Archives

Historia secreta de Chile (3) de Jorge Baradit

Résultat de recherche d'images pour "historia secreta de chile 3 jorge baradit"

Jorge Baradit (Valparaiso 1969)  es un escritor chileno de novelas (ficción y no ficción), autor de la trilogía Historia secreta de Chile. El autor se dedica a la literatura desde 2005.

Se le ha integrado a un movimiento renovador de las letras chilenas llamado Freak Power, compuesto por narradores como Bisama, Ortega, Wilson, Amira, etc.

Historia secreta (1) y los que siguieron se han convertido en super-ventas nacionales desde el primer mes llegando a unas 200 000 publicaciones con los dos primeros tomos.

Estos libros me fueron muy recomendados por un librero de la ciudad chilena austral de Punta Arenas y compré dos; yo no los hubiese escogido sin saber. Y no me arrepiento porque se leen bien , son entretenidos y bastante transgresores. Desde ya la portada del primer tomo muestra al gran marino Arturo Prat, héroe de la Guerra del Pacífico, con un tercer ojo masónico y otros implementos.

Aunque mirar la Historia por el extremo equivocado del telescopio puede resultar tendencioso porque es enfocar en campo cerrado, ver solo un punto y hacer caso omiso del resto.

Este tercer tomo trae a la poetisa Gabriela Mistral en la portada en una caricatura con tatuajes y piercings. No se si a la ilustre señora le hubiese gustado la broma porque éste no es un libro para divertirse, creo, sino que es un libro para aprender que, imagino, ha necesitado bastante investigación.

En este nuevo tomo hay 9 historias de las cuales no todas me interesaron, pero algunas me fascinaron.

La primera historia me impactó, ella narra un terrible incendio en diciembre de 1863 en Santiago en la Iglesia de la Compañía de Jesús, muy cerca de la catedral de Santiago. Ignoraba el hecho y la magnitud del desastre. Murieron en el incendio unas 2000 personas, el equivalente del 1% de la población de Santiago en aquel entonces. La noticia recorrió el mundo.

Otra historia que encontré increíble es la del grupo de 28 chiflados expedicionarios que se lanzaron en una expedición a la Antártida con el irlandés Shackleton a la cabeza. Con los medios limitados que existían en 1914 y con una Europa en guerra que no les tiraba pelota a los expedicionarios. Cómo quedaron atrapados en los hielos durante un año y escaparon a la muerte! In-cre-í-ble de osadía temeraria.

El pasado de la Isla de Pascua que Baradit explica con una nueva teoría bastante creíble: la cuasi desaparición de ese pueblo tan diferente al chileno y que dejó muestras de un gran desarrollo con la escultura de los moais, es terrible. No tenía la menor idea de que los peruanos habían hecho prisioneros en la isla para llevárselos como esclavos para explotar el guano y que se habían llevado nada menos que a los líderes de ese pueblo.

La corta historia sobre Gabriela Mistral es triste como lo fue su vida. Es más que seguro de que esta brillante mujer sufrió de ostracismo.

La historia del cráneo de José Miguel Carrera es truculenta. No sabía que este hombre, prócer de la Patria en Chile, fue un revoltoso irredento, un insolente y un hombre extraordinariamente buenmozo como lo acabo de comprobar en unas litografías de la época (1830) que ví en el interesante Museo de Colchagua en  Santa Cruz.

Un libro que se deja leer como una historieta, pero que revela hechos relevantes en la Historia del largo y estrecho país llamado Chile.

HISTORIA SECRETA (3), Sudamericana 2017,  ISBN 978-956-262-495-4

Historia Secreta de Chile (1) de Jorge Baradit

Résultat de recherche d'images pour "historia secreta de chile jorge baradit"" Jorge Baradit (Valparaiso 1969)  es un escritor chileno de novelas (ficción y no ficción), autor de la trilogía Historia secreta de Chile. El autor se dedica a la literatura desde 2005.

