En busca de Klingsor de Jorge Volpi

Jorge Volpi es un autor que dará mucho que hablar en el futuro por la calidad del fondo de sus escritos con temas interesantes y bien documentados. El ya fué  citado en este blog con un ensayo,  «  Mentiras contagiosas » que le valió el galardón de mejor escritor mexicano. Omití decir que es parte integrante de un grupo de escritores  del  » crack » mexicano ( en la acepción de ruptura) junto con Pedro Angel Palou, Vicente Herrasti, Ignacio Padilla (el único que he leído ), Ricardo Chávez Castañeda y Eloy Urroz. Este grupo de amigos y coetáneos, todos conocidos, escriben novelas más bien subersivas, con mucha búsqueda formal, con arquitecturas complejas y con una polifonía de puntos de vista. Esta generación irrumpe en parte como reacción a las mafias literarias y como una reacción modernizante a una literatura « light » a la Laura Esquivel. La escritora mexicana Elena Poniatovska escribió por ahí que los escritores del crack tiran a la sofisticación, a escribir sobre temas internacionales.

La literatura de Volpi es ambiciosa, es la « novela total » al estilo de Mario Vargas Llosa en « Conversaciones en la Catedral » o  en «  La casa verde » y de Carlos Fuentes en « Terra nostra« . Volpi hace de la  » ciencia fusión » como Guillermo Cabrera Infante.

Es impresionante constatar el cúmulo de premios de Jorge Volpi quien acaba de ser premiado por «  La tejedora de sombras« , novela biográfica sobre la sicóloga norteamericana Christiana Morgan, libro aún no disponible en librería y que quisiera leer por lo interesante del tema .Ya les diré porqué. Entre otros dones, el hombre habla un francés bastante bueno y fluido, con  muy poco acento.

Con la novela « En busca de Klingsor » Volpi desarrolla su gusto y conocimiento de la ciencia, particularmente de la Física. Hay una gran erudición  sobre esta  materia . Sabía que Volpi se apasionaba por el tema y ahora puedo aseverar que sabe bastante. Leí por ahí que estuvo dos años documentándose en Alemania para preparar este libro que ha sido traducido en 25 idiomas.

Jorge Volpi en sus escritos induce al lector a una reflexión ética. Tiene un blog  que les recomiendo por la calidad de sus escritos , se titula El Boomeran(g). Dénse una vuelta. Vale la pena.

« En busca de Klingsor » es el primer libro  de una Trilogía sobre el siglo XX, siguen « « El fin de la locura » (2003) que evoca los vínculos de los pensadores estructuralistas y postestructuralistas en mayo del 68, es una cruel metáfora sobre el destino de la izquierda, es el fin de la utopía revolucionaria como tal. El tercer tomo,  « No será la tierra » ( 2006)  evoca la relación de los disidentes con la caída de la Unión Soviética y del muro de Berlín, es una mezcla de ensayo y de ficción o  » las catástrofes de la historia ». Es tal el trabajo de documentación realizado por Volpi para cada uno de los libros, que se dice que  sufrió de agotamiento físico tras la publicación de su trilogía.

« En busca de Klingsor » es  bastante original. Para empezar, el título. Sacó el nombre de la Opera Parsifal donde Klingsor es un mago,  encarnación del mal o de la perfección.

El tema es el siguiente : la Universidad de Princeton en USA envía uno de sus mejores físicos teóricos y apasionado de las matemáticas puras, el Profesor Francis P. Bacon a Europa para localizar al científico nazi que se esconde tras el Consejo de Investigaciones del III Reich, y que se conoce  bajo el seudónimo de Klingsor. Estamos  al final de la II Guerra Mundial. Este es el pretexto para  una inmersión en el mundo de la Física y de los  físicos de más renombre en Europa y de la relación de los científicos alemanes con el nazismo. La Física es una ciencia exacta, se puede confiar en ella, pero los físicos son seres humanos con un QI elevado directamente proporcional a un cierto grado de vileza.Todas las taras de la raza humana están representadas: la ambición desmesurada, el ego hiperbólico, la falta de escrúpulos, el antisemitismo,  la falsedad, la mentira, el dolo, la codicia.

Un físico , es decir, un hombre « puro », interesado en desvelar los misterios del universo, un ser alejado del mundo terrenal y concentrado en la pureza de sus teorías y que colabora en el exterminio de millones de seres humanos. Hete aquí la imágen estremecedora de Klingsor, chocante por su contradicción.

Era una guerra mundial , pero era también una guerra entre los científicos para apoderarse de la bomba atómica que tenía para los nazis la categoría de Kriegswichtig, la bomba que sometería al planeta entero : de un lado Heisenberg, Bohr y Jordan con su mecánica matricial y del otro Schrödinger con la mecánica ondulatoria ( 293). La mecánica cuántica tal como era defendida por el físico danés Bohr en la llamada « interpretación de Copenhague », establecía entre muchas otras cosas, que el azar no era un elemento accidental, sino connatural a las leyes físicas ( 63).

En medio de tanta referencia científica hay en el libro reflexiones muy buenas sobre la humanidad: «  Si, de acuerdo con el teorema de Gödel, cualquier sistema axiométrico contiene proposiciones indecidibles; si, de acuerdo con la relatividad  de Einstein, ya no existen tiempos y espacios absolutos; si, de acuerdo con la física cuántica, la ciencia ya solo es capaz de ofrecer vagas y azarosas aproximaciones del cosmos;  si, de acuerdo con el principio de incertidumbre, la causalidad ya no sirve para predecir el futuro con certeza; y si los individuos particulares sólo poseen verdades particulares, entonces todos nosotros, que fuimos modulados con la misma materia de los átomos, estamos hechos de incertidumbre. Somos el resultado de una paradoja y de una imposibilidad. Nuestras convicciones, por tanto, son necesariamente medias verdades. Cada afirmación equivale a un engaño, a una demostración de fuerza, a una mentira. Ergo, no deberíamos confiar ni siquiera en nosotros mismos.( 352)

En un libro tan supeditado a la ciencia y al razonamiento teórico, hay una historia de amor, maldita , ya que estamos en un mundo de mentiras. Francis P. Bacon se enamorará de una espía del Este. Pocas reflexiones sobre el amor y bastante cerebrales y misóginas al estilo:  » las mujeres son como las estrellas: brillan y te deslumbran, pero en el fondo, te atraen con esa fuerza superior a la gravedad que se llama enamoramiento » ( 217).

Buen libro, complejo, culturalmente vasto, documentado y que mantiene un real suspense.

EN BUSCA DE …, Seix Barral 1999,  ISBN 978-84-32217906

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s