Archives de tags | metanovela

Un asunto sentimental de Jorge Eduardo Benavides

Résultat de recherche d'images pour "un asunto sentimental jorge eduardo benavides"  Jorge Eduardo Benavides es un escritor peruano (Arequipa 1964). Su primera novela Los años difíciles (2002) fue reseñada en este blog en septiembre 2012 : una novela política sobre los últimos años de la primera presidencia de Alan García, ella hace parte de una trilogía de novelas políticas junto con El año que rompí contigo (2003) y Un millón de soles (2008), estas dos últimas no han sido leídas.

Un asunto sentimental (2012) es una novela muy entretenida, bien escrita y bastante compleja porque se la puede clasificar de varias maneras: novela sentimental, relato de viajes, novela metaliteraria en toda su acepción, cotilleo del mundo literario en general, novela política, ejemplo de cajas chinas, etc.

Veamos cada parte separadamente. El asunto sentimental no es unívoco, hay varios. El más destacado es la historia de amor de dos hombres por la misma, bella y enigmática mujer que lleva varios apodos en el libro: Dinorah Manssur, Tina, Dina… una siria cristiana que llegó al Perú con sus padres como tantos otros sirios cristianos que emigraron a América del Sur ( en Chile, por ejemplo,  se les llama genéricamente « los turquitos » porque los nacionales no saben hacer la diferencia entre las diferentes etnias del Medio Oriente). Las otras historias de amor son la del escritor catalán Albert Cremades (personaje ficticio) con su mujer y luego con Dina Manssur. O la del propio Jorge Eduardo Benavides que se pone con pelos y señales en el relato, pero que sirve de señuelo y no se sabe si estamos en la ficción o en la autobiografía, y ése es uno de los puntos interesantes de esta novela : el límite entre realidad y ficción es magistralmente confuso.

El relato de viajes nos pasea por doce ciudades míticas; para comenzar la novela se abre y termina en Venecia y nos lleva también a Berlín, Damasco, Barcelona, Estambul, Madrid, Nueva York, Tenerife, Ginebra, París, Lima y Cusco. ¿Qué más quieren? Y cada urbe lleva anotaciones, locuciones, direcciones y detalles que hacen grato recordar ciertas vivencias. Siempre la narración está anclada en estas ciudades y no es una mera y latosa enumeración.

Una obra muy metaliteraria donde el autor es un personaje de la trama y hace tambalear al lector porque lo descoloca al mismo tiempo que lo interesa altamente al desarrollo de la acción.

El cotilleo permanente del mundillo literario está muy bien logrado con nombres de autores conocidos y otros ficticios donde es por momentos difícil de poner el límite entre realidad y ficción. Poco importa, porque lo que se lee se puede resumir en las cantidades ingentes de alcohol que beben, la nicotina  consumida, las drogas (a veces) que circulan y el chismorreo digno de la prensa amarilla. Nadie se salva, pero creo que para ellos lo importante es ser sujeto de conversación y no silencio pernicioso. Hay muy buenos párrafos a este respecto.

Es una novela política porque hay un trasfondo con Sendero Luminoso, los Farc y el terrorismo islámico de triste actualidad.

Hay un buen ejemplo de la técnica literaria llamada de « las cajas chinas » porque dentro de la novela Un asunto sentimental, hay otra novela escrita por el personaje ficticio de Albert Cremades sobre los amoríos de la bella Dinorah Manssur y aquí surge el acmé de esta buena novela con un final que esclarece las 338 páginas del libro que se leen de un tirón.

UN ASUNTO SENTIMENTAL, Alfaguara 2012,  ISBN 978-84-204-1414-0

Publicités

Mac y su contratiempo de Enrique Vila-Matas

Résultat de recherche d'images pour "enrique vila matas mac y su contratiempo"

Escritor español (Barcelona 1948) con vasta bibliografía entre novelas y ensayos; estudió Derecho y Periodismo. Ha sido reconocido con numerosos premios literarios, entre ellos el Premio Rómulo Gallegos 2001 de Venezuela (concedido cada dos años) y el Médicis 2003 en Francia. Su obra ha sido traducida a más de 25 idiomas.

Su narrativa es innovadora porque ha fundado un nuevo género en el que el relato se pierde en el ensayo. Su obra entremezcla realidad y ficción y nos brinda lo mejor de cada género; está considerado también como un adalid de la metaliteratura y su universo comporta humor, ironía, erudición e inteligencia. Me encantan las incesantes pasarelas del autor hacia otros libros, hacia otros autores, hacia la pintura, hacia la música.

Es un autor no tan fácil de leer, pero el esfuerzo vale la pena. El lado metaliterario de este libro es impresionante, lo que denota mucha lectura. Y cita a autores clásicos, pero también a valores nuevos e innovadores como el chileno Alejandro Zambra o la argentina Samanta Schweblin, y tantos otros.

