Archives

Mac y su contratiempo de Enrique Vila-Matas

Résultat de recherche d'images pour "enrique vila matas mac y su contratiempo"

Escritor español (Barcelona 1948) con vasta bibliografía entre novelas y ensayos; estudió Derecho y Periodismo. Ha sido reconocido con numerosos premios literarios, entre ellos el Premio Rómulo Gallegos 2001 de Venezuela (concedido cada dos años) y el Médicis 2003 en Francia. Su obra ha sido traducida a más de 25 idiomas.

Su narrativa es innovadora porque ha fundado un nuevo género en el que el relato se pierde en el ensayo. Su obra entremezcla realidad y ficción y nos brinda lo mejor de cada género; está considerado también como un adalid de la metaliteratura y su universo comporta humor, ironía, erudición e inteligencia. Me encantan las incesantes pasarelas del autor hacia otros libros, hacia otros autores, hacia la pintura, hacia la música.

Es un autor no tan fácil de leer, pero el esfuerzo vale la pena. El lado metaliterario de este libro es impresionante, lo que denota mucha lectura. Y cita a autores clásicos, pero también a valores nuevos e innovadores como el chileno Alejandro Zambra o la argentina Samanta Schweblin, y tantos otros.

Publiqué en este blog 2 reseñas de libros suyos : el muy original Kassel no invita a la lógica (2014) en octubre 2014  y el fantástico El viaje vertical (1999) en agosto 2015. Ambos libros me gustaron.

Mac y su contratiempo (2017) resume la quintaesencia de lo que Vila-Matas sabe hacer, es decir, un magma de metaliteratura, autoficción, o ficción en una mezcolanza de géneros literarios sabiamente dosificados y que tiran al lector  por la pera: ensayo, novela, catálogo de lecturas, diario…Pero va más allá esta vez porque hay en el libro como un desdoblamiento de los personajes que en el fondo podrían ser uno solo porque van aportando argumentaciones de puntos de vista diferentes para, in fine, darnos un paseo mastodóntico por el mundo literario con la participación de un ventrilocuo. Hay unas simetrías opuestas a veces con los personajes que podrían ser también  facetas diferentes de los mismos personajes. Interesante.

Es un libro sobre la repetición (tema introducido en el tercer capítulo) tan frecuente en literatura porque lo excepcional es hallar una voz propia (pero eso no quita para que lo excepcional no tenga que ser lo más deseable, pues nadie puede eludir la visión de esa brecha que separa al escritor con voz propia del aborregado coro literario de la gran fosa común de los escritores nulos, por mucho que, en el fondo, al final del gran camino, haya un único plato glacial para todos (página 33).

La trama es inenarrable y enrevesada, compleja e inteligente.

El protagonista se hace llamar Mac (Mac en referencia a una película de John Ford), Mac está en paro después de los sesenta, pero no en dificultades económicas. Quiere reescribir 30 años después un libro, Walter y su contratiempo de un conocido autor barcelonés, Ander Sánchez ( ¿alter ego?), quien además es un vecino de barrio puesto que vive en un edificio colindante y que Mac cruza a menudo.  ( Y Ander Sánchez se pregunta 30 años después cómo pudo escribir este libro lleno de incongruencias, errores, dislates, sobre todo habiendo estado tan borracho de gin-tonics…). Esta imperfecta novela de Sánchez comprende 10 relatos escritos « a la manera de » muchos otros escritores.

Pero Mac quiere reescribirlo como un diario iniciático, póstumo o inacabado (« un diario secreto de iniciación« ) donde no solo va a reescribir el libro, sino que va a introducirse al mundo de la literatura;  Mac anotará hechos del diario vivir aunque sean muy pedestres y los incorporará en el relato. Surgen personajes atípicos como el falso sobrino del afamado escritor llamado Julio que es un tipo que sólo sirve para rebajar al sólido y reconocido escritor Sánchez como para bajarle los humos, es el sobrino odiador de la novela, es la maldad personificada según Vila-Matas. O la bella y pechugona Ana Turner, una dependienta de la librería La Súbita, la única del barrio, barrio que se llama El Coyote como un homenaje a José Mallorquí un popular autor de más de 200 novelas de la serie El Coyote durante los años de la posguerra. O como Carmen , la esposa de Mac que no le entiende su preocupación por reescribir un libro, ella que fue disléxica, no ama los libros que los relaciona con una « dichosa patata de la literatura« .

