La furia de Evita de Marcos Aguinis

Capture d’écran 2014-02-07 à 10.03.05

Escritor argentino (Córdoba 1935) de novelas, ensayos y textos periodísticos,  con varias cuerdas a su arco: médico, psicoanalista, perito en arte e historia, pianista. Publica desde 1963 con varios premios a su haber, entre ellos el Planeta 1970 con La cruz invertida con el cual se destacó por ser el primer latinoamericano que ganó el Planeta,  premio mejor dotado económicamente de España.

Le he leído varios libros: La cruz invertida el cual me pareció poco claro, bastante místico, que cruza la vida de varias personas con un final pesimista donde el idealismo es aplastado por el poder; La pasión según Carmela del 2008, buen libro a mi parecer y que narra la huída desde Cuba de una pareja de revolucionarios: él Ignacio, argentino amigo del Che Guevara y ella, Carmela, neurocirujana. Ignacio huirá en un bote y ella gracias a  la intervención de Gabriel García Márquez, el final es escalofriante; La gesta del marrano de 1991 un libro histórico magnífico que retrata la saga de judíos conversos portugueses que huirán de la Inquisición hacia Madrid, luego al Nuevo Mundo, en particular al Virreinato del Perú en el siglo XVII; la novela cuenta la historia de Francisco Maldonado da Silva, un médico judío que huirá de la Santa Inquisición sin lograr huir de su destino. Grandioso.

La furia de Evita,  es una biografía novelada o novela biográfica donde Aguinis combina a la perfección la literatura con la historia; aquí aparecen personajes reales de la historia argentina; es otro  libro más sobre la historia de  Eva Duarte de Perón,  este mito de los argentinos, la mujer más popular del siglo XX en República Argentina,  pero esta vez el escritor-narrador se pone en la piel narrativa de Evita y es ella quien cuenta su historia a la primera persona. El eje conductor es el viaje de tres meses que ella realizó en 1947 hacia Europa en representación de su marido, donde la recibieron con los honores de una reina, sobre todo en España porque la España de entonces salía hambrienta de una guerra civil y la carne y los cereales de los argentinos les permitió salir de la hambruna más negra. Marcos Aguinis habla de la furia con la que Eva Duarte de Perón se refiere a su propia vida, a su pasado de mujer pobre, a sus vejaciones y privaciones, a su ascenso en política al lado del General y luego a su enfermedad galopante en la cumbre de su belleza y poder ( 33 años). Todo este pasado de privaciones y de malnutrición , pero también este desgaste interno y permanente que ella sentía por considerarse una advenediza, la llevó a un desgaste físico con la consecuente baja fulminante de sus defensas  y el cáncer uterino que se la llevó rápidamente. Esto permite apreciar las complejidades y claroscuros de su vida, muerte y trascendencia. Esta furia, Evita la sublimó en acción política.

Evita dijo un día:… »algunos aseguran que mi suerte fue dirigida por las desgracias; !qué esquemáticas son esas versiones ! !qué falta de imaginación ! ».

El libro se articula a través del viaje apoteósico de Evita en 1947 ( que Aguinis llama apoteótico, que es otra manera de decir lo mismo) de tres meses por Europa, alternando con recuerdos personales de su vida desde la triste infancia hasta su muerte en medio de la vorágine política; este viaje es el núcleo equidistante de la trama narrativa y temporal del libro. Evita supo sacar provecho a su rol  de esposa y de compañera del dictador, dirigiéndose directamente a las masas populares con un lenguaje adecuado y directo, ella intuyó que poco importa lo que dice el discurso político, sino la manera de decir las cosas, directamente al corazón de las masas. La gente puede olvidar las palabras, pero no el tono. Eva Perón es el carisma para dirigirse a las clases proletarias. Sin Evita el peronismo no habría tenido un ingrediente de « paraíso perdido ». Se dice que el peronismo inauguró la corrupción en Argentina porque le dio al pueblo a manos llenas sin exigir de su parte una contra partida , un esfuerzo, un acto meritorio; dicho en otras palabras fue un derroche de demagogia. Las conquistas sociales ya no eran recibidas por el pueblo como el producto de una revolución, sino como el regalo de un coronel. En pocos años Perón había conseguido más adhesión que los anarquistas, radicales, socialistas y comunistas juntos. Estos le daban matraca a la lengua y hacían votar leyes, pero jamás consiguieron algo importante por falta de poder. En cambio Perón, sin diputados ni senadores ni consejeros inútiles, pero con los militares detrás, congeló los alquileres, aumentó los salarios, creó sistemas de ayuda social, estableció tribunales de trabajo solidarios con los humildes y lanzó el estatuto del Peón que otorgaba derechos a los hombres del campo: salario mínimo, vacaciones pagas, indemnización por despido y reposo dominical (pg 161).

En cuanto a Evita, su acción logró el sufragio femenino, la igualdad jurídica en el matrimonio y la patria potestad, la relación con los trabajadores y sindicatos. Creó el Partido Peronista Femenino en 1949, la Fundación Eva Perón en 1948 con fuerte contenido populista: actividades sociales, construcción de hospitales, asilos, escuelas, colonias de vacaciones, otorgamiento de becas estudiantiles, ayudas para la vivienda y promoción de la mujer en general.

Uno de los primeros criminales de guerra que llegaron a la Argentina fue Jacques Mahieu, un colaboracionista francés condenado a muerte que intimó con Perón y le escribió textos doctrinarios que establecieron las bases del justicialismo. Quizás en esa época había ceguera y se tanteaban malos caminos; se ignoraban las mayores salvajadas de los nazis. La Argentina había sido neutral porque venía intoxicándose con ideas fascistas desde los años 20. Recién declaró la guerra al Eje 5 semanas antes de la rendición alemana. Trajo nazis porque todas las potencias triunfadoras disputaban sus avances científicos y empezaba la Guerra Fría. Pero a la Argentina no vinieron los científicos, sino los criminales (pg 154).

El libro no aporta nada nuevo con respecto a la leyenda de Eva Duarte de Perón porque su vida detallada es cosa  pública, pero es un libro que logra interesar y que  sobrecoge cuando se lee el destino de esta mujer que surgió desde muy abajo y que llegó a tener un eco político casi tan grande como el del dictador, su marido. Ella supo conquistar a los desvalidos o « descamisados » porque le recordaban sus propios orígenes y supo por intuición femenina e inteligencia, dirigirse al pueblo argentino.

LA FURIA DE EVITA, Sudamericana 2013,  ISBN 978-950-07-4189-7

Une réflexion sur “La furia de Evita de Marcos Aguinis

  1. Te recomiendo leer  » Santa Evita » (1995) de Tomás Eloy Martinez, una novela histórica ficcionada sobre la desaparición y la transhumancia del cadáver de María Eva Duarte de Perón.
    La novela argentina con 10 000 000 de ejemplares vendidos y traducida a más de 30 idiomas…

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s