Archives de tags | Lima

Loreto de Fernando Ampuero

Résultat de recherche d'images pour "fernando ampuero"Fernando Ampuero del Bosque es un periodista y escritor peruano (Lima 1949). Se le conoce por la publicación de una trilogía callejera de Lima cuyo primer tomo fue Caramelo verde. Al autor le gusta definirse ante todo como cuentista y le gusta la novela corta porque es una condensación . Al autor le interesa la ferocidad humana, el lado peligroso de la vida y el « espíritu » del mundo marginal a partir de su sentido del orgullo y de cierta dignidad.

Loreto es una excelente novela corta alusiva al jirón de Loreto, un barrio bravo del Callao, el principal puerto del Perú, barrio donde imperan las pandillas, pero que podría ser un arquetipo de los bajos fondos de los tiempos modernos con historias de droga, de armas, de prostitución, de guerras entre pandillas, de luchas de control entre las mafias.

Esta novela corta podría ser una novela de aprendizaje en negativo donde cierta juventud descarriada sobrevive aplicando una violencia inaudita en una lucha por marcar territorios. Es una verdadera jungla urbana donde personajes  hampones se devoran entre ellos.

Loreto nos cuenta la historia de la pandilla del barrio donde Chito es el leader y donde Silverio conocerá a Laurita, la hermana de Chito, una hembra vedada al deseo de los muchachos de Loreto….Con veinte años, avispado y calculador, Chito ya era un capo de los negocios, pero sobre todo un buen estratega. También él, como Silverio, había cambiado. Chito, ahora era robusto y, mal que bien, controlaba sus malas pulgas, aunque mantenía una furia que congelaba la sangre. En su alma, que era una guarida hedionda, tronaban olas de odio y de paranoia, que lo hacían capaz de cualquier cosa por el resguardo de unos palmos de terreno, de unas calles miserables, del barrio de toda su vida

Laurita y Silverio vivirán su historia hormonal y pasional, supeditados a la vigilancia de Chito y no escaparán a su destino, a ese destino anclado en el barrio...Por las noches, las calles lucen mejor; las tinieblas encubren la fealdad. Hay algunas ventanas que se recortan en los muros con luces azulinas y parpadeantes, de grandes televisores y pantallas con cable e internet: la modernidad enchufada a la miseria. Y hay, además, los faroles de las esquinas que iluminan débilmente a grupos de muchachos. En Loreto sobrevive la esquina, esa ágora habitada por patas bravos, esa asamblea insigne de la pendejada, esa flor y nata de los rufianes que, entre el tintinear de botellas y las rizadas volutas de humo de cigarros, afianza su rencoroso orgullo.

¿ Por qué las confrontaciones? ¿ Por alguna recompensa? La única recompensa, aparte de la plata fácil, era una sensación de dignidad y suficiencia, o una satisfacción de vivir bajo reglas propias.

Tenemos una narrativa fuerte, directa que baña en un realismo vertiginoso, venenoso y atrapante, fatal. El narrador  no censura ni propone sanciones ni juicios de valor hacia sus personajes,  quizás siente fascinación por ellos.

LORETO, Planeta 2014,  ISBN  978-612-4230-14-1

Cuerpos secretos de Alonso Cueto

Escritor peruano (Lima 1954) con vasta bibliografía y con una tesis de doctorado sobre el uruguayo Carlos Onetti; ha sido galardonado varias veces; es considerado como el mejor narrador de la clase media limeña. Alonso Cueto es miembro de la Academia Peruana de la Lengua desde 2009.

En una entrevista para « La rama torcida » (revista literaria), Cueto argumentaba que la literatura, el arte, es la única máquina que hemos inventado contra el paso del tiempo, contra la muerte. « Es lo que me ha hecho abrazar esta pasión por la escritura y que de alguna forma me ha permitido manejar esa obsesión por la nostalgia. Pues uno se conoce a si mismo cuando escribe. Las obras literarias tienen muchísimo que ver con nuestras vidas, con nuestras ilusiones y nuestros remordimientos. Y especialmente con la forma en que nos relacionamos con los demás ».  Muy bonita su formulación.

Le he leído varios libros: dos de ellos no me gustaron : Grandes miradas de 2003 al cual no le encontré ningún interés y El vuelo de la ceniza de 1994, ambientado en el hampa limeño.

Los que me han gustado: La hora azul que obtuvo el Premio Herralde 2005: un thriller trepidante con implicaciones del Sendero luminoso, una muy buena intriga; El susurro de la mujer ballena de 2007,  que me recomendó una librera uruguaya y que me encantó por la trama original : dos amigas del colegio  se reencuentran 20 años después,  una  traicionará a la otra, con la consecuente e inesperada venganza; el hecho que el escritor Cueto haya logrado ponerse en la piel narrativa de una mujer con tanto atino, provocó mi franca admiración.

