El navegante dormido de Abilio Estévez

 

Escritor cubano (La Habana 1954) de novelas, cuentos, obras de teatro y poemas. Dejó Cuba a los 46 años, se nacionalizó español y actualmente reside en Barcelona(tantos escritores  residen en Barcelona , La Meca Editorial en lengua hispánica?)

El navegante dormido de 2008 ( en francés  Le navigateur endormi) concluye la trilogía sobre Cuba iniciada en 1999 con Tuyo es el reino (Ce royaume t’appartient, Francia  2000), libro ganador del Premio de la Crítica cubana 1999 y premio del Mejor Libro Extranjero en Francia en 2000, libro  considerado como su mejor obra,  ( habrá que leerlo…). El segundo libro de la trilogía,  Los palacios distantes (Palais lointains) de 2002, fue seleccionado por La Vanguardia(=periódico barcelonés) como Libro del Año 2002.

El navegante dormido es un libro con un estilo especial, muy bien escrito, muy original. La prosa es a veces repetitiva y confiere un ritmo rayano en el oleaje marino, muy apropiado al escenario de la playa donde transcurre la ficción. La acción se ambienta en Cuba en el año 1977 que podría ser el período más tenebroso y ortodoxo de la revolución cubana de Fidel Castro. La ficción se articula alrededor de la familia Godínez , donde tres generaciones conviven en una casa de playa al oeste de La Habana. Esta casa de madera del Oregón, noble madera , es también un personaje de la novela porque la descripción de su decrepitud tiene correlación con la decrepitud de la isla y de sus habitantes. Página 368 leemos sobre la casa "el bungalow regresa al consumado bochorno de la madrugada interminable de este octubre amenazante, como todos los octubres (época de ciclones) .Es fuerte el olor de la casa dormida. El olor de los sueños, de las pesadillas, de los tomeguines (pájaros que colecciona el  Coronel Jardinero), de los gatos (que colecciona Andrea), de la mierda (diarrea sanguinolenta que afecta al tío Olivero), de las algas podridas, del salitre, de los peces vivos, de los muertos, de los mangles cortados, del carbón, del café, del sudor, de otras horas y días. Olor de las presencias, de las ausencias y de los náufragos, que comían pescado crudo y descompuesto, y de otras almas perdidas y sufridoras".Los personajes de la novela están atrincherados en la casa a la espera del huracán Katerina que asoló la isla, uno de los tantos huracanes que la isla recibe desde siempre. El huracán aislará a los personajes física y psicológicamente, pero estos personajes ya sufrieron de un siglo de esclavitud, de otros ciclones y de la presente dictadura.

Son muchos los personajes del libro y tuve que hacer un árbol genealógico con anotaciones sobre  papel para no perderme en las filiaciones. Las descripciones de los personajes por parte  de Estévez, por pinceladas e iteraciones, dejan una red entrañable de personalidades y singularidades, muy interesante y representativa de la idiosincracia de esa isla caribeña. Son un ramillete de cubanos anónimos que han perdido todo, excepto la memoria de una familia dividida y que espera impávida y temerosa, la llegada del huracán Katerina. Todos esperan sin esperanza.Todos desean reconstruir una normalidad perdida, un equilibrio. Muchos  están obsesos con el Norte, como le llaman a los Estados Unidos. Muchos partirán y no llegarán a ninguna parte. El relato, con personajes que van y vienen, me recuerda el texto de Rayuela de Cortázar, donde el escritor argentino utiliza el desorden como método y el orden se hace en la imaginación del lector.

La familia Godínez está compuesta por el Coronel Jardinero de 81 años , marido de Andrea. Ellos son padres de 3 hijas y un hijo:  Elisa, nacida en 1934, la única partidaria de la Revolución, actriz, hermana  de Serena que se suicidará por amor y de Amalia que partirá al Norte y se perderá para siempre . Serena tenía un hermano gemelo, Esteban que se perderá en el mar. Amalia dejó en la isla dos hijos, Valeria y Locuaz el Mudo; Valeria años más tarde residirá en el Norte y partirá en una búsqueda infructuosa de su madre.Mamina es una negra cuyo verdadero nombre era Maria de Megara Calcidonia, que huyendo de la guerra de los esclavos, fue rescatada por el gringo Reefy ( propietario de la casa de la playa) y por el mulato Juan Milagro, al que Mamina va a criar como un hijo. La negra tendrá un hijo del gringo Reefy que se llamará Vicenta de Paul.

