EL WHISKY de los POETAS de Jorge Edwards

Afficher l'image d'origineJorge Edwards Valdés es un gran escritor chileno (Santiago 1931) que estudió leyes, siguiendo después la carrera diplomática que culminó con el puesto de Embajador de Chile en Paris. Ha recibido numerosos premios siendo el Cervantes 1999 el más prestigioso. Actualmente reside en Madrid.

Son once libros que he reseñado de este autor en el blog (pronto le habré leído la bibliografía completa…), no haré la enumeración porque puede resultar majadero. Es un autor que me gusta muchísimo : el estilo elegante, el humor irónico, su atavismo chilensis. El ultimo libro reseñado fue Fantasmas de carne y hueso en marzo 2016.

En este libro tenemos un compendio de crónicas que datan de 1968- 1996; la crónica es una veta conocida y apreciada del escritor. Las crónicas fueron escritas para periódicos como La Tercera o El Mercurio de Chile o La Vanguardia de Barcelona u otros. La crónica no tiene por qué ser tributaria de los acontecimientos del día. La crónica es un género literario más : un género conciso y digresivo, burlón y poético, situado a mitad de camino entre el ensayo, el epigrama, el reportaje, dice Jorge Edwards.

La temática de estas crónicas es muy variada con la preponderancia de temas políticos y literarios, también los viajes. Prefiero de lejos leer lo que Edwards escribe sobre literatura porque conoce bien el tópico y es un lector avezado. Las otras crónicas no me interesaron, más bien me aburrieron. Es el primer libro del escritor que me atrae tan poco.

En el prólogo de la edición de 1997, revisado en 1996, Jorge Edwards arregla cuentas con el lector chileno : …el lector chileno, que no es capaz de elogiar sin añadir su dosis de pesadez o de ponzoña, como para quedar en paz con su conciencia inquisidora, suele decirme : « Tus crónicas me gustan más que tus obras de ficción, las que en verdad, para serte franco, no me gustan nada ». Es el sistema del elogio compensado y debidamente neutralizadoEn Chile tenemos el prurito provinciano de las comparaciones. Nuestros novelistas no están a la altura de los del Perú o de Colombia. La admiración histérica de todo lo que tiene consagración internacional y el menosprecio à priori de lo que se crea en Chile son dos caras de una misma medalla, de una misma incapacidad de crítica.

Aprecié particularmente la citación (una oración) de Gesualdo Bufalino, el escritor siciliano en Argos el ciego : »¡Odiable, amable vida! Cruel, misericordiosa. Que caminas, caminas. Y estás ahora entre mis manos : una espada, una naranja, una rosa. Estás, no estás : una nube, un viento, un perfume…Vida, cuanto más languidece tu fuego más lo amo. Gota de miel, no te caigas. Minuto de oro, no te vayas! ».

Una lectura accesoria dentro de la bibliografía del literato Edwards.

EL WHISKY DE LOS POETAS, Alfaguara Bolsillo 1997 (Jorge Edwards 1994),  ISBN 84-204-2891-4

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s