Archives de tags | novela urbana

El juguete rabioso de Roberto Arlt

Résultat de recherche d'images pour "roberto arlt"Roberto Arlt fue un novelista, cuentista, dramaturgo, periodista e inventor argentino (Buenos Aires 1900-1942). Es el componente más destacado del grupo de escritores de Boedo.

La producción literaria argentina de los años 1920-30 estaba dividida en dos grupos llamados Florida y Boedo, nombre de las calles en que se situaban sus revistas respectivamente: el grupo Florida (Revista Martín Fierro) planteaba lo literario a partir de la estética, de lo formal y alrededor de las avanzadas de las vanguardias europeas. El grupo Boedo (Revista Claridad) pensaba lo literario desde lo social, enaltecía el contenido antes que la forma y creía en la revolución proletaria.

El juguete rabioso, publicado en 1926 fue la primera novela de Roberto Arlt, pero tenía otro título: La vida puerca, un título que su amigo Güiraldes (del grupo Florida) le aconsejó cambiar por El juguete rabioso, pensando que La vida puerca tenía una connotación demasiado violenta para los eventuales lectores. Se dice que este libro sería la más autobiográfica de las obras de Arlt, situada en los barrios pobres de inmigrantes de Buenos Aires, especialmente el barrio Flores, de donde provenía la familia de Arlt.

Curiosamente, la publicación de El juguete rabioso fue rechazada por Castelnuovo, el máximo representante del grupo Boedo, pero fue aceptada por el grupo Florida.

Es una novela importante, una novela de aprendizaje que marca el comienzo de la novela moderna en Argentina. Es una novela  donde los personajes están menos descritos que los lugares y los entornos de los lugares. Es una novela llena de diálogos coloquiales ricos en lunfardo (=jerga porteña del hampa) y en cocoliche (=jerga mezcla de español y de diversos dialectos italianos). Yo tenía cierta aprensión con la posible dificultad de lectura, pero muy al contrario, la novela se lee muy bien, es interesante y no ha envejecido ni un ápice.

El libro fue adaptado dos veces al cine : en 1984 por José María Paolantonio y Aníbal di Salvo y en 1998 por Javier Torre (aquí abajo el afiche de la película de 1984).Image associée

LA NOVELA :  Roberto Arlt, en 4 capítulos nos cuenta la vida de un adolescente que lucha por escapar a la miseria y a la ignorancia a la cuales está irremediablemente destinado por su origen social. El adolescente-narrador es un antihéroe, es Silvio Astier y su fracaso permanente por surgir de su condición. A los 16 años, su madre le significa que debe trabajar para ayudar a la manutención de la familia, a pesar de la sed de conocimientos, la inteligencia de Silvio y su aptitud innata para los estudios. La literatura es para Silvio el camino del aprendizaje, la supervivencia en el mundo del hampa.

Hay 4 capítulos  independientes en la obra:

  1.   Los ladrones: Silvio y dos amigos fundan el Club de los Caballeros de la Media Noche que se dedica al robo  en el barrio hasta que se les pilla en plena fechoría y deciden abandonar la experiencia. El ultimo robo planeado por el trío (robo de libros a una biblioteca) tiene alto valor simbólico porque es el acceso por la fuerza y la deshonestidad, al mundo de la  cultura al cual Silvio no tiene acceso por sus apremios económicos y familiares. Otro valor simbólico en la obra es la permanente alusión al bandido folletinesco Rocambole, el personaje de Ponson de Terrail, un criminal  que empezó sus fechorías muy temprano y que buscó la redención como justiciero social.
  2.  Los trabajos y los días : Silvio se ubica en una librería de viejo como factótum, donde sufre humillaciones y vejaciones, a tal punto que trata de prender fuego al cuchitril donde vive y trabaja, pero fracasa.
  3.   El juguete rabioso: Silvio se presenta como candidato en mecánica a la Escuela de Aviación, es enrolado porque les parece un joven muy despierto, pero será finalmente despedido sin ningún miramiento y con la frase lapidaria « no se necesitan mecánicos inteligentes, sino brutos para el trabajo ».  Silvio Astier tratará de enrolarse en un barco  que lo lleve a Europa y también va a fracasar. Enseguida vivirá una situación extraña con un travesti en un hotel de mala muerte. Desesperado, tratará de suicidarse, pero fracasará. Tanto fracaso y desesperanza harán de Silvio Astier un ente vil, maleado por la vida.
  4.  Judas Iscariote : Silvio trabaja como vendedor de papel, pero no es feliz, trabaja como bruto y gana poco. Conoce a El Rengo, un marginal cuidador de carros en la feria de Flores (barrio natal de Arlt) quien le propone un robo a gran escala, pero Silvio lo va a traicionar transformándose en un Judas Iscariote, un traidor. Con el éxito del delito, Silvio pudo alcanzar su sueño y salir de su miserable caos existencial, pero prefiere traicionar a un amigo, a su clase social y traicionarse a si mismo. El único momento  en que Silvio no fracasa es cuando delata al Rengo y comete un acto socialmente bueno, pero individualmente malo.