Y ahora, esta novela, Cuerpos secretos de 2012, que es una novela de amor, intensa, sobre el reconocimiento de estar enamorado, una historia sobre el miedo, la inseguridad y el terror a los cambios. Es una historia de amor insólita y difícil, con un final feliz. Es el retrato de la sociedad limeña donde los estratos no deben juntarse y aún menos, mezclarse. Y sin embargo, Lourdes de Schon, bella mujer activa de 40 años, casada e infeliz se enamorará de Renzo Lozano un profesor de matemáticas 15 años menor que ella y además de otro nivel social. Ambos protagonistas representan dos mundos antagónicos: ella, el de los blancos de clase media acomodada y él, el de los cholos que luchan por surgir.

Al parecer Alonso Cueto se basó en hechos reales para escribir esta novela y en alguna entrevista dijo que hacía años que tenía planeados en la cabeza a Lourdes y Renzo, y estos personajes lograrán trocar las escenas difíciles de su amor por algo más real y verosímil: lo cotidiano, el amor sereno, la quietud de las cosas.

Es una novela que no logró cautivarme ni sorprenderme ya que presentí demasiado fácilmente el epílogo. Es una historia de amor como tantas otras.

CUERPOS SECRETOS, Planeta (AEeI) 2012,  ISBN 978-612-4151-18-7

El héroe discreto de Mario Vargas Llosa

 

Mario Vargas Llosa firmará ejemplares de “El héroe discreto” este miércoles 18 en Ibero de Larcomar

Mario Vargas Llosa ( Arequipa 1936) Premio Nobel de literatura 2010 es un gran escritor peruano; con doble nacionalidad, peruana y española desde 1993. Ha recibido innumerables premios fuera del Nobel, entre los más prestigiosos : el Rómulo Gallegos en 1967 por La casa verde y el Cervantes 1994 por el conjunto de su obra.

Se hizo famoso en la década del 60, y es un representante del Boom latinoamericano, término que disgustaba tanto a Roberto Bolaño, término que reúne una nueva generación de escritores.  Mario Vargas Llosa también se inspiró y hace parte de  la generación del 50 de Lima, autores de gran realismo urbano.

Su modelo literario es la novela total que funde lo real con lo irracional y el mito. Sus escritores preferidos son Flaubert  y Faulkner por sus temáticas .

Los inicios literarios de MVL fueron en Piura, a los 16 años con una obra de teatro, hoy en día perdida. O sea, que con esta novela el gran escritor renueva con sus primeros amores literarios.

No les voy a citar todos los libros leídos a Vargas Llosa, porque sería muy fastidioso, pero citaré los últimos  leídos clasificándolos en dos grupos: los que me han gustado y los que me han desagradado y que no pude terminar. Los libros que no me gustaron son los menos por lo que empezaré por ellos.

La casa verde de 1965 y premiado por el prestigioso Premio Rómulo Gallegos fue abandonado por KO lecturil: imposible entrar en el meollo del asunto, imposible seguir a los personajes y entender lo que hacían. El sueño del celta del 2010, sencillamente se me cayó de las manos con estrépito y no pude seguir leyendo más allá de la página 100: la historia del belga que se fue al Congo a fines del siglo XVIII…pero qué mosca picó a Vargas Llosa para escribir semejante lata? Una impresión más mitigada me dejó El viaje a la ficción de 2008 donde Vargas Llosa habla de la vida y la obra del uruguayo Carlos Onetti ( cuyo verdadero nombre era O’Nety) en la Universidad de Georgetown,USA; la parte consagrada a la vida de Onetti me pareció fascinante, pero la parte consagrada al análisis de su obra me resultó agobiante.

Los libros gozados y apreciados son los más : La fiesta del chivo del 2000 me encantó y fue además objeto de análisis y comentarios en reunión literaria, es la historia narrada por lo menudo de los 31 años de dictadura de Trujillo en Santo Domingo, espeluznante. Construcción literaria interesante con 24 capítulos y  la muerte del dictador en el medio de la novela. Todo transcurre en 24 horas: las últimas 24 horas del dictador antes de su muerte y las 24 horas de estadía de Urania Cabral al cabo de 35 años de exilio en USA, ella es hija de Cerebrito Cabral, un adlátere de Trujillo a quien elle odia por ésto. La verdad de las mentiras de 1990 es un ensayo de crítica literaria con análisis interesantes de obras universales; este brillante ensayo deja ganas de releer estas obras bajo la luz esclarecedora de Mario Vargas Llosa, es un libro de referencia. El paraíso en la otra esquina del 2003 es una doble biografía interesante, la de la pasionaria francesa de origen peruano, Flora Tristan y la de su nieto, el atormentado y complejo pintor Paul Gauguin. Las travesuras de la niña mala del 2005 me cautivó del principio hasta el final, lectura que no se puede dejar de lado hasta saber cual es el final de la historia: una historia de amor-pasión  fantástica e insólita que va a durar más de 30 años entre un niño bueno que solo soñaba con vivir en Paris (¿el alter ego de Vargas Llosa? ndlR) y una mujer cameleón misteriosa y sin escrúpulos. Pantaleón y las visitadoras de 1973 es un libro divertidísimo que narra cómo el Ejército peruano enrola al recién ascendido Capitán Pantaleón Pantoja para que organice un burdel en Amazonía porque la tropa tiene tal apetito sexual que avasallan a las cholitas sin tregua y el Ejército tiene que casarlos por batallones enteros. La película peruana de este libro es de Francisco José Lombardi, del  año 2000, es divertidísima y recuerdo haberla visto en excelentes condiciones en Praga, rodeada de peruanos y haberme reído tanto que casi me luxé la mandíbula. También le leí Cartas a un joven novelista de 1997, otro ensayo sobre la escritura literaria, bastante interesante.

