Mentiras aceptadas de José María Guelbenzu

 

Crítico literario y escritor español (Madrid 1944), con estudios de Derecho y de Dirección de Empresas,  conocido por la serie de novelas policíacas con la juez Mariana de Marco ( 6 novelas por el momento entre 2001 y 2012) que él firma como JM Guelbenzu. Son novelas policíacas muy literarias con alta verosimilitud. Ha sido varias veces premiado. Es un autor que hace parte de la llamada generación de 1968, un grupo de creadores que ha pasado de la rebeldía y el inconformismo al llamado desencanto. Es un autor de elevada complejidad técnica porque busca nuevas maneras de narrar. Escribe también artículos para el periódico El País.

Le he leído otros tres libros a Guelbenzu : El río de la luna, Premio de la Crítica 1981, libro que encontré excelente, bien escrito, con una historia apasionante e interesante; la primera parte del libro me costó entenderla, pero la entendí al final del libro, la segunda parte corresponde a la infancia del protagonista con su vida familiar y nacional; la tercera parte es la vida adulta del protagonista vista por sus mujeres, pero sobre todo pretexto para contar la pasión fatal que lo unió a Teresa, una mujer costarricense que lo lleva hasta la muerte; la luna es el hilo conductor de la novela. La tierra prometida de 1991 es un libro que no me gustó nada; es el reencuentro de dos amigos de universidad que evocan muchos recuerdos, pero que tienen dificultades para aceptar un presente; uno de ellos,  Gomez, es un borracho y el otro es un inconformista que se aburre entre su mujer y su hija. El amor verdadero de 2010 es un libro que me sedujo completamente, libro lleno de filosofía sobre la pareja, la vida, los amigos, el amor con un fondo histórico de España entre 1950 y 2004; es un libro que sigue a La tierra prometida, pero es muy superior, una oda al amor compartido. Encontré una citación que me encantó: » Nos juramos amor eterno, pero el amor se murió, y nosotros seguimos viviendo ».

Mentiras aceptadas en una espesa novela de más de 400 páginas, con un título estupendo. El relato transcurre en 2005, durante lo que se llamó en España «  la cultura del pelotazo« : de la especulación inmobiliaria y del dinero fácil proveniente de las soberbias subvenciones de la Comunidad europea, años de enriquecimiento desvergonzado, de corrupción, de ascensos fulgurantes y de « mentiras aceptadas ».Esta cultura del pelotazo ha causado daños porque España es un país de pícaros y de listos. El país vivió un espejismo y se emborrachó de éxito.

Es una novela coral a la cual la sobreabundancia de personajes me costó unas 100 páginas de lectura hasta  que pude enrielarme con la trama, pero  al cabo de las 100 páginas me sentí muy a gusto y encontré que el tema era  interesante, con reflexiones sociales y una gran sicología para tratar algunos temas como el amor, la educación de los hijos, la familia, etc. Su tratamiento en capítulos cortos es también bastante  agradable; por otro lado el texto está escrito con caracteres tan pequeños, que se necesita buena luz  para leer sin cansancio.

Decíamos que el libro transcurre en 2005 y el protagonista es Gabriel Cuneo, un exitoso guionista, divorciado de Isabel, una bella y atractiva mujer madura, consciente de su encanto, arribista dispuesta a pagar « el precio que haga falta » con tal de trepar en la escala social. Gabriel tuvo un hijo con Isabel, hoy en día un preadolescente y  Gabriel se cuestiona sobre el futuro de su hijo en esta sociedad que ha perdido todo sentido moral, todo esfuerzo, toda independencia para cimentar un futuro. Tenemos una excelente confrontación entre 2 formas antagónicas de entender la vida: aquella que prescinde de todo escrúpulo moral (Isabel) y aquella que confía en valores como la honestidad (Gabriel).

Gabriel tiene 50 años y desea sencillez en su vida, una vida demasiado trajinada por vaivenes y desencuentros y rutina y cansancio y medias verdades e ingrata zozobra. Gabriel está inquieto por el futuro de su hijo y página 427 asistimos a su cuestionamiento interno: ¿Cómo hacer,  hijo mío, para enseñarte a vivir sin falsedad ni ocultamiento? ¿Cómo explicarte que en este mundo comido por las mentiras aceptadas: la desvergüenza, el engaño, el descaro, el latrocinio y la incivilidad es posible intentar llevar una vida digna? ¿Cómo ayudarte a eludir esta enfermedad de nuestro tiempo que es la inmoralidad pública? Temo hacer de ti un infeliz o un tonto y esto último no es lo peor pues en esa condición, al menos, no te afectaría tanto la corrupción de las almas que nos rodea. Si la lucidez solo va a servirte para hacerte desgraciado y yo mismo estoy medio perdido ¿con qué derecho pretendo inculcarte valores sobre cuyo incumplimiento cierro los ojos a menudo?

El libro está escrito con humor ácido y los nombres de los personajes son originales: Justo Paleta, el escritor de novelas negras, Mario Pescador, el periodista corrupto, Perfecto Alambre,  el millonario con las manos sucias, etc. Dice Guelbenzu que los nombres son absurdos para que el lector salga de la novela y se cuestione sobre lo que está leyendo. El entorno de estos personajes es de lo más variopinto y encontramos todos los estereotipos vigentes  en la sociedad española de 2005: perdedores, ganadores, entrañables y despreciables. Página 218 Guelbenzu escribe Dónde estaban los héroes, las ilusiones e, incluso, las nieves de antaño? Todo andaba manga por hombro, los delincuentes triunfaban, los mentirosos eran creídos, la aparente riqueza del país había condenado la solidaridad al olvido y la vida social era una carrera para trepar y subir a costa de quien fuera, el exhibicionismo y la impudicia colocaban bajo los focos de la fama a ejemplos de inutilidad e ignorancia manifiesta, la inmoralidad se consideraba un medio natural de medro, los políticos habían dejado de pensar por si mismos y solo pensaban lo que les decían las encuestas, la bronca cotidiana se había revelado como una eficaz arma de destrucción del adversario, la mentira repetida se convertía en verdad y los fines justificaban los medios.

Hay muy buenas páginas en este libro y aprecio especialmente la buena sicología de Guelbenzu para ahondar los temas de la pareja, de la familia y de las relaciones sentimentales en esta España tan convulsionada desde la crisis de 2008.

 

MENTIRAS ACEPTADAS, Nuevos Tiempos Siruela 2013,  ISBN 978-84-15803-44-7

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s