Se le ha integrado a un movimiento renovador de las letras chilenas llamado Freak Power, compuesto por narradores como Bisama, Ortega, Wilson, Amira, etc.

Historia secreta (1) y los que siguieron se han convertido en super-ventas nacionales desde el primer mes llegando a unas 200 000 publicaciones.

Este libro me fue muy recomendado por un librero de la ciudad chilena austral de Punta Arenas; porque yo no lo hubiese escogido sin saber. Y no me arrepiento porque se lee bien , es entretenido y bastante transgresor. Desde ya la portada de este primer tomo muestra al gran marino Arturo Prat, héroe de la Guerra del Pacífico, con un tercer ojo masónico y otros implementos.

Mirar la Historia por el extremo equivocado del telescopio puede resultar tendencioso porque es enfocar en « close up », ver solo un punto y hacer caso omiso del resto. Cada pueblo tiene y vive su Historia una vez, no se puede hacer de nuevo.

Las 12 historias de Baradit son entretenidas y transgresoras, son anecdóticas, son especiales, son a veces paradójicas porque humanas.

La primera historia narra a un Arturo Prat espiritista, la historia es anecdótica y no le quita nada al personaje heroico, sino que le agrega humanidad.

La historia del terremoto de 1647 en Santiago de Chile, en aquel entonces ciudad pueblerina de 4 000 almas que quedó despoblado, es aterradora y recuerda que las posibilidades sísmicas son tan reales con esa geología hecha de una fina placa terrestre que es Chile entre una fosa marina y la inmensa cordillera, una placa destinada a desaparecer.

La extraña desaparición del cadáver del revoltoso Manuel Rodríguez es anecdótica y al parecer los descendientes quieren encontrar sus restos.

La masacre de los soldados chilenos en La Concepción, Perú, en el siglo XIX fue cruento, pero estaban en guerra y en la guerra no se salva nadie y cuando se cuentan los pobres muertos y se constata que son legión, entonces se dan cuenta que por lo general han muerto por casi nada.

La simbología de la estrella blanca de cinco puntas en la bandera chilena es interesante y probablemente de origen complejo. Hubo mucho esoterismo en aquellos tiempos, explicaciones poco claras y soterradas.

El capítulo sobre el medium Jaime Galté me resultó fascinante porque imposible de catalogar, de definir, de analizar. Pero los hechos están ahí, oscuros y ineludibles, extraordinarios. Siempre me ha llamado la atención el caso que hacen los políticos a este tipo de misterios y también la necesidad que siente la gente que sufre de reanudar con este tipo de contactos con el más allá como una reminiscencia arcaica del alma humana.

La historia del asesinato del general Silva Renard en Santiago en 1914, un general que comandó las tropas que arremetieron contra mineros en la oficina salitrera Chile en 1904 y en 1907 con la matanza en la escuela Santa María de Iquique, provocando miles de muertos. Este último fue narrado magníficamente por Hernán Rivera Letelier en su libro Santa María de las flores negras (2002).

La historieta sobre el emperador francés de Araucanía es una patraña ideada por gente ávida de oropeles y reconocimiento. Es ridícula y verídica.

La historia de Ingrid Olderock no la conocía y es pavorosa.

La conspiración de la Virgen de Peñablanca es otra patraña increíble para hacer diversión. Exactamente como « Al pueblo, pan y circo » de los romanos. Lo increíble resulta del nivel de implicación de algunos.

Y el último relato concierne la Internet de Salvador Allende, es decir, que el ex presidente de Chile había pensado controlar el óptimo funcionamiento de los camiones distribuidores de mercancías  vía un sistema computacional en el Chile de 1972 con la ayuda de un cibernético británico Stafford  Beer. Se le vino abajo el sistema con la inyección de dólares que llegó desde USA para subvencionar a los camioneros.

Un libro que se lee bien, pero que no hace la Historia, más bien ahonda  la historieta de la Historia o las páginas amarillas de la Historia.

