesinato, la violencia, el sadomasoquismo, la blasfemia y la oscuridad. El surrealismo, eso sí era la revolución permanente, la que empieza por uno mismo. La poesía se volvería carne y sangre como lo pedía Éluard, los hombres y las mujeres, los ancianos y los recién nacidos vivirían al borde de sus sentidos, destruirían al ejército, las cárceles, los burdeles y sobre todo las iglesias. Ahora la respuesta la tenían los pintores, los escritores, los experimentadores, los científicos, los inspirados, los románticos, las musas que guían a los creadores, los que no tienen miedo a mostrarse desnudos.

La vida social de los surrealistas era intensa. A ninguno le importaba dormir de día y salir de noche. El café era el altar donde oficiaba André Breton. Los acólitos acudían reverentes. Breton repartía indulgencias, condenaba, atraía y repelía. Sus fieles aplaudían la expulsión de Dalí tras haberlo acusado de coquetear con el fascismo, perdonar al catolicismo y tener una pasión desmedida por el dinero. Cuando lo enjuiciaban, Dalí acudía con un termómetro en la boca y una cobija sobre los hombros. El juicio se convertía en una farsa.

La historia de amor con Ernst fue fuerte y creadora. Leonora nunca había experimentado algo semejante. Ernst era 26 años mayor.- ¿ Era éso el amor? Max le respondía que el amor nace del deseo por alguien y que Nietzsche dijo:-« cuando amamos tendemos a ponerle al objeto amado todas las perfecciones »- ¿Y qué pasa si descubrimos su imperfección?-Viene el desamor. A Ernst, los surrealistas lo llaman « el pájaro superior » y para rendirle homenaje Leonora lo retrata con un largo manto de plumas que termina en cola de pescado. Tras del pájaro -pescado se yergue una cabeza de caballo congelada, ¿o será la de una yegua?

Es un libro profusamente rico en información sobre este período,  donde los datos y los nombres surgen como de una caja de Pandora, a veces de manera un poco desordenada, especialmente en la última parte de la novela, dando la impresión que el final está un poco chapuceado. Gracias Elena Poniatowska por este trabajo monumental que cristaliza en una novela muy interesante porque nos da una sensación realista de esta época fecunda intelectualmente.

La obra de Leonora Carrington es inmensa y la pueden visualizar gracias a Youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=NDDc650j-zM

Para saber más sobre ella y su vida, este excelente reportaje de 26 minutos:

LEONORA, Booket 2012 (Seix Barral 2011),  ISBN 7978-84-322-0032-8

Une réflexion sur “Leonora de Elena Poniatowska

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s