El vendedor de pájaros de Hernán Rivera Letelier

 

Afficher l'image d'origineHernán Rivera Letelier es un poeta y escritor chileno (Talca 1951) que yo admiro con pasión porque tiene un estilo muy personal, truculento e imaginativo, que esconde además un vocabulario exquisito que no posee cualquiera. Este hombre está construyendo una verdadera catedral con sus libros, como lo hizo en su época Honoré de Balzac porque personajes y lugares se cruzan y entrecruzan en sus libros. En el caso de Rivera Letelier su obra se articula alrededor de la pampa nortina chilena; el escritor tiene un talento de narrador inigualable y hay que estar agradecido porque toda una parte de la memoria colectiva chilena relativa al desierto quedará plasmada en sus libros.

Es el cuarto libro de este autor que reseño en este blog, después de Mi nombre es Malarrosa (nov 2014), Malarrosa (dic 2014) e Historia de amor con hombre bailando (junio 2015). Aunque he leído todos sus libros desde que me sorprendió con La Reina Isabel cantaba rancheras, su primer opus.

El vendedor de pájaros es su 14- ava novela ! Los libros de HRL son más bien cortos y  articulados alrededor de una buena historia. En El vendedor de pájaros Rivera Letelier quiere contar una historia de mujeres  en el ambiente machista de la pampa y se inspira de un personaje real, un amigo de Luis Emilio Recabarren, un socialista-anarquista con fama de mujeriego que fue pajarero en las salitreras y que viajaba desde el sur en el tren del Norte, El Longino atravesando el desierto más duro del mundo durante 4 días y 4 noches hasta llegar a Iquique para vender sus pajaritos : una visión surrealista cuando se piensa en lo arduo del viaje…Los pajareros eran los raros comerciantes que podían circular de salitrera en salitrera sin representar una competencia hacia las pulperías que centralizaban todo el comercio de las oficinas salitreras. En las salitreras se pagaba con « fichas » que sólo servían para comprar en las pulperías que pertenecían al dueño de la oficina y cuando se querían convertir en dinero, la comisión era del 30% ( ¡una tasa usurera !).

La trama de la  novela transcurre en la oficina Desolación allá por los años 20. Hay un doble homenaje a la poetisa Nobel (1945) chilena, Gabriela Mistral quien trabajó como profesora en el norte de Chile en La Serena y en Antofagasta en los años 1906-1911; el verdadero nombre de Gabriela Mistral era Lucila Godoy quien publicó un poemario en 1944 bajo el título de « Desolación« .

El escritor llamará Lucila Godoy  a la profesora de primaria de la única escuelita de Desolación, una maestra librepensadora y anticlerical. Y en este libro el autor retoma un personaje que surgió en Mi nombre es Malarrosa (2008), otra bella historia pampina con un vendedor de pájaros que viajaba a las salitreras para vender sus animalitos y que esta vez será el personaje central de la trama.(A propósito de Mi nombre es Malarrosa, este libro fue rápidamente traducido al francés bajo el título sucinto de Malarrosa y quise leerlo para comprobar si la traducción francesa rendía la increíble calidad de la prosa de Rivera Letelier, con sus tallas y chistes tan chilenos y su prosa tan bonita, por momentos totalmente lírica. Mi sorpresa y admiración fueron totales  ante la calidad de la traducción de Bertille Hausberg a quién felicito aquí).

Los capítulos de El vendedor de pájaros son cortísimos y sirven para situar a los personajes centrales inefables del relato que Rivera Letelier quiso como un homenaje a la mujer chilena pampina : la ya citada profesora Lucila Godoy  es talquina (como Rivera Letelier), la Srta Belinda es profesora de piano y lleva una historia de amor trágica, Esther la costurera está enamorada desde joven de un hombre casado, Jordania es la más bella de todas y es  la sirvienta del administrador de la oficina y Rosaura es la boletera del cinematógrafo, con un cuerpo escultural, pero que desprecia a los hombres. El personaje principal es Rosalino del Valle Villacura, un huaso colchagüino, hijo natural y vendedor de pájaros con el alma de anarquista; otros personajes masculinos importantes son Copérnico, el tontito de la oficina, Emeterio Antonio Vera Sierralta (hay que citar  el nombre completito) y otros. Todos entrañables. Y en medio de este caos surgirá el amor de Rosalindo por Jordania y de Lucila por Rosaura.

Rosalino del Valle se baja del Longino en Desolación con una carta para Lucila Godoy (nadie bajaba en Desolación, la salitrera que ni siquiera tenía un orfeón de músicosAquella estación trascendental donde estaba el único pozo de agua de aquella zona resquebrajada por el calor de siglos; ahí la locomotora se reabastecía para continuar su viaje por esos páramos penitenciales…). Desde que  baja del tren, es seguido por los vigilantes del administrador porque su venida es precedida por una fama de agitador. Este pajarero es un tipo con historia con un pasado ligado a la lucha social, él conoció a Luis Emilio Recabarren, un luchador social tildado de « agitador » por los empresarios. Este pajarero con alma de anarquista va a azuzar a los pampinos para que se rebelen del yugo del patrón que los explota como bestias. Además el patrón de Desolación, « el gringo », es un homosexual reprimido que se solaza en una cabaña que tiene para estos efectos y con hombres que le procura su cruel capataz, el inefable Emeterio Antonio Vera Sierralta. La esposa del administrador lo sabe o intuye porque la « pobre gringa » se ahoga en el alcohol. En las salitreras el tema de la homosexualidad era tabú.

Lucila Godoy recibirá una carta insurgente que le envían los sindicalistas de la capital y organizará en la oficina un movimiento de protesta femenino. Las cinco mujeres protagonistas de la novela son de armas tomar y se inspiran de un personaje real : la feminista española Belén de Sárraga quién llegó al norte de Chile en 1913, invitada por el sindicalista Recabarren para dar charlas a las mujeres con el propósito de que lucharan por sus derechos. El interés de nuestro protagonista Rosalino del Valle por apoyar el Movimiento Obrero venía de 1907 cuando estalló la gran huelga de la pampa que terminó con las masacres obreras de Santa María y de San Gregorio (con más de 300 muertos…); Rosalino con el negocio de reventa de sus pajaritos doblaba las ganancias porque con el dinero de la venta  compraba té de hoja al por mayor, en provenencia directa de Ceylán, comprado por los ingleses que eran muchos en la pampa (los pampinos andaban a manotones con los piojos, pero se daban el gusto de beber el mejor té del mundo...). Por el precio de un pajarito vendido, Rosalino compraba 2 kilos de té de hoja que vendía el doble en Santiago.

Las mujeres de Desolación organizarán una velada filarmónica a la cual Rosalino debía participar con un número de canto, pero él no llegará porque los vigilantes le darán una paliza dejándolo por muerto. Esto será el origen de una protesta sin precedente por parte de las mujeres de la oficina que se organizarán como nunca antes se había visto por esos lares.

Una preciosa novela de la pampa chilena, narrada como siempre en el estilo tan personal y llano del poeta-escritor Hernán Rivera Letelier.

EL VENDEDOR DE PÁJAROS, Alfaguara 2014,  ISBN 978-956-347-729-0

Une réflexion sur “El vendedor de pájaros de Hernán Rivera Letelier

  1. Como no contagiarse de un comentario tan entusiasta ………….sobretodo para alguién como yo a quién encantan la Historia y Las Costumbres de la diversidad humana especialmente las del CONO SUR . GRACIAS chilenita por hacernos conocer tu país a traves un autor talentoso .

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s