HISTORIA SECRETA, Sudamericana 2015,  ISBN 978-956-262-469-5

Hasta que puedas quererte solo de Pablo Ramos

Résultat de recherche d'images pour "pablo ramos hasta que puedas quererte solo"

Pablo Ramos es un escritor y poeta argentino (Avellaneda 1966), destacado por sus libros que reflejan su historia personal frente a la dependencia al alcohol y a la cocaína desde sus 18 años. El autor dijo en una entrevista que este libro es « una respuesta estética a un problema moral« . La frase me parece muy justa.

El libro me fue muy recomendado por una librera, junto con otros, por mi paso por Ushuaia. Le agradezco su consejo porque hasta ahora las opciones han resultado excelentes.

Su via crucis personal está descrito en este libro (2016) que es muy autorreferencial  y tiene un bonito título que encontramos en el prólogo del libro : cito…escribo estas palabras con las manos endurecidas. El cuerpo tiene sed y el alma se siente sola, pero me siento mejor al rememorar las palabras de mi anfitrión (el hombre que lo acogió en 1997 para la primera reunión de Adictos Anónimos), las palabras que me dijo el compañero cincuentón, ese que el azar quiso que yo nunca volviera a ver, ese del cual no recuerdo casi nada, excepto lo que me dijo « pase lo que pase vos vení, que acá te vamos a querer, hasta que puedas quererte solo ».

Son 12 capítulos que él llama « pasos » como los pasos que se deben seguir durante la rehabilitación con los Adictos Anónimos y los Alcohólicos Anónimos en Argentina.

Al principio de cada « paso » van las reflexiones del autor que luego ilustra con un caso real. Cada historia es diferente, conmovedora e hiperrealista. La prosa es perfecta, clara y sin patetismo en los relatos.

El autor dice sentir cierto alivio considerando que el cuadro de la adicción es una enfermedad, como si la medicalización aliviara el sentido de culpa. Pero en realidad, la enfermedad es la consecuencia del abuso de alcohol y drogas que destruyen poco a poco el cuerpo y la mente,  llevando a la gente a la abulia. Tiene suerte el escritor Ramos de haber podido conservar intacto su intelecto y así brindar un testimonio de vida tan bien escrito.

Un párrafo terrible y significativo (página 60): la vergüenza en la cara de los adictos: ese sentimiento metido en la carne, el sentimiento de ser deficientes morales, crea una extraña, una horrible distancia.

Sus invocaciones espirituales son muy personales y probablemente necesarias para hacer frente a tales desmanes físicos y mentales. Ese es un tópico personal al autor y que se debe respetar, pero me pareció el menos convincente aunque muy necesario.

Una obra que obliga al lector a bajar a los infiernos al mismo tiempo que rogar  por una mejoría.

HASTA QUE PUEDAS, Alfaguara 2016,  ISBN 978-987-738-225-9

De perlas y cicatrices de Pedro Lemebel

Résultat de recherche d'images pour "de perlas y cicatrices pedro lemebel pdf" Pedro Lemebel  fue un escritor, ensayista y artista plástico chileno (Santiago 1952-2015). Su obra escrita aborda una marginalidad chilena en un estilo irreverente, con una prosa barroca.

Le he leído varios libros y su estilo me ha asombrado por su calidad y la pertinencia de sus escritos, haciéndome sonreír muchas veces, pero con un dejo de tristeza. Su prosa no conlleva agresividad, sino claridad sin perfidia. Ha sido nominado y ha ganado varios premios.

Tengo miedo torero (2001) describe de manera divertida el medio homosexual santiaguino entorno al atentado contra el General Pinochet, descrito como alejado de cierta realidad en un Chile bastante verosímil; la obra fue adaptada al teatro. Adiós mariquita linda (2004) cuenta sin tapujos la homosexualidad del escritor. Serenata cafiola (2008) son las crónicas de la drag-queen santiaguina que fue Lemebel , escritas con perspicacia, atino y cierto dolor sin rencor.

