La isla de Róbinson de Arturo Uslar Pietri

Afficher l'image d'origineArturo Uslar-Pietri fue un gran intelectual venezolano (Caracas 1906-2001) : abogado, periodista, escritor, poeta, político; recibió dos veces el Premio Nacional de Literatura, la segunda vez justamente por La isla de Róbinson (1981). Es el creador de la novela histórica moderna en Hispanoamérica y también se le atribuye  la paternidad del término real maravilloso, tan idiosincrásico y americano.

La novela La isla de Róbinson es un monumento que conlleva un proceso de búsqueda de más de 50 años; es una novela histórica moderna, pero también una novela de viaje ( la Independencia se convierte para Simón Rodríguez en un viaje interminable que acaba con su muerte) y una novela de aprendizaje, en la medida que asistimos al proceso de formación educativa de Simón Rodríguez et de Bolívar.  Es una obra muy bien escrita, con un lenguaje de una extraordinaria riqueza,  en un estilo bastante ameno,  con una temporalidad en el relato que no es lineal lo que puede dar una impresión de fuerte onirismo por momentos .

El libro nos retraza la vida de Simón Rodríguez, un niño expósito que llegó a ser el maestro bienamado de Simón Bolívar, un hombre fuera de lo común :  ideólogo, soñador, activista, intelectual, forjador de mentes, precursor y al mismo tiempo un ser paradójico, solitario, estrafalario, irreverente y un poco loco, pero un loco genial. Uslar Pietri se interesa al drama humano de Simón Rodríguez, su condición de niño expósito, su soledad permanente, su travesía tormentosa, su carácter agrio, su imagen de « viejo extravagante ».Página 298 el maestro se define « Tiene Usted razón, soy contradictorio. Yo he querido hacer de la tierra un paraíso para todos, la convierto en un infierno para mi. Pero ¿qué quiere Usted? La libertad me es más querida que el bienestar ».

El personaje gustaba llamarse Simón Róbinson con respecto al náufrago Robinson Crusoe. Para Douglas Bohórquez (letrado venezolano) el término isla remite al concepto renacentista de la utopía (la utopía de Tomás Moro) y también al Robinson Crusoe de Daniel Defoe. La isla de Róbinson es varios libros en uno solo : diálogo filosófico, educativo, biografía de Simón Rodríguez y de Simón  Bolívar, historia de la Independencia americana y la revelación de una lectura apasionada del Emilio de JJ Rousseau que ilumina y desmitifica : p.13 : Emilio lo llevó a Róbinson. Por más de veinte años dejó de llamarse Rodríguez y se llamó Róbinson. Fue entonces cuando descubrió la isla. Cuando se metió en ella para no salir más nunca. La isla de soledad donde sólo llegaban los naufragios. Había que volver a aprender, como aprendió Róbinson, a vivir solo y a valerse de sus propios medios. Hacerlo todo para no depender de nadie. Con restos de naufragio. Lo poco que podía salvarse de su vieja vida, de las engañosas formas, de los saberes inútiles, para llegar al hombre puro que estaba enterrado dentro de él.

El destino de Simón Rodríguez fue extraordinario porque a pesar de sus oscuros orígenes el hombre vivió más de 20 años en Europa, en la Europa de la Revolución francesa y del Consulado, viajando  incansablemente (España, Francia, Alemania, Suiza, Austria, Italia, Rusia, Inglaterra), sin arraigarse en ninguna parte, aprendiendo idiomas, frecuentando personas de gran valor intelectual. Su gran tema fue la enseñanza de los niños, a los que se debía educar casi desde la cuna y pensaba que si la Revolución francesa había fracasado era porque no le habian dado a la enseñanza el lugar que le correspondía porque no supieron organizar una nueva sociedad para la República. La vieja sociedad retornó disfrazada. :… »cambiar el gobierno pero no cambiar las costumbres. Ese es el error de las revoluciones. Cambian las leyes pero no tocan la escuela. Tiempo perdido ». « Enseñen y tendrán quien sepa, eduquen y tendrán quien haga. Enseñar a trabajar, a vivir en sociedad, a producir ». « El hombre no es ignorante porque es pobre, sino al contrario ».

El maestro formó al niño Bolívar y compartió con él años de errancia formadora a través de Europa cuando el joven Simón de escasos 20 años llegó al viejo continente para olvidar sus penas tras el deceso en Caracas de su joven esposa a menos de un año de casados. Simón Bolívar llevó en Paris una vida de dandi que buscaba con frenesía en los salones parisinos un olvido, una nueva partida. Y el hombre volvió a Caracas con un ímpetu de reformas tal, que empezaron a hablar mal del « zambo » que quería darles patria después de tres siglos de usurpación y de violencia; después que el Libertador luchara por la Independencia de Sudamérica, empezaron a abandonarlo y criticarlo masivamente. El final de Bolívar fue triste y bochornoso, tuvo que huir y esconderse, estaba enfermo y paradoja, murió antes que su querido maestro.

Simón Rodríguez vivió más de 80 años, tuvo una vida errante y desgraciada, siempre apremiado por la falta de medios para desarrollar sus ideas que eran múltiples. Su vida íntima fue caótica; se casó en Caracas pero dejó abandonada a su mujer; enseguida vivió amancebado con diferentes mujeres en sus lugares de errancia. Las mujeres fueron para él meros instrumentos de su cotidianedad, nunca compañeras, nunca sus iguales,  probablemente que sus orígenes oscuros influyeron en esto. Lo interesante con el trabajo de Uslar Pietri es que en vez de idealizar el personaje real tras la apariencia del personaje ficticio, en la novela desidealiza al hombre limpiándolo de los falsos afeites con que lo ha cubierto la ideología oficial (cf Alexis Márquez Rodríguez)

Al momento de morir Róbinson Rodríguez dejó un bello poema a un amigo : « Adiós amigo ! / Deseo a Usted como para mí / salud para que no sienta que vive / distracción para que no piense en lo que es / y muerte repentina / para que no tenga el dolor / de despedirse de lo que ama / y de si mismo para siempre ».

El realismo de esta gran novela histórica de Arturo Uslar Pietri se apoya con la inserción de documentos de intertextualidad como cartas, noticias y reseñas periodísticas, fragmentos de libros que aparecen incorporados al texto novelesco, algunos figuran íntegros, otros son solo partes.

LA ISLA DE RÓBINSON, Biblioteca de Bolsillo 1983,  ISBN 84-322-3020-0

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s