El temblor del héroe de Álvaro Pombo

Résultat de recherche d'images pour "alvaro pombo el temblor del heroe"  Álvaro Pombo es un poeta, escritor y hombre político español (Santander 1939). Es miembro de la RAE desde 2004 en el sillón J. Ha recibido numerosos premios literarios.

Le he leído algunos libros : Donde las mujeres (1996)Premio Nacional de Narrativa, un libro muy bien escrito aunque denso, con escaso diálogo y mucho descriptivo de un mundo interiorizado de mujeres: una madre separada con 3 hijos y una hermana soltera que vive cerca, burguesas que viven encerradas en un mundo autosuficiente. La hija mayor no es del marido, sino de un amante, pero hubo un trato. La hija mayor lo sabrá a los 27 años y este secreto es la causa de la fuga del hogar tan encerrado que le acarrea dependencia. Es una novela muy fuerte. La cuadratura del círculo (1999) Premio Fastenrath de la RAE, es un libro que me pareció novedoso al principio y luego fastidioso. Me interesó por tratarse de un relato acaecido en 1120 con esa manera cruda y truculenta del  parlar del medioevo, pero fuera de algún vocabulario selecto, la trama se puso lancinante y poco interesante. El cielo raso (2001) Premio Fundación José Manuel Lara : me resultó ilegible, sin estilo, aunque con buen vocabulario y con meta-literatura y nociones filosóficas. Es la historia de un homosexual que busca su vía. La fortuna de Matilda Turpin (2006) Premio Planeta : mucha verborrea, poca acción y poca descripción psicológica de Matilda Turpin, una mujer que al cabo de 18 años se dedica a las finanzas, falleciendo rápidamente de un cancer, dejando un viudo y 3 hijos, los dos mayores casados y el tercero homosexual y resentido contra los padres a quienes acusa de abandono…Un dramón.

El temblor del héroe (2012) Premio Nadal  es un libro que me ha gustado aunque es un libro bastante complejo y algo pretencioso con tanta referencia filosófica y literaria, pero es un libro interesante con un postulado  sobre la insustancialidad de los seres. Se dice que es la novela más filosófica de Pombo, tildada por la crítica como « cuento moral », « fábula moralizante », « drama filosófico » o « tragedia psicológica ». Cada cual encontrará su preferencia. Álvaro Pombo auto-define su método literario como psicología-ficción.

El texto necesita un segundo nivel de lectura para comprender lo que hay detrás de una trama bastante lineal y con pocos personajes. Pero los personajes son muy interesante y después de una primera lectura, hay profundidad sobre el estudio de estados anímicos y  estados de consciencia de los personajes de  la novela. Es un libro con trascendencia filosófica y moral,  una obra con juego de espejos donde el mismo Pombo se auto-cita página 95 …recordó un texto de Pombo donde se insiste en eso: « el laberinto nos confundió de esfuerzo »…

Empezando, el título es bastante paradójico porque un héroe no tiembla y se puede acercar a Dios por su naturaleza extraordinaria. Entonces, ¿de qué héroe estamos hablando?

Los personajes :

Román, un profesor de filosofía sesentón, jubilado reciente, bastante « perdido » y con una crisis existencial desde que no tiene oyentes, sus alumnos; es un intelectual que solo tiene labia para transmitir sus conocimientos y que no sabe involucrarse con la gente, siempre guardando las distancias, lo que lo ha aislado humanamente: no tiene amigos, no tiene relaciones. Página 38 el personaje de Román dice…sufro un cierto deterioro físico. Artrosis multiarticular. El verdadero miedo, la angustia, nunca se da toda a la vez. El terror de fondo es secreto. Es por partes. Tras la jubilación se adentra uno en lo invisible. El desamor de los demás. El desamor creciente hacia uno mismo, el tedio.  El puro desamor que lo va convirtiendo a uno en un dejado, un desocupado, un enajenado, un marginado, un depreciado, devaluado, un bobo. Sobradamente capaz aún, para mayor sarcasmo, de automoción y autarquía.  Pombo emite la idea que a Román le falta ahora el furor heroico (la palabra héroe-heroico está repetida por los menos 12 veces en el libro), un concepto desarrollado por Giordano Bruno en el Renacimiento italiano, un entusiasmo y una fuerza morales que permiten a un Hombre inspirado, acercarse a Dios, o sea, es una fuerza vital de la cual Román está, ahora,  desprovisto.

Bernardo, otro sesentón, también profesor jubilado, homosexual promiscuo y manipulador, que trata de mantenerse en forma física con el patinaje, lo que le permite tener un « terreno de caza » con los jóvenes que se dejan seducir por su aspecto juvenil aunque bastante descuidado y deteriorado. Bernardo también patina en la vida, porque solo se desliza por ella para embaucar a todos, sacarles dinero o bienes materiales; a su edad no tiene un lugar decente donde vivir, no tiene dignidad y es hipócrita, utilizando la religión para huir de sus deberes de ciudadano y de responsable de sus actos.

Román y Bernardo son gemelos opuestos

Héctor es un joven periodista en formación, abandonado por padres drogadictos y confiado a una abuela, no tiene amigos; fue violado por su profesor cuando era adolescente y el profesor no es otro que Bernardo que ha logrado mantenerlo bajo su ala, haciéndolo dependiente de una relación que ya no existe, pero que marcó con fuego a Héctor. Este joven y bello efebo se acercará a Román a fin de entrevistarlo para un periódico digital en la rúbrica Los inactuales, o gente que tuvo relevancia cultural, educativa o política (unos has been) y que ya no la tiene. Poco a poco, conversando, se irá inmiscuyendo en la vida de Román. Héctor presentará su antiguo profesor a Román y lo apoyará cuando el « cantamañanas » de Bernardo solicitará el arriendo de un piso a Román. Este efebo etéreo, devuelve a los dos profesores « sin furor heroico » una imagen narcisista positiva.

Existe un triángulo amoroso platónico entre Román, Bernardo y Héctor. Todos los personajes conllevan un sentimiento de culpa.

Elena y Eugenio, es una pareja de médicos ortopedistas, otrora alumnos de Román y que han mantenido contacto con él porque les gusta discutir y filosofar y reconocen que el profesor tuvo mucha influencia con las opciones que tomaron en sus vidas. Ellos representan el mundo adulto « cabal », capaces de curar los cuerpos, pero incapaces de actuar ante los desmanes de Román y de Bernardo. Elena está eróticamente interesada en Román, pero este solo está platónicamente interesado en ella; ella lo percibe y sabe que Román solo quiere su compañía; Elena piensa que el interés físico puede ser todo lo trivial y pasajero que se quiera. pero es intensísimo. Es un gran arrebato que moviliza los lados más desactivados del alma.

Román, Bernardo y Héctor son personajes desfasados, perdidos, impotentes ante un mundo que cambia y que acepta el mal.¿ Y quien es el héroe entonces?  No es Román que carece de su querido furor heroico. Tampoco es Bernardo, el perfecto anti héroe  que no tiembla ante las dificultades y los dramas. El único héroe es Héctor, el joven y desvalido Héctor que responsabiliza frente a ciertos actos. Tenemos tortuosas relaciones humanas marcadas por la dependencia de unos a otros.

Los capítulos son bastante cortos y están tratados como secuencias. Hay humor en el libro a pesar del tema trascendente, lo que da lozanía a la narración. Es una lectura reflexiva, introspectiva, no es una obra de tipo comercial.

EL TEMBLOR DEL HÉROE, Ediciones Destino 2012,  ISBN978-84-233-2491-0

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s