De perlas y cicatrices (1998) es un compendio de sus artículos radiofónicos, con capítulos cortos y variopintos, muy bien escritos y algunos francamente desopilantes. El autor tenía un verdadero don de pluma, acertada, a veces con vitriolo.

A propósito del Paseo Ahumada (calle céntrica de Santiago)= Y si no fuera el calor, y si fuera otra cosa que nos anda asorochando a las tres de la tarde con la cabeza abombada tratando de tirar unas ideas para hilar esta crónica, unas reflexiones novedosas sobre la urbe y esa fiebre pegajosa que hace del verano en la ciudad un horno irrespirable. Sobre todo si hay que pasar por el centro, bajarse justo en la estación Universidad de Chile del Metro. Treparse en esas escaleras de metal, donde sube y baja la marea apurada de gente que se mira de reojo cuando se cruzan cara a cara. Pero esa mirada no alcanza a ser un gesto de comunicación, apenas visualizar pañuelos que secan la frente y limpian maquillajes descorridos por la gota grasa del sudor, un ascensor de carne mojada en el trotar sofocante de la masa que evapora sus trámites y compras en la aglomeración del Paseo Ahumada. La calle restregón y pugna por salir del atolladero de cuerpos que se atajan, que se chocan, que se amasan calientes en el traqueteo nervioso del paseo público (pg 138).

A propósito del libro Guiness de los récords= Así había que demostrar el milagro económico chileno en las veinte mil piruetas del Libro Guiness, el despertar de un país que se levanta con orgullo de garrapata triunfal que dejó atrás al tercer mundo. Una fonda del extremo sur que renovó su escabeche tricolor por el pollo Roast Beef y las hamburguesas sintéticas de los malls, pubs, shoppings, donde se remata el hambre consumista. Una hilacha de país que mira sobre el hombro a sus vecinos pobres. La Meca Dólar del continente que habla de tú a tú con el Mercado Común Europeo. El ejemplo de prosperidad para los indios piojosos de Latinoamérica; aquellos peruanos, bolivianos, paraguayos que aún no conocen a la Claudia Schiffer, que nunca podrán competir en el Libro Guiness como lo hace Chile, demostrándole al mundo que aquí sobra la comida. Por eso se hizo el completo más largo que medía 20 Km de salchicha alemana por la carretera. Casi de mar a cordillera, el Hot-Dog gigante dividió al país entre chukrut y ketchup. Y se necesitaron tantos huevos para la mayonesa, que se llevaron camionadas de gallinas a Investigaciones donde les picanearon con electricidad para que pusieran más rápido. Y para qué hablar de la vienesa, esa tripa que salía y salía de una máquina como intestino interminable. Después se vendió por metros esa porquería hecha a la rápida, y la cagada diarrea fue tan grande, que Chile se hubiera ganado otra medalla en el Libro Guiness, pero por desgracia no tenía esa churreteada especialidad.(pg 171).

DE PERLAS Y CICATRICES, LOM 1998,  ISBN 956-282-154-4

Adiós, poeta…de Jorge Edwards

Résultat de recherche d'images pour "adios poeta jorge edwards"Jorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) con estudios de leyes y de Filosofía en Princeton, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Hace parte de la Generación del 50 chilena, aunque él se considera algo marginal a este movimiento. Actualmente reside en Madrid

He comentado en este blog gran parte de su bibliografía (14 libros, quince con éste) porque es un escritor que me gusta como escribe y cómo enfoca los temas, con esa ironía siempre presente y fina aunque bastante socarrona. Otra cosa que me gusta de este escritor-lector son las pasarelas que da hacia otros autores porque ha leído  mucho. Gracias a él descubrí un autor brasileño que me ha deslumbrado por su modernidad : Joaquim Machado de Assis.

Adiós, Poeta… (1990) es un libro de memorias muy interesante en dos sentidos : tenemos una biografía de primerísima mano,   personal e íntima del gran vate chileno Pablo Neruda en su cotidianidad quien fue amigo de Jorge Edwards por más de 20 años ! (años 52-72) y tenemos entre líneas la autobiografía de Don Jorge Edwards, sin tapujos ni concesiones como es su costumbre en un estilo  muy ameno. Jorge Edwards es un cronista de primera.