Los personajes de Arlt se acercan algo a la novela picaresca donde el pícaro (Silvio Astier) ocupa el centro del relato en condiciones que los amos y señores están relegados a planos secundarios.

La última frase del libro esclarece la situación moral de Silvio Astier con la frase final: « tropecé con una silla…y salí » queriendo decir que se equivocó, juzgó mal, traicionó y que su caso no tiene remedio.

EL JUGUETE RABIOSO, DEBOLSILLO (2019), (RA 1926),  ISBN 978-987-725-331-3

La invención del amor de José Ovejero

Résultat de recherche d'images pour "jose ovejero la invencion del amor" José Ovejero es un escritor español (Madrid 1958), licenciado en Historia y Geografía.

Le leí  Las vidas ajenas (2005) premiado con el Premio Primavera de Novela del mismo año, un libro que me gustó porque está bien ordenado; sucede en Bélgica (dónde el autor reside en parte) en dos medios bien opuestos : el de la finanza, corrupto y « sobre » las leyes y el de los bajos fondos con vidas decadentes. El mundo del hampa sobrevive vaciando departamentos de difuntos e irrumpiendo en vidas ajenas. El otro ámbito busca planes para evadir dineros en Suiza. Los maleantes tratan de chantajear, pero salen perdiendo y el más corrupto es un abogado que asesora a un magnate y que urde un rescate de millones que son sólo para él…

La invención del amor (2013) recibió el Premio Alfaguara de Novela del mismo año. Es una novela urbana y madrileña con una historia insólita y poco creíble: la historia de una usurpación de identidad. Samuel es un cuarentón desilusionado de todo, sin ataduras ni compromisos, bastante cínico, un verdadero antihéroe de su tiempo. Un día recibe una llamada telefónica anunciándole la muerte de Clara en un accidente de la ruta. Y aunque no ha frecuentado a ninguna Clara, decide acudir al tanatorio, por curiosidad, por dejadez. A partir de ese momento Samuel se hace pasar por alguien que no es, otro Samuel que vive un piso más abajo, y hará todo lo posible por conocer a Clara, una supuesta amante.

Se lee en el libro…Samuel siempre ha evitado la palabra amor. Un sustantivo devaluado, una moneda tan usada que ha perdido el relieve de manera que se puede acariciar entre los dedos sin percibir imagen alguna; una moneda que no me atrevería a dar en pago por miedo a ser mirado como un estafador…(buena dosis de cinismo, eh?)

Poco a poco se irán incorporando en la novela otros personajes que gravitan en torno a Clara como su hermana Carina y tendremos un cuadro compuesto por diferentes puntos de vista que el lector irá asimilando. El relato es contemporáneo de una España en plena crisis donde los tenderos son chinos y se aburren (¿ venden acaso?), los camareros son sudamericanos y los capitales extranjeros…

Hay algo de humor negro en esta novela. Samuel el mentiroso, estaba ufano con su vida, pero está solo y se refugia en su terraza desde donde contempla el ancho mundo sin involucrarse,  fascinado por el vuelo de las aves (en este caso los vencejos) porque representan cierta libertad que él no tiene.

De esta red de mentiras Samuel saldrá transformado y el lector se sentirá perdido por momentos porque no vislumbra la salida y el relato es algo confuso.

El planteamiento de José Ovejero sobre el amor es interesante. Dice en una entrevista que uno se enamora cuando no conoce a la otra persona, y encima cuando le engaña dando la mejor versión de si mismo. Esa parte del enamoramiento es un invento. ¿ Y cuando empieza el amor? Cuando aceptas la realidad del otro, con sus limitaciones y sus imperfecciones, y cuando aceptas las tuyas.

