Tinta roja de Alberto Fuguet

Afficher l'image d'origineAlberto Fuguet es un periodista, escritor (novelista,  guionista) y cineasta chileno (Santiago 1964). Su estilo se opone al realismo mágico con una literatura urbana y realista. Es el creador de un grupo literario llamado McOndo con referencias a la cultura pop, rock y de televisión. Se ha destacado desde 1990 como punta de lanza de la llamada Nueva Generación Narrativa Chilena. Su consagración llegó con la novela Mala onda y desde 1999 se le considera entre los 50 mejores escritores del nuevo milenio. Tuvo un blog, Apuntes autistas, que cerró en 2011. Tiene posiciones bien personales  frente el Boom latinoamericano afirmando que se trata de una « mafia » y de un » club de machos ».

Le he leído varios libros y su estilo me ha gustado : un estilo directo y por momentos divertido, muy en fase con la « vida real »; resalta en su obra una cultura cinematográfica prodigiosa. Por ejemplo la novela Las películas de mi vida (2003) que encontré muy entretenida y original en su construcción : cada capítulo lleva el título de una película que lo marcó en su tiempo y el autor narra su vida en torno al período de la película; su escritura es muy chilena, muy santiaguina, con un lenguaje muy coloquial y una acción centrada en el barrio santiaguino de Providencia. Aeropuertos (2011) es una novela muy actual, cruda y dura, que trata del embarazo de una chica, aún estudiante que decide tener al bébé criándolo sola y estableciendo con él un lazo demasiado fuerte que le impide crecer y desarrollarse. Por favor, rebobinar (1994) fue una relectura que me llevó a reconsiderar la primera porque  la segunda vez encontré que el libro es excelente: trata de varias historias entre jóvenes de la misma generación que se cruzan y se vuelven a cruzar con tópicos en torno a  amores, drogas, familia, cine, mucho cine sobre un fondo de idiosincracia chilena generacional. Brillante.

Tinta roja es su segunda novela (1996) y nuevamente tenemos personajes metropolitanos, muy santiaguinos; el libro fue llevado al cine en 2000 con una adaptación del director peruano Francisco José Lombardi en una película peruano-ibérica totalmente traspasada al Perú, visible en vimeo.com/19078762 (1 hora 49); la peli es excelente, pero es una adaptación libre del libro que es mucho más completo y los personajes hablan un idioma muy lejano al que emplea Fuguet en su texto; la peli no tiene nada que ver con alguna chilenidad, pero el sujeto es bastante universal y los actores son estupendos, destacando especialmente a Gianfranco Brero en el rol del inefable Faúndez.Afficher l'image d'origine

Tinta Roja es una novela de aprendizaje o bildungsroman, escrita en un lenguaje crudo y grosero, pero muy adecuado al medio en el que se desarrolla : el de la prensa amarilla de policiales donde se hace página con tinta de sangre para escribir  las noticias más truculentas y asquerosas posibles. El protagonista de la novela es Alfonso Fernández un joven periodista que hace su práctica en el diarucho El Clamor en la sección de policiales donde las noticias más escabrosas, escritas e ilustradas con mucho « color », son las que más se venden. La práctica del joven e inexperto Fernández en el periódico El Clamor nos hace gravitar alrededor de personajes truculentos y vívidos, inolvidables, como la gorda Roxana, mediocre reporter, copuchenta (chilenismo para chismosa), manipuladora y desengañada por los hombres, caliente « como una tetera »(sic), truculenta y divertida; el jefe y formador del muchacho es el periodista de policiales Saúl Faúndez quien enseñará al joven Fernández que el fin justifica los medios, es decir, que obtener un scoop para un periodista tiene que pasar sobre los sentimientos de los demás sirviéndose al paso de sus propios sentimientos, penas y miserias; en lo personal el hombre  lleva una cruz tremenda encima con un hijo de la edad de Fernández que padece del síndrome de Down; Faúndez lleva una vida sexual trepidante porque para él el sexo es una catarsis para su pena y desazón, él pasará a Alfonso su saber que viene de la calle y no de un título universitario porque la vida lo ha hecho detective, forense, psicólogo y artista; el Camión que es el chofer del periódico que los acarrea ahí donde yace la noticia y que pasa citando autores célebres (tan fuera de contexto!); el fotógrafo Escalona, pieza importante del equipo que es casi mudo, etc.

Saúl Faúndez explica al joven e inexperto practicante Fernández los gajes del oficio : Nuestras páginas son como la vida social de los pobres, Pendejo. Se hacen famosos aunque sea por un día. Esta gallada después recorta los artículos o los enmarca. Aunque uno los haya tratado mal. Te puedo contar mil casos. Así funciona la cosa, pasando y pasando. No nos aprovechamos de nadie. Así que no vengas a hacerte la mina o a sentir pena. Lo que nosotros hacemos por ellos es legitimarlos. Les damos espacio (página 152).

Probablemente este libro conlleva mucho de autoficción, por algo el escritor habrá dotado al narrador o personaje principal de sus propias iniciales AF, Alfonso Fernández por Alberto Fuguet. Nunca hay nada « gratis » en un libro, todo está pensado por el autor. Y Fuguet mezcla con maestría en la diégesis el mundo ficticio con el mundo real.

Existe un interesante trabajo académico sobre La ética y la moral periodística y personal en Tinta roja de Sandra De La Paz (2008).

Tinta roja es también el nombre de un lindo tango cantado por Roberto « Polaco » Goyeneche : https://youtu.be/SpL2b4EQavc

Buen libro, cuesta olvidarlo.

TINTA ROJA, Alfaguara 1996,  ISBN 956-239-024-1

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s