El relato oscila entre realismo y onirismo, en un estilo muy especial que algunos comparan a Proust, me imagino que por la abundancia de detalles. Se nota que no han leído a Proust porque si Proust abunda en detalles y detalles, en Proust la acción es lenta. Se necesita leer 10 páginas para realizar que ha ocurrido algo. Aquí son a veces párrafos cortos que nos hacen pasar de una acción a otra, aunque sea de naturaleza onírica. La prosa abundante (376 páginas), conlleva bastante reflexión y los personajes citan a menudo frases de sabiduría popular, como por ejemplo "los problemas que no tienen solución no son problemas".O esta otra frase: "nacer en Cuba, así lo creía el Coronel, constituía la mayor prueba de la malevolencia de los dioses".

Las descripciones atmosféricas, tan inherentes a la isla, son muy buenas:…poco antes de un ciclón, los calores se hacen insoportables y mucho más húmedos. Del mar escapaba el acostumbrado hedor de los peces muertos. Como en aquella ensenada fea, o en aquel país (al que alguien se le ocurrió llamar Cuba), lo peor siempre parecía posible, los ciclones venían precedidos por lloviznas hirvientes como lumbres pequeñísimas, que golpeaban la piel y la quemaban. Jejenes y mosquitos se adueñaban aún más de la playa, intentando acaso aprovechar el último momento como si supieran que, cuando se levantaran las ráfagas de la violencia, también ellos serían arrasados (pg 24-25).

Libro muy diferente por su estilo a otras lecturas sobre esta isla, pero que deja una impresión muy vívida de lo que debe ocurrir en Cuba con sus gentes, sus costumbres, sus pesares, sus vivencias, sus sueños y sus pesadillas.

 

EL NAVEGANTE DORMIDO, Tusquets Editores 2008,  ISBN 978-84-8383-068-0

Franz et François de François Weyergans

Écrivain et réalisateur franco-belge (Bruxelles 1941), diplômé de l’IDHEC, membre de l’Académie française depuis 2009 au fauteuil 32 (fauteuil réputé "maudit", vacant pendant 8 ans, à la suite des décès de Maurice Rheims et d’Alain Robbe-Grillet et occupé auparavant par un suicidé, un plagiaire et un proscrit, ceci pour l’anecdote…). C’est tout un personnage que François Weyergans; les gens qui le connaissent disent qu’il a peu changé, possédant toujours une démarche  arachnéenne et son zézayage à la Françoise Sagan.

Franz et François est un livre que François Weyergans a écrit en hommage à son père, l’écrivain et critique littéraire belge Franz Weyergans, écrivain d’inspiration catholique aux antipodes de ce que ce fils prodigue écrira plus tard. Dans un livre de Franz Weyergans intitulé L’Enfance de mes enfants, on pouvait lire ces phrases prémonitoires: "Le père qui cède à l’amour possessif est perdu, il étouffera ses enfants sous sa présence, et son amour lui sera retourné en haine. C’est qu’il s’aime lui même en croyant aimer ses enfants. Les attentions, les cadeaux, l’aide, les conseils, c’est à lui même qu’il les adresse. Ses enfants sont en lui. Il les a dévorés".

C’est un très beau livre, très émouvant, très érudit sous des aspects de facilité, écrit par quelqu’un qui est passé maître dans l’art de la digression. Il y a dans ce livre d’innombrables passerelles vers d’autres livres, vers d’autres sujets comme le cinéma, des lieux, des personnes connues ou inconnues. Ce qui est sûr c’est que ce livre lui a coûté un énorme travail d’introspection. On le sent si écrasé par ce père tutélaire, érigé en véritable statue de Commandeur. On comprend la souffrance et l’effort  qui ont été nécessaires à François Weyergans pour émerger et affirmer une personnalité qui tienne la route, forcément en flagrante opposition avec celle du  père. Page 400 nous lisons ceci : Quand je n’étais pas d’accord, j’aurais dû lui répondre et lui tenir tête. Je ne l’avais jamais fait. Le contredire était impensable. Il m’avait imposé avec une telle violence sa vision du monde depuis ma naissance, et même depuis ma conception, que j’en avais perdu à tout jamais le goût, le désir, le pouvoir ou les moyens de l’affronter.