Y por fin llegamos a esta novela que acaba de salir en librería (gracias Alberto S !) y que me ha gustado muchísimo por lo entretenida. Me asombra que Vargas Llosa nos entregue una novela tan pedestre y fácil de leer. Esto demuestra el gran escritor que es, que no ha sido descarriado por el premio Nobel, sino que sigue siendo capaz de escribir cosas buenas y sencillas, al alcance de todos.

Es un relato muy bien urdido que comporta dos historias bien distintas y paralelas. Una en Lima dentro de un ámbito burgués, que involucra a personajes suyos ya conocidos como don Rigoberto, su esposa doña Lucrecia  y Fonchito, el hijo del primer matrimonio de don Rigoberto. La otra historia ocurre en Piura,  en el norte del Perú donde vamos a seguir el drama de don Felícito Yanaqué y a reencontrar al sargento Lituma y a los Inconquistables. Esta historia piurana acaece en un medio más pedestre. También se hará referencia en el libro a la Casa Verde, el prostíbulo piurano de la novela  de Vargas Llosa. Tengo la corazonada de  que el escritor nos entregará una futura novela con el personaje de Fonchito porque en este libro hay una historia con él  que queda sin solución y que podría ser el punto de partida de otra ficción. No doy más claves del libro para no revelar todas las acciones que suceden  y que constituyen la trama atrapante del libro.

La historia limeña evoluciona en un medio burgués e involucra al jefe de don Rigoberto, dueño opulento de una aseguradora quien decide casarse con su empleada doméstica saltándose las convenciones sociales de su clase. La historia piurana es más pedestre porque es una banal historia de adulterio, codicia y chantaje en la clase media. La genialidad resulta del enlace  racional entre ambas historias que son completamente separadas. Y en tela de fondo , un Perú emergente, próspero y sometido a la corrupción.

Don Rigoberto es muy culto y su mundo es la cultura y los museos; vive obsesionado con la vieja Europa y sus museos, y con la música clásica. Al final del libro hay una bella referencia a la música de Francisco de Salinas, genial músico ciego del siglo XVI a quien Fray Luis de León, también del siglo XVI,  dedicó su Oda III.  Aquí va un enlace  para leer el texto que es realmente bello ( corresponde al gusto personal de MVL?):

http://www.youtube.com/watch?v=1v2qqmN7pos

Y el personaje principal en Piura es un modesto camionero, don Felícito Yanaqué,  que se ha hecho solo a punta de trabajo y de esfuerzos. Este personaje es gran admirador de la cantante criolla  Cecilia Barraza, cantante de valsecitos y marineras con voz dulce y que él escucha todo el tiempo; así Vargas Llosa nos balancea dos mundos, cada uno con sus referencias culturales. Va un enlace con el lindo vals « Cuando habló el corazón »:

.http://www.youtube.com/watch?v=hhR_gt9A5Ns

Dos personajes, dos mundos opuestos, dos héroes discretos. Los dos personajes no son justicieros, pero están por encima de las mezquindades de su entorno para vivir según sus ideales y deseos.

Vargas Llosa vuelve a sus primeros amores piuranos con esta novela ya que escribió,  durante su adolescencia  en Piura, una obra de teatro hoy día perdida. Piura parece ser una ciudad llena de encanto donde la gente habla con una muletilla, el « che guá » que le ponen a cada frase y donde se come una especialidad culinaria varias veces citada: el seco de chabelo que debe de ser exquisito ( guiso de carne y plátano verde ). Vargas Llosa aprovecha seguramente para reanudar con sus recuerdos. Así  nos cita a los viejos chismosos sentados en las bancas de la plaza central de Piura, fundadores del CIVA (Centro de Investigación de la Vida Ajena). ¿Cuántos datos personales llevará esta novela ? Por ejemplo página 351 MVL escribe :[…] Abrió su maletín y sacó su antiguo ejemplar, comprado en un bouquiniste de orillas del Sena, del ensayo de André Malraux sobre Goya: Saturne. Desde hacía muchos años elegía con cuidado lo que leería en el avión. La experiencia le había demostrado que, durante un vuelo, no podía leer cualquier cosa. debía ser una lectura apasionante, que concentrara su atención de tal modo que anulara por completo aquella subliminal preocupación que asomaba en él siempre que volaba [preocupación del autor? ndlR].

Lectura ágil y super agradable. Altamente recomendable. El escritor nos está edificando con su obra una catedral con sus personajes recurrentes, al puro estilo de un Honoré de Balzac.

EL HÉROE DISCRETO, Alfaguara 2013,  ISBN 978-84-2041-486-8