Borneo de Oliverio Coelho

Afficher l'image d'origineOliverio Coelho es un escritor y crítico argentino (Buenos Aires 1977), señalado por la Revista Granta (UK) en 2010 como uno de los mejores jóvenes escritores  de habla hispana (siete argentinos  sobre los 22 seleccionados !); el escritor ya tiene más de 10 novelas y posee un par de blogs con comentarios cortos, por ejemplo conejillodeindias.blogspot.com. Es la distinción de la revista Granta que indujo mi curiosidad por leerlo y también el hecho que Granta reconoció al chileno Alejandro Zambra  que descubrí por ese medio; otro escritor joven que también aporta algo novedoso con su estilo narrativo .

Borneo (2004)  es la novela central de una trilogía futurista ( el tercer libro de Coelho y el primero a ser traducido al francés), trilogía iniciada con Los invertebrales (2003) y cerrada con Promesas naturales (2006). Borneo es una distopía, es decir, una visión societal enferma, anómala, perversa. Por ese lado no es un tema que me interese, encontrando que la sociedad en que vivimos cada día alcanza por momentos la triste semejanza con un mundo distópico.

Pero después de la lectura de esta corta novela que es Borneo (141 páginas) debo reconocer que Coelho aporta también algo nuevo en la manera de tratar la construcción narrativa, el idioma, o sea, la escritura, aunque nada nuevo con el tratamiento de sus personajes ni con la trama. El libro se lee bien, pero deja helado porque roda una cierta perversión en todos los estratos, una perversión insidiosa y que escapa a lo racional. Un mundo bastante más hostil que el nuestro.

Durante toda la lectura pensé en la película que acaban de estrenar « The lobster » de Yórgos Lánthimos, un film británico-griego que obtuvo el Premio del Jurado en el último festival de Cannes : una distopía horrorosa donde hay un mundo en que los seres no tienen derecho a estar solos so pena de transformarse en un animal de elección. Hay una gran violencia en esa película hacia el ente humano, con una sátira soterrada hacia el amor y el matrimonio, que la encontré perversa y malsana. Vaya premio ! Así va el mundo.

Volviendo a Borneo (¿por qué la habrá llamado Borneo?), es la historia de Ornello Balestro quien vive en un mundo amenazado por las mutaciones (los gatos tienen alas, los perros tienen una pata central delantera…). Quizás estas mutaciones son provocadas por un Estado perverso e intruso que obliga a los entes a pasar cada diez años un SMO o un Servicio Médico Obligatorio, donde los someten a exámenes extraños que provocan anomalías más que sanaciones. En ese mundo las mujeres son bastante raritas, pueden ser muy peligrosas o son en general travestis que actúan como mujeres;  las verdaderas fámulas que llaman « sinceras », deben esconderse. El SMO sirve para decidir si el ente es o no apto a vivir en sociedad. El SMO de Ornello Ballesto sirve de detonador para aumentar la tensión dramática de la historia. Volverse sospechoso para el Estado era cuestión de traspasar un límite. Es decir, crearlo. Los ideólogos sabían que si el Estado no actuaba en el  momento justo, en cuánto el primer límite había sido infringido, las transgresiones posteriores se exponenciaban, se volvían populares y moralmente redituables, y el hombre, lógicamente, tocaba el descanso de la libertad. De modo que, dedujo Ornello, llegar a la libertad exigía, como condición mínima, ocultar el deseo de libertad…

El párrafo dedicado a las mujeres es muy divertido. Ornello Ballestro busca a una mujer cómplice, a una « sincera ». No es fácil, imagínense. Las mujeres pueden traicionar el amor, pero nunca,  al revés de los espejos, a un hombre. Además carecían de saña y estaban eximidas del SMO, por lo cual podían señalar su afección sin involucrar la propia. Sin embargo en una elección de semejante naturaleza, donde la propuesta sanguinaria quedaba suspendida en favor del argumento sentimental, el daño que la amada propagaba con el tiempo, en especial en casos de abandono, era más extenso, elástico, una suerte de viudez alegórica. En la vida de un hombre cada mujer cicatriz se vuelve incontrolable y retorna, como un zumbido enloquecedor o como un arbitrario dado, en los sitios más ridículos…Súbitamente, entonces, la viudez masculina se transforma en causa, y llega otro amor, otra mujer atraída por el zumbido que resta en uno de la otra. Se trataba, sin duda, de un mecanismo natural que él no había tenido la voluntad de activar. Bastaba una sola mujer para que llegaran luego, a lo largo de su vida, todas las necesarias.

Es un mundo inquietante donde no convenía permanecer en la calle al anochecer. Se habían escuchado historias tenebrosas sobre  negligentes raptados que eran vendidos a traficantes de órganos o mercaderes de la ciencia, y luego eran utilizados en pruebas de laboratorio.

Es un mundo donde la gastronomía es aceite de marmota, lomito de antílope, bolas de rinoceronte, próstata de castor, esfínteres de foca, licorosos tímpanos de elefante con lengüita de avestruz o sopa de alas de gato…Mmmm puras delicias.

Una lectura diferente y sorprendente, bien escrita y que denota una gran imaginación.

BORNEO, El Cuenco de Plata 2004,  ISBN 978-21615-0-X

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s