Y Mac comenta y reescribe el libro de Sánchez y al mismo tiempo vive en carne propia la historia que el libro narra; aquí tenemos un ejemplo flagrante de desdoblamiento. También Mac se deja influenciar por el horóscopo del periódico escrito bajo el pseudónimo de Peggy Day, una mujer que conoció 40 años atrás; él cree que la pitonisa los escribe justo para él (vaya ego). Mac lo llama Puthoroscopo en alusión al Whoroscope de Samuel Beckett. Y se lo cree a pie juntillas, a tal punto que condiciona los acontecimientos para que le resulten como Peggy lo predijo. (Lo que me hace pensar que los políticos como los escritores suelen ser bastante supersticiosos…)

Entre cháchara y cháchara el personaje de Mac le va a arreglar cuentas a varias cosas, entre ellas a la noción de vecindad, de vecinos. Nada más singular que un vecino. El infierno son los vecinos. La noción de barrio, en este caso ficticio de El Coyote, está fuertemente anclada en la novela como si el barrio se pudiera superponer a la noción tan española de pueblo. El barrio es como el pueblo, todos se conocen, hay rituales cotidianos, costumbres establecidas y rutinas. El barrio es toda su familia (para Mac y para Ander Sánchez).

Una lectura endemoniada, un melting-pot de literatura deslumbrante de inteligencia que deja al lector KO, perdido en suposiciones, pero con la idea positiva de haber aprendido algo. Un libro sobre el desdoblamiento de los personajes, sobre la (ineludible)repetición en literatura. Es un libro que da para varios niveles de lectura que los apasionados del tema pueden saborear con delicias. Un libro original y muy divertido por momentos. Da la impresión  que Vila-Matas  se rie un poco del lector, le toma el pelo de manera elegante, lo descoloca.

MAC Y SU CONTARTIEMPO, Seix Barral 2017,  ISBN 978-84-322-2988-6

Publicités

Kassel no invita a la lógica de Enrique Vila-Matas

Afficher l'image d'origineEnrique Vila-Matas es un escritor español (Barcelona 1948) con vasta bibliografía entre novelas y ensayos; estudió derecho y periodismo. Ha sido reconocido con numerosos premios literarios, entre ellos el Premio Rómulo Gallegos en Venezuela (concedido cada dos años) y el Médicis en Francia. Su obra ha sido traducida a más de 25 idiomas. El escritor es o fue gran amigo de latinoamericanos como Bolaño, Sergio Pitol, Ricardo Piglia, Villoro, etc.

Su narrativa es innovadora porque ha fundado un nuevo género en el que el relato se pierde en el ensayo. Su obra entremezcla realidad y ficción y nos brinda lo mejor de cada género; está considerado también como un adalid de la metaliteratura y su universo comporta humor, ironía, erudición e inteligencia. Me encantan las incesantes pasarelas del autor hacia otros libros, hacia otros autores, hacia la pintura, hacia la música, hacia tantas cosas: tenemos un hombre del Renacimiento porque en aquella época se podía abarcar casi todo el conocimiento.

Le he leído varios libros y a pesar de su relativa complejidad, han logrado interesarme a fondo porque se sitúan en un universo muy literario, donde la literatura está llevada a su cúspide. Los voy a citar por orden cronológico de publicación, y no de lectura : Suicidios ejemplares (1991), un conjunto de 12 relatos de excelente factura, alrededor del tema de la muerte y del suicidio. Dos de los relatos me gustaron particularmente, « El arte de desaparecer« (un tema recurrente?) donde el protagonista, Anatol ,se instala en la isla de Umbertha donde todo se escribe con « hache »; Anatol escribe a escondidas para no exponerse y al llegar a la jubilación, descubre que le agrada ser reconocido por lo que lega todos sus escritos, muy denigrantes, a la isla de Umbertha, y decide  desaparecer. Otro relato que me gustó fue « Los amores que duran toda la vida » donde abuela y nieta se cuentan historias. La historia de la nieta es terrible y además verdadera porque ella está implicada en la historia.