Vingt quatre années ont été nécessaires pour aboutir à ce livre qui est un cri d’amour envers ce père avec lequel le dialogue a été si difficile de son vivant, avec lequel les relations ont toujours été tendues, lui, le seul enfant mâle, probablement dépositaire de tous ses espoirs de continuité, d’obéissance, de soumission.

L’écrivain travestira à peine son nom de famille pour devenir François Weyergraf et coucher sur le papier toute sa souffrance en tant que fils de Franz Weyergraf, ayant eu du mal à s’assumer, après des années de psychanalyse et de chimiothérapie anti-dépressive. Un enfer. Il osera après tant d’années, enguirlander son père sur le papier pour son rigorisme, pour sa soumission à l’hypocrisie d’une époque et, en même temps, il essaiera d’expliquer à ce père,  à posteriori,  son inconséquence, l’aberrante logique de ses propres actes (cf Laurent Robert de l’Université de Liège, 2010).

Très bon livre, bien écrit, paraissant d’une grande sincérité.

 

FRANZ ET FRANÇOIS, Grasset et Fasquelle 1997, ISBN  2-246-47281-4

El fin de los buenos tiempos de Ignacio Martínez de Pisón

Escritor y guionista español (Zaragoza 1960) residente en Barcelona desde 1982. Se le considera un especialista del período español conocido como la Transición española (+/- años 1974-1982). Es  un autor que tiene como temática la familia, columna vertebral en su narrativa:…la familia es el terreno de la tragedia donde se producen muchas de las heridas. La familia es al tiempo un refugio y una cárcel. Es el lugar de donde quieres escapar, pero al que siempre quieres volver. La familia nos transmite actitudes, gestos que luego reproducimos y transmitimos a nuestros hijos (entrevista del autor).

Es éste el cuarto libro que reseño de Martínez de Pisón : El tiempo de las mujeres en mayo 2012, Carreteras secundarias en julio 2012 y Foto de familia en julio 2014. Los tres libros me encantaron.

Este libro incluye tres relatos de más o menos 50 páginas cada uno: Siempre hay un perro al acecho, El fin de los buenos tiempos y La ley de la gravedad.

Siempre hay un perro al acecho narra una concatenación de efectos alucinante: una joven pareja tiene una hija de 8 años que escapa a una grave enfermedad (¿leucemia?); el padre decide de partir en familia en un viaje de turismo hacia Lisboa dejando solo al perrito de la familia, objeto de adoración de la niña…Y los hechos se encadenan: el perrito "se suicida" de dolor, la niña recae en su enfermedad y muere reprochando a su padre la muerte del perro y la madre reprocha al padre la muerte de la hija. Toda esta historia contada con una prosa sobria y perfecta. Es mi relato preferido.

El segundo relato, que lleva el título del libro,  no me enganchó  . Cuenta el ascenso en la liga de fútbol provinciana, de un equipo donde hay un chaval cuya madre ha decidido que el muchacho no participe en este equipo en condiciones que es el mejor elemento. Hay un drama familiar alrededor de este chico.

Y el tercero, La ley de la gravedad,   cuenta la muerte de un padre de enfermedad grave, y como  el duelo afectivo se hace ANTES del deceso real de la persona, porque la persona hace cierto tiempo que ha dejado de existir como persona, ya solo es un espectro de lo que fue y cómo afloran todos esos sentimientos de culpabilidad por no haber logrado una buena comunicación, una empatía de las almas, antes de la separación definitiva. Hay una buena frase  página 157, que lo dice todo:...pienso en nuestro particular régimen de silencios, en la mezquina brevedad de mis visitas y en esa irreprimible propensión a la huida, que también ahora me afecta. He llegado demasiado tarde, y aferrarme, como hacía esta mañana, a la ciega esperanza de que recuperaría la lucidez, aunque sólo fuera momentáneamente, sería insensato. Si, es verdad que todo podría haber ocurrido de otro modo, pero no debo ceder a este grosero afán exculpatorio de mis pasadas conductas. Yo soy el único culpable, yo y mi cobardía, y todas esas miserables coartadas a que siempre he recurrido…Este relato también me gustó.