Francamente no encontré que esta novela sea meritoria de un premio aunque la trama sea original, y no es la primera vez que el Alfaguara me defrauda. Los lectores avezados saben que esto de los premios a veces es más negocio que calidad literaria. Y a veces tengo la impresión que dan el premio más a la persona que al libro en cuestión, lo que puede ser defendible.

LA INVENCIÓN DEL AMOR, Alfaguara 2013,  ISBN 978-84-204-1469-0

La carne de Rosa Montero

Résultat de recherche d'images pour "rosa montero"

Rosa Montero es una periodista y escritora española (Madrid 1951) . Escribe en exclusividad en el diario El País desde 1976.

Su obra se caracteriza por una gran sensibilidad hacia la situación de la mujer en general y sus temas recurrentes son la locura del amor, el doble, la imagen especular. Me gusta esta autora por su gran versatilidad y a veces profundidad con sus temas psicológicos.

Publiqué en este blog un billete sobre La ridícula idea de no volver a verte (2013) en junio 2014, libro que me encantó y Bella y oscura (1993) en febrero 2015, otro buen libro. Fuera de estos dos billetes, le he leído casi toda la obra a esta conspicua escritora.

La carne me ha encantado, es un libro bendito (que no maldito) que no se puede dejar hasta haber saboreado el último párrafo. El título está muy bien logrado. Es una mezcla de reflexión y de suspense, sin concesiones y que Montero utiliza para llevar al lector ahí donde ella quiere. Y con unas sorpresas traviesas, como por ejemplo  insertar  personajes reales como la directora de la Biblioteca Nacional española, Doña Ana Santos en un muy bien papel. También la escritora Rosa Montero surge como personaje de la novela y se auto define con bastante ironía.

La carne es la historia de Soledad Alegre una licenciada en Historia del Arte y comisaria exitosa de exposiciones.  Hay que fijarse en el nombre y en el apellido. El nombre le cae de perillas porque Soledad sigue sola porque es el resultado de sus opciones en la vida. Y Alegre ? No, Soledad no es alegre, sino que es una mujer vital y positiva que sabe tomar decisiones. Y para más remate, ¿dónde vive Soledad ? En la calle Espejo. ¿No les perece rarito? Una mujer estupenda que vive mirándose en el espejo porque ha hecho una gran inversión con su imagen física y que al cumplir 60 años , se sumerge en una crisis existencial : ¿cómo seguir gustando ? ¿cómo vivir sin gustar? y por ende, ¿cómo seguir teniendo  sexo?

Soledad Alegre a sus 60 años se ve rechazada por su joven amante que prefiere acercarse a su esposa, por fin encinta. De rabia y despecho contrata a un escort ruso joven y bello para que la acompañe a la Opera con la esperanza que su ex acuda también y tenga celos al verla tan bien acompañada. Ella no quiere sexo con el escort, solo compañía y protagonismo. Pero, no se dice por ahí que « no hay que jugar con fuego »? Así esta mujer quedará prendada de su escort aunque éste le cueste todas sus economías; esta mujer pierde la cabeza con su pasión y el lector se pregunta espantado, hasta donde va a caer Soledad…

Pero el bello y tierno escort también tiene sus cadáveres en el armario : a su hermano gemelo lo adoptaron y a él lo pusieron en un orfanato y desde entonces la soledad y la búsqueda de amor han sido problemáticas.

O sea, que Doña Soledad y su bello escort, son almas gemelas, son seres heridos en busca de salvación, solo que tienen más de 30 años de edad de diferencia por lo que no pueden tener un futuro común.

Las reflexiones de la escritora alrededor de las angustias de la sesentona y del teje y maneje alrededor de su físico, son de antología. Para matarse de la risa (aunque sea una risa de medio lado).

Pero hay otras historias. Como por ejemplo el miedo cerval de Soledad a terminar loca, loca psiquiátrica como su hermana gemela que está internada en un manicomio moderno. Soledad y su hermana han sido maltratadas en la infancia. Todo esto origina desarreglos internos. También está el intenso estrés laboral porque por muy maja que haya sido, a los sesenta se lidia con gente más joven que ambiciona el puesto.

El tema del libro es la gran vulnerabilidad de Soledad frente al envejecimiento, a la soledad, al amor peligroso, a la crisis laboral (el lector nota como ella pierde pie, desplazada por una colega más joven e intrigante) con la nueva exposición de Soledad sobre los escritores malditos (hay una rica metaliteratura sobre autores conocidos y uno solo ficticio e inventado por Rosa Montero : la escritora Aznáres) donde se nota que Montero es una estupenda lectora y además, melómana puesto que la ópera está ampliamente citada.

