La ciudad ausente de Ricardo Piglia

 

Afficher l'image d'origineRicardo Emilio Piglia Renzi es el nombre completo del escritor y crítico literario argentino (Buenos Aires 1941) con estudios de Historia quién,  además, es un gran lector. Cité el nombre completo del escritor porque Emilio Renzi es un nombre recurrente en sus novelas,( ¿un alter ego?), un narrador.

He tratado de leer varios libros de este autor y la verdad es que, o no me han gustado, o no los he entendido. Formas breves (1999) es un ensayo en forma de relatos, algunos autobiográficos, otros sumamente intelectuales con mucha referencia a Borges y al psicoanálisis;  cita mucho a Mujica Laínez y a Macedonio Hernández que son otros literatos argentinos. El libro Plata quemada (1997) es una novela urbana sobre el lumpen, de una extrema violencia, relatando el asalto de un banco por un grupo de maleantes degenerados, capaces de la peor barbarie bajo el consumo de drogas; un libro de pura decadencia. Blanco nocturno  (2010) es una novela que se llevó varios premios y que me gustó porque la encontré de excelente estructura y de  buena escritura sin flaquezas : narra la vida en un pueblucho de la pampa de gente corrupta, con sus vicios, la malevolencia reinante, la implacabilidad de las cosas, la implicación del periodismo. Es la historia de una familia del  pueblo donde dos medios hermanos se lanzan en una aventura industrial que parece brillante, pero que fracasará. Y los justos pagarán por los pecadores. El último lector (2005) es un ensayo que no pude leer porque no encontré el hilo conductor aunque  el tema era interesante (la lectura).

La ciudad ausente fue publicado en 1992, es una ficción narrativa distópica de un género llamado novela de anticipación (emparentada con la ciencia ficción); La ciudad ausente incursiona en el terreno del ciberpunk  (asociación de cibernética con punk, muy aparentado a la distopía), utilizando personajes  raritos, realidades virtuales e inteligencia artificial. No es un género que me guste, es un género que me horripila porque el tema no me interesa y tengo la sensación desagradable de  perder el tiempo. Por esta misma razón no me gustó el libro Borneo de otro argentino, Oliverio  Coelho, otra distopía.

Es como en los divorcios, siento « incompatibilidad de caracteres » con ciertas lecturas o ciertos escritores.

La ciudad ausente inspiró también a su autor una opera en dos actos, escrita con Gerardo Gandini y estrenada nada menos que en el teatro Colón en 1995. También la novela inspiró una adaptación al formato de novela gráfica, ilustrada por Luis Scafati en 2008.

Es un libro  muy metaliterario con alusiones permanentes a otros escritores, en primer lugar a Macedonio Fernández que al parecer marcó mucho al escritor Piglia; pero también se menciona a Roberto Artl, Juan Carlos Onetti, Jorge Luis Borges. Otros personajes de la obra de Piglia reaparecen como Emilio Renzi o Lucía Joyce.

Se necesitan ciertas claves para leer el libro, no se puede leer con una estrategia tradicional porque rápidamente el texto se volverá ilegible si no se profundiza la estructura narrativa. Tenemos una prosa abstracta llevada al extremo.

Trataré de decorticar el libro para sacarle algún provecho. A ver…Hay tres historias en la novela : 1) la de Junior, un reportero del diario El Mundo que investiga en la ciudad una serie de grabaciones producidas por una máquina ubicada en un museo;  2) la del origen de la máquina ideada por Macedonio Fernández,  llevado a cabo por el ingeniero Emil Russo;  3) la historia política argentina. Estos temas se van a mezclar con otros microrrelatos formando un mosaico hiper complejo.

El contexto histórico de la novela abarca desde la dictadura de Videla (1976), hasta la guerra de las Malvinas (1982) época en que prevalecía la represión contra escritores e intelectuales contrarios al régimen, con las desapariciones forzadas de los opositores.

La máquina de Macedonio y de Russo representa la eternización del cerebro de la bienamada y difunta esposa de Macedonio, Elena, Así han logrado almacenar datos, memorias y conocimientos en esta máquina que no es otra cosa que una denominación metonímica de lo que es « pura energía » y que funciona como un espejo que refleja lo inverso de lo que está delante de ella. La máquina refleja la ausencia del ser querido, de la personalidad, del lenguaje, del tiempo, del espacio, de la felicidad y de la libertad.

La novela está llena de alusiones científicas, de citas de personajes de la teoría linguística, literaria, histórica y de la teoría de las ciencias naturales.

En la novela abunda el número dos. Todo ocurre en dos horas, dos días, dos meses y dos años. La diferencia temporal es insignificante comparada con la eternidad de la narración. El número dos es un número par porque todo en la novela tiene su paralelismo, su réplica, su opuesto. El número dos es el reflejo pasivo de la unidad : los dos lados del espejo. Es considerado como la fuente de los errores mentales. Las referencias temporales del dos se mezclan con las del tres, número de la inteligencia infinita, la antítesis del dos, la unidad repetida tres veces.

La ciudad en la novela es más que el símbolo de la madre en el aspecto doble de protección y de límite. En este ámbito desaparece la personalidad propia y domina la alucinación, el delirio y el estado esquizofrénico.

¿qué diablos fui a buscar dans cette « galère »? Por ahí había leído que era una obra interesante. Bueno la leí, pero no me gustó. Vaya quilombo !

LA CIUDAD AUSENTE, Anagrama 2003,  ISBN 978-84-339-6841-8

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s