Las voces del Pamano de Jaume Cabré

Jaume Cabré i Fabré es un filólogo, escenarista y escritor en catalán (Barcelona 1947), cuyas novelas son de gestación lenta. Los  grandes temas de su obra son el poder y la condición humana. Ha sido premiado con muchos premios catalanes y con cuatro  Premios de la Crítica española:  1985, 1992, 2005 y 2012 (éste último con Yo confieso). Recibió además el Premio Nacional de Literatura en 1992. Es un autor muy leído en Alemania donde  Yo confieso  lleva más de 500 000 ejemplares vendidos (contra 50 000 en Francia)…

Yo confieso haber empezado este nuevo (grueso) opus de Cabré con cierta aprensión porque su Yo confieso (2011) es tan deslumbrante y apabullante por el contenido y la trascendencia, que el pobre lector se siente algo apocado ante tanta munificencia. Hay que saber que el estilo de Jaume Cabré, por decirlo así, es  enrevesado con  saltos temporales en el relato que a veces necesitan releer el párrafo para situar la acción. Necesité casi 100 páginas para entrar en el meollo de Las voces del Pamanopero una vez que se entra, no se puede soltar el libro.

Las voces del Pamano (2004) me pareció un libro quizás más interesante e impactante que Yo confieso (comentado en este blog en mayo 2015), probablemente porque es menos ambicioso y más concentrado en el mensaje que nos transmite. Es uno de los mejores relatos leídos sobre la posguerra española (y Dios sabe la sobreabundancia que existe con  el temita…), y todos los personajes del libro son intensos y bien descritos. Interesante porque el relato permite apreciar las facetas de los personajes que van cambiando con el tiempo, las ramificaciones e interfases de los diferentes bandos, las implicaciones e infiltraciones de los unos con los otros, el nepotismo de los ganadores y la corrupción que se instala en España desde el final de la guerra con la llegada de los especuladores de todo pelaje.

El título de la obra tiene relación con el  rio Pamano, río torrentoso del valle de Àssua que tiene protagonismo en la novela porque según la tradición local,  los que escuchan el torrente en la( ficticia) ciudad de Torena, saben que van a morir pronto.

Es una novela coral con una suma de historias, con un mundo propio y un estilo narrativo muy particular a Jaume Cabré; una historia que se sitúa en el pueblo imaginario de Torena y  alrededores, en la comarca de Pallars, cerca de la zona pirenaica de Lérida. El período del relato abarca desde los años 1920 hasta la restauración monárquica con una mayoría de los sucesos en los años de la guerra civil y de la posguerra. Este vasto período temporal  da amplitud a la narración de eventos, amores, venganzas, secretos familiares, ambiciones desmesuradas y afán de poder de muchos personajes.

El personaje principal es la bella, adinerada y altiva Elisenda Vilabrú Ramis (de los Vilabrú de Torena y de los Ramis de Pilar Ramis (=la madre de Elisenda) de Tirvia, medio puta medio mejor no hablar de eso por respeto al pobre Anselm (=el padre de Elisenda). Cabré repite ad libitum esta cantinela así como las filiaciones por parte de padre y madre de muchos otros personajes para dejar bien claro el origen de la gente. Esto es un rasgo muy hispánico. También sitúa a los personajes haciendo mención al lugar donde moran : de casa Gravat, de casa Feliçó, de casa Misseret, etc (¿costumbre catalana?). Seguiremos a Elisenda desde su matrimonio hasta la senectud: una mujer fuerte que no tendrá otro objetivo que de vengar la muerte de su padre y de su hermano asesinados por los « rojos »del pueblo. Elisenda utilizará con « rabia » a los hombres hasta que se enamorará del maestro Oriol Fontelles.

Hay otros personajes entrañables como Tina Bros, la maestra gordita que encontrará sesenta años más tarde y por casualidad los cuadernos del maestro Oriol Fontelles,  escritos a escondidas durante la guerra para explicar su aparente cobardía a una hija que nunca conoció. Tina Bros, la maestra vive un fracaso matrimonial y un fracaso como madre, y su honda pena y desaliento están muy bien rendidos. El alcalde de Torena, Valentí Targa, es un falangista corrupto y despiadado que se convierte en el asesino a sueldo de Elisenda. Oriol Fontelles es un maestro que llega a Torena en plena guerra civil con Rosa, su joven esposa encinta; este maestro posee además un don de buen pintor y hará un retrato admirable de Elisenda Vilabrú; el pobre hombre se enamorará perdidamente de su modelo durante las sesiones de pose y se debatirá atrozmente  entre pasiones contrarias; Oriol es un agente doble a su pesar que va a comprometer todos los bandos, pero especialmente su alma porque en un momento del relato el hombre está perdido.

Los devotos servidores de Elisenda son muy importantes: Bibiana su ama y ángel guardian, el abogado Gasull prendado de Elisenda, Jacinto Mas su  chofer y factótum, también prendado de ella.  Hay muchas pasiones soterradas en esta novela, lo que da al relato mucha fuerza y violencia. Cecilia Báscones es un personaje femenino muy vilipendiado por Elisenda, nativa del pueblo de Torena como ella, o sea, una conocida de infancia, pero  que Elisenda tilda de « impresentable » o de « mala pécora » porque se ha dado vuelta la chaqueta (« ahora es demócrata de toda la vida« …); Cecilia Báscones tiene el estanco del pueblo; es una mujer guapa, de la edad de Elisenda (¿una rival?) con una manera de hablar muy divertida porque de joven se interesó a la medicina y sus frases rebosan de términos médicos aunque resulten completamente anacrónicos; por ejemplo : a éste esto le produce ictericia y una eritropoiesis ineficaz...

Para mi gusto, el sumo de la sorpresa en la novela es cuando sesenta años más tarde Elisenda Vilabrú emprende un proceso de beatificación de Oriol Fontelles, el que fuera su amante ( y en realidad  más que su amante, pero no lo explicaré porque hay que evitar el spoiler); el objetivo que persigue Elisenda es rehabilitar la memoria de su amante aunque el gesto le cueste una millonada. Es altamente risible leer los tejes y manejes y los millones que desembolsa en sus negociaciones con el Vaticano y con el Opus Dei. Totalmente jocoso y escabroso. Yo creo que con este episodio el escritor se ganó la excomunión.

El contraste entre apariencia y realidad materializado en los secretos y engaños que mantienen muchos de los personajes, se resuelve con el uso del monólogo interior dentro de un diálogo para traer a la superficie del texto lo que se dice y lo que se oculta. Una vez que el lector se acostumbra a este procedimiento, la lectura es puro asombro, sorpresa y placer.

La escritura del libro es variada, llena de matices que recupera la burla paródica cervantina de estilos. Un excelente libro que resuena en nosotros después de haberlo cerrado, por la calidad de la escritura y por el espesor que Cabré supo dar a sus personajes. Hay que alabar también la calidad de la traducción al castellano de Palmira Freixas.

Les veus del Pamano, es también una miniserie televisiva de dos capítulos de 90 minutos, rodada en 2009 por Lluís María Güell, con un guión de Xesc Barceló; haré todo lo posible por visionarla y poder comentar algo más tarde.

LAS VOCES DEL PAMANO, Ediciones Destino 2004,  ISBN 978-84-233-3908-2

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s