Adiós, Poeta…le valió el III Premio Comillas, un premio creado en Madrid en 1987 para destacar autores que escriben sobre temas o personajes de interés histórico, político o cultural.

La visión del Neruda que nos brinda, es rica y compleja porque fue un personaje con matices y mucha presencia. Fue un comunista de tomo y lomo, pero no fue dogmático, lo que denota inteligencia y que Edwards califica de « cardinal ateo de la iglesia suya« . Pablo Neruda tuvo una trayectoria fuera de serie, un ciudadano del mundo que terminó su periplo en París como Embajador. Cuántas cosas le tocó vivir ! En lo personal, en lo poético, en lo político, en sus peregrinaciones en pos de sus queridos « cachureos », en su vida social, en sus amistades, en sus viajes, en su mundo creativo, en sus amores…

En cuanto al estimado escritor y autor de estas memorias, el cita su trayectoria paralela a la del vate y da luces sobre lo que fue también una vida muy rica en acontecimientos de todo tipo. Tenemos hasta datos sobre su vida personal como otro ciudadano del mundo con vueltas incesantes a Chile, pero que son solo permanencias temporales.

Entre los dos hombres hubo primero un gran respeto de parte del escritor allá por los años 52 (21 años tenía solamente Edwards) hacia el hombre ya establecido como poeta. Con el tiempo esta diferencia de edad se fue borrando para llegar a ser una verdadera amistad. Por supuesto que fue una amistad con turbulencias, porque no puede ser de otro modo cuando la política está de por medio.

En una introducción que Jorge Edwards escribió para una edición de bolsillo de este libro, se puede leer algo muy bonito :…en medio del descalabro de la sociedad, de la política, de su propio cuerpo, el poeta se refugiaba en la naturaleza, el primero y el último de sus refugios, su resorte esencial, su punto de partida y de llegada. Y la naturaleza le daba una respuesta muda, enigmática…él que había escrito que prefería una poesía como absorción física del mundo, y después de muchos avatares, circunstancias y fortunas, en el fondo, a pesar de las apariencias, había cambiado muy poco…

ADIÓS, POETA, Tusquets 1990,   ISBN 84-7223-191-7

La otra casa de Jorge Edwards

Résultat de recherche d'images pour "jorge edwards"

Jorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) con estudios de leyes y de Filosofía en Princeton, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Hace parte de la Generación del 50 chilena, aunque él se considera algo marginal a este movimiento. Actualmente reside en Madrid.

He comentado en este blog gran parte de su bibliografía (13 libros, catorce con éste) porque es un escritor que me gusta como escribe. No todos los libros me  han gustado de la misma manera, sino que he sentido una neta preferencia por algunos títulos.

La otra casa (Ensayos sobre escritores chilenos),  es un libro algo aparte puesto que reúne crónicas de Edwards sobre otros escritores, un sujeto deleitoso para  la rata de biblioteca que soy. El libro fue editado por la Universidad Diego Portales en 2006 y concierne muchos literatos, entre prosistas y poetas.

Los artículos de Edwards son muy interesantes porque al mismo tiempo que cita  notas biográficas, cita y analiza la obra y da opiniones sobre el autor y su contexto. Hace pasarelas entre el autor y otros temas, lo que enriquece. Vale decir que Jorge Edwards conoció a muchos y que frecuentó a no pocos lo que agrega una nota intimista al relato. El estilo es muy « edwardesco », muy correcto, con algunos pinchazos de lo más elegantes. Nadie sale mal parado, ni siquiera el « niño Bolaño » que ya ha ascendido a las esferas de santo-mártir de las letras, que no chilenas, sino internacionales…(Chile le quedó chico al niño Bolaño).