Publiqué en este blog 2 reseñas de libros suyos : el muy original Kassel no invita a la lógica (2014) en octubre 2014  y el fantástico El viaje vertical (1999) en agosto 2015. Ambos libros me gustaron.

Mac y su contratiempo (2017) resume la quintaesencia de lo que Vila-Matas sabe hacer, es decir, un magma de metaliteratura, autoficción, o ficción en una mezcolanza de géneros literarios sabiamente dosificados y que tiran al lector  por la pera: ensayo, novela, catálogo de lecturas, diario…Pero va más allá esta vez porque hay en el libro como un desdoblamiento de los personajes que en el fondo podrían ser uno solo porque van aportando argumentaciones de puntos de vista diferentes para, in fine, darnos un paseo mastodóntico por el mundo literario con la participación de un ventrilocuo. Hay unas simetrías opuestas a veces con los personajes que podrían ser también  facetas diferentes de los mismos personajes. Interesante.

Es un libro sobre la repetición (tema introducido en el tercer capítulo) tan frecuente en literatura porque lo excepcional es hallar una voz propia (pero eso no quita para que lo excepcional no tenga que ser lo más deseable, pues nadie puede eludir la visión de esa brecha que separa al escritor con voz propia del aborregado coro literario de la gran fosa común de los escritores nulos, por mucho que, en el fondo, al final del gran camino, haya un único plato glacial para todos (página 33).

La trama es inenarrable y enrevesada, compleja e inteligente.

El protagonista se hace llamar Mac (Mac en referencia a una película de John Ford), Mac está en paro después de los sesenta, pero no en dificultades económicas. Quiere reescribir 30 años después un libro, Walter y su contratiempo de un conocido autor barcelonés, Ander Sánchez ( ¿alter ego?), quien además es un vecino de barrio puesto que vive en un edificio colindante y que Mac cruza a menudo.  ( Y Ander Sánchez se pregunta 30 años después cómo pudo escribir este libro lleno de incongruencias, errores, dislates, sobre todo habiendo estado tan borracho de gin-tonics…). Esta imperfecta novela de Sánchez comprende 10 relatos escritos « a la manera de » muchos otros escritores.

Pero Mac quiere reescribirlo como un diario iniciático, póstumo o inacabado (« un diario secreto de iniciación« ) donde no solo va a reescribir el libro, sino que va a introducirse al mundo de la literatura;  Mac anotará hechos del diario vivir aunque sean muy pedestres y los incorporará en el relato. Surgen personajes atípicos como el falso sobrino del afamado escritor llamado Julio que es un tipo que sólo sirve para rebajar al sólido y reconocido escritor Sánchez como para bajarle los humos, es el sobrino odiador de la novela, es la maldad personificada según Vila-Matas. O la bella y pechugona Ana Turner, una dependienta de la librería La Súbita, la única del barrio, barrio que se llama El Coyote como un homenaje a José Mallorquí un popular autor de más de 200 novelas de la serie El Coyote durante los años de la posguerra. O como Carmen , la esposa de Mac que no le entiende su preocupación por reescribir un libro, ella que fue disléxica, no ama los libros que los relaciona con una « dichosa patata de la literatura« .

Y Mac comenta y reescribe el libro de Sánchez y al mismo tiempo vive en carne propia la historia que el libro narra; aquí tenemos un ejemplo flagrante de desdoblamiento. También Mac se deja influenciar por el horóscopo del periódico escrito bajo el pseudónimo de Peggy Day, una mujer que conoció 40 años atrás; él cree que la pitonisa los escribe justo para él (vaya ego). Mac lo llama Puthoroscopo en alusión al Whoroscope de Samuel Beckett. Y se lo cree a pie juntillas, a tal punto que condiciona los acontecimientos para que le resulten como Peggy lo predijo. (Lo que me hace pensar que los políticos como los escritores suelen ser bastante supersticiosos…)

Entre cháchara y cháchara el personaje de Mac le va a arreglar cuentas a varias cosas, entre ellas a la noción de vecindad, de vecinos. Nada más singular que un vecino. El infierno son los vecinos. La noción de barrio, en este caso ficticio de El Coyote, está fuertemente anclada en la novela como si el barrio se pudiera superponer a la noción tan española de pueblo. El barrio es como el pueblo, todos se conocen, hay rituales cotidianos, costumbres establecidas y rutinas. El barrio es toda su familia (para Mac y para Ander Sánchez).

Una lectura endemoniada, un melting-pot de literatura deslumbrante de inteligencia que deja al lector KO, perdido en suposiciones, pero con la idea positiva de haber aprendido algo. Un libro sobre el desdoblamiento de los personajes, sobre la (ineludible)repetición en literatura. Es un libro que da para varios niveles de lectura que los apasionados del tema pueden saborear con delicias. Un libro original y muy divertido por momentos. Da la impresión  que Vila-Matas  se rie un poco del lector, le toma el pelo de manera elegante, lo descoloca.

MAC Y SU CONTARTIEMPO, Seix Barral 2017,  ISBN 978-84-322-2988-6