La última niebla de María Luisa Bombal

cuando habla la balaMaría Luisa Bombal es una escritora chilena de primera plana (Viña del Mar 1910-Santiago 1980) injustamente poco conocida y que nos dejó una obra reducida aunque intensa, precursora en todo el ámbito hispanoamericano. Su vida privada fue trepidante y ésto le valió no sólo el exilio de Chile (Argentina y EEUU), sino que una franca reticencia a concederle el Premio Nacional de Literatura que se merecía con creces porque sus libros descollan  de lo que se practicaba en literatura en aquellos años.

Quisiera rendirle aquí  un modesto, pero profundo homenaje recalcando la inmensidad de su aporte en la literatura hispanoamericana y dedicándole a través del tiempo, esta reseña con sentimiento.

María Luisa Bombal tuvo una excelente preparación. Durante su infancia recibió la influencia de escritores nórdicos como Goethe, Andersen, los hermanos Grimm , y sobre todo el noruego  Knut Hamsun con su novela Victoria;  todos estos autores le fueron traducidos directamente del alemán al español por su madre. Luego cursó estudios secundarios en Paris, en excelentes colegios para luego ingresar a La Sorbona y seguir estudios universitarios que culminaron con una tesis sobre la obra de Prosper Merimée. Se codeó  en el Paris de aquel entonces con los surrealistas,  un movimiento en búsqueda de la consciencia, que bucea el consciente en permanencia. El método de los surrealistas practicaba  la escritura automática que utiliza los estados entre vigilia y sueño, algo que resalta de manera patente en la escritura de ML Bombal. La escritora también estudió música (violín) y teatro.

En su larga estadía fuera de Chile (30 años entre Buenos Aires y EEUU) frecuentó a intelectuales de primera plana: Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Victoria y Silvina Ocampo, Federico García Lorca, Luigi Pirandello, Alfonsina Storni, José Ortega y Gasset, Norah Lange y tantos otros.

En literatura hispano-americana fue una gran innovadora, una precursora del realismo fantástico, una de las primeras exponentes de la novela contemporánea latinoamericana, con una técnica que ha sido comparada con la de la inglesa Virginia Woolf y con la del estadounidense William Faulkner. Además, su segunda novela La amortajada de 1938 ha sido señalada como un antecedente de Pedro Páramo, la novela faro de Juan Rulfo.

Justamente Bombal y Rulfo indicaron el trazo pionero del llamado « realismo mágico » que marca el nacimiento de toda una Escuela y que ha  de tener en el hoy recién fallecido (17/04/2014) Gabriel García Márquez su más claro exponente ( quien reconoció la influencia de las lecturas de ML Bombal). La última niebla es vista de ordinario como la obra que señala con nitidez el momento de cambio en la estructura de la novela contemporánea de América: una nueva manera de escribir, con algo de surrealismo y a la vez senda de escape para los impulsos del subconsciente. Ubican los críticos el año 1935 como el momento en que se inicia propiamente nuestra literatura contemporánea: la estructura de la novela mágica, entonces, comienza con Bombal  y finaliza con Rulfo en 1955 cuando aparece Pedro Páramo.

Los recursos estilísticos de la escritora son de una gran riqueza; abundan las figuras de retórica tales que epíforas, anáforas, sinédocques, oximorones y polisíndetones. (Gracias Sonia por tu pertinente colaboración en materia de figuras de retórica). Este dominio de la lengua demuestra su regia preparación y es de notar que ningún « chilenismo » aparece en sus escritos.

Los estudios de género reconocen en esta escritora una primera expresión de problemáticas como las relaciones entre el hombre y la mujer y los papeles asignados a la mujer dentro de la sociedad; la temática de María Luisa Bombal fue muy adelantada a su tiempo y se la puede conectar con la novela de vanguardia (el monólogo interior, el contrapunto temporal y espacial, el perspectivismo, la estructura abierta y la configuración de una realidad poética y ambigua).

Las heroínas románticas de ML Bombal se internan en la espesura de la vegetación. En el marco de la naturaleza encuentran la libertad que les niegan los fríos caserones que albergan una vida llena de hastío, incomprensión y soledad y las condena a vivir sin amor, razón última de su existencia. La protagonista de La última niebla se interna en el ámbito natural buscando en la soledad la armonía con el cosmos.