Son tristes y melancólicos los tres relatos y aflora esa constante implicación de la familia, no siempre de la mejor manera, no siempre de manera constructiva ni objetiva. Martínez de Pisón debiera hacer suyo el lema de André Gide,  ¡ Familias, os odio !

EL FIN DE…,Editorial Anagrama 1994,  ISBN 84-339-0962-2

Les vaisseaux du cœur de Benoîte Groult

 

Benoîte Groult est française (Paris 1920); elle est écrivain, journaliste et militante féministe. Elle possède une Licence en lettres. C’est la fille d’André Groult, grand décorateur des Années Folles et de Nicole Groult  née Poiret, créatrice de mode et sœur du grand couturier Paul Poiret; elle est la filleule de Marie Laurencin, une tendre amie de sa mère.

Sa bibliographie est vaste et j’en ai  lu plusieurs livres, mais il y a trop longtemps pour en parler avec justesse et précision. Elle a un joli coup de plume, vif et direct.

Les vaisseaux du coeur, publié en 1988 est un livre autobiographique qui va nous plonger dans une histoire d’amour physique torride entre deux êtres que tout oppose. Elle est parisienne, bourgeoise, cultivée et se prénomme George (dite" George Sanzès", en honneur à George Sand). Lui est breton, pauvre et ne pète pas plus haut que son cul, pour employer un langage franc et direct, à la manière de Mme Groult; il se prénomme Gauvain. Et pourtant…ces deux êtres vont s’éprendre d’un amour physique si fort et si complet, qu’ils ne pourront jamais se perdre de vue, jamais se rassasier malgré les années, la distance, leurs vies familiales respectives, le cas de conscience que cette situation pose surtout à lui. Leur amour va durer 40 ans et ne va cesser que avec la disparition de Gauvain.

C’est un livre qui fait très moderne, très libre,  parce que Benoîte Groult a mis les mots qu’il fallait pour décrire cette longue passion  et la rendre crédible. C’est aussi un livre carrément drôle par moments, l’écrivain manie l’ironie qui peut être assez caustique, à la perfection. Nous assisterons attendris à l’outrage du temps, ce naufrage, et au vieillissement des amants, avec les signes extérieurs de leur décrépitude, sans que jamais le désir de l’un pour l’autre ne disparaisse. En fait cet amour ne se terminera qu’avec la disparition de l’un des deux. Je comprends le besoin  de  Mme Groult, de laisser une trace écrite de cette belle et très forte histoire d’amour.

Le titre est magistralement trouvé, car métaphoriquement c’est le cœur qui commande nos sentiments et c’est par le cœur que George Sanzès perdra son amant.

La réflexion suivante me vient à l’esprit: il n’y a pas qu’un seul type d’amour, mais des amours qui peuvent être tellement différentes. Quelle richesse dans le bref parcours d’une vie humaine, que d’éprouver plusieurs amours !

Un film a été adapté en 1992 d’après ce livre par Andrew Birkin, sous le titre original de Selz Auf Unserer Haut ( Salt on our skin) avec la belle Greta Scacchi et Vincent D’Onofrio. J’ai visionné le film (en entier) sur youtube (1h48) avec des sous-titres en espagnol truffés de fautes d’ortographe ! et dont le résultat me paraît très en deçà du livre, avec beaucoup de changements et très peu d’émotion.

 

Salt on Our Skin (AKA Desire)

 

LES VAISSEAUX DU CŒUR, Éditions Grasset et Fasquelle 1988,  ISBN 2-246-39951-3

Las tres bodas de Manolita de Almudena Grandes

      Almudena Grandes (Madrid 1960) es una escritora y columnista española con vasta  bibliografía. Estudió Geografía e Historia en la Universidad Complutense de Madrid. Está casada con Luis García Montero, un escritor que aprecié mucho con su libro del 2012, Una forma de resistencia.

