Loreto de Fernando Ampuero

PostLoretoLeePorGustoFernando Ampuero del Bosque es un periodista y escritor peruano (Lima 1949). Se le conoce por la publicación de una trilogía callejera de Lima cuyo primer tomo fue Caramelo verde. Al autor le gusta definirse ante todo como cuentista y le gusta la novela corta porque es una condensación . Al autor le interesa la ferocidad humana, el lado peligroso de la vida y el « espíritu » del mundo marginal a partir de su sentido del orgullo y de cierta dignidad.

Loreto es una excelente novela corta alusiva al jirón de Loreto, un barrio bravo del Callao, el principal puerto del Perú, barrio donde imperan las pandillas, pero que podría ser un arquetipo de los bajos fondos de los tiempos modernos con historias de droga, de armas, de prostitución, de guerras entre pandillas, de luchas de control entre las mafias.

Esta novela corta podría ser una novela de aprendizaje en negativo donde cierta juventud descarriada sobrevive aplicando una violencia inaudita en una lucha por marcar territorios. Es una verdadera jungla urbana donde personajes  hampones se devoran entre ellos.

Loreto nos cuenta la historia de la pandilla del barrio donde Chito es el leader y donde Silverio conocerá a Laurita, la hermana de Chito, una hembra vedada al deseo de los muchachos de Loreto….Con veinte años, avispado y calculador, Chito ya era un capo de los negocios, pero sobre todo un buen estratega. También él, como Silverio, había cambiado. Chito, ahora era robusto y, mal que bien, controlaba sus malas pulgas, aunque mantenía una furia que congelaba la sangre. En su alma, que era una guarida hedionda, tronaban olas de odio y de paranoia, que lo hacían capaz de cualquier cosa por el resguardo de unos palmos de terreno, de unas calles miserables, del barrio de toda su vida

Laurita y Silverio vivirán su historia hormonal y pasional, supeditados a la vigilancia de Chito y no escaparán a su destino, a ese destino anclado en el barrio...Por las noches, las calles lucen mejor; las tinieblas encubren la fealdad. Hay algunas ventanas que se recortan en los muros con luces azulinas y parpadeantes, de grandes televisores y pantallas con cable e internet: la modernidad enchufada a la miseria. Y hay, además, los faroles de las esquinas que iluminan débilmente a grupos de muchachos. En Loreto sobrevive la esquina, esa ágora habitada por patas bravos, esa asamblea insigne de la pendejada, esa flor y nata de los rufianes que, entre el tintinear de botellas y las rizadas volutas de humo de cigarros, afianza su rencoroso orgullo.

¿ Por qué las confrontaciones? ¿ Por alguna recompensa? La única recompensa, aparte de la plata fácil, era una sensación de dignidad y suficiencia, o una satisfacción de vivir bajo reglas propias.

Tenemos una narrativa fuerte, directa que baña en un realismo vertiginoso, venenoso y atrapante, fatal. El narrador  no censura ni propone sanciones ni juicios de valor hacia sus personajes,  quizás siente fascinación por ellos.

LORETO, Planeta 2014,  ISBN  978-612-4230-14-1

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s