El turno del escriba de Graciela Montes y Ema Wolf

Graciela Montes (1947) y Ema Wolf (1948) son dos escritoras bonaerenses, conocidas por libros de literatura infantil. Además G. Montes es editora y traductora y  E. Wolf es periodista. No menos de cinco años de búsqueda (aunque no exclusivos) fueron necesarios para escribir esta novela donde cada una escribía un capítulo y lo sometía a la crítica de la otra; al mismo tiempo que hubo muchas correcciones en conjunto y a voz alta.

 El resultado de todo ésto es El turno del escriba, novela ganadora del Premio Alfaguara 2005, una novela histórica alrededor de un personaje que realmente existió: el escriba y amanuense pisano Messer Rustichello quién escribió, casi bajo la forma de dictado,  los miles de folios que relataban el fabuloso viaje del navegante y mercader veneciano Marco Polo. El relato acaece en los años 1298 y 1299, a fines del siglo XIII cuando el escriba y el navegante compartieron cautividad en Génova, sea en el Palazzo del Mare, sea en la prisión de Malapaga. Messer Rustichello fue tomado prisionero después de la batalla de Meloria y Marco Polo después de la batalla de Curzola. Era ésta la época de las grandes repúblicas marineras de Amalfi, Pisa, Génova, Venecia, Marsella y Barcelona. Hubo otros Polo navegantes, Marco siendo el más joven, los otros fueron Maffeo y Niccolò. Francamente creo que el premio se lo merecen por el trabajo de búsqueda efectuado más que por el resultado de esta novela densa y poco accesible para el lector despistado que busca solaz.

Aunque este libro pudo haber resultado de lectura apasionante de por el tema y la época, me resultó una lectura agobiadoramente aburrida. Los dos personajes principales son de una magnitud indiscutible, pero ambos me resultaron mal descriptos, caricaturales, destinados a representar el rol asignado por la Historia, pero sin ninguna profundidad humana. Por momentos tenía la llana impresión que las escritoras se habían hecho listas de palabras y citaciones que debían insertar en el texto para hacerlo creíble y/o interesante, pero que  a mi me pareció  desangelado, pesado y redundante . El lado simpático es que de vez en cuando hay una buena dosis de humor que hace llevadera la soporífica lectura donde no ocurre nada fuera de una verborrea incesante y que resulta hasta hueca por lo pesada. Fue necesario leer hasta la página 115 ! para entender el meollo del asunto y encajar con la narración.

Un ejemplo página 147: Polo era el dueño del camino animado de misterios, pero él, el escriba, era el encargado de iluminarlo. Luz, a él le tocaba encabezar la marcha portando la luz que adviertiera sobre los pantanos y agujeros del terreno señalando en todo momento el mejor sitio donde poner los pies. Sería un esfuerzo de adiestramiento discreto y metódico, algunas cosas escaparían forzosamente a su control, ya lo había comprobado, pero estaba seguro de que acertaría a guiar la caravana con pericia. Ante todo se prohibió dormitar, no fuera que en medio del discurso surgiera algo sustancioso y él se lo perdiera. También la apetitosa nuez se presentaba envuelta en áspera corteza. Rustichello le explicó al veneciano que si bien él, en lo personal, no desdeñaba ningún dato por insignificante que fuera, que todos los tenía por necesarios, había que considerar que los reyes cristianos nunca andarían en mula por ciertos lugares, de modo que si en Caragián el agua era poca o mucha a ellos les daba lo mismo. Lo que querían saber era en qué sitios había topacios, calcedonia, rubíes, especias olorosas, piedras capaces de curar la lepra, hombres con cuernos, dónde habitaban los bárbaros hostiles y dónde los amistosos, los bautizados y los idólatras, escuchar historias, deleitarse con noticias de milagros y estremecerse con la relación de pecados horrendos.

EL TURNO DEL ESCRIBA, Alfaguara 2005,  ISBN 978-04-0098-1

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s