He leído varios libros a esta escritora y creo que me quedo con Malena es un nombre de tango que leí hace tanto tiempo que no puedo hacer un resumen, solo recuerdo que es una saga familiar estupenda. De las lecturas más recientes, puedo citar Atlas de geografía humana ( ! qué título más estupendo!) de 1998, libro denso y caótico con vidas paralelas de varias mujeres que se cruzan en el trabajo, vidas que juzgamos a través de sus amores y desamores; el tema daba para mucho, pero es tratado de manera atropellada. Modelos de mujer de 1996 son relatos largos y poco interesantes sobre mujeres; los más destacados atañen los comportamientos alimenticios y los régimenes. Los aires difíciles de 2002 es un mamotreto de 593 páginas con un sujeto interesante, pero demasiado verborreico: un médico de 41 años está enamorado de su cuñada desde su juventud y la relación adúltera va a cristalizar con un hijo, las cosas se complicarán de manera notable y el mensaje del libro es exponernos lo complejo de las relaciones humanas, pero  de una manera un poco diluída. El corazón helado de 2007 es otro mamotreto de más de 900 páginas, bastante enredado y con bastante rollo, sobre fondo de guerra civil ( otra vez!) donde un exiliado español hará fortuna en el extranjero despojando a otros connacionales; son varias historias cruzadas que complican la comprensión del relato. Los castillos de cartón de 2004 cuenta los amores de 3 estudiantes de Bellas Artes que serán infelices por haber vivido Arte/Amor y Muerte de manera atropellada.

Las tres bodas de Manolita es un libro-ladrillo de más de 700 páginas sobre la Guerra Civil española,  un tema recurrente en las letras ibéricas y que me tiene bastante atosigada. Pero este libro se lee de un tirón porque la prosa es amena, Almudena Grandes sabe contar y el contenido es interesante. O sea, que esta autora logra hacer de un tema archi manido, un sujeto de lectura fácil y atrapante en un estilo bastante galdosiano. Es de notoriedad pública que la simpatía de la escritora va hacia los republicanos; los del otro bando tienen todos los defectos. ¿Acaso los republicanos  se comportaron en verdaderos ángeles sin cometer ningún desmán en esta guerra fratricida?

La escritora se ha propuesto un proyecto grandioso y enjundioso al estilo de Honoré de Balzac y su Comedia Humana:  está escribiendo SEIS libros que se pueden leer separadamente, aunque tienen conexiones entre si. Los seis libros  están reunidos bajo el título " Episodios de una guerra interminable":  todos tienen nombre  y por orden de publicación son:

1. Inés y la alegría de 2010 que narra la incursión de las tropas republicanas al valle pirineïco de Arán

2. El lector de Julio Verne de 2012 que narra la guerrilla  en las sierras de Jaén, vista por los ojos de un chaval que vive en un cuartel de la Guardia Civil

3. Las tres bodas de Manolita de 2014 que cuenta la vida de gente anti-franquista en el Madrid de posguerra

4. Los pacientes del Doctor García

5. La madre de Frankenstein

6. Mariano en el Bidasoa

Las tres bodas de Manolita cuenta con lujo de detalles la vida de los "rojos" o de los socialistas en un Madrid de barrio de la posguerra. La pandilla será diezmada por delaciones que emanan de un traidor. Es una novela coral en plena posguerra con el nacimiento y la organización de las primeras redes de resistencia anti franquista.

Entre los personajes los hay  memorables como Antonio, el bello hermano de Manolita, enamorado perdidamente de la altanera Eladia, bailaora escultural; el Palmera, un marica bueno como el pan y que suspira por Antonio; el Orejas que es un  traidor y un asesino (inspirado en un personaje real) de la peor calaña; Isabel Perales, hermana de Manolita que fue a los 14 años una niña-esclava (para redimir "los pecados" políticos de los padres) en un convento bilbaíno; las mujeres de los presos de la cárcel de Porlier con su maravillosa solidaridad;  Silverio alias el "Manitas", tímido, sentimental e increíblemente habilidoso y Manolita Perales, el personaje central, una chiquilla a la que llaman la "Señorita Conmigo no contéis" que se verá involucrada con el Manitas para sonsacarle información acerca de como funcionan unas fotocopiadoras útiles al partido y que nadie sabe utilizar. Manolita se ve obligada de "casarse" con el Manitas, preso en Porlier para lo cual debe pagar en mercancía y dinero un cura de la prisión para poder acostarse con Silverio  y sonsacarle información. Manolita es una sobreviviente que trata de proteger sola a sus hermanos pequeños y que intenta ser feliz.

Una gran novela partidaria de los republicanos que da la real dimensión de la guerra fratricida de los españoles .

