El contenido del silencio de Lucía Etxebarria

Lucia Etxebarria

Lucía Etxebarria nació en Valencia en 1966: escritora, poeta, ensayista, guionista, panfletista, y autora muy controvertida. Estudió Filología inglesa y Periodismo. Su obra ha sido traducida a más de 20 idiomas.

Su obra prima es una biografía publicada en 1996,  su primera novela data de 1997, Amor,curiosidad, Prozac y dudas, obra que fue acusada de plagio por parte de la periodista y escritora norteamericana Elisabeth Wurtzel, autora de  Nación-Prozac.  También hubo otra acusación de plagio por parte del psicólogo Jorge Castelló en 2006 por su artículo del 2004, Dependencia emocional y violencia doméstica, arguyendo el psicólogo que Lucía Etxebarria había copiado párrafos enteros de su artículo. Y como si fuese poco,  la Revista Interviú la acusó de plagiar el libro Estación de invierno del poeta leonés Antonio Colinas en su libro del 2005, Ya no sufro por amor.

 Lucía Etxebarria ha declarado  que quiere cesar de escribir como una  protesta contra el pirataje de sus obras literarias en Internet, especialmente en tres países : España, Rusia y la China.

Pero no estamos aquí para vilipendiar a una autora consagrada y seguida por muchísimos lectores. Ha sido varias veces galardoneada con premios prestigiosos:  el Nadal en 1998 por Beatriz y los cuerpos celestes, el Primavera 2001 por De todo lo visible e invisible y nada menos que con el Planeta 2004 por Un milagro en equilibrio.

Le he leído dos panfletos de una rara pertinencia: uno contra el sistema de salud actual de los españoles con la gestión del servicio de urgencias médicas ( tan anómalo como el sistema francés, que es un verdadero via crucis para los usuarios) y un panfleto en contra de la Infanta Cristina de Borbón que es una verdadera obra de arte de insolencia y pertinencia. La señora Etxebarria tiene talento,  pero es un talento bastante mordaz provocador de respuestas de la  misma índole.

He leído varios libros suyos: Beatriz y los cuerpos celestes, novela hipermoderna que habla de  droga y de la dependencia que lleva fácilmente  a la delincuencia; es la historia de una chica que fue violentada sexualmente en su infancia y que se descubre lesbiana; su mejor amiga la induce a consumir drogas; es un libro duro y amargo. También le leí Un milagro en equilibrio que lleva buenas reflexiones sobre la maternidad, sobre las relaciones familiares y de pareja, sobre la vida y sobre la muerte. Lo encontré humano y justo y me hizo recapacitar sobre mi fobia hacia los Premios literarios. Y leí también Lo verdadero es un momento de lo falso, que no me gustó nada porque gira en torno a la droga y al sexo, en este mundo  falso y desangelado de los junkies, microcosmo neurótico, falso y cruel. Al menos en este libro encontré una linda citación de La Rochefoucauld: « por raro que sea el verdadero amor, lo es menos aún que la verdadera amistad ». 

El contenido del silencio, de más de 400 páginas, me resultó interesante,  bien escrito y mejor documentado, pero encontré que la autora alarga demasiado la trama y nos marea con sensaciones de los personajes respecto a sus vivencias y a su pasado. Las digresiones abundan y por momentos pesan;  tuve la misma sensación  con el libro de Javier Marías Los enamoramientos.

Este libro es un thriller basado en la manipulación y en las carencias afectivas. Es una ficción. Hay una indagación sagaz sobre el amor y la pérdida a través del amor. La novela abarca también el incesto y los amores sáficos, temas recurrentes con esta escritora.

Cordelia desaparece en Canarias, ella es la hermana de Gabriel, aunque los hermanos han perdido contacto durante más de diez años. Sin embargo Gabriel parte en pos de su hermana y se liga con Helena, una íntima amiga de su hermana, y se enamora de ella. Así, sabrá que su hermana fue captada por una secta en Canarias, la secta de Heidi, una de las tantas sectas que se han instalado en Canarias. En esta búsqueda de su hermana, Gabriel logra deshacerse de su pasado y reencontrarse a si mismo y asumir ciertas cosas.

Pretexto para darnos una versión de lo que puede ser una secta, de cómo atrapan a los incautos y les hacen un lavado de cerebro, con el propósito de adueñarse de los bienes materiales de la gente. Al parecer, Gran Canaria es la comunidad autónoma española con mayor presencia de sectas: unas 40 sectas con más o menos 10.000 adeptos.

La palabra silencio que lleva el título de la novela resurge varias veces en el relato porque en las sectas se practica la incomunicación, es decir, el silencio, para no fomentar empatías entre los adeptos ; página 307 Etxebarria escribe:…el tiempo de silencio, que abarcaba desde que nos íbamos a la cama hasta el día siguiente, después de la misa, se vivía todos los días de la semana, todos los días del mes, del año. No se debía hablar con nadie, a no ser que fuera una cuestón de vida o muerte. En vacaciones de Navidad o de Semana Santa íbamos al curso de retiro, en el que debíamos guardar silencio durante una semana, en una casa perdida en medio del campo, y en verano, al curso anual que duraba veinticinco días…

Lucía Etxebarria dice haberse inspirado en 2 historias reales : la de la Comuna El Cabrito bajo la sigla AAD en La Gomera, grupo liderado por el pintor austríaco Otto Muehl y la secta encabezada por Heidi Fittkau-Gaerthe, radicada en Tenerife, cuyos miembros planeaban un suicidio colectivo.

EL CONTENIDO DEL…, Autores Españoles e Iberoamericanos 2011(Planeta),ISBN  978-84-08-10478-0

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s