Cinco Esquinas de Mario Vargas Llosa

 

Afficher l'image d'origineMario Vargas Llosa, Marqués de Vargas Llosa desde 2011, es un escritor peruano (Arequipa 1936) con la doble nacionalidad española desde 1993. El escritor cumula todos los premios en lengua castellana y obtuvo el Nobel en 2010. Es un representante/fundador del Boom latinoamericano.

Comenté en este blog en septiembre 2013 su simpática novela El héroe discreto, muy fácil de leer, entretenida y que me gustó  porque el escritor retoma ciertos personajes de otras novelas y da así a su obra un carácter más monumental y acabado.

Cinco Esquinas (2016) es su libro número 18 y el título proviene del nombre de un barrio limeño, ubicado en Barrios Altos que fue el eje de la Lima colonial y que decayó con el declive de lo que se llama el Centro Histórico;  tuvo cierto resurgimiento a principios del siglo XX cuando se convirtió en un centro del « criollismo » con las peñas (=círculos de recreo). Hoy en día es un barrio « bravo » con narcotráfico, prostitución y alta criminalidad. (Y en Chile, al contrario, barrio alto es un barrio burgués como lo pueden comprobar en la novela de Elizabeth Subercaseaux Compro lago Caburga, objeto de un billete reciente en este blog).

La lectura de esta novela me ha dejado bastante perpleja por no decir otra cosa. ¿Cómo este escritor ha podido entregar una novela de contenido tan pedestre? Es evidente que quiere arreglar cuentas con la prensa escandalosa, él, que debe haber sufrido  con la bajeza que se practica en ese rubro.

La novela plantea la utilización de esta bazofia que es la  prensa amarilla con fines políticos. En el caso de la novela, es un relato al límite de lo pornográfico entre dos polos: la clase alta limeña (que no es necesariamente una gente con clase) y los políticos más desvergonzados y amorales, dispuestos a todo para conservar el poder y ensuciar y comprometer a los adversarios.

Vargas Llosa sitúa el relato en el Perú de los años 90 del « fujimorato » cuando el poder utilizaba la prensa amarilla como un medio coercitivo para desacreditar a los adversarios con historias escandalosas reales o inventadas. En aquellos años Vladimiro Montesinos era el segundo de Alberto Fujimori, el asesor del Servicio de Inteligencia. Eran los años cruentos del Sendero Luminoso, del toque de queda que creaba inseguridad y que obligaba a mucha gente a practicar cierta promiscuidad. Sendero Luminoso asesinó a 70 000 personas(sobre los 25 millones de habitantes del Perú de entonces) y Montesinos llegó a ser la eminencia gris del poder que grababa las comunicaciones a todos, incluso a Fujimori, con el propósito de presionar y amenazar posteriormente.

En un ambiente tan inseguro y amenazado, sobre todo en algunos estratos de la sociedad, surge el sexo como catarsis a una privación de la libertad. Y don Mario Vargas Llosa ha puesto sexo en su novela desde el principio hasta el final, pero con saña.

La trama de la novela relata como la prensa amarilla se ataca a un poderoso publicando fotos de él en una orgía que fue planificada con el solo propósito de comprometerlo , pero sin « pedir permiso » al mandamás del gobierno,  que en el libro se denomina El Doctor. El que organiza el chantaje es un mequetrefe del periodismo , vendido al poder, secundado por una mujer atroz que solo sabe verter inmundicias sobre cualquier persona.Se la conoce como La Retaquita porque es contrahecha y casi enana, pero su periodismo es de una audacia y de una osadía sin igual.

A este periodismo de bajos fondos, Mario Vargas Llosa opone una clase media alta limeña con una moral erótica bastante perversa, dejando ver entre líneas una hipocresía social descomunal y que se aviene bastante  con el título del periódico amarillo Destapes.

Cinco Esquinas es un barrio emblemático en la novela puesto que dos actores de la trama viven allí : La Retaquita y Juan Peineta, el recitador.

Y página 230, el escritor hace una revelación increíble : en 1990 cuando el ingeniero Fujimori ganó las elecciones, la Marina peruana habría descubierto que Fujimori no era peruano sino japonés. Había llegado al Perú con su familia de inmigrantes y ésta, para asegurar su futuro, como hacían muchas familias de asiáticos a fin de dar seguridad a sus descendientes, le había falsificado (o comprado) una partida de nacimiento, atribuyendo su natalicio al día de la Fiesta Nacional, el 28 de julio. Le habian urdido también un bautismo que en apariencia acreditaba su nacionalidad peruana. Cuando comenzó a correr en la prensa, entre las dos elecciones, que la Marina de Guerre haría pronto público su descubrimiento, Fujimori se aterrorizó. Ser japonés anulaba automáticamente su candidatura, la Constitución era inequívoca a ese respecto. En ese momento surgió, al parecer, el contacto entre El Doctor de marras y el acorralado candidato. En pocos días, desaparecieron todos los indicios de la falsificación y los jefes de la Marina que la descubrieron fueron sobornados o intimidados para que callaran y destruyeran aquellas pruebas. Estas nunca salieron a la luz. La partida de bautismo fue arrancada misteriosamente del libro de registros de la parroquia y desapareció para siempre jamás…Esto me parece increíble, vergonzoso, ¿cómo los peruanos pueden aceptar un hecho tan anti patriótico, es que no tienen conciencia de lo nacional?

Mario Vargas Llosa decía en una entrevista que ésta, su decimoctava novela es su novela más improvisada. Si, y yo agregaría que es su novela más arrabalera. Vargas Llosa podría estar de acuerdo con el escritor chileno Alberto Fuguet que dice…me gustan los libros que son fruto de un ajuste de cuentas, de la rabia y de una eclosión…¿De eso se trata, no?

CINCO ESQUINAS, Alfaguara 2016,  ISBN 978-958-8948-15-7

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s