Hay una puesta en escena en el libro de la propia Rosa Montero, lo que añade sal al relato y el lector se pregunta ¿por qué ella lo hizo? probablemente porque no quiere que la confundan con Soledad Alegre. Otro guiño en el relato es la aparición de la joven vecina de Soledad, Ana, que fue protagonista de su primera novela Crónicas del desamor.

Este opus de Rosa Montero me ha encantado porque desnuda a sus personajes, su trama es puro realismo y detrás de cierta frivolidad moderna, hay un abismo de preocupaciones vitales y trascendentes.

LA CARNE, Alfaguara 2016,  ISBN 978-84-204-2619-8

Saber perder de David Trueba

Afficher l'image d'origineDavid Rodríguez Trueba es un escritor, periodista, actor, guionista y director de cine español (Madrid 1968); es hermano del también conocido director Fernando Trueba. Ha publicado unas 5 novelas en Anagrama que han sido traducidas a más de 15 idiomas. Ha dirigido unas 9 películas y la última Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013) fue ganadora de 6 Premios Goya !

A David Trueba le leí Abierto toda la noche (1995) un panfleto muy divertido sobre la familia y la sociedad modernas: la familia Belitre donde todos son excéntricos, la abuela Alma que decide no salir más de su cama, el abuelo Abelardo que compone poesías y perora, los hijos del matrimonio Belitre, todos unos chiflados de primera.

Saber perder (2008) , su tercera novela, ganó el Premio Nacional de la Crítica 2008 en España, y fue finalista del Premio Medicis Étranger en Francia y del Premio Dulce Chacón de Narrativa 2009 en España. Es una novela copiosa (+500 páginas) con un título muy acertado, escrita en un lenguaje coloquial accesible a todos; es una novela urbana, hiperrealista, original, inteligente y bien escrita. Conlleva una crítica societal donde los perdedores no tienen espacio, son auténticos antihéroes pero con historias terriblemente humanas de seres mediocres pero creíbles, profundos y ricos en matices. Los temas universales de la novela son : la soledad, el amor y el desamor, el desempleo, el mundo millonario del fútbol, la inmigración (con o sin papeles), la delincuencia, los estudios desastrosos, la delicuescencia de las familias, la senectud y sus enfermedades. Es también una novela cinematográfica de gran valor literario con una sólida armazón estructural;  la experiencia como guionista de Trueba se refleja en un detallismo minucioso. Trueba utiliza bastante el humor para sobrellevar los dramas de los protagonistas.

La novela transcurre durante un año,  se abre y se cierra con el mismo personaje : Sylvia que cumple 16 años. Los personajes principales son 4 :

  1.   Sylvia una adolescente de su tiempo, preocupada por la pérdida inminente de la virginidad, víctima de la separación de sus padres, optando por vivir con el padre y con una madre que parte a Zaragoza con una nueva pareja. El autor dotó a este personaje de una inteligencia emocional sobresaliente, que descuella del promedio de los otros personajes; es el único personaje que se proyecta hacia un futuro.
  2.    Lorenzo es el padre de Sylvia, un loser, pero además un asesino, no hizo grandes estudios, perdió el trabajo, perdió a su mujer, comunica mal con su hija, se liga con una sudaca porque se « cree enamorado »; el creía, bromeando, que no se podía perder y lo perdió todo
  3.    Ariel Burano es un chico de apenas 20 años, un futbolista argentino con contrato millonario en un club madrileño; el muchacho fuera de jugar al fútbol, vive muy solo, desfasado de la realidad, con dinero que rebosa por todas partes y que lo hace llevar una vida de bohemia bastante vulgar. El fútbol juega una parte importante en el relato pero no es un libro sobre el fútbol y el caso de Ariel nos permite una visión conspicua del ámbito de este deporte en general con unas reflexiones acertadas sobre este mundillo, con el miedo cerval de los jugadores que se espían y son espiados, que sufren presiones y que ganan millones demasiado fáciles que los aleja de cierta realidad, que los hace frecuentar ambientes corruptos, directores turbios, prensa amarilla, mujeres fáciles. Página 484 : el fútbol es un deporte muy raro al que juegan unos eternos adolescentes descerebrados y millonarios, pero que mueven unas maquinarias que hacen feliz a cientos de miles de descerebrados mucho menos favorecidos económicamente.
  4.     Leandro es el abuelo de Sylvia y el padre de Lorenzo, un personaje que fue toda su vida un hombre silencioso, un fracasado que solo llegó a ser profesor de piano y no un concertista famoso como su amigo de infancia Joaquín (Inspirado en Joaquín Achúcarro). Leandro caerá en un abismo de depravación (pasión senil morbosa) rayano en la demencia en condiciones que su mujer se muere de cancer. (David Trueba introdujo un personaje real en la novela, el exitoso concertista de piano clásico Joaquín Achúcarro (Bilbao 1937) con un procedimiento ya utilizado por ejemplo por Javier Cercas en su excelente novela Los soldados de Salamina, cuya adaptación cinematográfica realizó David Trueba).

