Un año de Juan Emar

 

Résultat de recherche d'images pour "jean emar"  Juan Emar es el seudónimo de Álvaro Yáñez Bianchi, un pintor, crítico de arte y escritor chileno (Santiago 1893-1964); un exponente chileno de la vanguardia literaria de la década de 1920-30. Viajó a Europa varias veces y se instaló en 1919 en Paris tomando clases de dibujo y de pintura.

El seudónimo lo escogió en Paris volviendo a Chile en 1923 : Juan Emar o Jean Emar que proviene del francés « j’en ai marre » con una transposición fonética al chileno en Jean Emar. La locución francesa quiere decir « estoy harto », « estoy hasta la coronilla ».

Fue hijo de Eliodoro Yáñez, un senador y empresario chileno, fundador del diario La Nación y que dejó el nombre a una calle de Santiago. En las columnas del diario de su padre, Jean Emar defendió las tendencias de la vanguardia europea abogando por la superación del criollismo y academicismo que estaban de moda en Chile en aquellos años.

Juan Emar fundó e hizo parte del grupo de artistas plásticos chilenos conocidos como Grupo Montparnasse, del nombre del barrio bohemio en voga en los años 20-30; el colectivo artístico chileno se formó en 1922 y fue influenciado por el post impresionismo europeo, especialmente el fauvismo y el cubismo.

Juan Emar fue totalmente ignorado e incomprendido por la crítica chilena de la época. Comenzó a ser estudiado solamente en la década de los 70-80 con el rótulo de surrealista, kafkiano o proustiano.

Un año (1935) es una novela breve (85 páginas) que desafió en su tiempo los códigos de representación del realismo nacional (criollismo) con estructuras fragmentarias y alegóricas incluyendo principios del cubismo europeo y algo del creacionismo de Vicente Huidobro, el poeta chileno ( Jean Emar le publicó Altazor, su opera prima en La Nación). El libro Un año incluye tres ilustraciones de Gabriela Emar que fue su segunda esposa.

Es un libro que se debe leer advertido de lo que se va a leer, en el caso contrario el lector puede perderse en los meandros del pensamiento caótico-absurdo y sin mensaje del escritor. Yo tenía por momentos la impresión muy personal de estar ante un cuadro del belga Magritte : una ventana abierta hacia otra cosa o un cajón con un contenido inesperado, la fina flor del surrealismo.

Es un libro original con 12 capítulos correspondientes a los doce meses del año. Comienzan siempre el primero del mes y no tienen ninguna interconexión entre ellos. El lenguaje es llano y correcto, pero el mensaje…no hay mensaje. El lector tiene que orientar su búsqueda solito y hacerse una opinión. Requiere cierto esfuerzo intelectual. Por momentos es divertido y sorprende. Por momentos me pareció hermético como por ejemplo en los capítulos dedicados a los meses de noviembre y diciembre.

Noviembre 1° : Hoy he sido operado de la oreja y del teléfono. El doctor Hualañé, en persona, manejó el cloroformo y el bisturí. He aquí como las cosas acontecieron : de tiempo atrás amo yo a Camila, desenfrenadamente. Ella me ama un día cada ocho y durante éstos, se ríe de mí con tanto desenfreno como desenfreno hay en mi amor desenfrenado. Y sigue así, completa y absolutamente absurdo, surrealista. Genial.

En el prólogo del libro, firmado por Patricio Lizama de la U de Chile, se lee…Emar desplaza el relato desde la historia y sus nudos dramáticos tradicionales, hacia las disquisiciones de todo orden, el análisis estético-ideológico del campo cultural y la reflexión metaliteraria que devela el proceso de escritura y la labor del artista. En la narración de Emar, el yo se desdobla, se oculta y se deforma, los personajes deambulan por paisajes desacostumbrados y espacios que van desde la coyuntura nacional a la otredad, del mundo visible a la « región lejana ». Un año presenta un narrador que utiliza el género discursivo del diario de vida para registrar los insólitos sucesos que le ocurren el primer día de cada mes del año, acontecimientos fantásticos desprovistos de toda causalidad visible y en los cuales se mezclan distintos niveles de realidad.

En letras libres hay un excelente artículo sobre Emar firmado por Rafael Gumucio en 2012…hete aquí un extracto…Todo en sus libros está oculto, aunque su prosa sea diáfana. Hasta los números, sobre todo los números de las casas, los objetos, parecen contarnos algo más de lo que cuentan. Todo en Emar sugiere secretos ocultos, rituales esotéricos, iniciación que no inicia nunca a nadie, porque el lector y el escritor están condenados, una condena que es también un premio, a quedarse en el umbral, vislumbrar el misterio, el secreto pero sin entrar para no interrumpirlo.

Tiene Emar ciertos « tics linguísticos », quizás producto de lo que se utilizaba en aquellos años. Por ejemplo vuelve a menudo en el texto « los dedos de Dios » (…1° de julio : hoy he vagado sin rumbo. Tras de mi, paso a paso, el dedo de Dios. Lo he sentido a todo momento. Dos veces se me ha clavado en la nuca…). Y también cierta familiaridad con la superstición, el número 14 por ejemplo. Al principio del libro Emar explica que tiene problemas con ese guarismo. Y mucho más tarde le hace un guiño al lector recordándole que ya fue explicado esto con el número 14, creando de esta manera una complicidad inesperada con el lector que andaba perdido en cavilaciones para seguirle la cuerda…Genial.

Un descubrimiento interesante este « j’en ai marre ». Una vez que se poseen algunas claves de lectura, resulta refrescante y novedoso. Una muestra de la pintura de Juan Emar : Soledad e inquietud árboles rojos

Résultat de recherche d'images pour "juan emar"

UN AÑO, Tajamar Editores 2008 (JE 1935),  ISBN 978-956-8245-53-5

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s