Lei la trilogîa fantásticamente metaliteraria sobre las patologías de la escritura : Bartleby y Compañia (2000), donde Vila-Matas toma el nombre de Bartleby,  un oficinista de un relato de Herman Melville, un hombre que nunca leyó, que nunca hizo nada como los demás, que no va a ninguna parte y que nunca dijo quien realmente era. Un bartleby es un ser habitado por una profunda negación del mundo. El protagonista de la novela de Vila-Matas es un jorobado que rastrea el mal endémico de las letras contemporáneas, la pulsión negativa o la atracción por la nada. Y  Vila-Matas nos enumera hasta 86 autores que se pasearon por el laberinto del NO escribir. Hay una mezcla sabia de erudición y ficción que perturba al simple lector. El segundo tomo de la trilogía es El mal de Montano  (2002) que obtuvo el Premio Herralde del mismo año: el mal de Montano es una enfermedad que se llama literatosis. El protagonista de la novela es un crítico literario, que se inventará un hijo que padece este mal y cuya vida será marcada por referencias y personajes  literarios; el meollo del asunto es que el crítico literario se sabe enfermo de lo mismo y quiere salir de este embrollo  para entrar en el mundo real. El libro está lleno de referencias metaliterarias y curiosamente una parte del relato sucede en Chile, en un balneario llamado Tunquén que realmente existe y que pertenece a las comunas de Algarrobo y Casablanca de la zona central chilena. El último opus de esta brillante trilogía es Doctor Pasavento (2005), un libro denso y profundo, un aluvión de citaciones  literarias. La obra se articula alrededor de un autor suizo-alemán, Robert Walser, que existió realmente y murió durante un paseo estando  hospitalizado por depresión nerviosa. Doctor Pasavento es el seudónimo del protagonista quien decide  desaparecer cuando se dirige hacia Sevilla para dar una conferencia porque está obseso con la idea de desaparecer y de que todos lo busquen. El problema es que nadie lo busca y poco a poco su ser y su personalidad se esfuman en la nada. Entonces toma el seudónimo de Doctor Pasavento o de Doctor Pyncho, siquiatra,  y sigue las huellas del escritor Robert Walser. Pasavento busca aislarse en el extranjero, pero nadie puede huir de si mismo y de su pasado. Tengo varias citaciones guardadas de este libro que es de una riqueza increíble.  Les cito sólo una: Y envejecer sirve para comprobar que hemos caminado y que el tiempo ha caminado con nosotros.

Solo me queda citar Dublinesca (2010), que es otro libro tan complejo que es difícil de resumir. Tiene un argumento estupendo: Samuel Riba es editor desde hace treinta años y se retira, convencido que es el final de la literatura tradicional y el advenimiento de la era « numerizada ». Quiere volver a Dublin siguiendo las huellas  de Joyce y organizar el entierro de « la vieja literatura ». El relato tiene múltiples pasarelas hacia tópicos diversos y un humor corrosivo. Aquí descubrí el significado de la palabra japonesa HIKIKOMORI o sujeto que vive de noche pegado a Internet y duerme de dia desconectado del mundo (un zombi?).

Kassel no invita a la lógica (2014) tiene un título enigmático que vamos a analizar. Al parecer Vila-Matas se inspiró de Italo Calvino, quien afirmaba que Turin invitaba a la logica, pero esta lógica lleva a la locura. Kassel es una ciudad alemana de la región de Hesse, conocida por ser el lugar donde los hermanos Grimm recopilaron la mayor parte de sus cuentos y donde acaece, cada cinco años, una importante manifestación de arte moderno vanguardista, muy vanguardista, llamada dOCUMENTA,  con minúscula en la « d » y luego todo en mayúscula. El libro transcurre durante dOCUMENTA  13; la treceava manifestación del evento, que tiene sus detractores  que la llaman Detrimenta o NOcumenta. Esta feria de arte moderno dura 100 dias, en el paįs más importante para el arte moderno en Europa, que es la opulenta Alemania; esta feria existe desde 1955; es una revancha del arte moderno frente al totalitarismo. La muestra 13 reunió más de 200 artistas, filósofos, científicos, críticos y escritores con eventos que trascendieron la ciudad de Kassel y se dieron hasta Canadá y Afganistán.

