Los secretos de Elvira de Hugo Coya

Afficher l'image d'origineHugo Coya es un escritor y periodista peruano (Lima 1960), dedicado a la docencia y a la investigación. Estudió Ciencias de la Comunicación.

Los secretos de Elvira necesitó 2 años de investigación con viajes a Francia y a Londres. El libro relata la vida de una ilustre desconocida peruana, una verdadera heroína que arriesgó su vida para salvar muchas otras vidas. Una espía doble durante la SGM.

¿Quién fue esta mujer? Elvira de la Fuente Martínez, fue hija de peruanos muy acaudalados, de padre diplomático, encargado de negocios y con residencia parisina por décadas, con residencia (propia) en la Avenida Foch, de lo mejor en Paris. No se sabe si Elvira nació en Lima o en Paris, en 1911 o en 1912. En realidad Elvira nunca vivió en Perú, pero se sentía con raíces peruanas y tenía pasaporte peruano. Le tocó vivir en el Paris de los años locos cuando la ciudad luz era el centro del mundo y Paris era una fiesta. Tuvo muy buena educación y siguió estudios de Ciencias Políticas. Se casó algo tarde con un belga riquísimo que conoció en el fastuoso matrimonio de Paul-Louis Weiller con Miss  Europa 1930, la griega Aliki Diplarakou, la « Boda del Siglo » donde se evoca la presencia entre la jet set de la época, de Paul Morand cuyo libro Venises acabo de reseñar… pero este matrimonio solo duró 4 años y no tuvo descendencia.

Elvira llevó una vida muy desenfadada, muy mundana; era bisexual, ludópata irredenta y gran bebedora sin llegar a ser alcohólica.

Cuando Paris fue ocupado por los nazis, Elvira huyó a Londres con una amiga/amante y llevó una vida aún más mundana si ello es posible porque frecuentaba la realeza.

A pesar de llevar una vida bastante escandalosa, su clase y su elegancia refinada hacían que se la recibía en todas partes.

Eran tantas sus relaciones y su vida social tan importante que los Servicios Secretos británicos la contactaron, interesados por su pasaporte peruano, para enrolarla como agente doble en un rol de desinformación del enemigo. Hizo parte de lo que se llamó el Sistema de la Doble Cruz o Comité XX, una sección del MI5 ; después de un entrenamiento intensivo obtuvo el nombre de código de Cyril y luego de Bronx. Con su pasaporte peruano podía circular por Europa en guerra y fue asi como la mandaron a Francia con el pretexto de juntarse con sus padres radicados en Vichy en esa época, pero en realidad fue para lograr establecer contacto con los alemanes y transformarse en un agente doble operacional.

El contacto se hizo en la Costa Azul con un alemán que ella conoció en un bar y con el cual ella simpatizó de inmediato. Este alemán era Helmut Biel, en Francia desde 1940, y será él quien la pondrá en contacto con la red de espías del tercer Reich donde Elvira tendrá el nombre de código de Dorette.

Elvira tuvo dos logros inmensos como espía con la manipulación informativa. El primer logro fue de disuadir a los alemanes de lanzar gases tóxicos sobre Inglaterra difundiendo la falsa noticia de que los ingleses también poseían el arma química para ripostar de inmediato. El otro gran logro fue  de difundir una falsa información sobre el lugar de desembarco de las Fuerzas Aliadas, lo que permitió, in fine, el éxito (aunque con pérdidas enormes) del desembarco de los Aliados en las playas de Normandía en el « D Day ».

Se supo sobre el rol de espía de esta peruana en el año 1995 cuando el gobierno británico divulgó una parte de su expediente. El periodista británico Nigel West publicó el 6 de noviembre de 1995 una entrevista de Elvira de la Fuente titulada « High Society Spy » que tuvo gran repercusión. Elvira de la Fuente falleció a los 85 años de edad en el sur de Francia donde vivía, en Beaulieu-sur-Mer.

¿Qué la movió a aceptar ésto? Según el escritor fue el lado libertario heredado de su padre, pero yo pienso que prosaicamente, la mujer tenía tantas deudas debidas al juego y a su tren de vida, que se le presentó ésto y se prestó al juego de la guerra, como una irredenta ludópata compulsiva que era.

Un libro en un estilo muy periodístico que nos cuenta una vida fuera de serie, rocambolesca y azarosa. Esta historia podría inspirar un excelente film de espionaje, lleno de glamour en una época atroz.

En el capítulo intitulado « Simuladora profesional » encontré una citación de Baltasar Gracián (ensayista jesuita del siglo de oro español) que me gustó mucho : Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, señal de que no tiene ni talento que haga sombra, ni valor que le teman, ni honra que le murmuren, ni bienes que le codicien, ni cosa buena que le envidien.

LOS SECRETOS DE ELVIRA, Aguilar 2014,  ISBN 978-612-4247-04-0n

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s