El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia de Patricio Pron

Afficher l'image d'originePatricio Pron es un escritor y periodista argentino (Rosario 1975), licenciado en Comunicación Social, con un doctorado en Filología Románica en Göttingen, Alemania. Es autor de relatos, novelas y tiene una columna en el excelente blog literario en español El Boomeran(g). Actualmente reside en Madrid. En 2010, Patricio Pron fue destacado por la revista inglesa Granta, entre los mejores 22 narradores en lengua castellana de menos de 35 años (junto con otros siete argentinos, lo que representa la nacionalidad más destacada). Dice Pron que « el buen escritor hace uso recreativo de la mentira, de la capacidad que tiene para mentir. La literatura es un uso socialmente aceptado de la mentira y del engaño ».

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia(L’esprit de mes pères en francés) del 2011 (esta mania actual de poner títulos largos a las novelas, títulos que nadie recuerda después de haberlos leído y aquí tenemos un título alegórico-poético que no tiene nada que ver con la prosa más bien siniestra del libro…);  es ésta una novela ambiciosa, auto-ficcional extraordinariamente bien escrita, de una gran trascendencia ética porque muy lejos de una trivialidad imputable a la edad, Pron se cuestiona sobre heridas colectivas y sobre la memoria del que retorna a su tierra, pero es una prosa amarga y bastante desangelada donde los personajes carecen de espesor humano. (Pron piensa que el que vuelve a su tierra después de mucho, llega a un punto donde después de vivir tanto afuera uno es bastante extranjero en todas partes. También piensa que para escribir bien en español, como le dijo un día otro escritor argentino, Juan José Saer, hay que vivir en un sitio donde no se hable el español o al menos, el español del país de origen).

Página 186 Patricio Pron escribe : me dije que iba a escribir esta historia porque lo que mis padres y sus compañeros habían hecho era digno de ser contado porque su espíritu iba a seguir subiendo en la lluvia hasta tomar el cielo por asalto. Cito la frase para contextualizar el título.

Probablemente este libro constituye una verdadera catarsis personal para Patricio Pron, una tentativa para esclarecer lo que fueron sus padres y su país en épocas convulsas. (Lo que yo vengo a contar, fue verdadero pero no necesariamente verosímil. Se ha dicho que en literatura lo bello es verdadero pero lo verdadero en literatura es solo lo verosímil, y entre lo verosímil y lo verdadero hay una distancia enorme. Esto por no hablar de lo bello, que es algo de lo que nunca se debería hablar: lo bello debería ser la reserva natural de la literatura, el sitio donde lo bello prosperara sin que la mano de la literatura lo toque jamás, y debería servir de recreo y consuelo a los escritores, puesto que la literatura y lo bello son cosas completamente diferentes o tal vez la misma, como dos guantes para la mano derecha). Sencillita la explicación...

Patricio Pron  regresa a Argentina después de 12 años para ver a su padre muy enfermo, un padre que conoce mal; con este retorno intempestivo y necesario, el narrador del libro demuestra un carácter inestable, se siente desarraigado y padece de problemas  de memoria imputables al abuso de psicótropos (no se sabrán detalles sobre su desajuste psíquico). Integra el domicilio familiar, pero no sabe nada de sus padres, ambos padres periodistas militantes de un movimiento pro peronista, antes del golpe militar de 1976. Entre visita y visita al hospital, el narrador hurga en el escritorio de su padre y encuentra una carpeta con datos referentes al asesinato de Alberto Burdisso, un desconocido, un idiota faulkneriano, un adulto con el cerebro de un niño, alguien que no bebía, que no jugaba y que carecía de toda fortuna, alguien que debía trabajar diariamente para subsistir en las tareas más simples como limpiar una piscina o reparar un tejado. Pero la hermana de Alberto Burdisso fue una amiga, también periodista de sus padres, Alicia Burdisso, que el padre de Pron introdujo en el movimiento peronista y que fue una « desaparecida » en 1977.

Hay una alegoría entre la comunidad familiar destrozada por la enfermedad del padre y la alegoría del drama nacional de un país avejentado y abonado al fracaso. Hay una puesta en abismo entre la historia personal del narrador destrozado por los fármacos, la historia familiar y la historia nacional con una búsqueda por parte de Pron de formas de expresión lexicales diferentes.

[…] yo pensaba que había venido de los oscuros bosques alemanes a la llanura horizontal argentina para ver morir a mi padre y para despedirme de él y prometerle -aunque yo no lo creyera en absoluto- que él y yo íbamos a tener otra oportunidad, en algún otro sitio, para que cada uno de nosotros averiguara quién era el otro y, quizá, por primera vez desde que él se había convertido en padre y yo en hijo, por fin entendiéramos algo; pero esto, siendo verdadero, no era en absoluto verosímil ».

La clave de este libro era dilucidar el pasado de los padres  que fueron  jóvenes en la década de 1970, como si se tratase de un rastreo detectivesco y que las averiguaciones que resultarían,  se parecerían mucho a una novela policíaca que nadie hubiese querido comprar nunca. El narrador nació en 1975 y los que nacieron por aquella época son el premio de consolación de los padres tras haber sido incapaces de hacer la revolución. En aquellos años un hijo era una buena pantalla, una señal inequívoca que debía ser interpretada como la adhesión a una forma de vida convencional y alejada de las actividades revolucionarias.

La crítica argentina Silvia Molloy citó las palabras de Leonardo Sciascia a propósito de este libro : « cuando uno ha cometido el error de irse, no debe cometer el error de volver« .

Me repito, un libro muy bien escrito que desarrolla una temática muy trascendente, pero escrito en una prosa que me pareció siniestra.

 

EL ESPÍRITU, Literatura Mondadori 2011,  ISBN  978-84-397-2363-9

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s