A su renovación técnica y estilística, que contribuyó a desterrar el criollismo en Chile, se suma la expresión de una problemática típicamente femenina. En el período comprendido entre 1930-1950 que destaca dentro de la literatura chilena y que se concreta en la obra de ML Bombal con las frustraciones de la existencia femenina en una sociedad que limita el desarrollo de su personalidad. Los temas claves que presentan sus novelas se concentran en la búsqueda solitaria del amor, la fusión con el mundo natural y la muerte.

Nos dejó una obra literaria escasa, pero intensa con dos novelas La última niebla (1934) y La amortajada (1938);  varios cuentos:  El árbol, La historia de Maria Griselda, Las islas nuevas, Lo secreto, Trenza (inspirado en otra viñamarina trágica:  Blanca Errázuriz)y unas crónicas poéticas « Mar,cielo y tierra », »Washington,ciudad de las ardillas » y « La maja y el ruiseñor ».

Pertenece a la llamada generación Neorrealista  de 1942 ( o de 1938), primera generación chilena anti-naturalista que surgía contra la narrativa criollista anterior. La obra da María Luisa Bombal está marcada por la intensidad, el arrebato y la pasión. Los motivos centrales en su obra son el abandono, la ruina de los afectos y el amor esquivo.( Las claves de ésto están en la vida privada de la escritora, en su primum movens consciente o inconsciente, en sus vivencias más íntimas, en su desequilibrio emocional).

Se le concedieron de por vida premios menores si se considera el impacto literario de la obra que nos dejó: Premio Municipal de novela por La última niebla en 1942, Premio Academia por el buen uso del castellano en 1976, Libro de Oro por La Historia de María Griselda y el Premio Joaquín Edwards Bello 1978 otorgado a los valores literarios de la V región chilena, su región (=Valparaíso).

La última niebla fue escrita y publicada en Buenos Aires por primera vez en 1934 por la editorial Colombo ( y reeditada en 1935 por Victoria Ocampo en « Sur »), después que M.L. Bombal la escribiera en parte en la cocina del departamento de Pablo Neruda en calle Corrientes  que la albergaba en ese momento , al mismo tiempo que el vate escribía Residencia en la tierra. El escritor Jorge Edwards dijo un día… »en María Luisa Bombal hay una  especie de apropiación del lenguaje de Residencia en la tierra de Neruda, llevado a la prosa ».

La última niebla es una novela corta de unas 30 páginas donde el deseo y la imaginación están en relación inextricable y se fortalecen: el deseo crea la imágen y la imágen alienta al deseo: de esta relación nace una novela perfecta. Las imágenes tienen un papel importante en el juego narrativo y están graduadas. Todo forma parte de una sinestesia que da relieve al relato, de manera que hay un enlace profundo entre la naturaleza y el ser humano.

El argumento de la novela es el siguiente: la narradora- protagonista no tiene nombre, está casada desde hace poco con un primo que la conoce de toda la vida y que ha enviudado hace  poco;  él  sigue enamorado de su primera mujer a la cual considera como perfecta. En este contexto de tedio y desamor, la protagonista- narradora será testigo visual del adulterio de su cuñada Regina, casada con el hermano de su marido.  En este ambiente tan frío,  la protagonista hará de su cuñada Regina el espejo catalizador en el cual ella se mirará para crearse un mundo de pasión. El paralelo entre la protagonista- narradora y Regina se mantendrá a lo largo de la novela: la realidad es Regina y su amante, realidad vivida fuera de nuestra mirada, pero que se recrea en la imaginación. Así, nuestra protagonista  cree vivir una aventura de una noche con un hombre que le brinda pasión en una ciudad cerca de su residencia y en medio de la niebla. La niebla es un elemento omnipresente en la novela, la niebla  juega un papel de nexo entre la realidad y lo onírico, pero confunde también el ensueño y la realidad, llegándose a transmutar el elemento níbleo en soledad infinita, esencialmente femenina. La niebla como elemento atmosférico y utilizada en varios otros sentidos envuelve las páginas; la frontera entre la vida y la muerte aparece borrada por la niebla. [En una entrevista ML Bombal dijo que la niebla significaba para ella el SILENCIO que acalla ese mundo de dolores de la vida cotidiana para dejar escuchar ese canto escondido cuidadosamente en nuestro mundo interior].  El recuerdo de esa noche de amor inventada le servirá para soportar sus días tediosos junto a su marido y su rutina de heroina romántica. La novela tiene una dimensión erótica muy fuerte con una consciencia femenina de una sexualidad pobre que es pura frustración y represión. Hay una búsqueda de la pasión amorosa y de una sexualidad de apariencia desinhibida, mostrando el conflicto entre la moral establecida y la demanda exaltada de la vivencia del amor. La protagonista se sumerge en el estanque para vivir la experiencia erótica de su propio cuerpo en fusión con la naturaleza, afirmando un espacio de libertad al margen de la moralidad sexual establecida y sublimando el deseo amoroso no consumido.