Sylvia será a escondidas la novia de Ariel durante un año, se sentirá atraída y feliz con este chico a sabiendas que la relación no podía durar; Ariel se enamora de Sylvia pero no puede mostrarse con ella porque Sylvia es menor de edad y podría ser severamente juzgado, él es un sudaca inocente que solo sabe jugar al fútbol y tiene tanto dinero que su escala de valores es aberrante; Lorenzo el padre es un antihéroe y un perdedor irredento; Leandro el abuelo, el que debiera ser el ejemplo, es el personaje más detestable, su pasión por una prostituta nigeriana y malévola no tiene redención y provoca un rechazo sin condiciones.

En tres generaciones (del abuelo a la nieta) se repite la misma historia con variaciones. Cada personaje busca la felicidad y quiere huir de la soledad. Todos estos personajes tienen en común el fracaso de una parte de sus vidas. Y en cada etapa de la vida: adolescencia, juventud, madurez y vejez notamos el esfuerzo, a veces fallido, por salir adelante luchando.

SABER PERDER, Anagrama 2008,  ISBN 978-84-339-7347-4

Lacra de Marcelo Leonart

 Résultat de recherche d'images pour "marcelo leonart"Marcelo Leonart es un escritor y cineasta chileno (Santiago 1970).

Lacra (2013) ganó el Premio a la mejor novela inédita 2012 del Consejo del Libro y la Lectura.

Es un libro que no me gustó porque lo encontré caótico, medianamente interesante, escrito como una melopea llena de repeticiones pesadas que sirven para arreglar cuentas pendientes al autor sin apuntar a un bando en particular pero disparando a la redonda (¿disparo yo o dispara Usted?) y auto flagelándose en permanencia.

Es de notoriedad que los chilenos viven hablando de dinero, de « la plata », porque no tienen o porque la tienen en demasía y temen menguarla. En la calle y a todos los niveles se escucha hablar de plata, de la plata. Como si no supieran gozar de la vida y salir del triste molde del consumismo.

El relato tiene tres personajes bien distintos;  cada personaje es un prototipo y está delimitado por un trayecto bien preciso en Santiago de Chile. El primer personaje es un pobre tipo, cuarentón y que ha hecho su « fortuna » con el robo, con el asesinato, practicando la usura entre los pobres, pagando con su propia y asquerosa carne; él representa al « roto chileno », a la violencia primigenia, al inframundo, del cual nunca podrá surgir a pesar de su dinero. El segundo personaje es un poderoso, rico y mandón, político prepotente y seguro de sus opciones en la vida, aquejado de ceguera selectiva para no ver lo que no le conviene. El tercer personaje es una mujer  rica y que cree haber ganado el cielo porque su inmensa fortuna le ha permitido fundar escuelitas para educar  a los pobres que siempre están pidiendo algo y nunca logrando nada.

La temporalidad del relato ocurre en 2011 cuando jóvenes chilenos protestaron a nivel nacional por el costo desmesurado de la educación universitaria en Chile. Esta juventud habría salido a la calle a protestar, pero también a destruir sin ninguna noción cívica en un país que aún es pobre pero con gente desmesuradamente rica. Un país en pleno contraste.

Al parecer dos de los personajes estarían inspirados en personas reales : el político y la señora ricachona. pero esta parte de la novela no es accesible a los que viven fuera de la larga y angosta faja de tierra que se llama Chile.

La narración por otro lado, es un borborigmo que mezcla la corta historia chilena con tristes sucesos nacionales contemporáneos que no han tenido difusión en el extranjero (rapto de un niño en turbias condiciones, accidente en la carretera del norte que afectó solo a familias pudientes, etc) por lo que impacta menos a la exportación.

