El encanto de un vals de Selma Lagerlöf

Selma Lagerlöf es una escritora sueca,  feminista convencida (Värmland 1858-1940); fue la primera mujer que obtuvo el Premio Nobel en 1909 y la primera mujer elegida a la Academia Sueca en 1914.  Selma Lagerlöf fue profesora de clase primaria, pero abandonó la enseñanza en 1895 tras sus primeros sucesos como escritora.  Existe un Premio literario sueco Selma Lagerlöf que se distribuye anualmente.

La escritora vivió su infancia en una vasta propiedad llamada Märbacka  en la provincia de Dalecarlia (Värmland),  donde su padre era administrador; desgraciadamente esta propiedad salió a la venta por subasta en 1888 y la escritora se juró de comprarla en cuanto pudiera, lo que hizo en 1904.

Es una escritora de género fantástico y también de género que hoy en día se califica como « fantasy ». Su estilo narrativo tiende a difuminar los límites entre el sueño y la realidad en una fantasía que mezcla lo sobrenatural con la crítica social. Sus cuentos son una fusión inteligente entre los cuentos de hadas escandinavos y los relatos sobrenaturales victorianos. Su obra baña en las leyendas y la historia de su terruño, el Värmland, una provincia excéntrica, lejana y aislada de las metrópolis culturales europeas. La clase alta estaba reducida a contentarse con sus propios talentos: escuchar música y tocar instrumentos, improvisar rimas, leer en alta voz durante las veladas y por sobre todo, contar cuentos y leyendas tradicionales de las clases populares.

Sus obras exaltan el espíritu nacionalista sueco y están asimiladas al Nationalromantik ( una manera particular de practicar el idioma, la etnia, la cultura, la religión y las costumbres nacionales). Esto constituye un eje central en el arte y las filosofías políticas heredadas de la Ilustración que van a redefinir el mapa de Europa y conducir a lo que se llama la auto-determinación de entidades nacionales.

« El encanto de un vals » (« Le violon du fou » en francés) se publicó en 1899. es un cuento de apenas 100 páginas que debe de conllevar muchos recuerdos de la escritora porque el relato transcurre en la propiedad de Munkyttan (que recuerda la propiedad de Märbacka de los Lagerlöf), donde la familia de Gunnar Hede, el último heredero, está a punto de perderla por mala gestión. El problema es que Gunnar Hede solo piensa en tocar su violín y no en estudiar. El chico se volverá loco y se transformará en un vagabundo, vendedor ambulante, del cual todos se ríen. En sus peregrinaciones conocerá a una pareja de titiriteros que han acogido a una pobre huerfanita, Ingrid,  que llevan de un lado para otro hasta que la ubican  a los 13 años en un presbiterio para que ayude a la mujer del vicario. Pero con el tiempo la niña se  transformará en un ente soñador y fantasioso, lo que incomoda a su familia adoptiva. A los 19 años Ingrid caerá muy enferma y la darán por muerta,   enterrarándola viva. El pobre loco Gunnar Hede que pasaba por el cementerio escuchará ruidos y descubrirá a Ingrid aletargada en el ataúd. Por casualidad la sirvienta del vicario tiene una hermana que trabaja en la propiedad en ruinas de los Hede, porque la señora Hede de Munkyttan espera siempre a su hijo y reza para que recupere la cordura.  A Ingrid la instalarán en Munkyttan y le pedirán ayuda afectiva para que Gunnar recupere su cordura.

Habrá acciones y contra- acciones que otorgan dinamismo al texto al mismo tiempo que relatan con minucia la vida en las mansiones o en las chozas de los pobres de esta vasta y desolada región de la Suecia que se llama el Värmland. El final es feliz, un cuento de hadas.

Encontré una similitud entre este cuento, publicado en Santiago de Chile en 1934 por la Editorial Ercilla y el cuento de la escritora chilena María Luisa Bombal, « La amortajada » publicado en 1938. Es vox populi que la infancia de ML Bombal fue acunada por los relatos de autores nórdicos que María Luisa conocía  muy bien. En « El encanto de un vals » están todos los elementos fantásticos que se le atribuyen a Selma Lagerlöf y entre ellos, es cuestión de una amortajada que no es otra que la pobre Ingrid cuando se la entierra viva ( en el cuento de Bombal la muerta ve y escucha a los vivos, pero está realmente muerta), también es cuestión de naturaleza en ambos cuentos, con la diferencia que en el relato de Bombal la tierra, la pachamama, tiene un gran rol protagónico. Con Selma Lagerlöf la naturaleza es solo un elemento decorativo y regional :… »el gran mutismo de la naturaleza le dió la impresión de que andaba a tientas para encontrar el camino en los laberintos del bosque »...(pg 78).Ambas escritoras, con un siglo de distancia tienen una narrativa muy parecida, siendo la narrativa de Bombal aún más pertinente en lo fantástico y bastante más sensual (con un fuerte erotismo soterrado).

« El encanto de un vals » es un cuento interesante, diferente, de una autora reconocida y que me fue enviado desde muy lejos, en español, de parte de una persona a quien tengo en gran estima y consideración.

EL ENCANTO DE UN VALS, Ediciones Ercilla (La Novela Rosa) 1934

Une réflexion sur “El encanto de un vals de Selma Lagerlöf

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s