Archives

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia de Patricio Pron

Afficher l'image d'originePatricio Pron es un escritor y periodista argentino (Rosario 1975), licenciado en Comunicación Social, con un doctorado en Filología Románica en Göttingen, Alemania. Es autor de relatos, novelas y tiene una columna en el excelente blog literario en español El Boomeran(g). Actualmente reside en Madrid. En 2010, Patricio Pron fue destacado por la revista inglesa Granta, entre los mejores 22 narradores en lengua castellana de menos de 35 años (junto con otros siete argentinos, lo que representa la nacionalidad más destacada). Dice Pron que « el buen escritor hace uso recreativo de la mentira, de la capacidad que tiene para mentir. La literatura es un uso socialmente aceptado de la mentira y del engaño ».

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia(L’esprit de mes pères en francés) del 2011 (esta mania actual de poner títulos largos a las novelas, títulos que nadie recuerda después de haberlos leído y aquí tenemos un título alegórico-poético que no tiene nada que ver con la prosa más bien siniestra del libro…);  es ésta una novela ambiciosa, auto-ficcional extraordinariamente bien escrita, de una gran trascendencia ética porque muy lejos de una trivialidad imputable a la edad, Pron se cuestiona sobre heridas colectivas y sobre la memoria del que retorna a su tierra, pero es una prosa amarga y bastante desangelada donde los personajes carecen de espesor humano. (Pron piensa que el que vuelve a su tierra después de mucho, llega a un punto donde después de vivir tanto afuera uno es bastante extranjero en todas partes. También piensa que para escribir bien en español, como le dijo un día otro escritor argentino, Juan José Saer, hay que vivir en un sitio donde no se hable el español o al menos, el español del país de origen).

Página 186 Patricio Pron escribe : me dije que iba a escribir esta historia porque lo que mis padres y sus compañeros habían hecho era digno de ser contado porque su espíritu iba a seguir subiendo en la lluvia hasta tomar el cielo por asalto. Cito la frase para contextualizar el título.

Probablemente este libro constituye una verdadera catarsis personal para Patricio Pron, una tentativa para esclarecer lo que fueron sus padres y su país en épocas convulsas. (Lo que yo vengo a contar, fue verdadero pero no necesariamente verosímil. Se ha dicho que en literatura lo bello es verdadero pero lo verdadero en literatura es solo lo verosímil, y entre lo verosímil y lo verdadero hay una distancia enorme. Esto por no hablar de lo bello, que es algo de lo que nunca se debería hablar: lo bello debería ser la reserva natural de la literatura, el sitio donde lo bello prosperara sin que la mano de la literatura lo toque jamás, y debería servir de recreo y consuelo a los escritores, puesto que la literatura y lo bello son cosas completamente diferentes o tal vez la misma, como dos guantes para la mano derecha). Sencillita la explicación...

Patricio Pron  regresa a Argentina después de 12 años para ver a su padre muy enfermo, un padre que conoce mal; con este retorno intempestivo y necesario, el narrador del libro demuestra un carácter inestable, se siente desarraigado y padece de problemas  de memoria imputables al abuso de psicótropos (no se sabrán detalles sobre su desajuste psíquico). Integra el domicilio familiar, pero no sabe nada de sus padres, ambos padres periodistas militantes de un movimiento pro peronista, antes del golpe militar de 1976. Entre visita y visita al hospital, el narrador hurga en el escritorio de su padre y encuentra una carpeta con datos referentes al asesinato de Alberto Burdisso, un desconocido, un idiota faulkneriano, un adulto con el cerebro de un niño, alguien que no bebía, que no jugaba y que carecía de toda fortuna, alguien que debía trabajar diariamente para subsistir en las tareas más simples como limpiar una piscina o reparar un tejado. Pero la hermana de Alberto Burdisso fue una amiga, también periodista de sus padres, Alicia Burdisso, que el padre de Pron introdujo en el movimiento peronista y que fue una « desaparecida » en 1977.

Hay una alegoría entre la comunidad familiar destrozada por la enfermedad del padre y la alegoría del drama nacional de un país avejentado y abonado al fracaso. Hay una puesta en abismo entre la historia personal del narrador destrozado por los fármacos, la historia familiar y la historia nacional con una búsqueda por parte de Pron de formas de expresión lexicales diferentes.

[…] yo pensaba que había venido de los oscuros bosques alemanes a la llanura horizontal argentina para ver morir a mi padre y para despedirme de él y prometerle -aunque yo no lo creyera en absoluto- que él y yo íbamos a tener otra oportunidad, en algún otro sitio, para que cada uno de nosotros averiguara quién era el otro y, quizá, por primera vez desde que él se había convertido en padre y yo en hijo, por fin entendiéramos algo; pero esto, siendo verdadero, no era en absoluto verosímil ».

La clave de este libro era dilucidar el pasado de los padres  que fueron  jóvenes en la década de 1970, como si se tratase de un rastreo detectivesco y que las averiguaciones que resultarían,  se parecerían mucho a una novela policíaca que nadie hubiese querido comprar nunca. El narrador nació en 1975 y los que nacieron por aquella época son el premio de consolación de los padres tras haber sido incapaces de hacer la revolución. En aquellos años un hijo era una buena pantalla, una señal inequívoca que debía ser interpretada como la adhesión a una forma de vida convencional y alejada de las actividades revolucionarias.

La crítica argentina Silvia Molloy citó las palabras de Leonardo Sciascia a propósito de este libro : « cuando uno ha cometido el error de irse, no debe cometer el error de volver« .

Me repito, un libro muy bien escrito que desarrolla una temática muy trascendente, pero escrito en una prosa que me pareció siniestra.

