Los hombres mojados no temen la lluvia de Juan Madrid

Juan Madrid (Málaga 1947) es un escritor, periodista, guionista de cine y TV, que ejerce actualmente la docencia (cine y TV) en varios países : Francia, Cuba, Italia, Argentina y España por supuesto. Es famoso por sus novelas negras protagonizadas por Toni Romano (pero esta novela negra no pertenece al ciclo de Romano). El autor tiene una vasta bibliografía con más de 40 títulos, y ha sido traducido a más de 16 idiomas ; algunos títulos han sido llevados al cine.

Juan Madrid es considerado como uno de los máximos exponentes de la nueva novela negra o urbana europea ; el escritor plantea que la novela desde el siglo XVII es un género urbano y la novela llamada negra, es urbana por antonomasia.

La maldad es uno de los temas recurrentes en la obra de Madrid, con la capacidad de enmascaramiento, de mentira sistemática que posee la ciudad actual. Con el escritor Juan Madrid se viaja por la geografía suburbial de un Madrid poblado de seres marginales sin futuro ni historia a los que la pobreza y la falta de posibilidades condicionan y llevan directamente a los crímenes cada día.

Esta novela, Los hombres mojados no temen la lluvia (¡ qué título tan estupendo, sugerente y poético !) describe la España profunda ; fue premiada con el Premio Quiñones 2012. El título , nos explica el autor, surgió de expresiones en argot talegario (=argot penitenciario), porque un « mojado » es alguien que acepta su destino, pero también es un hombre marcado por la Policía.

Es una novela que no me ha gustado en absoluto aunque es un modelo en su género. No me ha gustado porque transcurre en un mundo tan corrupto y podrido que me hace pensar en una decadencia irremisible de la sociedad madrileña descrita en la novela. Me produce asco.

Inútil evocar la trama porque es un encadenamiento de situaciones mafiosas, en los bajos fondos, donde imperan los abogados comprometidos de todas las maneras posibles y donde reina el hampa. Absolutamente nadie se salva.

« La sociedad se había refeudalizado. Los ricos tenían cada vez más miedo, se refugiaban en fortalezas rodeados de guardianes. Hacía tiempo que habían abandonado el centro de las ciudades, se resguardaban en sus nuevos castillos junto a lacayos y policías privadas. Desconfiaban de la protección que les brindaba el Estado que habían fundado a finales del siglo XVIII. Ya no creían que los jueces, el derecho, el ejército que ellos mismos habían creado pudieran librarles del peligro de la revolución. Del miedo a la plebe. Esa plebe siempre acechante. » (pg 201)

Uno de los protagonistas es un tal Delforo, escritor de novelas y amigo del abogado Liberto Ruano, el protagonista de la novela.  Juan Madrid pone en la boca de  Delforo informaciones sobre lo que debe ser el medio editorial madrileño y los premios literarios. Nada sano.  A Delforo le habían dado 50 000 euros por una novela sobre abogados que aún no había finalizado, pero ya había cobrado el dinero. Página 84 se lee…nunca me he presentado a un premio. He preferido que me dieran el dinero del premio como adelanto- se quedó pensativo-. Bueno excepto en un par de premios de novelas de aventuras, en ese género tan despreciado no dan adelantos. ¿y sabes una cosa? Ya no vendo como antes, no puedo vivir de los derechos de autor. Además, los adelantos que me ofrecen las editoriales por novela han bajado un sesenta por ciento o más.  No he tenido más remedio que aceptar el chanchullo del premio. Y algunas páginas más adelante, página 179 exactamente, Delforo dice a Ruano:…¿Sabes? La editorial me ha rechazado los cien folios que les envié de la novela para el premio. Dicen que no es comercial…, dios santo, que no es comercial. Me quedo fuera del premio…, me han jodido. Ahora las novelas no son ni buenas ni malas. Son comerciales o no. Hace tiempo que la literatura se ha convertido en una mercancía ¿Vende o no vende? Esa es la cuestión.

Lo bueno de la novela es su lado metaliterario, con referencias a otras obras y a otros autores, su lado didáctico donde el autor explica  cosas y por ende logra interesarnos, pero es una obra horripilante por la calidad de los personajes evocados, casi todos degenerados y decadentes. Ha sido una experiencia leer un libro de este autor y saber exactamente de qué se trata. La etiqueta de novela negra le cuadra a la perfección.

LOS HOMBRES MOJADOS NO TEMEN LA LLUVIA, Alianza Literaria 2013,   978-84-206-7514-5

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s