Las crónicas sabrosas de Edwards conciernen los escritores chilenos siguientes : Alberto Blest Gana (considerado como el padre de la novela chilena), Federico Gana, Gabriela Mistral, José Santos González Vera, Joaquín Edwards Bello (tío de este Edwards Valdés), Vicente Huidobro, Neftalí Reyes alias Pablo Neruda, Gonzalo Rojas, Nicanor Parra, Francisco Coloanne, Jorge Millas, Luis Oyarzún, José Donoso, Enrique Lihn, Alberto Rubio, Luis Alberto Heiremans, Claudio Giaconi, Roberto Torretti, Jorge Teillier, Óscar Hahn, Mauricio Wacquez. Hay muchos otros citados.

La verdad es que después de leer este ensayo enjundioso me han quedado muchas ganas de leer a varios de ellos que jamás soñé  poder hacerlo, sencillamente porque no sabía nada al respecto. Don Jorge Edwards Valdés ha vivido, ha leído, ha compartido, ha comparado y ha reflexionado sobre muchos escritores contemporáneos o no. Y ello se nota en estas crónicas sabrosas de las letras chilenas y del tiempo que pasa.

LA OTRA CASA, Ediciones Universidad Diego Portales 2006 (Colección Huellas),  ISBN 956-7397-94-5

No leer de Alejandro Zambra

Résultat de recherche d'images pour "alejandro zambra no leer"

Alejandro Zambra Infantas es un poeta y narrador chileno (Santiago 1975) que fue destacado como uno de los 39 mejores escritores latinoamericanos menores de 39 años en Bogotá en 2007 (sólo 2 chilenos) y también como uno de los 22 mejores escritores de lengua española de menos de 35 años, por la Revista británica Granta en 2010 (Cambridge). Zambra es Licenciado en Literatura Hispánica con un Magister en España en filología . Hace parte  de la que llaman « generación Bogotá 39″.

Comenté en este blog cuatro libros suyos que me gustaron porque encuentro que escribe bien sin ser  complicado, plantea bien sus temas y puede ser muy « visual » y hasta a veces divertido, siempre coloquial. En febrero 2015 publiqué un billete sobre Bonsái,  en julio 2015 sobre La vida privada de los árboles,  en febrero 2017 sobre Mis documentos y en avril 2017 sobre Facsímil.  Todas estas lecturas me han resultado interesantes y permiten apreciar el estilo muy sui-generis de Zambra en el ámbito literario chileno.

Tenía muchas ganas de descubrir No leer, una compilación de notas sobre literatura : lecturas y autores. Estuve a punto de sentirme defraudada al principio, encontrándolas poco interesantes, pero vino un vuelco en el contenido que captó toda mi atención y hasta hizo  mi deleite,  página 50 cuando A. Zambra empieza a hablar de Borges (éso de que Borges necesita a Bioy y Bioy necesita a Borges porque el inventor necesita a su invención, el inventado necesita que su inventor lo siga soñando, me suena  acertado).

Hay buenas notas de lectura sobre el argentino Manuel Puig sobre quien Mario Vargas Llosa escribió que su escritura carecía de ideas y de estilo a lo cual Puig comparó a « la » Vargas Llosa con Esther Williams, tan disciplinada y seria y a « la » García Márquez con Liz Taylor, que era bella pero con las patas cortas…así se tratan de bien los literatos entre ellos.

Hay bastantes páginas sobre Roberto Bolaño, que me parece algo sobrevalorado, y malas vibras hacia Jorge Edwards.

Anoto un nombre de las letras mexicanas que no había cruzado : el de la escritora Josefina Vicens con Los años falsos y El libro vacío que habrá que leer porque parece una autora interesante.

Zambra tiene toda la razón cuando alega que no se quiere quitar el placer de no leer algunos libros…Y confiesa no haber leído a Sándor Márai; algún día se dará cuenta de lo que se ha perdido con no leer al genial húngaro, maestro absoluto en la confrontación de dos personajes (cf El último encuentro) y gran joya entre los escritores de la Mittel Europa.

NO LEER, Universidad Diego Portales, Colección Huellas (2010),  978-956-314-105-4