¿Por qué prohibieron el circo? de Mempo Giardinelli

Mempo GiardinelliEscritor y periodista argentino (Resistencia 1947),  oriundo de la región del Chaco (norte de Argentina) región a menudo incluida en sus escritos. Autor de novelas, ensayos y libros de cuentos; su obra ha sido traducida a más de 20 idiomas.

Lo descubrí con su libro Santo oficio de la memoria que me deslumbró: es una novela  que recibió  el Premio Rómulo Gallegos 1993 a la unanimidad y que fue distinguida por la revista colombiana Semana entre las 100 mejores novelas en lengua castellana de los últimos 25 años: el libro fue reseñado en este blog en enero 2012.  También fue reseñada su estupenda novela Visitas después de hora en junio del 2012 y Final de novela en Patagonia, otra novela galardonada, esta vez con el Premio Grandes Viajeros 2000 y que también encontré interesante, entretenida y fuertemente evocadora de recuerdos personales.

¿Por qué prohibieron el circo? es su primera novela, escrita a los 21 años durante su servicio militar en 1976 con el título inicial de Toño tuerto rey de los ciegos. Esta primera edición fue requisada y quemada junto con otros libros de la editorial Losada por la primera junta militar, por lo que Giardinelli y toda su familia tuvieron que exiliarse en Mexico entre 1976 y 1983. La novela tenía dos cosas subersivas para la junta militar: la descripción de las miserias de los indios del Chaco y la idealización de un personaje comunista: Enrique Rojo, que además tiene un perro llamado Perón-Perón puesto que el intendente del pueblo lo obliga a cambiarle el nombre de Estalin que tenía antes. Enrique Rojo se burla asi del populismo ingenuo.

En esta primera novela de Giardinelli,  que transcurre en « el impenetrable » chaqueño, o sea, el norte del Chaco, uno de los sectores más pobres de Argentina, el autor nos habla de postergaciones, injusticias, acontecimientos sociales que desembocan en cruentos afrontamientos. Es una novela de corte social con un final abierto.

El tema: Un nuevo maestro, Antonio Oroño, apodado Toño,  llega al pueblo Colonia Perdida, un pueblo aislado que constituye un universo cerrado, para ocupar el cargo de maestro . Es un hombre en mal de existencia que no tiene claro lo que quiere en la vida. Su grado de instrucción lo hace comprender rápidamente que en el pueblo reinan las injusticias sociales más horrorosas y poco a poco se va alienar a los caciques del pueblo y se acercará a Enrique Rojo, el comunista del lugar y a los pobres explotados. En otros términos, les inculca ideas  de inconformidad y de huelga ante las injusticias. Todo terminará mal aunque el final del libro es abierto: Giardinelli nos deja sentados en una butaca con el escenario bien planteado y cada cual se pasa la película que quiere.

No me gustó la novela. Es primera vez que no me gusta un libro de Giardinelli.

¿ Por qué? Porque el uso de un lenguaje coloquial me resultó pesado, entorpeció mi lectura, me distrajo de significaciones más importantes. También encontré que los flash backs incesantes entre los diversos personajes y sus historias,  de párrafo en párrafo, hacían la lectura enrevesada, lectura que necesita una gran concentración.

Reconozco a Giardinelli un talento inmejorable en la descripción de sus personajes, con una enjundia sabrosa que los hace hiperreales, a veces con una nota cómica y muy adecuada. Página 54 nos describe un hachero del lugar…el viejo sólo hablaba en respuesta a preguntas concretas, y sabía ser explícito economizando palabras. El resto del tiempo se encerraba en un silencio amplio como el de las tardes tristes. Se había quedado solo por  esas cosas que pasan: un poco por su mal genio y su egoïsmo con las mujeres; otro poco por temperamento; fundamentalmente porque la vida era así y a él no le importaba mayormente lo que no entendía con claridad. Para él lo único cierto era que el monte imponía sus reglas y era inútil oponerse. La opción era tomar la vida que ese  mundo ofrecía, o dejarse morir

Me recordó esta historia, otras historias; una de Soriano en No habrá más penas ni olvidos con el ajuste de cuentas a la manera de un western en el pueblo de Colonia Vela (aunque aquí por razones políticas) y otra historia de Clorinda Matto de Turner en Aves sin nido, otra una novela social como la de Giardinelli .    Noté también el uso de nombres masculinos estrambóticos en ese pueblo del Chaco, llamado Colonia Perdida, como por ejemplo Sandalio, Quirurgo, Floro, Gerunflo…¿serán costumbres del norte argentino?.

La explicación del título del libro la tenemos página 77 cuando sabemos que llegó el Circo Haggemberg a Colonia Perdida y que luego de una semana  de borrachera y jolgorio  entre el intendente Jacinto Portal y una prostituta paraguaya, ésta última « olvidó » en el pueblo a su crío Enrique,  de 3 años  al que le pusieron Enrique Portal. Este Enrique Portal se llamará más tarde Enrique Rojo porque se volverá comunista y abrirá en el pueblo el Bar El Jardín . Entonces el intendente Portal prohibió que volvieran los circos a Colonia Perdida con sus prostitutas y toda esa jarana perturbadora de la gente.

 

¿ POR QUÉ.., Edhasa 2013,  ISBN 978-987-628-282-6

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s