 

LAS TRES BODAS…, Colección Andanzas de Tusquets ( 780/3) 2014,  ISBN 978-84-8383-845-7

Peste et Choléra de Patrick Deville

Écrivain français (Paris 1957) avec des études de littérature comparée et de philosophie à l’Université de Nantes.

Ce livre Peste & Choléra reçut le prix Fémina 2012,  le Prix du roman FNAC et le Prix des prix littéraires la même année. C’est un livre sur le biologiste Alexandre Yersin.

 Peste & Choléra est une biographie sur le savant Alexandre Yersin et c’est un livre qui sort des sentiers battus. Je pense sincèrement que Yersin a du se retourner dans sa tombe avec la parution de ce livre qui est écrit dans un style particulier, trop original mais qui finit par devenir ad hoc pour raconter cette vie tellement dénuée d’humour d’un savant touche-à-tout qui échappe à tous les moules: médecin, chercheur, navigateur, aventurier, planteur, botaniste, éleveur, astronome, industriel, écrivain, explorateur, sportif, inventeur, et je crois que j’en oublie. Les seules choses qu’il a snobé ouvertement furent la littérature, la musique et…l’amour- passion. Ce fut un être humain d’une curiosité sans limites.

Le style de Deville, qui surprend au début et désarçonne, finit par devenir un atout pour raconter cette vie tellement atypique. A partir d’un certain moment de lecture, le style de l’écrivain est en parfaite adéquation pour nous raconter avec humour et dérision, une vie qui a manqué singulièrement de divertissement. Patrick Deville a dans ce livre, le sens de la phrase lapidaire et drôle qui nous amuse tout en nous instruisant. Sans cette note très personnelle de Deville, la lecture de  la vie de Yersin aurait été d’un ennui monumental, sauf pour les quelques scientifiques intéressés par ce personnage complexe.

Alexandre Yersin (1863-1943) naquit suisse, dans le canton de Vaud et se fit français afin d’obtenir le droit d’exercer la médecine à Paris. De ses origines huguenotes, il va garder la franchise abrupte et le mépris des biens de ce monde. C’est un solitaire et un original avec de la suite dans les idées; et des idées, il en fourmille littéralement. A son actif, et rien que sur le champ médical, il découvrit l’agent de la peste bubonique qu’on connaît comme yersinia pestis. Il en existe d’autres espèces de cette bactérie comme le yersinia pseudo tuberculosis et le yersinia enterocolitica . Il comprit que le rat était un vecteur de la maladie, mais il n’a pas pensé que la puce jouait aussi un rôle important ( ce qui fut découvert par le médecin militaire français Paul-Louis Simond en 1898, un autre pasteurien ).[ De nos jours, cette maladie infectieuse est véhiculée par le porc (mal cuit), mais aussi par le lait et les végétaux]. Il mit au point aussi le premier sérum contre la peste et il découvrit la toxine diphtérique.

Sa pratique médicale il la considérait comme un sacerdoce,  il ne voulait pas en faire un métier; il ne voulait pas demander des honoraires à un malade afin de se faire payer pour les soins. Pour lui, demander de l’argent à un malade, c’était un peu lui dire "la bourse ou la vie".

Il a fait partie de "la bande à Pasteur", parmi les membres fondateurs avec Roux et Calmette, en sus du patron, le grand Pasteur qui n’était pas médecin, mais qui fit plus de bien à l’humanité que 100 médecins réunis.  Pasteur était d’une autre trempe, conscient de son bien fondé et friand de reconnaissance, il aurait consacré des années à ériger sa propre statue, "avec se goût immodéré des Français pour la pompe et les monuments, la gloire et les querelles politiques. Cet indémerdable mélange d’universalisme et d’amour sacré de la patrie. (page 169).

Alexandre Yersin choisit de vivre sa vie très loin, loin des ors et des honneurs de la République,  en ne faisant que des choses qui le tenaient à cœur. Et il est mort à Nha Trang (où il s’était installé dès ses 32 ans)  au Vietnam , à l’âge de 80 ans, serein et apaisé, ayant trouvé un dernier sujet d’étude tout près de sa terrasse : l’étude des marées à la Pointe des Pêcheurs, à l’embouchure de la rivière Cái et de la mer. Il s’est réconcilié avec la littérature  à 80 ans puisqu’il se remit au grec et au latin , s’imposant  la traduction de Virgile, de Salluste, d’Horace, de Cicéron , de Platon et de Démosthène…sans doute reconnut-il les valeurs antiques qui furent les siennes, la simplicité et la droiture, le calme et la mesure. Il a enfin le goût de la littérature et toujours celui de la solitude (page 216).