Lacra narra todo esto que en el fondo es pura lacra. El dinero puede ser una lacra. (Buena la citación de Pier Paolo Pasolini : el dinero lo ha corrompido todo. Quiero ir a esconderme.) Y yo también después de probar esta empanada de lacra con lucro.

manifestaciones estudiantiles en Chile

Foto de la juventud chilena en plena manifestación destructora.

LACRA, Tajamar Editores 2013,  ISBN 978-956-9043-35-2

La pasajera de Alonso Cueto

Afficher l'image d'origineEscritor peruano (Lima 1954) con vasta bibliografía y con una tesis de doctorado sobre el uruguayo Carlos Onetti; ha sido galardonado varias veces;  es considerado como el mejor narrador de la clase media limeña. Alonso Cueto es miembro de la Academia Peruana de la Lengua desde 2009.

Le he leído varios libros y comenté Cuerpos secretos (2012) en enero 2014 en este blog. Entre los libros leídos, mis preferencias van a  El susurro de la mujer ballena (2007) y La hora azul (2005).

La pasajera (2015) es una corta novela urbana que retoma dos personajes de La hora azul  : Arturo y Delia. Arturo fue un militar que combatió Sendero Luminoso en Ayacucho y que incitó a la violación a sus hombres siguiendo las órdenes de su coronel; hoy en día trabaja como taxista en Lima y vive con el peso de su consciencia. Delia es hoy una peluquera que trabaja en Lima  con una hijita, una criatura que fue el resultado de las violaciones que sufrió por los soldados a sus  16  años.

Por casualidad Arturo irá a cortarse el pelo a la peluquería de Delia y ésta última, que lo reconocerá,  revivirá todo el horror del pasado y querrá huir con su hijita hacia Huanta,  su tierra. En cuanto a Arturo, no sabe qué hacer para redimir su atroz pasado y no lo cuento aquí para no quitar interés a la lectura de esta novelita, escrita un poco al estilo de un thriller, con personajes muy simpáticos, bondadosos y llenos de mansedumbre como la señora Liz que tendió la mano a la desvalida Delia.

Un libro sin mayor trascendencia literaria y que demuestra las consecuencias a largo plazo de acciones violentas y desmedidas sobre los seres humanos.

LA PASAJERA, Seix Barral 2015,  ISBN 978-612-46894-0-6

Los impacientes de Gonzalo Garcés

Gonzalo Garcés es un escritor argentino (Buenos Aires 1974) con estudios de Letras Modernas y de Filosofía. Fue profesor de escritura creativa en la UC de Santiago de Chile con un programa cultural que fue premiado : La ciudad y las palabras. Hoy en día residiría en Buenos Aires.

Los impacientes recibió el Premio Biblioteca Breve 2000 y por esta razón quise leerlo. Es una novela donde trasciende el número tres: son tres los protagonistas, hay tres partes y sucede en tres días. Es una novela de educación sentimental o bildungsroman donde tres personajes veinteañeros se buscan un destino, una razón de vivir en una ciudad sobrepoblada donde impera la soledad existencial. Estos jóvenes que nacieron a finales de los setenta, en un país en crisis, con una crisis que perdura ,  se puede decir que a esos jóvenes les robaron la juventud, ya son viejos, tienen mentalidad de perdedores, están cansados de antemano. Es también una novela urbana.

No es un libro que me ha gustado, es de un « ombliguismo » enfermante, egocéntrico por donde se lea, poco trascendente. El mensaje está claro, pero carece de trascendencia.

Los tres personajes tienen apenas veinte años: Mila es una chica que quiere ser escritora y que ya ha vivido muchas desilusiones en su cuerpo y en su mente, Boris es un pianista de jazz que vivió una historia sentimental con Mila que terminó mal y Keller es un muchacho sin nombre, intelectual y dado al dandismo a pesar de su sobrepeso. Los chicos no tienen lazos familiares que los protejan, están lanzados en pleamar, pero no saben donde ir y se dejan llevar por la marea. Son maduros / inmaduros, son viejos antes de tiempo. No son interesantes. La vida les va a pasar por encima y va a quedar una historia banal que contar, una historia como tantas otras, una más.

Lo  que salva a este libro es la calidad de la escritura, porque lo que se refiere al contenido, es un bodrio. No  voy a repetir diciendo lo que pienso de los premios literarios (cf Riña de gatos de E. Mendoza en diciembre 2013, en este blog).

LOS IMPACIENTES, Seix Barral 2000,  ISBN 83-322-1064-1