LA HISTERIA EN « LA ÚLTIMA NIEBLA« : la narración de la novela a la primera persona, con una Narradora que no tiene nombre, es una perspectiva femenina que surge de lo más hondo de la protagonista y libera la historia del tono moral (directo o indirecto). La protagonista corresponde a un tipo desde el punto de vista de Georg Lucáks (Problemas del realismo); la protagonista presenta un síntoma leve « conversivo » de histeria. Cuando ella se enferma dice … »mi dolor de estos últimos días, ese dolor lancinante como una quemadura, se ha convertido en una dulce tristeza que me trae a los labios una tristeza cansada ». La Narradora la encontramos ya casada sin amor con un primo viudo, Daniel. No sabemos nada de la infancia de la Narradora, ni se menciona a sus padres aunque los recuerdos de la Narradora están ligados a un hospital, al dolor, a la enfermedad y en última instancia a la muerte. Daniel se casa con ella para no estar solo y ella acepta el matrimonio para salvarse de la soltería. El adulterio de la Narradora se fraguará en su fantasía que es una compensación ideal frente a la hostilidad e insatisfacción de la realidad. En la Narradora esta ensoñación no será momentánea sino que durará años. Toda actividad cotidiana la molesta porque la distrae de sus estados imaginarios. La construcción fantasiosa es tan real que el lector, por momentos, cree en su existencia. Esta ambivalencia en el plano narrativo demuestra la calidad y originalidad de María Luisa Bombal. En « La última niebla » el amante es auténticamente una elaboración fantástica que procura a la Narradora una serie de placeres que si no se pueden dar en la vida real, se construyen en una realidad alternativa donde se salva la personalidad del caos autodestructivo.

La obra de María Luisa Bombal se adentra en la condición femenina para resaltar su radical soledad ante la racionalidad masculina, empleando técnicas narrativas innovantes que profundizan la psicología de sus personajes y se alejan del realismo.

La escritora re -escribió, a pedido de los norteamericanos, una versión más larga de La última niebla en los años en que residía en Hollywood, pero la re- escribió directamente en inglés bajo el título de House of mist, libro que le fue pagado una suma importante para la época :125 000 dólares. La película debió ser rodada por John Huston con Lauren Bacall y Humphrey Bogart, pero la « caza de brujas » de 1947 hizo abortar todos los proyectos. Leí esta novela « alargada » y sentí que la magia no operaba. Hay que recordar que MLB escribió La última niebla en plena crisis sentimental y que 15 años separan los dos libros: se sabe que el  tiempo cura las heridas o por lo menos, las hace más llevaderas.

Existe una primera película « María Luisa en la niebla » de 1999 dirigida por Leo Kocking para la TVchilena que mezcla pasajes de la vida de la escritora con esta novela:

Otra película más reciente es « Bombal » del 2012 de Marcelo Ferrari con la actriz Blanca Lewin en el rol de ML Bombal, una película más orientada sobre la vida sexual de la escritora que sobre la obra literaria. La  calidad estética e interpretativa son admirables en la película:Afficher l'image d'origine

 

 

Un lindo homenaje a la escritora fue rendido por escritores.cl en un video (7min 50) :

 

LA ULTIMA NIEBLA, in Obras Completas Editorial Andrés Bello 1996,  ISBN 84-95407-17-5

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s