El origen del mundo de Jorge Edwards

Jorge Edwards Valdés, actual Embajador de Chile en Paris es un literato con enorme bibliografía;  escribí un billete también en mayo del 2013 sobre su novela La mujer imaginaria que me causó gran impresión. Esta  novela, El origen del mundo,   me la traje de Antigua, Guatemala, donde la encontré en una librería de viejo.

Excelente novela de sólo 160 páginas, muy bien escrita, con la misma prosa elegante y fluida, que se lee con  placer e interés. Lleva en la cubierta la reproducción de un cuadro de Francis Picabia,  Adán y Eva de 1942; pero el cuadro que lleva un real protagonismo en la historia, es El origen del mundo  de Gustave Courbet , que da título a la novela; este cuadro de Courbet hizo noticia cuando fue mostrado por primera vez en el Museo de Orsay en 1995 ,  pintado por Courbet en 1866 y  adquirido por un diplomático ottomano para finalmente terminar en las manos del psicoanalista francés, Jacques Lacan en 1955. A la muerte de Lacan en 1981, el cuadro pasó al Estado francés por razones de derechos sucesorales.

En la portada original del libro de Jorge Edwards (1996) figuraba una parte del polémico cuadro de Courbet, portada que fue cambiada por razones que sería interesante conocer. Aquí va la portada original:

Se trata de una novela interesante con citaciones de Séneca, Virgilio u Ovidio como epígrafes de los 11 capítulos. Me quedo con el epígrafe del capítulo II, atribuído a Ovidio: Vivió bien el que se escondió bien del cual tenemos en francés el equivalente « pour vivre heureux, vivons cachés ».

Patito Illanes es un médico chileno septuagenario, casado con Silvia  desde hace más de 30 años, Silvia es mucho menor que él. Con motivo del suicidio de un gran amigo de ambos, Felipe Díaz, el médico desarrolla una paranoia celosa aguda, persuadido que su mujer fue amante de Felipe y posó en una de las fotos eróticas que encontrará en un sobre. Esta foto parodia la representación del cuadro de Courbet con foco sobre las partes pudendas de la modelo y el resto aparece esfumado. Patito Illanes emprenderá la investigación dolorosa en los medios parisinos del exilio chileno, acerca de una posible relación adúltera entre su amigo Felipe y su mujer. Esta patética encuesta es jocosa y satírica.

Tenemos en esta novela otro ejemplo de la parisitis crónica de Jorge Edwards. Le encanta citar lugares comunes de Paris y ambientar sus escritos en esta ciudad que él conoce bien por llevar años de residencia y probablemente porque tiene anclados algunos de sus mejores recuerdos.

Jorge Edwards quiere demostrar que los instintos más básicos del ser humano pueden pasar sobre la razón; es una breve y estupenda novela sobre el desconocimiento de los demás y de uno mismo, sobre la inseguridad y los celos transformados en una obsesión.

Su amigo Mario Vargas Llosa escribe sobre este libro que es una alegoría del fracaso, de la pérdida de las ilusiones políticas y también del demonio del sexo y de la ficción como ingredientes indispensables de la vida. « Es una de las historias más divertidas e inesperadas, de una astuta construcción así como también la que mejor representa la personalidad de caballero tan formal que es a primera vista, el señor Edwards ». El gran acierto del libro es que al final, preso de su obsesión, el doctor Illanes revive el amor-pasión, redescubre el milagro del placer y su dormido sexo se reanima y lo vemos haciendo el amor con su mujer como un apasionado adolescente. El tono zumbón y el humor que sazona todos los episodios de la novela, es engañoso. La recorre una poderosa carga erótica y una preocupación clásica. El cuadro de Courbet desasosiega al doctor Illanes y pone en marcha el dispositivo de sus celos. Al final entendemos que Patito Illanes todo lo ha inventado para llenarse de emociones y sentimientos para vivir otra vez.

Estos libros crepusculares a carácter erótico son obra corriente. Por ejemplo, Los cuadernos de don Rigoberto  (1997) de Mario Vargas Llosa  y las Memorias de mis putas tristes (2004) de Gabito García Márquez, por citar sólo los dos que me vienen a la memoria.

EL ORIGEN DEL MUNDO, Tusquets 1996,  ISBN  84-7223-793-1

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s