Misión olvido de María Dueñas

María Dueñas nació en Puertollano, Ciudad Real, en 1964; vive hoy en día en Cartagena (España).  Es doctora en Filología inglesa y profesa en la Universidad de Murcia. En 2009 logró un enorme  éxito de ventas con su primera novela El tiempo  entre  costuras    ( L’espionne de Tanger en francés) donde mezcla la novela histórica con un poco de espionaje: se  vendió más de un millón de copias en España, transformándose en un verdadero tsunami literario: fue el libro más leído en España en 2012 con traducción  a más de 27 idiomas ; pronto se hará una serie para la TV, que será difundida en 2013. A mi me gustó mucho el libro porque se deja leer muy bien y conlleva varios ingredientes: aventura, historia (principios de la guerra civil española en el protectorado marroquí), personajes audaces , ternura y glamour, aunque encontré que el final estaba un poco trunco.

Este segundo libro de Dueñas,  de unas  500 páginas, es un reto para todo escritor que ha tenido un éxito avasallador con una primera publicación porque se le espera y sin querer-queriendo, se le presiona. Pero el libro me gustó, la   escritora confirma un real talento para contar historias. También me interesó leer (aunque muy de paso) sobre las misiones de franciscanos en California porque en ese estado norteamericano vive un hijo, inmerso en esa Historia y en ese clima tan agradable.

Es la historia de Blanca Perea, española,  profesora de pedagogía lingüistica en España y quien, tras haber sido abandonada por su marido después de 25 años de matrimonio, busca manera de escapar al shock emocional huyendo de una rutina insoportable y acepta una beca en la Universidad de Santa Cecilia (ficticia) para ordenar los papeles que dejó Andrés Fontana, profesor español radicado en esta Universidad, fallecido en un accidente de automóvil en 1969.  El profesor Fontana se interesó por el rol que jugaron los franciscanos españoles en el establecimiento de las misiones católicas destinadas a convertir a los aborígenes locales, así como también se interesó a los españoles que huyeron la guerra civil española, instalándose  en California. El rol de Blanca, investigadora visitante, será la recuperación de la memoria de Andrés Fontana; la memoria enterrada de un hombre olvidado.

Fueron unos cuantos monjes franciscanos españoles, movidos por una fe de hierro y una ciega lealtad a su rey que empezaron la exploración y colonización de la aún entonces tierra  salvaje de California en la segunda mitad del siglo XVIII, hombres legendarios empujados por una fuerza que los llevó a perseguir sus objetivos con determinación: el resultado fue la cadena de 21 misiones que formaron el Camino Real a lo largo de toda California, levantadas en nombre de su patria y de su Dios. Su propósito era cristianizar a la población nativa y hacerles entrar en la civilización. En el sur comenzaron en 1769  con San Diego de Alcalá y acabaron en el norte con San Francisco Solano, conocida popularmente como la misión Sonoma, fundada en 1823 por el padre Altimira, joven franciscano catalán, casi recién instalado en la Alta California:  fue el final de una cadena instaurada por los franciscanos españoles en su epopeya misionera; el último exponente del mítico Camino Real, esa ruta abierta por la que transitaron los frailes a lomos de mulas y a golpe de recias sandalias de cuero. La misión Sonoma está escoltada en la fachada por una campana de hierro fundido colgada de travesaños, el símbolo que recorría California de sur a norte anunciando milla a milla que por allí se asentaron aquellos hombres austeros en un pasado no tan lejano (pg 341) . Otras misiones fueron:   San Luis Rey, San Buenaventura, La Purísima, Santa Inés, La Soledad, Dolores de San Francisco…Son historias de frailes corajudos y de soldados violentos, de indios bautizados e indios rebeldes, de reyes ambiciosos, con expediciones en tierra ignota y una vieja España ansiosa por extender ad infinítum sus confines sin prever lo efímero de sus conquistas. El precio que pagó esta población indígena fue muy alto en forma de enfermedades, sometimiento y pérdida de identidad ( pg 487).

La misión Dolores de San Francisco estaba en una situación lamentable y el padre Altimira se propuso trasladarla a Sonoma, lo que fue rechazado por sus superiores. México acababa de obtener la independencia de España y las misiones tardarían poco en ser secularizadas, aunque los frailes se negaban a reconocer ningún gobierno que no fuera el de su rey español. El gobernador de California de esa época si aceptó la propuesta de Altimira para garantizar una presencia estable en esa zona frente a la amenaza de los rusos que habían obtenido , contra trueque, una gran extensión de tierras más al norte, junto al Pacífico. Pero una vez establecida la misón Sonoma contra vientos y mareas, al padre Altamira se le sublevaron los neófitos o indios nativos, saqueando y prendiendo fuego a la misión porque aunque buen gestor y administrador, nunca logró establecer una relación afectuosa con ellos.

Así, la secularización arrancó de mala manera; hasta la Alta CAlifornia se desplazaron los nuevos representantes militares de México con la intención de reconfigurar el orden social. De la noche a la mañana empezaron los conflictos entre bandas: entre los militares y los franciscanos, entre los militares y la población local no indígena ( los californios, de origen español). Desde México habían decidido  que el sistema de las misiones era un anacronismo y ordenado una secularización inmediata con el reparto de sus tierras entre los indios hispanizados y los nuevos colonos que decidieran asentarse en ellas. Esta breve República de California terminó con la guerra entre México y los EEUU de entonces con el Tratado de Guadalupe Hidalgo que cedió todo el norte de México, incluída California a los EEUU( pg 348).

Blanca logrará ordenar estos papeles, de gran valor y logrará también ordenar su vida y quizá vislumbrar una nueva partida sentimental con un profesor norteamericano, Daniel Carter, hispanista brillante. Es un himno a las segundas oportunidades y a la esperanza de que quizás lo mejor está aún por llegar.

MISIÓN OLVIDO, TH Novela 2012,  ISBN  978-84-9998-178-9

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s