El dinero del diablo de Pedro Ángel Palou

Pedro Ángel Palou es un escritor mexicano (Puebla 1966), autor de novelas, ensayos y crónicas históricas; es también columnista de varios diarios y revistas. Estudió Lingüística y Literatura Hispánica, obteniendo una maestría en Ciencias del Lenguaje y un doctorado en Ciencias Sociales.

Ha recibido numerosos premios, entre ellos ha sido finalista del prestigioso premio Rómulo Gallegos 2003 con Malheridos y esta novela,  El dinero del diablo fue finalista del premio Planeta Casa de América 2007.

Palou pertenece a la llamada Generación del Crack mexicana, junto con Jorge Volpi (cinco veces reseñado en este blog), Ignacio Padilla, Eloy Urroz, Ricardo Chávez Castañeda y Vicente Herrasti.  Se trata de un grupo de literatos mexicanos coetáneos de fines del siglo XX que estaban en ruptura con el post boom latinoamericano y que fundaron este grupo en 1996 con un manifiesto  y una novela cada uno,   arrasando con la literatura mexicana « fácil » y tendiendo hacia un cosmopolitismo y sofisticación, como dijo en su día, de manera elegante, la escritora mexicana Elena Poniatowska. Va aquí un enlace para leer el muy divertido e irónico artículo de la Sra. Poniatowska sobre el Crack en el diario La Jornada ,  que pueden leer para refocilarse :

http://www.jornada.unam.mx/2003/06/26/03aa1cul.php?origen=index.html&fly=1

Este grupito del crack tenía las cosas bien claras porque el manifiesto común proclamaba : tendencia hacia una literatura compleja, de mayor exigencia formal, estructural y cultural ; narrativa fuera del espacio y tiempo mexicanos ; experimentos lingüísticos aventurados con novelas polifónicas o totales y como decía el mismo Pedro Ángel Palou, « a la ligereza de lo desechable y de lo efímero, las novelas oponen la multiplicidad de las voces, la creación de mundos autónomos ».

El dinero del diablo es un thriller ambientado nada menos que en el Vaticano,  en medio de los arcanos de la Santa Sede. Haremos el conocimiento del Padre Ignacio Gonzaga, un bello y probo jesuita español que ha prestado dotes de sabueso en otros casos delictuosos y que la Santa Sede llama a prestar ayuda urgente. Un joven jesuita cuya fe estaba aun intacta. Una fe ciertamente heterodoxa, como la de todo jesuita : mezcla de devoción por Ignacio de Loyola, excesivo respeto por la propia inteligencia y confianza irrestricta (=ilimitada, en mexicano) en la sabiduría divina. Porque se trata nada menos que de investigar unos asesinatos próximos al Santo Padre y que podrían involucrar a la Orden Negra, una secta temible, en realidad una mafia,  que surgió en el siglo XVII y que podría estar aun vigente.

Ignacio Gonzaga que trabaja en el Medio Oriente, se hará ayudar por su amiga israelí, Shoval Revach quien es además de una mujer estupenda, una experta forense. Investigarán el caso accediendo a los archivos secretos papales y poco a poco sabrán que los asesinatos en ristra, están relacionados con el futuro asesinato del Papa Pío XI por el futuro Papa Pío XII. Ni más ni menos. El futuro Papa Pío XII quiso eliminar al viejo y achacoso Papa Pío XI porque este último había entendido la maldad que estaba cometiendo Adolf Hitler en Alemania, primero con los católicos y luego con los judíos. El Papa Pío XII quería mantener la colaboración con Hitler porque éste había inundado el Vaticano de oro y dinero ( el famoso impuesto a la religión obligatorio que pagan los alemanes y que iba a parar directamente a las arcas vaticanas ). Porque en la alta curia vaticana hay un dicho : « tu muerte es mi vida » y en los pasillos de la Ciudad Santa, por llamarla con dulzura, la zancadilla es un deporte infantil. Al llegar a la adolescencia, el prelado ha aprendido los caminos más subrepticios para llegar al poder (página 67).

Nuestro jesuita se comporta como un super agente 007, con casa en Cerdeña, desplazamiento en yate, hoteles de lujo,  whisky on the rocks, cenas románticas y otras costumbres plebeyas, porque como dice el propio Gonzaga página 18, « en un mundo moralmente corrompido, hay que aprender a vivir con cierta decencia » [ yo diría en un mundo corrupto, suena mejor, no?]. El sumo del colmo es que nuestro bello y probo jesuita se enamora de su ayudante y amiga  Shoval, al punto de querer colgar la sotana, pero en último momento el conspicuo jesuita se da cuenta que la bella Shoval es un agente del Mossad y que solo se ha servido de él porque los israelitas  aspiran a impedir la canonización del malévolo Pío XII. Shoval no solamente es tan bella y deseable que   provoca la secularización de Ignacio Gonzaga, sino que es culta y divertida. Ella le cuenta a Ignacio un chistecito bastante bueno que va aqui : Qué dijeron los cinco judíos más célebres de la Historia ? El primero, Moisés, dijo: »Todo es ley » ; el segundo, Jesús, dijo : « Todo es amor »; el tercero, Marx, dijo: « Todo es dinero »; el cuarto, Freud, dijo: « Todo es sexo » y el quinto, Einstein, dijo: « Todo es relativo ».

No hay problema, el escritor Palou cumplió con su manifiesto del Crack : tenemos una intriga cosmopolita y sofisticada al máximo, rayana en un episodio a la James Bond y además su estilo es ameno, ágil y engancha.

El título del libro es evidente, el dinero del diablo es el dinero que recolectó la Santa Sede tras haber pactado con Mussolini para ciertos negocios favorables al Vaticano y haber aceptado las prebendas del gobierno de Hitler.

EL DINERO DEL DIABLO, Planeta AEI 2009,  ISBN 978-607-07-0144-3

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s