Livre intéressant, lecture un peu gênante avec les sauts de puce (mais cette fois non vectrice de peste) entre les différentes périodes de la vie d’Alexandre Yersin, un homme vraiment original.

PESTE & CHOLÉRA, Éditions du Seuil 2012,  ISBN 978-2-02-107720-9

Temporada de fantasmas de Ana María Shua

Escritora argentina (Buenos Aires 1951) cuyo verdadero apellido es Schoua; obtuvo una maestría en Artes y Literatura en la Universidad de Buenos Aires. Escribe microrelatos , literatura infantil y guiones de cine, adaptando varias de sus novelas al cine: "Los amores de Laurita" y "Soy paciente". Se la conoce como "la reina de la minificción". Su novela La muerte como efecto secundario fue seleccionada como una de las 100 mejores novelas publicadas en español durante los últimos 25 años, lista publicada por la revista colombiana Semana en pos de un Congreso en Cartagena (2007) que reunió 81 expertos.

Temporada de fantasmas es un libro de 99 microrrelatos, divididos en 9 cabezas de capítulos intitulados: "En pareja", "Misterios de la ficción", "De la vida real", "Capricho divino", "Enfermedades", "Otros pueblos,otros mitos", "Dormir, soñar", "De la galera" y "El desorden sobrenatural de las cosas".

Tenía gran expectativa por leer esta autora argentina…pero no me gustaron mucho estos microrrelatos, encontrándoles mucho morbo, a veces patos, y demasiada fantasía- fantasiosa, los encontré poco "asibles" y rápidamente olvidables…Aunque reconociéndole a la escritora cierta erudición, especialmente con el vocabulario y hasta a veces una chispa de reflexión .

En materia de microrrelatos, prefiero los del escritor argentino Andrés Neuman que encuentro mucho más "aterrizados", más concretos, más interesantes.

Para dar  ejemplos, citaré un par de microrrelatos. Uno  del capítulo "Otros pueblos, otros mitos", intitulado La luna y la vida: LE-EYO fue uno de los primeros hombres, del que descienden los masai. Para evitarle la muerte, el semi-diós Naiteru-kop le ordenó que cuando arrojara el primer cadáver, tenía que decir así: "Hombre, muere y vuelve a la vida, luna muere y no vuelvas más". Un niño murió poco después, pero como no era uno de sus propios hijos, Le-eyo se dijo: "Este niño no es mío; cuando arroje su cuerpo diré "Hombre, muere y no vuelvas más; luna, muere y vuelve a la vida". Pero más tarde, cuando murió uno de sus propios hijos, fue inútil que pronunciara las palabras mágicas tal como se las habían enseñado. El niño no revivió. Por eso, desde entonces, el hombre muere y la luna renace. No odiemos a Le-eyo. ¿qué hombre sería capaz de renunciar para siempre a la luna por un hijo ajeno?

Y este otro del capítulo "Dormir, soñar" intitulado Sueños de niños Si tu casa es un laberinto y en cada habitación Algo te espera, si cobran vida los garabatos que dibujaste (tan mal) con tiza en la pared de tu pieza, y en el living la cabeza de tu hermana ensucia de sangre la pana del sillón verde; si hay Cosas jugando con tus animales de plástico en la bañadera, no te preocupes, hijita, son solamente pesadillas infantiles, ya vas a crecer, y después vas a envejecer y después no vas a tener más sueños feos, ni te vas a volver a despertar con angustia, no vas a tener más sueños, hijita, ni te vas a volver a despertar.

Sería interesante aplicarles un sicoanálisis a estos microrrelatos. Existe probablemente un back-ground espeso detrás de ellos.

Veremos qué impresiones me depara otra futura lectura de esta escritora, antes de formular una opinión definitiva sobre sus libros .

TEMPORADA DE FANTASMAS, Páginas de Espuma 40 (2004),  ISBN 4-95642-40-9