Después de la guerra la gran reconstrucción de Kassel no llegó hasta 1955, cuando sus ciudadanos optaron con mucho coraje por un camino más inseguro que el elegido por otros compatriotas y decidieron, en lugar de un desarrollo industrial, un renacer de tipo cultural, y le encargaron a Arnold Brode, arquitecto y profesor, la primera dOCUMENTA, que tuvo un carácter claramente reparador: Alemania, que bajo la dictadura de Hitler había calificado al arte contemporáneo de degenerado y había expulsado y asesinado a sus artistas, le rindió homenaje al arte de los años veinte y treinta, con una exposicion  que, según palabras de Bode, « acercaba finalmente el arte a los obreros ». Nada era descartable en un lugar como Kassel, que, al abrir sus puertas a las ideas de la vanguardia, estaba rechazando implícitamente cualquier invitación  a la lógica. Pues Kassel no destacaba precisamente por bailar al son de lo lógico.

dOCUMENTA 13 no es una exposición como las demás, pues no está pensada solo para ser contemplada, sino que también para ser vivida. En arte no se innova ya que eso ocurre en una industria. El arte ni es creativo ni innovador. Eso es para el mundo del zapato, de los coches, de la aeronáutica, es un vocabulario industrial.  Y dOCUMENTA iba más allá de una gran exposición; era, en realidad, una disposición de ánimo.

Durante esta manifestación, un escritor catalán que podría ser Enrique Vila-Matas, es invitado para posar como una escultura viviente en un restaurante chino de los alrededores (porque la manifestación es tan grande que desborda hacia las afueras de la pequeña ciudad de Kassel): el escritor debe sentarse en una mesa bajo el rótulo « Writer in residence » y escribir y hacer parte del decorado para que la gente se acerque y vea una escultura viviente en pleno trabajo creativo.

El personaje central del libro es un ser lleno de manías, con una tremenda  fobia a la senescencia, él encuentra « la forma » gracias a fármacos que le procura un « buen » doctor , pero cae cada atardecer en una profunda angustia existencial.   Y tiene una manía muy divertida que consiste a sacar a veces en la conversación un « macguffin », que podria  definirse como una frase totalmente ilógica que no tiene nada que ver con el contexto y que podría ser la representación de lo que no se quiere nombrar (en chileno coloquial dicen « una cabeza de pescado »).

La literatura y el arte son objeto de reflexiones interesantes, página 44 Vila-Matas escribe sobre literatura: porque contrariamente a lo que creen tantos, no se escribe para entretener, aunque la literatura sea de las cosas más entretenidas que hay, ni se escribe para eso que se llama « contar historias », aunque la literatura está llena de relatos geniales. No. Se escribe para atar al lector, para adueñarse de él, para seducirlo, para subyugarlo, para entrar en el espíritu de otro y quedarse allí, para conmocionarlo, para conquistarlo…Y sobre arte, página 230 leemos :en Kassel seguro que se veían cosas que no parecían muy estéticas, pero que aportan conocimiento. Hay personas que van en busca del conocimiento, personas creativas que circulan por el lado menos práctico de la vida; personas que intentan inventar un mundo nuevo.

Un libro realmente original donde Vila-Matas mezcla magistralmente realidad, conocimientos y ficción de tal manera que el lector se pierde entre los géneros, pero se divierte y aprende.

En epígrafe les cito el intelectual verso de Martinus von Biberach citado en el libro (en  lengua vernacular), y en traducción española :  Vengo de no sé dónde / soy no sé quien / muero no sé cuándo, / voy a no sé dónde, / me asombro de estar tan alegre. Este verso se puede leer en la tumba de von Biberach y estaba en una de las obras presentadas en dOCUMENTA 13, del berlinés Bastian Schneider intitulada The last Season of the Avant-Gards.

KASSEL…, Seix Barral Breve 2014,  ISBN 978-84-322-2113-2