 

EL ESPÍRITU, Literatura Mondadori 2011,  ISBN  978-84-397-2363-9

El amante uruguayo de Santiago Roncagliolo

Santiago Roncagliolo (Lima 1975) es un escritor, dramaturgo, guionista, traductor y periodista peruano. Estudió Lingüistica y Literatura en Lima. Reside en Barcelona desde el 2000. En 2010 fue elegido por la Revista inglesa Granta como uno de los mejores escritores en lengua española de menos de 35 años, junto con otro peruano, Carlos Yushimito.

Le leí varios libros: el libro galardonado con el premio Alfaguara de novela 2006, Abril rojo, un thriller con fondo de Sendero Luminoso con policías y políticos corruptos y una trama que me pareció poco verosímil ; El príncipe de los caimanes que cuenta la historia de un abuelo que se enriqueció con el comercio del caucho y del nieto pobre que huye de casa y sueña con llegar a Miami, un relato que describe bien la vida en la selva amazónica; Memorias de una dama del 2009 que me encantó, con una trama macanuda, bien escrito y con un interés que va crescendo y donde Roncagliolo mezcla ficción con personajes reales: la vida de una rica mujer dominicana que busca un escritor para que le escriba su vida, pero van surgiendo conocimientos chocantes que harán que el libro se vuelva otra cosa. Creo saber que el escritor fue censurado por una importante familia dominicana por lo que tuvo que amputar su libro de algunos párrafos o capítulos; Tan cerca de la vida del 2010, entre ficción y realidad, pero con personajes sin profundidad y que me hizo pensar en el estilo de las novelas del japonés Murakami: en un mundo high tech y robotizado, los personajes se confunden y nos confunden.

El amante uruguayo del 2012 es un libro hecho por encargo que necesitó 2 años de investigación y que trata de la relación del uruguayo Enrique Amorim con el poeta Federico García Lorca. Amorim fue un gran mistificador, millonario y comunista, homosexual y casado con Esther Haedo, una prima de Borges . Se trata de un relato libre con trasfondo histórico sobre los lazos de Amorim con García Lorca en una hipotética relación amorosa homosexual entre ambos en 1936. Queda claro, después de leer el libro, que fue Amorim el más enamorado.

El libro desató una polémica en Uruguay con la información de que los restos de Federico García Lorca yacerían en Salto, Uruguay y habrían sido robados por Amorim en España y traídos subrepticiamente al Uruguay en 1953 para enterrarlos con una ceremonia aparatosa, 17 años después de su fusilamiento.

En realidad sobre esta relación hay muy poco en el libro, la mayoría de la información emana de Amorim, quien fue un mistificador excéntrico, ávido de publicidad que lo pusiera « arriba de la pelota » para brillar en los medios literarios y en la intimidad de los que fueron grandes genios del arte del siglo XX: Aragón, Neruda, Picasso, Chaplin, Borges, Walt Disney y muchos otros. El libro demuestra de manera magistral, apoyándose en documentos de la época, la mezquindad sin límites, la maledicencia, la malevolencia, los celos, las rivalidades, los amores y las miserias de los que fueron algunos de los grandes intelectuales en aquellos años (1936-1953). En estos tópicos el libro abunda en anécdotas, cotilleos,   rencillas y descubrimientos en una Argentina próspera e intelectual de los años 30 ( era la séptima potencia mundial) y también en Uruguay y el Madrid de la guerra civil española y el Paris de la posguerra. En este entorno, Enrique Amorim fue un  cameleónico millonario uruguayo, misterioso, fascinante que se movía entre ficción y realidad, pero eclipsado por las grandes figuras que lo rodeaban, Amorim trató de brillar en la misma medida, algo que nunca consiguió.

El poeta chileno Pablo Neruda aparece mucho en el libro y su personaje es bastante antipático porque Amorim, y por ende Roncagliolo, lo muestran calculador, mujeriego, egocéntrico, traidor hacia sus amigos y hasta oportunista político.Pablo Neruda va a inaugurar la trīada arte, polītica y literatura.

El poeta García Lorca llegó a Buenos Aires en 1936, donde conoció un éxito que lo propulsó al estrellato, en condiciones que en España apenas tenía de que sobrevivir sin la ayuda pecunaria de sus padres. Cosechó un triunfo colosal en Buenos Aires con su obra teatral Bodas de sangre y luego con La zapatera prodigiosa. Interviene Amorim cuando el poeta se retira a Montevideo para terminar otra obra de teatro que no avanzaba porque García Lorca vivía una fiesta permanente.  En Uruguay Amorim y Federico García Lorca tuvieron cierta privacidad y tranquilidad como para vivir un affair.

Según Roncagliolo, Enrique Amorim inventó el marketing literario ya que supo dejar indicios falsos por todas partes, fue un genio de la impostura, un estratega de la ambigüedad y un hombre capaz de convertir sus sueños en realidades. Amorim fue más un personaje que un escritor, su vida fue su mejor obra. Amorim también convirtió a Borges en el personaje que conocemos , captó la importancia de las fotos y supo el valor de una polémica.

Un libro que me  deja perpleja ante tanta desidia humana, tanta bajeza por momentos, poco importa el continente ni tampoco el país, la mediocridad de cierta gente no depende del intelecto, depende de cosas más peregrinas y poco intelectuales.  Hay poco material objetivo entorno a los supuestos amantes y me llama la atención que no hayan hecho una prueba de ADN para saber si los  restos humanos de la caja de Salto, pertenecen o no a Federico García Lorca; si hay probabilidades de ADN común con algún descendiente, entonces sabremos si Enrique Amorim nos mistificó o no.

Va un enlace para un video interesante donde Santiago Roncagliolo habla de su libro ( atención dura 17 minutos):

EL AMANTE URUGUAYO, Alcalá 2013,  ISBN 978-84-6632-6612